lunes, 23 de agosto de 2010

2º SUSURRO POÉTICO

Recuérdame que te ame
en el fragor de la contienda,
cuando las mentiras tengan forma de besos
y las caricias sean acusaciones.

Recuérdame que te coja de la mano
en lo más violento de la noche,
cuando la nocturnidad se enquiste y envenene
y se pisoteen los jardines.

Recuérdame que mire al frente,
en la trinchera de la vida,
cuando la traición apunte con su bayoneta
y la debilidad explote cual fuego de mortero.

Recuérdame que te recuerde
en lo más denso de la bruma,
cuando el olvido sea un fuerte ariete
y la cobardía humo gris de batalla.

Recuérdame que escriba este poema.

2 comentarios:

  1. Soberbia la imagen de los jardines pisoteados a la medianoche, Antuan.
    Fantaseando un poco se puede vislumbrar un duelo a navaja bajo la luz de la luna.
    Bonito poema, José Ignacio estaría orgulloso.

    ResponderEliminar
  2. ja,ja,ja..........vislumbramos cosas parecidas.

    La verdad que la sombra del amigo Lapido es larga para quien lleva escuchando sus canciones y letras desde tiempos inmemoriales.
    Celebro que te guste el poemilla.
    Buenas noches.

    ResponderEliminar