martes, 7 de diciembre de 2010

14º SUSURRO POÉTICO

      
     MIRADAS EN LA OSCURIDAD


Tenéis que comprender, queridos amigos, ciertas cosas.

Como esa de que yo todas las noches le rezo a un Dios
que me prometió que después de la muerte no hay nada......solo nada.

Y le rezo y le pido cosas, salud para los míos y trabajo, felicidad,
¡Vamos!.....lo que se le pide en vano normalmente a un Dios.
También le blasfemo pero él sabe que mi iracundia es otro tipo de rezo.

Y en negros momentos me regodeo con que
un rayo divino me ilumine y me infunda de fe y conocimiento,
y vea que vuestro Dios sea el verdadero,
y saber extasiado lo que sé que no puede ser.

Aunque también pienso que con los años y con los surcos,
me convertiré en un agradecido apóstata,
y esa teoría de un enorme demiurgo,
de una infinita masa amniótica donde todos regresaremos
para Dios sabe cuando salir otra vez
tomará fuerza en mí como bote salvavidas en naufragio mortal.

Pero por ahora y todavía, sigo pensando,
que somos bebés abandonados en un contenedor,
fruta podrida y no recogida,
gotas de lluvia en el mar,
hojarasca al viento.
Miradas en la oscuridad.

2 comentarios:

  1. Felicidades, hoy nos diste a conocer, precisamente hoy otro "cristal", solo sabe Dios para cuando el deleite de otro.
    Felicidades............

    ResponderEliminar
  2. la verdad que si, este tipo de susurro recuerdan más a los cristales de mi libro. Vienen con su carga pesimista existencialista.

    ResponderEliminar