jueves, 16 de diciembre de 2010

15º SUSURRO POÉTICO

Algunas veces en el trabajo siento, noto, palpo
que el tiempo casi se detiene.

Que el bolígrafo con la tinta gastada
va dejando solo surcos blancos sobre el papel.

Que al público que espera su turno
se le van cerrando los ojos.

Que el cactus de mi ordenador crece vertiginosamente por momentos.

Que las diversas impresoras y fotocopiadoras dejan de funcionar
lanzando sus últimos lamentos eléctricos.

¡¡Holocausto dentro de un átomo!!

Miro mi reloj, luego el de la pared,
todos han explotado violentamente dentro del cristal
en un batiburrillo de tuercas y ruedecillas.

Me enciendo un cigarro y con él me quemo el brazo.

Nada.

¿Quien está confitando este sueño? 

¿O es mi vida al baño maría?


En mi real defensa tengo que alegar
que vaya sueños me visitan a veces....

¡¡Holocausto dentro de un átomo!! 

2 comentarios:

  1. Átomos dices, y dices bien pues es la parte más pequeña de expresión de matéria, somos en cada uno de nosotros,seres infinitamente pequeños dentro de un inconmensurable universo, pero dentro de cada individuo somos el resumen general que a nuestra peculiar forma de ser, da solución y explica la totalidad de la realidad universal.
    Dices átomos y dices bien, otro día te comento lo de las esferas y el tiempo que me parece que con tan "maña" partícula ya me he rallado.

    ResponderEliminar
  2. Un placer como siempre ver tus desvaneos filosóficos aplicados al instante, Patxi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar