lunes, 14 de marzo de 2011

LUJOS EN FORMA DE COLABORACIONES (VIII)

Hoy vamos a dejar la poesía de un lado para centrarnos en la prosa. Para ello, vamos a observar un extracto de un libro de Dalton Trumbo (1905-1976), vehemente escritor, guionista y director de cine norteamericano, siendo uno de los represaliados por el injurioso senador McCarthy en su cruzada lunática por limpiar Hollywood de elementos comunistas. Trumbo nunca cedió, por lo que sufrió cárcel durante once meses, y posteriormente tuvo que exiliarse en México, donde siguió trabajando siempre con seudónimos. La más famosa de sus novelas fue "Y Jonnhy cogió su fusil" (que el mismo dirigió en 1970), tremendo alegato antibelicista. Pero sobre todo, fue reconocido en el papel de guionista de cine, siendo considerado uno de los mejores. Espartaco, Papillón, Vacaciones en Roma y unas cuantas películas más lo atestiguan.

Yo voy a poneros un extracto, que siempre se me ha quedado grabado desde que lo leí hace ya años, de su libro póstumo e inacabado "La noche del Uro", escrita en 1ª persona, como la autobiografía de un viejo oficial nazi jamás arrepentido y comandante del campo de concentración de Auschwitz.

     "Te digo Amén a tí, Dios; Amén desde Auschwitz, en donde hacemos diariamente lo que con un simple gesto de tu mano bastaría para que dejaramos de hacer, si no fuera porque es tu voluntad que lo hagamos. Musito oraciones mientras duermo, no por mí, sino por tí. Maldito seas, Dios. Maldito seas, tú que has maldecido a todas las criaturas de la tierra desde el principio de los tiempos. Maldito para siempre, hasta que yo haya muerto bajo tus manos como miles, cientos de miles han muerto bajo las mías. Uno que te conoce como eres y que no teme ya tu venganza te dice: Maldito seas para siempre, hasta el fin de los siglos, Amén."

No hay comentarios:

Publicar un comentario