lunes, 11 de abril de 2011

LUJOS EN FORMA DE COLABORACIONES (X)

Hoy estamos con el polemico y activo poeta y ensayista aleman Heinrich Heine (1797-1856). Considerado el último poeta romántico y a la vez el enterrador de dicho movimiento en su vertiente literaria. Debido a su origen judío fue continuamente excluido y hostigado, cosa que cinceló aún mas su personalidad. Hoy en día, es uno de los poetas de lengua germana más traducidos y citados.
Vamos a ver un parrafo de su obra en prosa, que es realmente vehemente y esclarecedor de como se las gastaba el amigo Heine.


   "Tengo el carácter más apacible que se pueda imaginar. Mis deseos son:
Una modesta choza, un techo de paja; una buena cama, buena mesa, mantequilla y leche bien frescas, unas flores ante la ventana, algunos árboles hermosos ante la puerta, y si el buen Dios quiere hacerme completamente feliz, me concederá la alegría de ver colgados de estos árboles a unos seis o siete de mis enemigos. Con el corazón enternecido les perdonaré antes de su muerte todas las iniquidades que me hicieron sufrir en mi vida. Es cierto; se debe perdonar a los enemigos, pero no antes de su ejecución."

No hay comentarios:

Publicar un comentario