lunes, 8 de agosto de 2011

43º SUSURRO POÉTICO


Y yo os pregunto, gentes.......

¿Es digno vivir trabajando de sol a sol, acostarse deslomado,
no ver crecer a tus hijos, llorar todas las noches,
tener míseramente un día libre
y que te escupan e insulten por la calle?

Y unos se preguntan: ¿ Por qué cojones no vuelven a sus países?
Y otros se contestan: ¡que mal tiene que estar la cosa para que se vengan en estas condiciones!

Y ves que junto con ellos, entra la morralla indeseable que todo lo ensucia,
pero ellos, ajena y calladamente, siguen trabajando.
Sobrevivir es lo primero y el vivir ya vendrá después con un poquito de suerte.
En eso confían..................

Y en la lágrima del inmigrante,
en el lumbago del inmigrante,
en la blasfemia del inmigrante,
con un fondo de llanto infantil insoportable,
con la cháchara consoladora de su mujer,
y la mente de los dos volando allende los mares,
siento yo, una inmensa, inabarcable,
.....................................oceánica ternura.

3 comentarios:

  1. todos somos migrantes, unos sin saberlo, otros buscando un mundo mejor, y los menos queriendo emigrar/inmigrar a su interior, donde se encuentra el alma de la necesidad y el cuerpo del espíritu, de la ternura, caridad para cristianos, compasión para budistas, etc.

    ResponderEliminar
  2. Como sentirse cuando nada se tiene,nada se logra, nada se alcanza sino la ciega fe, la esperanza de que hay un mañana.

    ResponderEliminar
  3. Estoy por hacer un carpeta aparte con los comentarios de los asiduos, ya que tela marinera...........cuantas verdades, esperanza/desesperanza.
    Abrazos.
    Toni.

    ResponderEliminar