miércoles, 21 de septiembre de 2011

51º SUSURRO POÉTICO

                                   Brindis


Regresé a casa,
exhausto y satisfecho:
le he exprimido el jugo al momento
y he gritado a pleno pulmón,
brindando feliz por todos vosotros.

A mis treinta y cuatro, en plenitud,
he sonreído mientras la brisa,
con aroma de retama y tierra fresca,
de arroyo montañés y verano frondoso
choca en mi faz y en mi pelo.

Pensaba, que si llegaba más allá de los 75, por ejemplo,
debería leer esto como aquellos delirios de juventud;
Que este era el momento, y no otro,
de proclamar a los cuatro vientos
que la vida no pasa tan veloz como todos lamentáis,
que yo ya llevo largos años de juventud y madurez,
brindando lentamente por estos tragos supremos.

Que el mundo había caído en manos de insatisfechos y pesimistas;
Es obvio que no somos inmortales,
pero que si no saben aprovechar los instantes,
que no vengan jodiendo con la brevedad
y demás historias.

Solo espero que quien lea esto se sienta bien por saber,
que a mí el tiempo no me pasa tan fugaz,
me acompaña al ritmo que le impongo,
descorcho botellas de champagne
y abro gramos de cocaína,
brindando por él. 

5 comentarios:

  1. Que gran punto de vista el tuyo...Envidia,porque a mi últimamente me pasa todo que ni me entero..En cuanto ande necesito un cambio de chip.Llevo un año en ello,pero las lsiones físicas no me han permitido hacerlo.
    A ver si tengo un mejor 2012.Lo ve yo,padrino.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco llevo buen año(el escrito este tiene dos años y medio), pero hay que suporponerse a las situaciones y dejar que tu mente controle tus días.
    Un fuerte abrazo, ahijatus.
    Toni.

    ResponderEliminar
  3. Hablando con alguien que lleva dos años y medio de adelanto consigo mismo, interesante.
    En el viaje al centro de la Tierra se fueron perdiendo mochilas, piolets, linternas y libros de oraciones; maravillas y monstruos se encontraron, océanos y universos. Km 0.
    Que tengáis, que tengamos un buen día.

    ResponderEliminar
  4. Y todos anónimos,y todos rápidos.Donde andan mis momentos, donde mis compañeros de vuelo.Tardan en pasar esperanzas, deseos y anhelos. Tardan en perderse calamidades, sinfines longevos y agrios momentos. Que rápido va tu todo, que lento cada mio momento. He desgranado este año, saboreado cada susurro, paseado cada mágico serrano sendero sin hacer un solo quiebro en esos momentos de lejana charla que nos junta en el centro.
    Un abrazo, un deseo.

    ResponderEliminar
  5. Mecagen la hostia, Patxi, que ganas de veros...

    ResponderEliminar