domingo, 30 de octubre de 2011

SELVA PASCUALA Y LA TORRE BARRACHINA

La Serranía de Cuenca como su nombre indica, no es una Sierra de alta montaña, de grandes alturas, tipo Picos de Europa o Sierra Nevada, sino una sucesión de abruptas formas de relieve e intrincadas formaciones geológicas recubiertas por inmensas masas forestales de pinares. Es una de las grandes Serranías de España, y pulmón izquierdo de nuestro país. A su vez, la Serranía aglutina estas abruptas formas de relieve en pequeñas Sierras, como pueden ser la Sierra de Palancares y Tierra Muerta, la de Tragacete y Valdemeca, o la de Mira, ya al sureste, por poner unos ejemplos.
La Sierra de las Cuerdas es otra de las zonas de la Serranía diferenciadas. El río Cabriel ha modelado a sus anchas soledades estos paisajes, que gastan de un belleza y una peculiaridad digna de elogio. No somos los primeros que nos damos cuenta. Desde tiempos inmemoriales, estas tierras del Rodeno y la Arenisca, del Brezo y del agua, han llamado la atención.

Desde la vieja aldea abandonada del El Cañizar sale este puente que cruza el Cabriel. Vamos a ver si encontramos el paraje de Selva Pascuala.




     Y empinándose la ladera, comenzamos a subir, adentrándonos en el tupido pinar. Hay que saltar la montaña por el collado que nos lo haga más cómodo.




El precario estado del puente sobre el Cabriel, hace que dejemos el coche nada más empezar, aunque de todas formas, la mayoría de estos caminos son para todoterrenos ( y a duras penas). Cosa que el que esto suscribe carece ( aunque tiempo al tiempo, que todo se andará).



Hasta que después de pasar el collado y bajar al fondo del valle, llegamos al paraje de SELVA PASCUALA, dándonos cuenta de la humedad del sitio convirtiéndolo en un auténtico vergel.




Encontrándonos una fuente, que en esta época que la visité, duro estío, estaba más bien agonizante.




Y por allí, diseminadas por doquier, se encontraban Areniscas con aprovechamientos como cobertizos como el de la foto.




Y allí también, en los abrigos que ofrecen las grandes moles de arenisca, se encuentra las maravillosas pinturas rupestres del abrigo de Selva Pascuala.




La Sierra de las Cuerdas cuenta en la actualidad con más de veinte abrigos identificados, en su mayoría localizados en el termino de Villar del Humo. Las magníficas imágenes animalísticas de estos sitios figuran entre las más bellas de toda la prehistoria hispana. En la foto, el abrigo de Peña del Escrito.





Esta casa fue mandada construir en 1915 por D. Pedro Planchuelo y su mujer Pascuala Rodriguez, en lo que siempre fue el paraje de la rambla del Aniar, pequeño arroyete que surca esta tierra. Fue bautizada Selva Pascuala y está bastante claro el motivo.



Tenemos que recordar que este paraje fue declarado ya en 1924 Monumento natural, y en 1998 Patrimonio de la Humanidad todos los abrigos de pinturas rupestres, siendo esta de Selva Pascuala el de mayor tamaño.




Ahora, desde el pueblo de Villar del Humo, nos vamos a buscar la TORRE BARRACHINA. Primer misterio: que hace esta torre tan alejada del pueblo, pues se encuentra a unos 9 km aprox. de malos caminarros. Y 2º misterio: en el centro de la foto,abajo, se encuentra dicha torre, que no está en el sitio más alto, en algún promontorio, sino abajo.




Parece ser que no se han encontrado restos en los alrededores que indiquen algún núcleo de población.




A apenas 50 metros de la torre, en el fondo de este valle, está el cauce del río Mesto, afluente del Cabriel que recorre la Sierra de las Cuerdas de este a oeste.




Según te vas a acercando, más imponente se va volviendo.




Y una vez dentro y bien fresquito, uno no puede más que sentirse embargado por estar rodeado de piedras casi milenarias.




Se puede ver también como la hiedra trepadora y demás plantas han buscado la histórica humedad dentro de la Torre.



    La ventana boquete de entrada nos revela en su parte superior su origen musulmán.




La Torre Barrachina es de origen musulmán y su datación parece ser que es del siglo XI, aunque se desconoce casi todo de ella, y son varias la teorías al respecto para explicar su emplazamiento, uso y finalidad.




La mayor parte de la Sierra de la Cuerdas se encuentra en el termino municipal del serrano y recóndito pueblo de Villar del Humo.

9 comentarios:

  1. Una vez más enhorabuena por este reportaje. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Arturo.
    Aún habra otra 2ª entrada de la Sierra de las Cuerdas, donde veremos otros parajes y elementos curiosos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Oye, muy bueno el blog tuyo y que hambre me deja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Suelo ir a menudo por esa sierra, es muy agreste y vella. Si vas atrabesando monte como hago yo, no te será dificil encontrarte con algun jabali.

    Recomiendo la visita a este paramo.

    ResponderEliminar
  5. La ruta es preciosa, pero los caminos dejan mucho que desear; son malísimos de principio a fin. Se necesita una buena bestia 4x4.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre lo he dicho, todo el termino de Villar del Humo, Boniches, San Martín, Pajaroncillo tienen los peores carriles. Si se adecentaran un poco se les podía sacar más tajada turísticamente hablando.
      Un saludo.l

      Eliminar
  6. Muchas gracias Toni por tan buena entrada. Vivo en Cuenca y estoy deseando visitar las pinturas rupestres de Selva Pascuala así como su paraje. Lo que me preocupa es como acceder ya que por lo que contáis es una zona de difícil acceso sino es en 4x4.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jose Manuel.

    Informate por internet del ayuntamiento del Villar del Humo, pues te indicaran lo de llaves de la pinturas, y ya de paso que te cuenten si sigue el problema de alguien que puso unos bolardos en la pista que va a la pinturas obstruyendo aquello que me imagino que ya los quitarían. La pista no es tan mala como para todo terreno (por lo menos cuando fui yo), se puede ir en turismo aunque un poco larga de longitud. A ver si la asfaltan...

    ResponderEliminar