domingo, 17 de junio de 2012

LA LAGUNA DE UÑA

El pueblo serrano de Uña es uno de los más bellos pueblos de la Serranía de Cuenca. Situado al pie de los enormes cantiles rocosos de la muela de Majadas, tiene su más preciado tesoro en su laguna. La laguna de Uña, me atrevería a decir, que es la más bella de todas las lagunas de origen kárstico de la región, aunque la actividad antrópica ha hecho su trabajo y no es natural al 100% (pocas lagunas completamente naturales quedan). Aunque eso no quita para que una vez visitada, uno se quede prendado de tanta belleza. Os la voy a enseñar, intentando explicaros su historia y su funcionamiento, y todos los rincones que que guarda a su alrededor.

Esta entrada, por el saludable motivo de que nos vamos siete días de vacaciones a Portugal, va a permanecer esta semana y la que viene, y sera algo más larga de lo normal. Todo en aras de querer enseñaros este mágico rincón con detalle.
Espero que sepan disculparme por la extensión de dicha entrada, pero es que quiero enseñarles este rincón bien, como Dios manda.

Lo primero que nos llama la atención es que esta situada debajo de los cantiles pétreos de la Muela de la madera.




 La laguna de Uña, antes de 1925, era una pequeña laguna natural de 3 hectáreas y 15 metros de profundidad, en forma de trébol.




Uña y su laguna están situados entre el pantano de la Toba y el pueblo de Villalba de la Sierra. A principios del siglo XX, se hizo sacar agua de la Toba por un canal, dicho canal viene a desembocar en la Laguna de Uña, que hace de represamiento, y sale por otro canal, que va paralelo por el valle desfiladero del Júcar, camino de la Central Hidroeléctrica del Salto de Villalba.



Aquí tienen el canal que viene del pantano de la Toba, entrar en la Laguna de Uña. (cuando hice la foto no llevaba agua).



Con motivo de esta obra, la capacidad de la Laguna paso de 3 hectáreas a 15 hectáreas, que es su tamaño actual.




Pero, nos preguntaremos: ¿De donde viene el agua natural de la Laguna? Y a modo de contestación, podemos ver que detrás de la Laguna se intuye un rincón debajo de las enormes paredes rocosas.




Y empezamos a ir hacia ese rincón sin salida, observando que la Laguna cada vez tiene más vegetación.




Y al acabarse la Laguna vemos que lo que la va llenando de forma natural es el caudaloso arroyo del Rincón. ¡Remontemoslo!.



Nos toparemos a pie del arroyo y debajo de los cantiles rocosos, la Escuela Regional de Pesca, situada en un paraje idílico.



La humedad que hay en este sitio es realmente escandalosa.




Hasta que llega un momento que nos topamos con las vallas de la Picisfactoria de Uña. Debemos ir por otro sitio.




Pero entremos en la piscifactoría, ya que en ella esta el manantial de donde sale casi toda el aguas del arroyo del rincón.



La piscifactoría de Uña se construyo a finales de los 70 para repoblar los ríos de Castilla La Mancha con la cría de la Trucha común (salmo trutta).



Y en esta balsa de agua, de forma pacifica y nada violenta, empieza a salir el agua de forma caudalosa.




Y ya desde esa balsa que es la que esta encima de esa cascada pequeña, comienza a arramblar agua en cantidad, camino de la Laguna.



Aunque desde la piscifactoría hasta el final de las paredes rocosas aun queda espacio, vayamos a verlo.



Fotografía del mismo rincón tomada en Verano, con el amigo Paco.



Y por aquí, muy cerca de las paredes pétreas, nos encontramos el verdadero nacimiento del arroyo del rincón, aunque mana muy poca agua, comparado con lo que sale en la balsa de la piscifactoría, 200 metros más abajo.




Si cogemos algo de altura, las vistas que tenemos son impresionantes.



Ese soy yo en mi hábitat natural.



A este gran rincón que hay detrás de la Laguna vienen a caer desde arriba tres barrancos, el de Socarrado, el de Barbarija y el del Escalerón, aunque siempre van secos y mucho tiene que llover para que descuelguen agua.



Se ve perfectamente por donde caería el agua en caso de llevar agua el arroyo del barranco de Socarrado.



Estamos en medio de una jungla serrana, exuberante, húmeda y frondosa.



Pero volvamos a la Laguna de Uña, que es lo que se ve al final, y este es el canal que lleva el agua a la Central Hidroeléctrica de Villalba.



LAS TOBERAS SECAS DE LA LAGUNA DE UÑA.

Antes de 1925, el arroyo del Rincón venía desde el fondo que acabábamos de ver y creando una pequeña laguna , se descolgaba al Júcar por una cascada de Tobas. Al hacerse esta obra a principios de siglo XX, se construyo un muro de presa que el excedente del agua de la laguna lo represaba, soltándolo cuando procedía por unas compuertas. El resultado de esto fue que las Tobas se secaron.

Aquí tenéis el murete que represa la Laguna. A la izquierda esta la compuerta que suelta el excedente de agua al río. Un poco más a la izquierda estaría el canal que se lleva el agua a Villalba.



Primeramente asomémonos al Júcar. A la izquierda se pueden empezar a ver tobas secas, por donde caería el agua al río.




Aquí se pueden ver más cerca las Toberas.



Incluso llegaron a habitarse por dentro.




Curiosa foto de como aprovechaban las tobas para hacerse la casa.

Casi 100 años llevan secas, y suponemos que tenía que ser todo un espectáculo verlas caer rebosantes de agua sobre el Júcar.



La forma de las Tobas en el reflejo del agua toma formas curiosas.



Aquí una vista lejana de la cascada de Tobas sobre el Júcar que estaría abajo y la Laguna detrás de esa línea de arboles encima de las Toberas.



Aquí unas fotos de 1925, mientras se construía el canal. Podéis ver el pueblo de Uña en primer lugar y el muro que represa la Laguna ya hecho.


Vista del fondo de los cantiles rocosos de donde viene el arroyo. No se si esta foto es de la Laguna original (parece que lo es), o si ya se ha empezado a reembalsar el agua del pantano en la Laguna.



El canal recién construido entrando en la Laguna de Uña.


Foto de la Laguna mientras se va anegando de agua proveniente del pantano de la Toba.




Vista lejana de la obra de la laguna ya hecha. En primer termino, a la izquierda, vemos toda la cascada de Tobas (ya sin agua) por donde se descolgaría al río.



Vista de la obra del canal que saliendo de la Laguna se dirige hacia la Central de Villalba de la Sierra.



Vista increíble de la Laguna en 1925, ya ampliada.




Vista desde arriba de la Laguna ya ampliada.



Vista hoy en día del pueblo de Uña y su laguna.



Ya que las fotos antiguas me las han pasado por internet, me gustaría que el dueño (o descendientes) de dichas fotos, se pusiera en contacto conmigo para agradecerle el que las haya utilizado para confeccionar esta entrada en el blog.

7 comentarios:

  1. QUE PUEDO DECIR DE UÑA, QUE EL PARADOR AL LADO DE CASA ZEBALLOS LO DISE´ÑO MI PADRE A SU CUÑADO JESUS, ALCALDE 4 VECES ELECTO Y CASADO CON ASUNCIÓN HIJA DEL ANTIGUO ALCALDE TAMBIÉN , QUE YO SUBIA DEL CHAVAL A LA CIUDAD ENCANTADA ANDANDO Y CRUZANDO EL RIO(no habia carretera), QUE EN LA LAGUNA APRENDI A NADAR POR COJONES, PUES ESTUVE A PUNTO DE QUE UN REMOLINO ME ARRASTRASE, QUE PESCABA TRUCHAS, QUE COJIA CANGREJOS VERDES, QUE ALLI PASÉ PARTE DE MI NIÑEZ, QUE HE ESCALADO MUCHAS MONTAÑAS DE SU ALREDEDOR, QUE ES UN RINCÓN PARADISIACO, etccc.., QUE SIGO ADORANDO ESA ....MI TIERRA

    ResponderEliminar
  2. Esta (nuestra) tu tierra, es una hermosa tierra, Jose.
    Si tuviera que comprarme una casita en algun pueblo de la Serranía, elegiría Uña sin duda alguna.
    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Cuantas barbaridades se han hecho con la escusa de la modernidad y por el interés de unos cuantos sin escrúpulos, ese pobre arroyo del rincón de aguas prístinas llenas de berros y lirios amarillos nada mas nacer se encuentra con esa barbarie que es la piscifactoría y la "escuela de pesca". Unos metros mas abajo destrozando el hermoso cauce natural lo conducen en dos feas acequias de cemento. Desconozco la ganancia que aporta esto al pueblo de Uña, pero el resultado el horroroso. Luego, como se puede apreciar en las fotos, el Júcar baja ya por esa zona bastante contaminado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús.

      Efectivamente la Laguna de Uña ha sido sometida (y es) a un trato vejatorio. Como tú bien dices esos primero edificios y luego el canal, el maldito canal. Aún así, sigue bella y cautivando a la gente. De todas formas, si se clausurará (dejándolo para senderismo por ejemplo) y volcando la laguna otra vez al río por las tobas sería algo maravilloso, y al día de hoy imposible.
      Me gustaría saber por que el Júcar por Uña va tan turbio y oscuro? Falta de depuradora?

      Eliminar
  4. Hola Toni, lo primero decirte que me encanta tu blog y sigo tus "aventuras" aunque hasta ahora nada había comentado. Pero si que he descubierto muchos lugares de la Serranía gracias a ti. Yo soy de la Manchuela, concretamente nacido en Loranca del Campo, un pueblo cercano a Huete. Soy un trotamundos que ha vivido en muchos lugares y actualmente resido en Madrid. Suelo subir mucho a Pirineos cuando aprietan los calores por ser quizás el único lugar donde se encuentran aún sitios vírgenes y ríos limpios, aunque valles como Ordesa cada vez sufriendo el peso de su fama están mas masificados.
    Este fin de semana tras ver tu blog la semana pasada subimos a la zona de Tragacete, al nacimiento del Júcar, solemos llevar saco y apartándonos dormir en el bosque en cualquier parte. Al bajar paramos en Huelamo, y vimos como del pueblo baja un pequeño manantial en el que vierten directamente al Júcar las aguas negras del pueblo, supongo que en Uña pasará tanto de lo mismo, en Tragacete no me fijé si había depuradora, pero esa maravilla de tener agua corriente en las casas, y W.C., ha sido una bendición para la comodidad y la higiene de la gente, pero la perdición para los ríos en todas partes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Toni.
    Pues antes de seguir con la crónica del Arroyo del Rincón de Uña,me he pasado por esta extensa y magnifica crónica de la Laguna...
    Es indudable que el ser humano ''mete las zarpas'' en la naturaleza para aprovecharse de ella y pienso un poco como Jesús...Tod@s queremos agua corriente en casa,W.C.,luz,calefacción y todo eso tiene un duro precio en contra de la naturaleza...
    Con todo ello,creo que José Esteve hace un gran comentario al valor de lo que es ese Rincón...
    Bueno voy a seguir por el ''arroyo''...jejeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Toma ya, te has merendando la crónica de la Laguna como quien no quiere la cosa. jajajaja, gracias por leerme y encantando que te guste.

      Eliminar