domingo, 16 de diciembre de 2012

SUBIDA AL MONSANT (Senderismo por España)

Voy a enseñarles un sitio sorprendente, un Parque Natural no muy conocido pero de una gran belleza. Vamos a hacer una excursión al Monsant, la montaña santa, la montaña sagrada para los catalanes, en la sierra interior de Tarragona.
El Monsant es un alto macizo montañoso de proporciones bastante simétricas y perfectas, con forma alargada, de una buena cantidad de km2 en la parte superior, en el que no existe ningún pueblo en su parte alta. Todos están abajo, como muy cerca a los pies del macizo montañoso. No hay ningún tipo de carril o camino para subir arriba, solamente lo que allí llaman "Graus" sendas que suben (en el mejor de los casos) o escalan hasta la parte alta del Macizo.
El carácter sagrado de este macizo viene dado por que ha sido utilizado desde el siglo VI en adelante, por ermitaños, anacoretas y monjes para subir y ejercer allí arriba la vida contemplativa y solitaria que tal paraje otorga, y de hecho, hay allí bellas ermitas asentadas en sitios curiosos, vistas increíbles y un silencio reinante espectacular.
Por otra parte, si uno padece de algo de vértigo, no es aconsejable subir. Cuando estuvimos conocimos gente de los pueblos de la comarca que ni habían subido en toda su vida ni pensaban subir. Cuando hicimos la ruta, comprendimos el porqué. No es facil trasladar las alturas y la sensación de vertigo con las fotos, pero lo voy a intentar.
Vayamos hasta allí..............



            Por la carretera nos vamos acercando al macizo montañoso del Monsant.





Ahí pueden ver los que os explicaba antes. Es un macizo que más parece la muralla de un castillo y por donde vayas acercándote lo encontraras así de rocoso y perfecto. ¡¡Arriba tenemos que subir!!




Desde la ultima casa del pueblo, la del Parque Natural de Morera del Monsant, que es el pueblo que esta a los pies del macizo, sale nuestra ruta.





               Pasando la senda entre viejos bloques pétreos de antiguos desprendimientos.





   En esta primera parte la senda no es muy dura, ya que va ascendiendo poco a poco en diagonal.





                                   Siendo la senda muy amena y entretenida.




             Pero bien pronto nos vamos acercando a la muralla pétrea y poniéndose la cosa seria.




                        Comenzando a dejar a nuestras espaldas bellas vistas lejanas.




           En este tramo hay una cuerda de acero clavada en la roca que te ayuda a subir.




            Al fondo, el pueblo de Morera y todo esta ladera es por donde hemos venido.





     Y aquí comienza la primera parte del "Grau", con la ayuda de unas viejas escaleras metálicas.





Para luego tomar una senda que bordea espectacularmente. También nos preguntábamos, por donde demonios iba a seguir subiendo, ya que lo veíamos todo tan vertical y peligroso, que no sabíamos donde nos iba a llevar.




                                                    ¿Por donde ira el bendito "Grau"?




              Hasta que por fin lo encontramos en este tramo de escaleras totalmente verticales.





Realmente los "graus" o sendas de subida al Monsant no se ven hasta que no estas debajo de ellos.





¡¡Ojo a la foto!!. Después de las escaleras de antes, viene este tramo en el que hemos subido ayudándonos por esa cuerda que veis a la derecha. Miren el fondo que vertical queda.





         Y luego viene otro tramo de subir con cuidado, gateando a cuatro patas en algún momento.




             Y una vez arriba, toca el descanso deleitándonos en las vistas del horizonte.





Y tirando de zoom, podemos ver al otro lado, abajo el pueblo de Cornudella del Monsant y arriba, un pueblo que su sola mención, hace obligatoria la visita a estas tierras. Estamos hablando de Siurana, unos de los pueblos más bonitos de España, y que ya veremos en otra entrada más adelante de la etiqueta "Pueblos con encanto".




                         Y una vez arriba, salen varias sendas hacia todas direcciones.




El paisaje de arriba son muchos kilómetros a la redonda de un paisaje plagado de barrancos, unos mas grandes que otros, unos con vegetación en el fondo y agua en época de lluvia y otros muchos desérticos. Y sobre todo mucho silencio y mucha paz. Estamos en tierra de Ermitaños y Místicos.




Nosotros vamos a recorrer por una senda el camino inverso del que hemos traído mientras subíamos. Nuestro destino es bajar por otro Grau que esta justo encima de Morera, el pueblo del que hemos empezado la ruta.




Pero antes paramos para un bello picnic. Hasta ahora no habíamos tenido problemas ninguno con las alturas, pero no sabíamos que el vértigo suele atacar más cuando bajas que cuando subes.




   Hasta que ya vamos enfilando el Grau de bajada. ¿Por ahí hay que bajar? Abajo se ve Morera del Monsant.




          Yo estaba disfrutando como un enano, de la bajada y de las vistas tremendas.




                     Pero Maru cada vez estaba más intranquila, más nerviosa.




En un pequeño saliente de la bajada, nos encontramos una cabra muerta (mal presagio), además no tenía que llevar mucho tiempo.





La verdad que hay que reconocer que bajar siempre es más peliagudo que subir. La sensación de vértigo entra mientras vas asomándote y descendiendo a las distintas alturas.




       Por aquí ya le había entrado un poco de ataque de vértigo. Tuve que ir tranquilizándola.





Para más Inri, esta especie de senda que va por debajo del risco acababa ahí enfrente y no había bajada. Menos mal que esa pareja que estaba sentada a la derecha descansando (en la sombra no se ven bien), nos indicó que habíamos pasado por encima del "Grau" y no lo habíamos visto. Había que volver hacia atrás.





                                     Hasta que por fin lo encontramos, y descendemos.





   Un bajada realmente espectacular, con una placa conmemorativa a una sociedad de montañeros que fueron los que hace la tira de años fueron habilitando este tipo de "Graus".





Y una vez pasado ese desfiladero descenso, Maru se quitó un gran peso de encima y comenzó a respirar aliviada.




Una vez allí solo nos quedaba bajar por una senda por la ladera, más empinada que la de la ida, pero sin peligro alguno.




Un vistazo hacia atrás se ve el "Grau" por donde hemos bajado, aunque no tenemos claro del todo por donde hemos descendido.




       Aquí esta Maru como diciendo: ¡¡Mecaguen la leche, por vaya sitio nos hemos metido!!




             Ya vamos llegando, mientras vamos comentando la peculiariedad del sitio, y los "Graus".




Y con esta foto de Morera del Monsant nos despedimos, recomendando encarecidamente, pese a los vértigos y las alturas, este paraje. Ya habrá más adelante más entradas de este Parque Natural.

4 comentarios:

  1. Con esta ruta ya tuvisteis que hacer hambre.... Tengo yo curiosidad con lo que os comeríais después. (Emilio O.)

    ResponderEliminar
  2. Comimos arriba un primer picnic, y la verdad que con tanto verttigo y nervios, nos entro un hambre del copón. Creo recordar que hicimos merienda cena en un pueblo de los alredores en una pizzeria de estas artesanas, donde nos pusimos finos.

    ResponderEliminar
  3. Que difícil es elegir la ruta, discernir entre el sendero más apropiado o el que simplemente nos llevara por el camino acordado.
    Complicado dirigir la comparsa de la que haces tu propia vida. Erigirte como el autentico artífice de lo que deseamos para nuestras propias huestes. Ser compañero, guía y rector de la expedición vital que es el respirar de nuestro mundo más inmediato.
    Eres maestro amigo Toni, y por eso culpable de absorberme en cada uno de tus escondidos y todavía inéditos pasajes de este caminar por senderos de satisfacción tan bien asumidos.
    No te mereces, tu y tu aguerrida compañera "Maru", sino el reconocimiento y el aplauso de cuantos seguidores leen y disfrutan
    de todos y cada uno de estos deliciosos relatos-imagineros que nos sugieres de cuando en cuando, sabedores que "tras la pausa el camino continua"
    Un singular abrazo

    ResponderEliminar
  4. Disfruto como un vikingo bañado en fuerte hidromiel, cuando os venís con nosotros al monte!!
    Gracias.

    ResponderEliminar