domingo, 9 de diciembre de 2012

TEJOS SINGULARES DE LA SERRANÍA DE CUENCA

El Tejo (Taxus Baccata) es una especie de conífera de la familia Taxaceae, propio de zonas montañosas con ambientes frescos y húmedos, que prefieren suelos calizos.
Ha sido un árbol sagrado para los pueblos del norte de Europa, y de España, y siempre ha tenido un carácter místico, debido principalemente a su longevidad, lo que le hacía parecer a ojos de los antiguos, algo inmortal. (Puede llegar a vivir más de mil años).
Todos los órganos del Tejo son extremadamente tóxicos, incluso venenosos, excepto su fruto, aunque hay que quitarle las semillas.
Su madera ha sido altamente apreciada, y en países como Inglaterra, casi llego a desaparecer en la edad media pues con él se hacían los mejores arcos.
Es un árbol poco común y solitario, y  muy raro es ver Tejedas, es decir, bosques de Tejos.También es un árbol que se adapta muy bien, por lo menos en Cuenca ciudad, a los parques y jardines. Por lo visto es la única conífera que admite poda para hacer formas.

Pero ¡OJO! no es lo mismo ver un Tejo en un jardín que verlo en el monte, y os lo digo así de claro. Mi hermano pequeño pone el ejemplo que puede parecer a priori exagerado, pero ilustra de manera clara lo que os quiero decir, y es como ver a un león en un Zoológico y verlo en libertad por la sabana africana.
En la Serranía de Cuenca hay Tejos, y más de los que la gente se cree. Eso sí, hay que encontrarlos pues aparecen en los sitios más difíciles, inaccesibles, recónditos, increíbles.
Os voy a poner un ejemplo de unos cuantos que me he ido encontrando en mis rutas. Pero hay más, estos solo son unos cuantos.
La entrada va dedicada a mi Madre, mi Padre y mi cuñado Tato que son los que me han inculcado el amor por este gran árbol en concreto.



El Tejo de la Mogorrita.

Ahí tenéis el Tejo de la Mogorrita (1864 m.) , cerca del monte más alto de la Serranía de Cuenca.

Vean el tamaño de una de sus ramas. Por ahora es el Tejo más grande que me he encontrado en la Serranía.

En la ladera norte de la Mogorrita, se encuentra la mayor concentración de Tejos de la Serranía. Aún no son de gran tamaño, pero es legítimo pensar que dentro de X años, se puede formar una Tejeda aquí impresionante.





EL TEJO DE TRAGAVIVOS

El Tejo de la Hoz de Tragavivos (y mi cuñado debajo). Hay que recorrer la Hoz por el canal para poder verlo.





EL TEJO DE LA LAGUNA DEL MARQUESADO

En la Serranía de Cuenca sigue existiendo mucha toponimia referida a los Tejos (Fuente del Tejo, barranco del Tejo, arroyo del Tejo, etc....) y realmente ya no suele haber existencia de aquellos Tejos.

    Pero este sí, ya que esta situado en la Fuente de Tejo, y ahí esta el árbol fiel a su paraje.

Y lo más peculiar de todo es que el agua de dicha fuente, que crea un arroyete, pasa por debajo del Tejo, mojando sus ramas bajas continuamente.







LOS TEJOS DE LA TORCA DE LA RUBIA

En el fondo de alguna torca se encuentran las condiciones perfectas para que aparezcan los hermosos Tejos.

         Toda una maravilla ver como el tronco y las raíces destrozan la piedra y sale de ella.


Este es un 2º Tejo que sale al lado del anterior, en la misma pendiente de dentro de la Torca.

Pero al otro lado de la Torca, casi en el fondo, se ve el color verde perenne de otro Tejo bastante más grande que los dos anteriores.







LOS TEJOS DE LA DIPUTACIÓN DE CUENCA

El mejor ejemplo de Tejos plantados en un ciudad: los dos Tejos que flanquean la entrada a la Diputación Provincial de Cuenca.







EL TEJO DE LA HOZ DE BETETA

                       Al loro donde sale este Tejo: en una de las verticales paredes de la Hoz.

He visto Tejos saliendo del suelo y rompiendo con su tronco y raíces la piedra, pero salir totalmente en vertical de una grieta ya no es tan normal.

                               Ahí tenéis la distancia que hay del suelo al Tejo.






EL TEJO DE LA FUENTE DE LA TÍA PERRA

Uno de esos Tejos que salen en un sitio mágico. En el cauce de un arroyo supurando humedad y agua por todos los sitios.






LOS TEJOS DE LA ROCHA DE LOS TEJOS

Encima del termino de Zafrilla, lindando ya con Teruel es un buena zona de Tejos, y de ahí que los parajes por allí arriba tengan el nombre del Tejo asociado.

                               Y por allí cerca, se ve esta rareza, un bosquecete de Tejos.





                           Las hojas del Tejo comienzan a salir por todo el tronco y las ramas.

  Y aquí tenemos su frutos, lo único no tóxico del árbol. Decir que en los años 60 se encontró una sustancia, el taxol, un diterpeno que se obtiene de la corteza del Tejo, y que mostró propiedades quimioterapéuticas para un gran número de cánceres. Desde entonces hubo de regular y limitar su aprovechamiento desproporcionado.






EL TEJO DEL PICUERZO

                 Otro gran Tejo, difícil y poco accesible de llegar en un sitio increíble.

Me lo pase tan bien hasta que encontré este Tejo, que le dedique una entrada hace tiempo: http://www.elbrilloenlamirada.blogspot.com.es/2012/02/buscando-el-tejo-de-la-toba.html

           Después de encontrar un Tejo, deben meterse debajo de él, y tocar, ver y oler su tronco.






LOS TEJOS DEL HOZ SECA

Crucemos por unos pocos kilómetros el limite de Cuenca con Guadalajara, para encontrarnos ejemplares de Tejos en el cauce del río Hoz Seca.

                             Otro de los Tejos del Hoz Seca, saliendo de entre la roca.







LOS TEJOS DEL ESTRECHO DE LOS TEJOS

En lo dos resaltes rocosos que hay a los lados del río Escabas, hay dos ejemplares de Tejos en sitios increíbles. Curiosamente me di cuenta cuando iba nadando, y de ahí le puse el nombre.






TEJOS EN EL ALTO TAJO

Ya he comentado que para mí del Alto Tajo hacia abajo es Serranía de Cuenca (como antes de la división provincial de 1833) y es un sitio propicio para los Tejos, debido a la humedad.

       El Tejo aparece en las riberas del alto Tajo, en ejemplares pequeños, pero numerosos.






EL TEJO DE ROYO FRÍO

El más escondido, apartado, inaccesible y recóndito de todos los Tejos. Hay que bajar a la hoz desfiladero que hace Júcar y tras sortear la maraña de vegetación más inextricable que haya, hay que conseguir asomarte al río, y allí lo veras aparecer.

Y allí esta majestuoso, viendo el río pasar desde hace ya muchos muchos años. Decir que debajo del árbol sale una surgencia de agua que va directamente al río.

17 comentarios:

  1. Que maravilla de árboles, que maravilla de fotos y que maravilla de página.

    ResponderEliminar
  2. jaja, gracias por tus palabras. Encantado que te guste. La verdad que esta entrada llevo pensándola y preparándola más de un año que empece a guardar los Tejos. Ha llevado su trabajo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Touche, mi debilidad más absoluta, ante un techo más que descubrirme me quedo sin palabras... hay que intercambiar más tarde o temprano información entre montaraces... menudo lujo de página y de explorador mi más sincera enhorabuena por un reportaje tan explendido

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Carlos. Encantado que te guste el blog. Ya tengo en mente la 2ª parte de esta entrada sobre Tejos. Un saludo montaraz.

    ResponderEliminar
  5. Los tejos no solo dan nombre a los parajes. Como ejemplo una de las advocaciones más veneradas de la Serranía, la Virgen de Tejeda. Recibe este nombre por haber sido encontrada en un tejo, donde pronto se levantó un santuario y un convento que, tras su destrucción a comienzos del siglo XVI, fue trasladado a su actual emplazamiento en Garaballa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que hacer una visita más prolongada al Santuario, ya que siempre he estado de pasada. Queda en el Santuario de Garaballa algún Tejo?

      Eliminar
  6. Genial la página!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Te sugiero que te intereses por la toponimia del tejo(varios trabajos en Internet), que la relaciones con tus hallazgos y que la uses para encontrar nuevos tejos.
    Supongo que sabes que existe una asociación de amigos del tejo.
    Saludos y ánimos. Guillermo G.P.

    ResponderEliminar
  8. Hola Guillermo.

    Si algunos los he encontrado gracias a la toponimia de los parajes, comprobando que en muchos otros ha desaparecido el árbol, quedando solo el nombre.
    Si, sé de la existencia de esa Asociación.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cuando el tejo ha desaparecido, queda indagar(sin obsesionarse) sobre dichos, costumbres, recuerdos, escritos,etc. relativos al mismo. Puedes informarte sobre cómo trabajan los británicos el tema poniendo en google >mis toponimias tejo< Sugiero que te pongas en contacto con Fernando Vasco(Amigos Tejo).
    Saludos, y suerte en tus cosas y aficiones. Guillermo G.P.

    ResponderEliminar
  10. Hoy, con un poco de nieve y algo de hielo rebaladizo he podido ver un tejo en la ruta oficial Ciudad Encantada. ¿Sabes si hay alguno más? Teníamos previsto bajar a Villalba(estupenda excursión) por el Barr. del H-Océñigo, pero la ruta va por la loma. ¿No queda tejo alguno entorno a los roquedales del H-océñigo?. Si sabes o averiguas algo positivo al respecto, haces el favor de publicarlo aquí Saludos. G.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola G.G.

      Hay varios Tejos entre los recovecos húmedos de las piedras de la Ciudad Encantada. Hay una senda que nace en la carretera de la ciudad encantada y baja por dentro del barranco del Oceñigo y sale al arroyo del Cambrón y de allí a Villalba. Si pones en el buscador del blog, el Oceñigo te sale la entrada que le dedique hace años. En cuanto si hay Tejos dentro del Oceñigo pues la verdad que no me acuerdo, pero es muy posible que sí.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Hola Javi.

    Este sí. Suelo entrar en comentarios por si alguno me ponéis comentarios de entradas antiguas, como esta de los Tejos, aunque alguna vez se me puede pasar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Un artículo muy interesante y muy currado. En el vemos tejos localizados en puntos inaccesibles o metidos entre las rocas. Tejos maravillosos perdidos y solitarios en los pinares... Ejemplares jóvenes que en su día escaparon al hacha y a la sierra. Árboles que se cortaban para dar más sitio a los pinos, porque no tenían valor comercial. Esta situación se ha repetido en la mayoría de los montes ibéricos hasta los años setenta del pasado siglo. Afortunadamente el tejo ya está protegido y puede volver a expandirse por los montes. El problema que tiene, es que es un árbol de crecimiento muy lento.
    Enhorabuena por el artículo, es muy ilustrativo, y por las fotografías, son un documento muy valioso.
    Un saludo Toni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Juan A.

      En la Serranía y debido a su despoblamiento, estan volviendo, pero no hay ejemplares viejos. Debieron ser cortados, pero por lo menos estan volviendo, y cada vez me encuentro más, signficativo de la buena salud de esta sierra.

      Un saludo.

      Eliminar