domingo, 30 de junio de 2013

EL PARQUE NACIONAL DE LOS LAGOS DE PLITVICE (Senderismo por el extranjero)


Cuando era un crio, recuerdo que por mi casa rondaba un libro de Parques Nacionales del mundo o de Europa, con unas fotos espectaculares, de esas que unían el asombro y el interés de aquel anonadado niño, que se quedaba babeando delante de esos lagos, bosques y cascadas.
Entre esas fotos, había unas referidas a un Parque Nacional de la aquella por entonces Yugoslavia, que se me quedaron grabadas indelebles en la mente.
Muchos años después, tuvimos la suerte de viajar a Croacia con unos amigos, y recordé aquel Parque, incluyéndolo en nuestros numerosos destinos de aquel país lleno de maravillas. Estas son algunas de las fotos.



         Plitvicka jezera se encuentra en parte norte de Croacia, en el interior del país. Vamos llegando.



Ahí estamos Maru, y nuestros amigos José y Vane, dispuestos a entrar en la zona del parque propiamente dicha, una vez dejados los coches en los parkings.




La Hidrografía ha conformado un paisaje que es candidato a ser una de las 7 maravillas del mundo.




        En la mayoría de las entradas no comentaré nada, pues estas fotos son para verlas y sentirlas.









Te das cuenta cuando estas allí de la cantidad de cascadas que hay. ¿Hemos llegado al paraíso?





El parque esta compuesto por 16 lagos de diferente altitud, comunicados por 92 cataratas y cascadas.









   Podéis ver la pasarela que va bordeando los lagos y subiéndolos pasando por los distintos niveles.





Pararte a ver el juego de luces y contraste entre los reflejos del agua y la sombra de las Hayas es una locura.











                                              Mi estado ante tanta cascada era el éxtasis total.
















                                      Los lagos al estar tan vírgenes rebosaban de peces.





                                               El 90% de la vegetación del parque son Hayas.

















                        Otro vistazo atrás donde se ve la pequeña hilera de gente por los bordes.











                  El parque tiene 30000 hectáreas, aunque lo único que se puede visitar son 8 km2.













                                        En la parte de arriba hay pozas y cascadas de delirio.












                                   Hay que decir que esta prohibido bañarse, y con razón.





                       Al llegar al final te montan en un barco para volver al punto de partida.





                                     Islotes verdes nos salen al paso en este gran lago.





Ya por la tarde noche nos bajamos a dormir a un pueblo de la costa, que no me acuerdo del nombre, famoso por sus Ostras.





Y aquí estamos Maru, yo y José indicando los sitios en lo que hemos estado. Falta Vane que nos hacía la foto. ¡¡Espero que les haya gustado!!

6 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Había oído hablar muy bien de Eslovenia, pero desconocia que Croacia tuviese rincones tan bonitos como el que nos muestras, qué cantidad de agua cayendo de todos lados y qué verde está todo.
    Bonita entrada, me quedo con todo, menos con las ostras jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No solo precioso, sino increíble, Lisa!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Dani, me da a mí la sensación que Eslovenia, Croacia, Serbia, etc....tienen que ser tremendos, además de zonas muy boscosas y con mucha agua. Croacia(la parte de la costa sobre todo) me recordó a mí a como tenía que ser España hace 100 años, con los pinares llegando al borde del mar y escasa masificación, aunque a la marcha que lleva terminara igual de masificada y construida que aquí.
    Ah y ya hay algo en lo que disentimos, y en lo que no podríamos terminar una ruta conjunta con ellas: Unas Ostritas!! ;-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ju! que emotivo recuerdo, me ha encantado este ratito de paseo por tu block.
    Me ha hecho sentir los años, cuántas vivencias y a veces cuántas imágenes guardadas en la profundidad.
    Yo ahora ando preparando mi viaje a Edimburgo, está tan instalado dentro de mi cabeza que apenas hago otra cosa que dar vueltas al coco sobre todo lo que queda por venir.
    Espero que pronto podamos darnos otro homenaje juntos por algún otro rincón especial.
    Disfrutad del verano y cuidar de la parte que dejo aquí (os llevaré entre mis recuerdos)

    ResponderEliminar
  5. Gracias guapa. Tenemos que repetir más cosas de esta, que siempre nos vemos con jaranillas de por medio.
    Muchos animos y ya veras como esta pequeña etapa de tu vida en el extranjero va a ser muy provechosa. Aquí como siempre, te echaremos de menos y cuidaremos de tu chico.
    Muchos besos, rubia.

    Toni.

    ResponderEliminar