domingo, 23 de junio de 2013

PEÑA GAMELLONCILLOS Y PEÑA DEL HORNO

El senderismo tiene múltiple variantes, siendo un poco el germen de toda actividad en la naturaleza. El montañismo es una de esas variantes, ya que el alpinismo esta reservado para aquellos macizos montañosos de 2000 y 3000 metros de altitud. La Serranía de Cuenca como buena sierra agreste e intrincada tiene para hacer buenas rutas de montañismo, de las de meterle caña a las piernas, de subir y bajar continuamente. La ruta que os voy a enseñar hoy transcurre por un cordal montañoso por encima de los 1700 metros.

En una ruta anterior -ver aquí subimos andando para llegar al pico Bandera (1794 metros). Hoy vamos a subir con el coche para dejarlo bastante arriba y en vez de girar a la izquierda y llegar al Bandera, torceremos a la derecha para ir por un cordal montañoso rompepiernas, rondando los 1700 metros y ponernos enfrente del pueblo de Huélamo.



El coche me atrevo a subirlo hasta los 1660 metros. De ahí subimos andando contemplando bellos pinos silvestres.




Giramos hacia la derecha para ir todo el rato por el cordal rocoso. Podemos observar que hay nieve.

 
 

                        Al ir por el borde o cresta, tendremos todo el rato panorámicas serranas.




                 Como puede ser esta: la carretera que sube a Teruel por el puerto del Cubillo.




La dureza de la excursión viene más por el hecho que no hay senda ninguna. Hay que intentar ir por este borde e intentar no desviarse de él.




                                      Por aquí andamos por los 1775 metros de altitud.




 Otra vista grandiosa: abajo el valle del Júcar donde esta Tragacete y enfrente la sierra de     Valdeminguete, donde las alturas rondan más de 1800 metros.




               El aire y el cielo a estas alturas tienen algo mágico y distinto, como rebosante de pureza.




Tendremos que estar subiendo y bajando pues no es posible ir siempre por la cresta, ya que en la medida de lo posible quiero evitar escalar.



 Después de este puntal rocoso bajaremos y subiremos al pico que tengo detrás mío cubierto de pinos.




    Las condiciones de vida aquí arriba son duras, pero los pinos albares o silvestres se hacen a todo.




                  Nos encontramos en la Sierra de Tragacete, de las más altas de la Serranía.




                              Aquí hemos bajado hasta los 1720 metros siguiendo el cordal.




Nos deleitamos con las lejanas vistas, viendo en la mitad derecha de la foto al fondo, la Mogorrita, mayor altura de la Serranía con sus 1864 metros.




                                                                 Más pinos grotescos.




             Aquí hemos vuelto a subir, estando en el pico Gamelloncillos (1765 metros)




Ahora bajamos y por esa cresta tenemos que ir para llegar al final donde estaremos en la Peña del Horno (1709 metros)




            A esto me refiero con el continuo subir y bajar haciendo la ruta bastante rompepiernas.




                             Echemos un vistazo atrás, para ver el Gamelloncillos.




                                                                             Eeeeh eeeeh!!





Justo debajo de la Peña del Horno nace el barranco de Valdosillos, que viene a bajar en lo que veis en la foto de los 1690 metros hasta los 1230 aprox.




                      El frío y la rasca que arrea aquí arriba hace estas obras de arte naturales.




Seguimos descendiendo otro poco hasta ponernos en el cerro de la Tajada (1701 metros) donde se ven otras vistas distintas.




Viendo en primer plano ese paraje que veremos en otra entrada conocido como las Torcas de Huélamo. Al fondo en el centro de la foto tenemos el pico Peñalba (1780 metros)




     Esto hay que inmortalizarlo rápidamente. Si os fijáis a la derecha parece que se ve un pueblecito.




                    Efectivamente el bello pueblo serrano de Huélamo (1318 metros)




                      Y también vemos una puntal rocoso con una extraña y bella forma.




Es la Peña Rubia (no sé la altitud exacta pero rondará los 1550 metros). También la veremos en otra excursión.




Y aquí se acaba la jornada de montañismo. Ahora queda lo más duro la vuelta volviendo por donde hemos venido. Recordar que si tenemos dos coches, uno lo dejaríamos en Huélamo y habremos hecho una preciosa ruta sin tener que hacer la vuelta.





Aquí os dejo un mapa de la ruta trazada, que aunque no es larga, si es algo rompepiernas , y de inexistencia total de senda, por lo que tendremos que guiarnos por el borde de la cadena montañosa que seguiremos.

2 comentarios:

  1. Me encantan esos paisajes de alta montaña, sobre todos esos pinos solitarios con formas grotescas, que bien los has descrito, en nuestra ruta de este finde por Javalambre vimos unos cuantos de ellos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Por Javalambre ahora, Dani?. No paras y haces muy bien. Hasta me das un poquita envidia de tanto viaje. Aquí ahora, si no es un compromiso por aquí, es una obligación por alla.
    En fin, que se nota que llevo unos días sin irme al monte, y me quemo en la ciudad más de la cuenta. Un saludo, montañero.

    ResponderEliminar