domingo, 7 de julio de 2013

LA LAGUNA DEL TOBAR (Y MASEGOSA)


Volvemos a la sección de Embalses y Lagunas para ver otra laguna kárstica de la Serranía de Cuenca -ya sabéis, nuestras lagunas de montaña-.
En este caso, nos subimos a la Serranía alta para ver esta preciosa y gran laguna de la que nace un caudaloso arroyo que va a echar sus aguas a los pocos kilómetros en el joven río Guadiela. Es conocida como la Laguna del Tobar, pequeña pedanía del pueblo de Beteta, aunque la Laguna también coge una pequeña parte del termino municipal de Masegosa.



Ahí podéis ver el alargado valle donde esta abajo la derecha la laguna y como el arroyo que sale de ella, el río Masegar, pasa primero por el Tobar y luego por debajo de Beteta, un poquito antes de echar sus aguas al Guadiela.




Vista lejana de la laguna, en la que podemos ver que hoy en día son dos: la grande y la pequeña (esta última, difícil de ver de los carrizos y vegetación que tiene)





A la derecha el Tobar. Por el fondo del valle va el río Masegar y al fondo a la izquierda, Beteta.





                          Un ejemplo invernal de como va el río Masegar al salir de la Laguna.




                                                         Foto del río en el Tobar en Verano.





   El río Masegar es un río muy corto, ya que apenas tiene unos 6 o 7 km, aunque bastante caudaloso.





                     Pero vámonos a la Laguna, que es la bella protagonista de esta historia.





                                         Junto con Maru, que me acompaña esta vez.





         Toda la parte norte y este de la laguna esta vigilada por unos enormes cantiles rocosos.




        Pero bueno!! si tenemos más acompañantes; en este caso vienen también Marcos y Nacho.





                 La senda va pegada y pasa por debajo estas imponentes paredes de piedra.





La laguna es una laguna kárstica, de montaña y meromíctica. Esta formada por dos cubetas, una de 12 metros y otra de 19 metros, esta última tiene características meromícticas, debido a que sus aguas profundas son de extrema salinidad, tres veces más saladas que el agua del mar. No se conoce a que se debe este extraño fenómeno.




              Lo que si se da cuenta uno rápidamente, es que estamos en un paraje excepcional.




        Otra vista lejana de la Laguna. Nosotros hemos empezado a bordearla por la izquierda.





Magnífica vista, comprobando el contraste entre la vegetación de este lado y el del otro. La laguna pequeña estaría a la izquierda de esta foto.





Yo me he bañado en la laguna, aunque hay que decir que no es un baño fácil, ya que cubre al momento y no tiene entradas cómodas.





                                   La Laguna se encuentra a 1160 metros de altitud.





Nachete se nos quería bañar. Le tuvimos que entrar en razón, de que el verano había acabado hace tres meses, pese al buen día soleado que nos hacía.





            Un mirador con panel que nos explica la fauna y la flora de este excepcional paraje.





La laguna tiene tres formas de abastecerse de agua: dos normales y una tercera, una aberración, ¡como no! del hombre.




Que paz, que armonía, que brillo, que silencio, que filetes empanados más buenos!! Si hasta parece que estoy en el mar.





  Apareciéndonos en estos suelos permanentemente húmedos con orientación al sol grandes cantidades de Mimbre silvestre (Salix fragillis).





                Es este lado, podemos comprobar canchales de grandes proporciones.






Pero vámonos encima de donde estamos en las fotos anteriores, comprobando esta señorial vista de la laguna.





Tirando de zoom, vemos la enorme proporción. En la parte superior de la foto, justo en el centro, se ve por donde desagua la laguna y crea el río Masegar.





Volvemos a abajo, y de repente vemos el verdadero y permanente manantial de donde se abastece la laguna.





Aquí tenemos de donde aflora el agua de manera permanente, con un caudal medio anual de unos 240 l/s.




Seguimos bordeando la laguna, viendo los altos riscos que la protegen. Volvamos a subir allá arriba.




                          Nos queda el lado izquierdo de la laguna por recorrer.
                                               





                                                                     Impresionante, eh!







           Pasamos por un peculiar bosque de encinas recubiertas por completo por musgos y líquenes.





Por esta parte, le entra a la laguna, solo en época de lluvias, el arroyo del valle solanilla, que viene de la confluencia de varios barrancos que nacen en las altas tierras de Laguna Seca y Masegosa. Cuando nosotros estuvimos, iba seco.




Seguimos bordeándola, hasta que nos topamos con la gran aberración, que transformó e hirió el carácter natural de la laguna del Tobar en sus miles de millones de años de existencia. Un canal de agua que trae el agua del río Cuervo, más concretamente del pantano de la Tosca, para la producción de energía eléctrica.




Esta brutalidad en forma de canal de unos pocos kilómetros alteró las características tróficas de la laguna, como la desaparición de la Tenca (tinca tinca), pez autóctono de la laguna, que con la llegada de la trucha común a través del canal, desapareció.





Afortunadamente la salud de la Laguna sigue siendo muy buena, según numerosos estudios periódicos de distintas Universidades españolas.





                Pese a esto. la claridad de las aguas y la belleza de la Laguna es inconmensurable.




Y nos despedimos llenando las botellas en la rica fuente del Arca, en el Tobar al lado del río Masegar, y que da nombre a un agua que se embotella aquí: el agua de Beteta.

8 comentarios:

  1. Jo Toni, qué preciosidad de laguna, hay que ver la de tesoros que tenéis en Cuenca, con la basca que está haciendo dan ganas de ir pitando allí y darse un chapuzón jeje.

    Por cierto, ¿El agua de Solán de Cabras no proviene o se embotella en Beteta?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dani. Jo macho que rapidez!! Y sí, hoy porque me he levantado con algo de resaca y no vamos al campo (ya sabes, vienen unos amigos y se lia uno algo más de la cuenta en las terracitas, pero generalmente estoy metido últimamente en ríos y arroyos. Son nuestros mares) De todas formas, ahora aprovecho las tardes de entre semana, que no curro, y me voy al monte a las 3 y suelo volver a las 9 o 10.
    Y el agua del Solan nace y se embotella en el propio Balneario (que es un valle cerrado que crea el río Cuervo). El agua de Beteta nace y se embotella en ese valle que ves en las fotos. La embotelladora esta al lado de la carretera, pegada a Beteta. La fuente que ves una de las fuentes que suelta el excedente (que la crea el manantial de Fuente del Arca) y esta agua esta ligada al río Guadiela (donde más adelante va a echarle sus aguas el Cuervo). De todas formas, el agua famosa es la del Solan, el agua de Beteta solo es conocida por estos lares (por ahora). Mas al sur, yendo para la Serranía baja tendríamos en Huerta del Marquesado el agua de Fuente liviana, que es más conocida aún. Bueno pues espero no haberte liao mucho con las aguas. Un saludo, y ya veo que has estado en Aigues Tortes. Luego te pongo un comentario. Chao.

    ResponderEliminar
  3. La laguna es muy bonita Toni! por cierto, no está a 1250 m s.n.m., aunque lo ponga en wikipedia. Según el mapa topográfico está a 1160.Cámbialo si puedes. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Lisa. Ya esta cambiado el dato de la altitud. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, soy nueva pero senderista de corazón, cuando seria esa ruta no la conozco.
    Un saludo.
    YOLANDA

    ResponderEliminar
  6. Hola Yolanda. Bienvenido al blog. Todos los lunes lo actualizo con un entrada nueva. En cuanto a lo del Tobar, no entiendo muy bien a que te refieres. Esta entrada es cuando fuimos hace un par de años. Todas las épocas son buenas para visitarlas. El verano para pegarte un chapuzó, el otoño para ver el color de las hojas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen blog.
    Se agradece que ,de vez en cuando,se aluda a la "co-propiedad" de Masegosa de la Laguna.
    Casi todos la conocemos como Laguna del Tobar pero su nombre es Laguna Grande.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.

      Pues sí, creo recordar que en la revista Mansiegona leí que también había parte de la Laguna que pertenecía a Masegosa, por lo quise nombrarlo en la entrada del blog.

      Un saludo.

      Eliminar