domingo, 11 de agosto de 2013

NOCTURNA Y AMANECER EN EL TEIDE (3718 metros)


En el momento que elegimos la isla de Tenerife de destino vacacional, pensé rápidamente en el padre Teide. Me acuerdo que miraba el mapa de la isla en internet y me quedaba anonadado de como se puede pasar de los 0 metros del nivel del mar a los 3718 que mide el Teide en solo unos cuantos kilómetros en línea recta.
Conocedor de la existencia de un teleférico que convertía aquello en algo turístico y masificado y que, para subir al cráter, hacía falta un permiso especial, buscamos la opción de convertir la subida al Teide en algo único y memorable, algo que no olvidaremos nunca, tanto nosotros como los chicos.

El bello plan fue el siguiente:

 
 
 
Después de estar subiendo sin cesar con el coche desde la costa, llegamos al impresionante circo de las Cañadas. Se empieza a respirar la magia del sitio. Esto es impresionante.
 
 
 
Aparcamos el coche y nos dirigimos hacia el empinado Teleférico. La base del teleférico esta a unos 2300 metros de altitud.
 
 
 
Una vez dentro de la cabina esta es la vista de la ladera del Teide por donde subimos.
 
 
 
 
Una vez arriba tenemos la majestuosidad de las vistas: en primer lugar restos de una colada volcánica, abajo la grandeza de esta parte del circo de las Cañadas y al fondo la isla de Gran Canaria.
 
 
 
 
Otra parte del circo de las Cañadas con el roque de los almendros en la parte central derecha. Lo que se ve detrás es la costa.
 
 
 
 
Vamos viendo los que van llegando. Decir que aquí estamos a 3550 metros de altitud.
 
 
 
 
Mirando en dirección suroeste vemos la isla de la Gomera y la del Hierro detrás.
 
 
 
 
 
Pero hay demasiada gente para nosotros. Por suerte, están a punto de ser las 5 de la tarde y a esa hora sale el último teleférico hacia abajo. Cosa que los guardas del Teide se encargan de recordar a todo el mundo que estamos allí, pues como se te escape ese último viaje, ya me puedes decir que haces pasando la noche a 3500 metros de altitud, o en su defecto, pegarte una caminata de cerca de 6 u 7 horas hasta que llegas abajo por la senda de la montaña blanca.
 
Cuando el guarda nos lo dice a nosotros, le respondemos que nos quedamos, ya que pernoctamos en el Refugio de AltaVista. El guarda nos responde con una sonrisa: ¡suerte y disfrutarlo!
 
En un momento, de haber cerca de 60 personas a quedarnos nosotros cuatro y otra pareja más.
Entonces, vuelve la magia del sitio a nosotros. Aquello es increíble!! Lo que se respira allí solos con el cráter del Padre Teide tan imponente detrás de nosotros es algo para vivirlo, pero sigamos que aún queda mucha tela.......
 
 
 
 
 
Camino del Refugio vamos por medio de una inmensa y espectacular colada volcánica que se la ve desparramarse por toda la ladera.
 
 
 
 
Aquí estamos los protagonistas: Nacho, Maru, Marcos y el pico del Teide detrás. Subir allá arriba solo esta permitido con un pase especial que da la Casa del Parque Nacional.
 
 
 
 
En esta parte siempre vemos Gran Canaria entre churros de lava petrificada.
 
 
 
 
 
La senda no tiene perdida pues es la única manera de ir entre este mar de lava petrificada. ¡¡Vean el horizonte que se ve detrás!! 
 
 
 
Aquí tenemos ya una gran vista del otro lado de la isla, la parte norte y más verde y frondosa que la del sur. En la foto el valle de La Orotava.
 
 
 
 
Me tiene fascinado el pico con el cráter arriba de esta gran montaña volcán. ¡¡Que ganas de que llegue mañana!!
 
 
 
 
Aquí arriba siempre estamos por encima de las nubes. Debajo de ellas estaría la ciudad de Puerto de la Cruz.
 
 
 
 
Se puede ver como la parte norte es la mas verde ya que las nubes se quedan atrancadas por la cordillera del Teide y no las deja pasar a la parte sur, siendo esta la más desértica.
 
 
 
 
El cielo, el mar, las nubes y la lava petrificada provocan unas bellas conjunciones de puro delirio.
 
 
 
 
La senda descendente nos vuelve a llevar a la cara sur, mientras nos preguntamos donde estará el Refugio en ese infierno de lava.
 
 
 
 
Hasta que por fin aparece.!! Acojonante el sitio, incrustado en medio del mar de lava petrificado.
 
 
 
 
El Refugio Altavista se encuentra a 3260 metros de altitud, siendo el Refugio más alto de España. Fue construido en 1891 por un naturalista y fotógrafo ingles ante la necesidad de dar cobijo a investigadores y científicos.
 
 
 
 
Allí con las vistas majestuosas nos hacemos unos buenos bocatas de merienda cena.
 
 
 
 
Aquí se divisa perfectamente el circo del las Cañadas con la montaña de Guajara en primer plano (2718 metros)
 
 
 
 
¡¡Yo no quepo en mi mismo de tanto gozo, alegría y alborozo!!
 
 
 
 
 
 
El Refugio esta abierto, aunque las habitaciones se dan a las 7. Allí sentados con esas vistas vemos como a lo largo de la tarde van llegando otros montañeros que vienen la mayoría desde abajo desde la carretera, en un sendero de unas 5 horas sin parar de subir. Todos nos saludamos. Estamos españoles, alemanes, ingleses y franceses.
 
 
 
 
 
   Y vemos la primera de las cosas mágicas que ocurren allí arriba: la sombra del Teide proyectándose en el atardecer. 
 
 
 
 
Fue toda una sorpresa, pues nos habían hablado de la sombra del Teide al amanecer, pero esta del atardecer no nos la esperábamos. Iba creciendo por momentos mientras engullía la isla y parte del mar.
 
 
 
 
 
Pero hay que acostarse pronto, pues toca madrugón a las 4:30 de la mañana. ¡¡Buenas noches!!
 
 
 
 
A las 5, una vez recogido y desayunado, con nuestros linternas (los frontales se nos olvidaron en la Peni) tiramos para arriba.
 
 
 
 
Es una hora desde el Refugio hasta la base del Teleférico y media hora hasta el pico del Teide. Eso si, es un desnivel de algo menos de 500 metros en una subida constante.
 
 
 
 
Hasta que por fin, llegamos al borde del cráter, que es lo que se supone que esta mirando Marcos, aunque no se veía un carajo. Son las 6:40. Parece ser que empieza a amanecer entre las 7 y las 7:20.
 
 
 
 
Y allá arriba en un ambiente de camadería y buen rollo total nos juntamos los del Refugio (algunos parece ser que se quedaron dormidos), junto con un grupo de simpáticos canarios que venían desde la carretera (habían salido a las 1:30 de la noche y es una cosa que hacen al menos una vez al año).
 
 
 
 
¡¡Madre mía la de vistas y horizontes que se nos estaba preparando para el amanecer!!
 
 
 
 
Una cosa sencillamente fascinante: el perfecto mar de nubes entre el azul del mar y azul del cielo, con los primeros tonos anaranjados del amanecer.
 
 
 
 
Mirándole la cara a los chavales, Maru y yo ya estábamos super contentos al comprobar que estaban flipando de lo que estaban viviendo.
 
 
 
 
El único error que tuvimos es con la ropa, que deberíamos haber llevado más abrigo, ya que más que frío que hace allí arriba, es el aire lo realmente inclemente. ¡¡Mecachis la mar que viento!! Lo suyo es un forro polar gordo y un buena chupa que corte el viento.
 
 
 
 
 
La luz ya ha llegado aunque el sol aún no ha salido. En la foto la isla de la Gomera y detrás El Hierro.
 
 
 
 
¡Que ya hay luz? Veamos dentro del cráter. ¡¡Realmente impresionante!! Al asomarse llega un olor a azufre fortísimo.
 
 
 
 
 
¡¡Atención, ya empieza!! Que ganas de que nos comience a calentar con sus rayos.
 
 
 
 
 
El Teide es el pico más alto de España con sus 3718 metros y Marcos es el tío más alto de todo el país. 
 
 
 
 
 
Ahhhhhh.....puro éxtasis!!
 
 
 
 
 
En la ladera del cráter podemos observar fumarolas que salen del suelo. ¡¡Flipante!!
 
 
 
 
 
Y el amanecer viene acompañado con el fenómeno que llaman la Sombra del Teide, que tapa primero la Gomera y luego El Hierro. ¡¡Por favor, por favor..cuanta belleza!!
 
 
 
 
 
Desde el pico vemos la verde y frondosa ladera que baja hasta Garachico e Icod de los vinos.
 
 
 
 
 
Nosotros comenzamos a bajar por el lado del cráter, viendo arriba donde hemos estado observando el amanecer.
 
 
 
 
 
En algunos pasos el olor a azufre es tan fuerte que hay taparse la nariz para no marearse.
 
 
 
 
 
Seguimos bajando viendo la majestuosidad de las vistas que no vimos cuando subimos por aquí esa misma noche.
 
 
 
 
 
Mientras bajamos seguimos disfrutando de la proyección de la sombra del Teide.
 
 
 
 
 
La ladera del Teide tiene inclinaciones de verdadero vértigo.
 
 
 
 
 
El primer teleférico sube a las 9 de la mañana y es el que suele bajar a los que vemos el amanecer. En la foto descansando un rato mientras se hace la hora.
 
 
 
 
 
Antes de bajarnos, se me queda grabada de por vida esta montaña volcán que nos ha mostrado sus secretos.
 
 
 
 
 
Y bastantes kilómetros más abajo, en un inmenso pinar de pino canario y cerca del pueblo de la Orotava, paramos el coche para quedarnos los cuatro mirando donde habíamos vivido una experiencia maravillosa durante algo menos de un día.
 
 
 
 
En un principio, el día de antes no íbamos a subir por el Teleférico, sino desde la carretera por la senda de la Montaña Blanca hasta el Refugio de AltaVista para pernoctar allí, pero una serie de circunstancias nos obligaron a llegar tarde para coger de los últimos viajes en teleférico que subían sobre las 4 de la tarde. Tanto de una como de otra manera, hemos y hubiéramos disfrutado con mucha intensidad de esta gran experiencia.
 
Y con estas me despido, comentando un par de cosas curiosas del Teide: mide 3718 metros sobre el nivel del mar y 7500 sobre el lecho oceánico convirtiéndose en el tercer mayor volcán de la Tierra, después de dos volcanes de Hawái. Y por el Teide, Tenerife es la décima isla más alta de la Tierra.

6 comentarios:

  1. Hola familia.
    Preciosa y detallada entrada. Me recuerda que mi viaje a Tenerife y subida al Teide fue más que rápida...todas esas fotos me dan más ganas aun de volver y ver todo aquello que no vi: ni amanecer ni anochecer ni sombra...nada nada que vuelvo seguro; GRACIAS por compartir vuestros viajes y explixaciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Txus a ti por leer la entrada y comentar. La verdad que sí, que recomiendo a la gente que haga este plan en vez de subir solo al teleférico y bajar, aunque también hay que ser un pelin senderista y montañero para que te guste este plan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni, te sigo bastante en la Web, aunque solo comento de vez en cuando, soy de Cañada del Hoyo, y ese fue el motivo de encontrarte y seguirte, aunque vivo en Valencia.

    Bueno, simplemente que me ha encantado esta entrada, con sus fotos y programa, ya que es una de mis rutas pendientes.

    Un abrazo

    Simón

    ResponderEliminar
  4. Hola Simón. Creo que te conozco del blog de Dani Alcalá. Me apunto tu blog ahora mismos, que no lo tengo y tiene una pinta estupenda, ya que va de lo que nos gusta. Que buena cantera de senderismo hay en Valencia. Alguna veces me da envidia, ya que en Cuenca, aunque parezca mentira, hay poca afición al senderismo.

    Eres de Cañada del Hoyo, que bueno!! Mañana me voy a acercar a las lagunas, ya que en estos días la de la gitana se ha puesto azul lechosa, y como sabrás, este fenómeno solo dura unos días.

    Si vas a Tenerife alguna vez, no dudes en contactar conmigo y te cuento, pero ya te digo que aparte del Teide, teneis que hacer una ruta por el barranco de Masca y otra por Anaga.

    Bueno, pues eso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gran excursión perfectamente relatada

    ResponderEliminar