domingo, 22 de septiembre de 2013

EL ARROYO DE LAS CHORRERAS EN HUÉLAMO


Si hay rutillas en las que disfruto plenamente son aquellas en las que sueles ir acompañando a un arroyo, oyendo el rumor de sus aguas, sus pequeñas cascadas, su color con sol o en umbrías. Los arroyos de la Serranía discurren entre pinares creando belleza. 
Hoy nos vamos a ir a esa zona que me encanta volver con frecuencia, donde se juntan la Sierra de la Madera y la Sierra de Tragacete, muy cerca del pueblo de Huélamo. Alli en su precioso Masegar (o Mesegar) discurre el arroyo de las Chorreras que viene a nacer sobre los 1400 metros para echar sus aguas al río Júcar. Todo ello vigilado por la imponente mole de Peña Rubia. ¡Vamos para alla!




Dejamos el coche cerca de la carretera y nos ponemos en marcha. A la izquierda ven que baja un arroyo. Es nuestro arroyo que en este tramo final poco antes de echar sus aguas se llama arroyo de Pajarón.





Hoy toca ruta con el amigo Paco, salvando por arriba el estrecho que hace el arroyo y que solo se puede pasar por arriba, tanto por este lado como por el otro.






   Y ahí delante nos espera la Peña Rubia (1500 metros aprox.) Ya os la presentaré más en detalle en otra entrada.





       Ahí estoy yo (metiendo tripa) en el estrecho del arroyo y con la Peña Rubia detrás.






Pero dejesmosnos de tanta fotito y vamos hacia el Masegar de Huélamo que es lo que hay debajo de la Peña Rubia.






Hasta que bajamos del Estrecho y ya nos encontramos el precioso arroyo de las Chorreras. ¿Y porqué le llamaran de las Chorreras?






                         Me deleito en las pequeñas cascadas con su rumor fascinante.






Pero comencemos a remontarlo. El Masegar lo hemos dejado a la derecha (Ya lo veremos en otra entrada)






Os recuerdo que parte de la ruta que os estoy mostrando coincide con el sendero de Pequeño recorrido 7 (CU) , aunque nosotros nos salimos del sendero en varias ocasiones.






A nuestra izquierda tenemos las moles grandes del Cenajo de los Calatravas. La Peña Rubia ya la dejamos atras.






El Cenajo de los Calatravas es una tremenda pared corrida de dos o tres km de largo que conforma el valle del arroyo de las Chorreras (o de los Navajeros)






                          El carril se va empinando y el pinar cada vez más cerrado.






Y cada vez más empiezan a aparecer pequeñas surgencias de agua donde calmar la incipiente sed.






Hasta que nos damos cuenta que al otro lado del arroyo, en la empinada ladera caen multitud de chorros de agua.






Apareciendo a su vez multitud de surgencias de agua. De esta ladera viene el nombre de las Chorreras, pues casi toda su agua viene a nacer en estos puntos.






                      Creando un paisaje de belleza lleno de estructuras tobáceas.






    Paco y yo nos salimos de la senda, cruzamos a esa ladera donde toca explorarla a fondo.







                          Un sitio ideal para hacerme una casita de madera de campo.






           Desde aquí arriba, tirando de zoom, podemos avistar el pueblo de Huélamo.






                       Otra magnífica surgencia donde metí la cabeza gustosamente.






Que tendrán, que tendrán estos agujeritos donde sale el agua bruta, salvaje, natural que me fascina tanto...






Seguimos avanzando por esta ladera, comprobando cauces creados por surgencias ya secos. No me quiero imaginar como tiene que soltar agua toda esta ladera despues de una buena temporada de lluvias.







La explicación es que las lluvias que caen arriba, en la Serrezuela y Sierra de Tragacete, se filtran por las fracturas y grietas de la roca caliza y viene a salir más abajo, por esta ladera, siempre cerca de un arroyo o río.






            La ladera se empina demasiado y es hora de volver al cauce ya seco del arroyo.






       La gran pared pétrea del Cenajo de los Calatravas sigue conformándo el valle.






De repente oímos muchos ruidos y cuando miramos llegamos a ver unos cuantos jabalíes corriendo. Aquí habían hozado y olía a tierra recien removida.





                        También nos encontramos los restos de una antigua calera.






Seguimos yendo por el valle que ya se empina bastante por una senda preciosa donde se ven ejemplares de pino majestuosos.






Ya que andamos entre los 1450 y los 1500 metros, empiezan a aparecer los grandes. Mi árbol preferido: el Pino Albar.






Aquí hemos llegado a la parte más alta de la ruta, donde toca volver. Lo que se ve al fondo es el cordal montañoso de la Sierra del Agua, donde estaríamos sobre los 1700 metros de altitud.






Lo mejor de esto es que nos aprovechamos de sendero Pr 7 CU, para hacer la ruta circular y volver por una sendecilla que va por el otro lado de valle del arroyo de las Chorreras, por la otra ladera conocida como la Umbría de Fuenlabrada.






Plano de la ruta trazada. Aconsejo hacer esta ruta en Primavera o Otoño lluvioso pues lucirá mucho más verla hasta arriba de agua.

11 comentarios:

  1. Excelente recorrido Toni, como dices siempre es una gozada caminar acompañado por el murmullo del agua.

    Jo, en un sitio como ese, la caseta me la construyo yo llevando tronco a tronco jejej.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tronco a tronco a lo Arnold Swarzenneger en Commando!! Ese tipo de sitios que cuando llegas compruebas que el hombre ha llegado pocas veces (por lo retirdado y escondido que esta), son aquellos donde va a haber un casita mía,.....jejeje

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena rutilla Toni,y muy buenos recuerdos de esta estupenda zona. Me queda pendiente ascender las Chorreras, pues en mi ultima visita ascendi por La Tajada, Peña del Horno y Gamelloncillos en un espectacular e impresionante recorrido. Pateo la Serrania desde hace años y descubri tu blog este verano,el cual sigo cada semana. Un saludo desde Toledo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés. Encantado de que comentes. Toda esa zona que dices es impresionante, de lo más montañero de la Serranía. Buena ruta te hiciste desde abajo ascendiendo a la Peña del Horno y Gamelloncillos.
      Yo hice una parecida pero viniendo del Cerro Bandera. Te dejo el enlace:

      http://elbrilloenlamirada.blogspot.com.es/2013/06/pena-gamelloncillos-y-pena-del-horno.html

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Toni. He visto tu enlace de la peña Gamelloncillos y del Horno. Una pregunta: en Tragacete, ¿cómo se le denomina mas; cerro Bandera o Nevera? Yo me manejo con los mapas del ejercito, y figura como Nevera. Por cierto, avistando desde esta zona el pico Peñalba; ¿lo has subido desde el mismo pie de la carretera de Valdemeca? Es un autentico montañon, con un desnivel y una pendiente que se las trae. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Andrés. En mi casa lo llamamos indistintamente, unas veces cerro de la Nevera o Pico Bandera. Las dos acepciones son buenas. Con el pico Peñalba me has dado. Le tengo unas ganas terribles. Desde abajo he calculado que subiríamos desde unos 1230 que esta la carretera hasta los 1780 metros. Pienso que es mejor subir por el barranco de la izquierda, el de la Cerrada. En todo caso, toda una rutaza de montañismo.

    ResponderEliminar
  5. Aunque habría que ver que el barranco de la Cerrada no tengo ningún desnivel serio que imposibilite el paso, a no ser que lleves cuerdas. Un día de estos voy a explorar esta vía a ver si es accesible.

    ResponderEliminar
  6. Toni, creo recordar que no hay problema por ascender por el barranco de la Cerrada pues yo descendi por ahí el 16 de diciembre de 2006 (he tenido que consultar mis agendas) y tarde en descender 40 minutos. Prueba también por otro sitio que seguro conoces: el barranco de Fuencaliente. O en una ruta mas larga y bonita, desde el puerto del Cubillo ascendiendo por el arroyo Almagrero. No sigo mas que me emocionooooo!!!

    ResponderEliminar
  7. Te pasa como a mí, Andrés. Yo creo que lo bonito y duro de subir al Peñalba es hacerlo teniéndolo enfrente siempre, por una de sus laderas. Por eso había elegido el barranco de la Cerrada. Si ya me dices que se puede subir por allí sin problemas, cuando me suba (no tardaré mucho pues me has metido el gusanillo) lo hare por la Cerrada. Subir al Peñalba, por detrás tanto por el Almagrero, como por el barranco de Fuencaliente o por el arroyo del Molino serán rutas preciosas e impresionantes, pero no tienen ese toque montañero y extremo. De todas maneras cuando lo haga, habrá entrada del blog por supuesto. Se lo dire a mi hermano y mi mujer que les gusta lo empinado. Gracias. Es todo un placer charlar con gente con mi misma pasión. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Pues ve preparando una casita de madera de varias plantas, tipo hotel de Benidorm, porque unos cuantos nos queremos ir a vivir allí contigooooo!!! jejejeje..preciosa la ruta, no conocía la zona por esa parte. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je,je Alberto..no lo haría hotel, sino Refugio para gente como nosotros. Esa parte que recorre la Serranía desde Valdemeca, Huélamo y Tragacete es cojonuda, tanto a un lado como al otro de la carretera de Tragacete.
      Un abrazo.

      Eliminar