domingo, 15 de septiembre de 2013

EL ARROYO DE VALDUÉRGUINAS Y LA SIMA SURGENCIA DE FUENCALIENTE


Los pantanos de la Serranía de Cuenca suelen ser de pequeña capacidad, aunque muy bellos, rodeados de pinos hasta sus bordes.
Como están dentro de la Serranía, los niveles de pluviosidad de los ríos suelen ser más altos que el resto de embalses de la provincia. Al ser más pequeños, es más normal verlos llenos o casi llenos. Cosa que es siempre una gozada.
Estos pantanos suelen tener a su alrededor parajes y rincones peculiares, dignos de visita y mención.

Vamos a ver en el pantano de la Toba, creado por el río Júcar en su tramo alto, un par de bonitos parajes: un agreste barranco de un arroyo que le entra al pantano y que la sequía de estos últimos años nos había acostumbrado a verlo seco, pero este que os enseño (esta primavera 2013) es su aspecto verdadero (pese a la obra de la carretera que lo desfiguro en su tramo final).

Y después una fantástica surgencia de agua. Antes de seguir, tengo que hablar de uno de los mayores alicientes que tiene la Serranía de Cuenca, que como buena sierra caliza y kárstica tiene una tremenda actividad subterránea acuática. Es decir, cuando se pasa mucho tiempo lloviendo, digamos que la Serranía revienta, y multitud de simas y cuevas o simplemente el suelo, escupen agua de manera incontrolada. Ver esto en directo es todo un espectáculo, es Magia Serrana Total. La cuestión es que no es nada fácil de ver, pues no se sabe durante cuanto tiempo tiene que llover para que esto ocurra y después, suele no durar mucho tiempo.

La Serranía esta plagada de estos fenómenos; desde la zona de Carrascosa de la Sierra a las Cuevas del Boquerón, del Tío Manolo o Cueva del Nacimiento, pasando por la Bodega o por la zona de Valdecabras y bastantes más. Todo es un sinfín de nuevos arroyos que revientan, crecen y mueren en un breve lapso de tiempo. Os voy a intentar enseñar todas poco a poco (siempre con la ayuda de los cielos).

Ahora os voy a mostrar una que no es muy conocida, pero que como todas es espectacular e increíble la cantidad de agua que puede salir del agujerito. En este caso, es muy corta, pues rápidamente vierte violentamente sus aguas al pantano de la Toba.




-ARROYO DE VALDUÉRGUINAS

Vamos a ver la parte final del arroyo que desembocaba en la Toba, y que antes la carretera entraba dentro de barranco dando una larga y cerrada curva (para evitar el ancho del barranco). Y ahora construyeron este enorme terraplén (ya casi naturalizado) para poner la carretera arriba y apenas dar curva.






                                ¿Pero entonces,  por donde demonios va el arroyo de Vaduérguinas?




                                     Pues si, por este horrendo tubo metieron el arroyo.





                          Vamos a ver la desembocadura del arroyo en el pantano de la Toba.




                                             Vemos que se ensancha bastante.





                                                         Creando un brazo de pantano.





                  Veis que no para de llover y el menda disfrutando como un chavalillo.




                                      Vayamos al otro lado del Tubo, remontando el arroyo.





               Comprobamos que se va metiendo en un paisaje cada vez más agreste y alpino.





Este arroyo es muy largo y esta compuesto de muchos otros barrancos, ramblas y vertientes que se le van sumando.





                                       Pero de repente nos aparece un viejo y alto puente.





Vetusto, obsoleto y ruinoso, pero aún mantiene su antigua porte. ¿Y que diantres hace este puente aquí?
 
 
 
 

Efectivamente, antaño la carretera iba por arriba, entraba algo más de un kilómetro en el barranco y aquí cruzaba al otro lado por este puente.





Me encanta ver como el tiempo y la naturaleza no perdonan, destruyendo la obra del hombre y creciendo sobre sus ruinas.





   Sigamos remontando el arroyo con ese extraño nombre de Valduérguinas. Viendo la longitud del arroyo, la cantidad de otros barrancos que le entran y la zona de donde nace, uno se pregunta como es que se suele secar tan pronto.





          El arroyo viene a nacer en plena Sierra de la Madera, en el paraje conocido como el Maillo.





-SURGENCIA DE FUENCALIENTE

Cuando el pantano de la Toba esta a rebosar me gusta ir a su presa a verlo desde allí. Y allí es donde vi aquella extraña espuma blanca. Recuerdo que extrañado me preguntaba que era aquello, por lo que decidí acercarme.





                  Aquí me tenéis con la surgencia. Soy muy feliz cuando estoy en estos sitios





                    De una grieta de nada que hay en la pared rocosa sale esta barbaridad de agua.





Hay que recordar que cuando esta seco por esa grieta hay una sima.
 
 
 
 
 
Acojonante la cantidad de agua que arrambla por esa grieta.
 
 
 
 
 
Podemos ver que cerca esta la surgencia del pantano de la Toba.
 
 
 
 
 
Una vista algo más lejana para ver el corto cauce que recorre este arroyo.
 
 
 
 
 
Pensé llamar a la surgencia con mi apellido: Surgencia Virtudes.
 
 
 
 
 
Aunque indagando después, descubrí que se llamaba la Sima de Fuencaliente, y que con casi total seguridad algún espeleólogo la habrá visitado.





Allí hay puesta una casa pequeña y es curioso ver como el agua golpea las paredes de dicha construcción, que será de algo relacionado con el pantano. Digo yo.




           ¿Y el ruido? El ruido que crean estas surgencias es lo mejor. Ruido violento y brutal.





               Y desembocando en el pantano que bajaba turbio debido a las insistentes lluvias.





Os muestro aquí la ubicación de la surgencia y con el trazo negro el arroyo desembocando en el pantano de la Toba.



                                     Y con esta me despido, deseándoos una buena semana.

8 comentarios:

  1. Pues que se descuide esa construcción, que está en zona de paso del agua, y el agua por mucho que desvíen su cauce, al final pasa por donde tiene que pasar...no quiero ser malo ni crear mala leche, pero muchas veces me río cuando salen en la tele noticias de casas anegadas o inundadas y la mayoría de veces ha sido por que han construido sin mesura en barrancos que por el crecimiento urbano han quedado dentro de las poblaciones.

    Me he desviado un poco del tema, muy guapa esa surgencia Virtudes jeje, y muy chula también la zona por donde va el arroyo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No sé si cuando la construyeron sabían que de ahí podía salir agua a mansalva o que, pero efectivamente, las cosas se suelen hacer mal y luego vienen los lloros, pero bueno el que sea el dueño sabrá que hace esa construcción allí.

    Imagínate Dani, cuando la descubrí, comprobando que no se veía restos de suciedad humana, allí tan escondida y tan virgen, pensando rápidamente que la había descubierto y a partir de entonces, vendría en los mapas con mi apellido, que estaría en boca de muchos. Jejeje, tanta literatura de viajes y exploraciones me ha dejado la cabeza un poco sonada. ¡Que iluso!

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y lo emocionado que estabas y la ilusión que tenías hasta que te enteraste que ya estaba descubierta y nombrada? jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese momento de ilusión no me lo quita nadie! Pensé en llamar a unos amigos que entienden de verticales y en verano explorarla.
      Saludos Lourdes

      Eliminar
  4. ¡Vaya bordaño de agua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Germán. Aunque verlo y oírlos sobre todo, es espectacular.
      Saludos.

      Eliminar