domingo, 6 de octubre de 2013

CAÑÓN DEL RÍO GUADAZAÓN EN HUÉRCEMES (TRAMO BAJO DEL GUADAZAÓN, 1ª Parte)


Otra cosa que me gusta cuando salgo al monte, es ver y comprobar como es la orografía del terreno "in situ". Y también contrastarla con los mapas, para admirar lo caprichosa y sorprendente que puede ser la naturaleza.

En la entrada de esta semana vamos a ver un ejemplo. Ya que veremos como el río Guadazaón, afluente del Cabriel, discurre por un ancho y abierto valle a la altura del pequeño pueblo de Yémeda.
Este valle viene a desembocar de manera natural y lógica en el río Cabriel. ¡¡Pero no!! El río Guadazaón antes de hacer eso, pega un brusco quiebro para salirse de ese abierto valle y meterse contra toda lógica por un angosto cañón, y tras varios kilómetros, cerrados meandros y sorprendentes cascadas, vuelve a salir a otro valle más alto, agreste y profundo, por donde discurre y donde un poco más adelante el río Cabriel viene a echarle sus aguas, como si se hubieran intercambiado los papeles, siendo el padre el hijo y viceversa.

Lo que vamos a ver es una ruta por ese cañón por donde corre el Guadazaón, estando a mitad de ruta el pueblo semiabandonado y "privado" de Huércemes.
Y efectivamente, este pueblo, el cañón y todo lo de alrededor es privado; celosamente vallado. Ya os hablaré más dura y detenidamente de estas grandes fincas y cotos de caza exclusivos que ocupan zonas de gran riqueza medioambiental.
Por ahora comentaros, que como el río Guadazaón atraviesa esa zona, nosotros estamos en nuestro derecho de ir a por las riberas del río, ya que hay una zona de servidumbre de paso de 5 metros de anchura desde la ribera del río, siendo zona de Dominio Público.

En otra entrada os enseñaré la 2ª parte del Tramo Bajo del Guadazaón, desde que sale del cañón, después del pueblo de Huércemes, hasta que desemboca en el Cabriel.

Por último, que sirva esta entrada como botón de muestra de la riqueza escondida de la Serranía Baja, ya que atesora rincones y parajes como este que os voy a enseñar en esta entrada y que sorprenderá a más de uno.



                          Aquí os enseño claramente lo que explico en el texto de arriba.



  Dejamos el coche fuera del cañón y entramos en él. En esta entrada veréis fotos de dos ocasiones.




Nos acercamos al Guadazaón, que en esta ocasión bajaba turbio debido a las ultimas y copiosas lluvias.




                                   En esta ocasión me acompaña mi hermano menor.




        Las paredes verticales del cañón son una muestra fantásticas de humedad y exuberancia.




 
Esta zona es tan desconocida que no vimos ni un alma.
 
 
 
 
¿A ver si veis a mi hermano?
 
 
 
 
O a un servidor, rey del camuflaje.......
 
 
 
 
Y allí vemos las ruinas comidas por la vegetación de un vetusto molino.
 
 
 
 
Y al acercarnos al río, se nos presenta una hermosa poza con su cascada.
 
 
 
 
Otras perspectivas de la cascada desde arriba, en otro día distinto, con el color del río característico.
 
 
 
 
Desde el otro lado del río.
 
 
 
 
Cruzamos las ruinas del molino para seguir por este lado derecho.
 
 
 
 
Aquí empieza la finca privada, pero por lo dicho antes, nos tienen que dejar pasar al haber servidumbre de paso legal.
 
 
 
 
Encontrándonos chopos de tamaño bestial.
 
 
 
 
Por este lado del río llega un momento que es imposible seguir, ya que aparte de la vegetación, el suelo es de arenas tipo movedizas, que te vas hundiendo cada vez más.
 
 
 
 
Por lo que volvemos para atrás, y buscamos un punto donde cruzar el río, justo antes de la cascada.
 
 
 
 
Comenzando a encontrar preciosas estampas del río.
 
 
 
 
Se respira una calma y tranquilidad enorme por este tramo.
 
 
 
 
 
Mas estampas.
 
 
 
 
 
Llegamos a un tramo que el cañón se estrecha convirtiéndose en una buena garganta.
 
 
 
 
 
Levantándose imponentes paredes rocosas.
 
 
 
 
 
Vistazo para atrás.
 
 
 
 
 
Vemos como una Encina sale de la pared vertical reventando la roca.
 
 
 
 
 
Choca ver este cañón y esta exuberancia en las suaves tierras de la Serranía baja, lindando ya con la Manchuela.
 
 
 
 
Seguimos río abajo, comprobando que el cañón se vuelve a abrir.
 
 
 
 
 
A lo lejos oteamos una enorme mancha verde distinta a la de los chopos. Acerquémonos.
 
 
 
 
 
¡¡Ojo!! Un Fresno de enormes proporciones.
 
 
 
 
En este punto hay una pasarela para pasar al otro lado, cosa que hacemos.
 
 
 
 
 
De repente vemos, que la propia senda nos saca de la ribera del río y nos sube aquí arriba.
 
 
 
 
Efectivamente, comienza el tramo de las cascadas, en que el río salva bastante desnivel de metros.
 
 
 
 
 
Son tres o cuatro cascadas, pero al están tan salvajes y selváticas, es difícil verlas con claridad.
 
 
 
 
Aquí estoy puesto encima de una de ellas. Un resbalón aquí y me pego un buen hostiazo.
 
 
 
 
 
En este tramo de las cascadas, las paredes también son de gran tamaño, y además geológicamente distintas, pues es como de una tierra anaranjada.
 
 
 
 
 En este tramo también nos encontramos con restos de viejos molinos.
 
 
 
 
 
Y rincones acuáticos curiosos.
 
 
 
 
 
En esta parte final del cañón, encima ya tenemos el pueblo de Huércemes.
 
 
 
 
Esta parte trasera del pueblo se ve bastante abandonada.
 
 
 
 
Con la vieja Ermita que se cae a cachos. Hasta aquí llega nuestra ruta de hoy. De aquí volveremos por donde hemos venido.
 
 
 
 
En la parte delantera del pueblo se ven casas más reformadas. Esta foto esta hecha en otra ocasión y desde la valla que te avisa que todo esto es privado. 
 
 
 
 
Ruta trazada. En la 2ª parte de esta entrada veremos la otra parte de este cañón y luego, como el Guadazaón lleva sus aguas al Cabriel.
 
 
 
 
Y con esta bonita postal del desconocido pero bello río Guadazaón por el cañón de Huércemes os dejo. Espero que os haya gustado.

20 comentarios:

  1. Gracias Javier. Todos los lunes cuelgo una entrada nueva, bueno, con tu venia la iré colgando también en tu página de Amigos de Montañas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. En épocas geológicas muy remotas la penillanura de la meseta castellana estaba inclinada mayormente hacia el Mediterráneo por lo que los ríos de entonces discurrían del Oeste hacia el Este. Por los movimientos orogénicos posteriores que produjeron los actuales sistemas montañosos esa penillanura castellana comenzó a inclinarse hacia el Sur-Oeste dando lugar a que los rios cambiaran de dirección llegando a discurrir en sentido contrario, se ahondaron en el terreno por efecto de la erosión y provocaron hoces, cañones y tajos en la arañada penillanura; también se produjeron capturas de unos rios por otros haciéndoles cambiar el destino de sus aguas y dejando valles colgados por donde antes corrían rios. Esto lo aprendí hace unos 35 años de mi profesor de Geología José Antonio Peña Rodríguez en Magisterio de la Normal de Cuenca y me impactó tanto que no lo he olvidado y me animó a buscar estas huellas en los mapas físicos donde se representaba el relieve con curvas de nivel. Hoy el mapa topográfico que nos muestras y los del SIGPAC, como los de Google Earth son una pasada a vista de pájaro. Pero envidio lo que tú haces con tanto atrevimiento y valor, hollar el terreno de nuestros antepasados y encontrar vestigios de su existencia, amén de disfrutar de los inigualables paisajes que has conseguido captar para todos nosotros, más perezosos que tú en esto de ser realmente "andarines". Gracias por compartir tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu explicación, asi queda la entrada mucho más completa. Y gracias por tus ánimos y halagos. Lo de los mapas es sencillamente apasionante.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Impresionante el tajo que labra el Guadazaon por esos lares. No he estado por esa zona, aunque si donde nace, y ya de paso subir al Collado Bajo por la Hoz de los Alamos y El Robledal. Por cierto, impresionante y estupendo balcón hacia Valdemeca. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Andres. Pues si la verdad que es realmente sorprendente el cañon del Guadazaón en Huercemes. Y soy un amante de la zona del alto Guadazaón. Es una zona desconocida y muy bella. Si pones en el buscador del blog nacimiento río Guadazaón, te saldrán dos entradas sobre esa zona de la Pasadera y todo el tramo hasta Valdemoro. La ruta de la hoz de los alamos (abedules realmente. El único sitio de la Serranía donde nacen de forma natural y salvaje), ya la colgaré en otra futura entrada. Y tienes razón, una vez que estas arriba, en el cordal de la Sierra de Valdemeca, lo que se ve allí es grandioso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Toni. He echado un vistacillo a las 2 partes del alto Guadazaon que me indicabas. Resulta peculiar esta sierra de areniscas y pino resinero (aun quedan muchos maceteros por la zona de la antigua actividad resinera) teniendo en cuenta que el resto de la Serrania es caliza. Los brezales me hacían perder la paciencia en algunas zonas! Por cierto, muy interesante la puntualización sobre los abedules, (pronto volveré a visitarlos) pues por aquí solo están localizados en algunas zonas muy concretas de los Montes de Toledo y Ciudad Real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andres. Me ha hecho gracia lo de perder la paciencia con los brezales, pues a mí me paso lo mismo. Recuerdo que una de las veces que fui tuve que desistir de llegar a ver el nac. real de uno de los arroyos, ya que no podía avanzar más; lar duras y largas ramas de los brezos se me habían enrollado a las piernas y y estaba allí sudando como un pollo totalmente bloqueado (menos mal que ni pincha ni araña...). Me imagino que el conocimiento popular al ver esos arbóles que les recordaba a los populus, tanto chopo como álamo, hizo que le pusieran el nombre de hoz de los álamos, pero realmente son Abedules (de hecho allí están saliendo sobre los 1500 o 1600 metros de altitud...)

      Eliminar
  6. Me ha encantado esta entrada, Toni -bueno, todas las que publicas-, pero esta tiene todo lo que una buena ruta de senderismo ha de tener, bosques, grandes árboles, agua, cascadas, paredones...¡¡¡hasta incluso un despoblado!!!, es una gozada que aún queden sitios tan chulos que sean desconocidos y por consiguiente no haya masificación de gente.

    Mala cosa eso de ponerle vallas al monte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad, Dani, que tiene todo lo que una buena ruta debe tener (quizás falta una buena cuesta, je,je,je). Lo bueno de esta ruta que esta justo en el límite entre la Serrania Baja y la Manchuela. Cosa que a mucha gente de aquí le esta sorprendiendo de encontrarse un sitio tan chulo tan al sur. Por aquí hay mucha gente que solo mira a la Serranía alta, cuando la baja tiene sitios realmente espectaculares. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Toni hace tiempo que leo tu blog y me encanta, por que sacas rincones de cuenca que ni me imaginaba que existian enhorabuena.
    Me gustaria poder ponerme en contacto con tigo para comentarte alguna ruta muy chula por si no la conoces.
    Respecto a los mapas, podrias decirme de donde sacas esos mapas topograficos?
    P.D. yo tambien soy de cuenca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo. En el lateral del blog esta mi dirección de correo electrónico que es virtuditas@gmail. com
      Los mapas los saco de los visores cartográficos del IBERPIX y del VISOR SIGPAC. Con poner esto en el google te salen.
      Gracias por tus palabras.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. La finca vallada de Huércemes me tiene obsesinado desde hace mucho tiempo, la he mirado desde la puerta, desde la valla, hasta que un día la pude ver desde dentro, la última vez con un kayak pequeño. Estoy convencido que el camino que lo cruza (el que llegaría a la carretera de Cardenete - Enguídanos) es público. Es muy triste ver como ese pueblo se ha quedado secuestrado tras el vallado de un tio que tiene mucha pasta. ¿Por qué él si puede disfrutar de esta maravilla de la naturaleza y el resto de ciudadanos no? Muy buena entrada Toni.

    ResponderEliminar
  9. Hola Migue. Es que hay que joderse, con esta gente ricachona. Quien es el señor que es dueño de todo esto? A mi también me obsesionan. Hay cuatro fincas que las he visto y la verdad que clama al cielo, de lo vallada, cerradas y vigiladas. El valle del Cambrón, el valle de Torrefuerte, el valle de la finca de Valsalobre y este cañón de Huércemes (desgraciadamente hay más, pero estas cuatro son autenticas maravillas de la naturaleza, que un tipos por estar podridos de pasta tienen derecho a disfrutar de la naturaleza y nosotros No. En fin, estate al loro cuando cuelgue la entrada del Cambrón, pues hablaré del tema. Gracias y un Saludo.

    ResponderEliminar
  10. Siento el revivir un blog antiguo, pero hace poco que intente llegar a huercemes y efectivamente la valla estaba alli, una lastima no poder pasar y ver lo que queda, me hubiera gustado mas que otra cosa porque mi abuelo nacio alli.
    Si alguien sabe mas cosas de huercemes o de la gente que habito alli me gustaria enterarme, os dejo mi email
    fjma13@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola djmares.

      Desde donde llegaste? Lo digo por que pegado al río Guadazaón se puede llegar al pueblo pues simpre hay una servidumbre de paso, que por muy privado que sea, tu puedes recorrer la ribera del río. Desde otro sitio, no podras llegar, pues hay valla por todos los lados.

      Eliminar
    2. Hola, mi padre es nacido en Huércemes, y efectivamente un día me quise acercar y estaba todo vallado, incluso había un guarda que me comentó que estaba prohibido. Pero otra vez que fuimos para intentar ver el antiguo pueblo y ver la casa donde nació mi padre, tuvimos la suerte que uno de los que vigilan la finca se compadeció de nosotros y nos dejó entrar al antiguo pueblo.

      Eliminar
  11. Tengo familia en huercemes y almodovar. Los del pan d al. Almodovar son mares d apellido.

    ResponderEliminar
  12. Todos los años bajo hasta el Molino del castaño, situado justo antes de la valla que cerca a Huércemes. Hace años, antes de que compraran Huércemes si se podía pasar por el lado derecho del río, pero al privatizarlo algún elemento quitó tierra del cauce del río para que este inundara el camino y así cortar el paso a las personas. No sé hasta que punto será legal, por una parte deja el acceso obligatorio y por otra inunda su ribera para hacerlo intransitable.
    Bueno después de leer tu entrada, no tardaré en ir por la parte izquierda del río y repetir tu ruta ya que parte de mi familia también viene de Huércemes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel.

      Cruza el río ants de la cascada del Molino del Castaño, que se puede vadear si no baja mucha agua sin mojarse pero con cuidado. Por la ribera izquierda se puede transitar, si no lo han jodido los privatizadores de aquello, ya que yo fui hace unos años.

      Eliminar