domingo, 9 de febrero de 2014

LA UMBRÍA DEL OSO (1813 metros)


En la Serranía de Cuenca hay parajes nada fáciles de llegar, qué unido al desconocimiento y poca masificación del sitio, hace que cuando uno lo conquista, sienta la magia del rincón llenarle, sienta la inmensidad y bella soledad de la naturaleza.

Si a eso le añadimos dos cosas: la 1ª, que el nombre toponímico del paraje en cuestión es la Umbría (u Ombría) del Oso, refiriendo claramente que en épocas pretéritas por aquí vagaba salvaje el oso pardo ibérico; y la 2ª, que estamos subiendo al quinto " Ochomil" de la provincia de Cuenca; en este caso, allí arriba estaremos a 1827 metros, aunque el vértice geodésico esta puesto en la Umbría del Oso (1813 metros).

Realmente puede ser la montaña "menos montaña" de los 1800 conquenses, al ser un enorme y largo cordal, entre rocoso y lleno de pinos, pero las vistas que ven desde allí, unido al hecho de que en estas duras e inclementes soledades suele haber nieve casi todo el año, exceptuando el largo verano, hace que sea una excursión mas que aconsejable, pues estamos en el término del pueblo de más altitud de la provincia de Cuenca, Zafrilla (1430 metros), todo un tesoro dentro de la Serranía.


 
                     Dejamos el coche en Zafrilla, ya que nuestra larga ruta de hoy es circular.



        El carril se eleva para pasar por la Hoz, por donde va el río Zafrilla, con el pueblo al fondo.




                        Cruzamos un puente sobre el río, donde esta la fuente Nobella.



                           Hay que mencionar la riqueza forestal del término de Zafrilla.




                                            Con el Pino Albar o Silvestre a la cabeza.




      El río y el carril se salen de ese valle por un pequeño barranco para subir a otro valle superior.




Hay que destacar la peculiar orografía de la Sierra de Zafrilla con alargados valles situados a diferentes alturas y con arroyos por ellos, que van generalmente a desembocar hacia el río Cabriel. Dichos valles están comunicados por pequeños barrancos, como este de la foto.




Y remontando el alpino arroyo con el nombre del río Zafrilla, nos aparece en las umbrías algo de nieve.




Hasta que aparecemos en otro valle superior, repleto de ovejitas, en el paraje conocido como Prado Redondo.




                                    Allí hay restos de antiguos caseríos con sus tinadas.




                                           Llegamos a otro pequeño y bonito estrecho.




                                           Donde encontramos un pequeño covacho.




        Este pequeño estrecho que lo ocupa enteramente el arroyo nos comunica con otro valle.





                      De vez en cuando nos van saliendo pinos de porte especial y señorial.




En este otro verde valle se empiezan a formal las primeras aguas de lo que luego viene a ser el río Zafrilla. Presten atención  a la montaña que se ve a la derecha.




        Tirando de zoom la vemos mejor, pues por ella, justo en medio, es por donde subiremos.




         Pero antes nos encontramos con la fuente del Pino para llenar nuestras cantimploras.




       Y allí en el valle también tenemos otro de los destinos de nuestra ruta, la aldea de la Veredilla.




                        Con un caballo tumbado a la bartola, echándose una siestecilla.




Comenzamos a subir por la montaña que os decía antes, viendo el valle donde se asienta la aldea de La Veredilla.





Esta subida la hago para atajar pues nuestro destino final esta en un valle superior justo encima de esta montaña.





Que alegría a estas alturas ver aparecer la nieve!!
 
 
 
 
Aquí arriba estamos a 1718 metros de altitud.
 
 
 
 
Y ya tenemos buenas vistas, en este caso, el valle por el que hemos venido.
 
 
 
 
Impresionante vista del valle de la Veredilla con reminiscencias pirenaicas.
 
 
 
 
En sus mejores tiempos en la Veredilla llegaron a vivir 20 familias. En 1973 fue desalojada, emigrando sus habitantes a Zafrilla, Cuenca, Barcelona, Valencia y Madrid. Hay que recordar que esto es zona de fuertes nevadas, y se podían pasar incomunicados todo el largo invierno.
 
 
 
 
 
 
 
Panorámica del valle de la Veredilla.
 
 
 
 
 
Pero vamos a darnos la vuelta y mirar para el otro lado, pues estamos ya cerca de nuestro objetivo, con la Ceja de la Umbría del Oso delante nuestro.
 
 
 
 
 
También vemos la Majada del Artigal, y aquí arriba se respira un "algo" mágico que es difícil de describir con palabras.
 
 
 
 
 
Auténticas esculturas naturales con la conjunción pino - enebro.
 
 
 
 
¡¡y nieve a mansalva!!
 
 
 
 
¡¡que gozada ver así los pinares!!
 
 
 
 
 
Pero aun nos quedan unas buenas cuestas para llegar arriba.
 
 
 
 
 
Hasta que por fin avistamos el vértice geodésico.
 
 
 
 
El vértice esta puesto en la Umbría del Oso (1813 metros), aunque el punto más alto de la ceja o cordal rocoso es el Alto del Oso (1827 metros). Lo que pasa que este punto esta cubierto de pinos.
 
 
 
 
¡¡Objetivo conseguido!!
 
 
 
 
Desde aquí se puede ver el valle de la Veredilla y no vemos la aldea por poco.
 
 
 
 
Panorámica de todo lo que hemos recorrido con el Prado Redondo a la izquierda y todo el valle de la Veredilla.
 
 
 
 
 
Panorámica del otro lado, con plenos Montes Universales turolenses, y los valles de Valmediano y del Cabriel.
 
 
 
 
 
No os podéis imaginar lo que me cuesta tener que irme de estos sitios.
 
 
 
 
 
En medio de la foto, podéis ver el barranco que subimos para pasar del primer valle al valle de Prado Redondo.
 
 
 
 
Puro deleite.
 
 
 
 
 
No me hubiera extrañado nada si en estas tremendas soledades donde se respira un aire mágico, me hubiera aparecido un oso pardo buscando comida.
 
 
 
 
 
Es hora de volvernos, viendo pinos silvestres realmente bellos.
 
 
 
 
 
Vamos a volvernos siguiendo un carril que va por este valle superior.
 
 
 
 
 
Y que nos permite, ayudándonos del zoom, de ver el estrecho por el que pasamos antes y por donde iba el río Zafrilla.
 
 
 
 
 
También podemos ver una vista espléndida de la Sierra de Javalambre en todo su apogeo.
 
 
 
 
 
Pasamos cerca del valle de la Reclova, que ya os enseñaré en otra entrada.
 
 
 
 
 
   Mas pinos.
 
 
 
 
 
Hasta que volvemos a nuestro punto de partida: Zafrilla.
 
 
 
 
 
Con su puente romano en la entrada.
 
 
 
 
 
Puente sobre el río Zafrilla, río que hemos remontado en esta ruta hasta casi su nacimiento.
 
 
 
 
En definitiva, una ruta de dificultad alta; no tanto por su desnivel que sería algo más de 400 metros, sino por su longitud, ya que estuve 7 horas de ruta, estimando que me acercaría a los 40 km.
 
 
 
No he podido poner el plano más cerca y detallado pues al ser tan larga la ruta no me cabía en pantalla.
¡¡Espero que os haya gustado. Hasta la semana que viene!!
 
 

24 comentarios:

  1. Muy bueno Toni!!
    Tu entrada me ha hecho recordar cuando estuve por aquellos terrenos hace ya algunos años. La excursión que hice fue la misma que tu nos has mostrado, pero yo la hice al revés. Recuerdo que dormi con mi tienda a las afueras de Zafrilla y el austero bar lo llevaba una mujer bastante entrada en años. ¿Existe el bar?. La Veredilla, vaya páramo se buscaban los antaños para asentarse y vivir duramente. Y que decir del topónimo Umbría del Oso; me encanta.
    Tengo pensado volver hacer esa excursión, a lo mejor haciendo alguna variante.
    Gracias por mostrarlo y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Sabía que esta entrada te iba a gustar. Yo estuve el año pasado en un bar de Zafrilla lleno de aperos de campo y cosas de toros en las paredes, que las camareras eran dos chiquillas de unos 15 años, que me imagino que serían las hijas del dueño o dueña (desconozco cuantos bares tiene Zafrilla). Y tienes razón con lo de la Veredilla, vaya sitios para vivir se buscaban a mas de 1600 metros de altitud. He leído que uno de los motivos que se despoblara era que los pocos niños que había no podían ser escolarizados, pues no podían salir de allí de los nevazos que caían, y en los últimos años tenían que ser ayudados por vecinos de Zafrilla.
      Si vuelves por acá, ya me contaras tus planes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Q lugares tan bonitos y desconocidos!!!!precioso Tony y enhorabuena por tus 300 articulos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo.

      Gracias por tus palabras y encantado que te haya gustado. Es curioso no me había dado cuenta de lo de llegar a 300 entradas, aunque realmente de las dedicadas al senderismo son unas pocas menos.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Gracias por compartir tus excursiones,fotografías y vivencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo.

      Yo encantado que te guste y gracias por comentar. Todos los domingos/lunes entrada nueva. Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni
    Sigo siguiendo tus andanzas mágicas, aunque no se me note. Para más inri he puesto un enlace a Magia Serrana en mi página de eventos culturales en Cuenca (http://cuenca-cultural-gratuita.blogspot.com.es/ , lateral derecho)
    Algún día volverá la poesía escrita¿verdad?, porque la que llevas en tus caminatas serranas se hace patente en las imágenes.
    Abrazo de tu primo Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel

      Coño que sorpresa más buena!! No sabía que seguías esto. La verdad que en mi perfil de Facebook cuelgo algo de poesía de los dos libros míos anteriores y alguna que otra inédita. Si un día te apetece leerlas, dimelo y te las mando por correo. Gracias por el enlace a la pagina de eventos culturales de aquí. Una buena manera de enterarte de cosillas de estas. Un abrazo, primo.

      Eliminar
  5. En Zafrilla hay 2 bares; los dos lo llevan gente medianamente joven. En efecto, las chicas son hijas de la dueña. Si que antes éste lo llevaba una sra. mayor. Cómo Zafrillera que soy, esta ruta me ha gustado especialmente. La he compartido en el grupo de mi pueblo y están encantados. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adela.

      Un lujo tener a una zafrillera comentando por aquí. Gracias por los datos de los bares, que me pregunta Javi, otro amigo de Magia Serrana. Encantado que te guste la entrada y más aún que les guste a la propia gente del pueblo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Magico, maravilloso, sublime, magnifico este blog. Gracias por mostrarnos la ¨magia serrana¨ de nuestra tierra. Lo sigo desde hace poco por recomendacion de un amigo. Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo.

      Gracias por tus halagos. Encantado que te guste, y ánimos como los tuyos son los que me empujan a seguir con el blog dándole duro a la Serranía y senderismo. Todos los domingos/lunes una nueva entrada.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Que pasada, como me gusta esta rruta yo soy de Laguna del Marquesdo y toda esa zona la conozco tiene rrincones preciosos,me encantan vuestras excursiones cualquier dia me apunto a una con vosotros. Seguir asi es fantástico que se conozca nuestra sierra tiene mucho que ver y nosotros que aprender, enhorabuena sois fantásticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Carmen.

      Que bonito pueblo el tuyo y bonito el termino municipal!! En el lateral derecho en la etiqueta de Laguna del Marquesado tengo la ruta que hicimos viendo la Laguna..
      Muchas gracias por tus ánimos.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola Toni.

    Antes de ponerme a leer la crónica y con solo ver el título ya sabía lo que te iba a poner en el comentario, que los topónimos no están puestos porque sí y te iba a preguntar si en este paraje habían o hubieron oso, pero me sacas de dudas en el segundo párrafo jejeje.

    Un excursión espectacular la que te marcaste, con unos parajes y vistas sencillamente alucinantes, todo un deleite para los sentidos, así seguro que esta "casi maratón" se te pasó volando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Hay que reconocer que el topónimo es muy chulo, a mí por lo menos me gusta mucho. Y si tiene razón, ya que recuerdo que cacharreando por interne para informarme de la entrada y la historia de Zafrilla, hay documentos de épocas medievales que hablan de osos pardos por aquellos lares.

      La verdad que esta ruta es de aquellas que hice solitario, y se me quedo un regusto tan bueno, de esas que en aquellas soledades te reencuentras y disfrutas al máximo, y luego al llegar a casa, lo haces reventaico pero feliz a tope.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Toni.

    Que alegría nada mas abrir tu blog. La Umbria del Oso, si señor. Cuantas veces había postergado la visita a este "ochomil", y por fin me anime en abril de 2011, y con ganas de volver.
    Mi variante fue bajar al valle de la Reclova y de ahí ascender al cordal cimero que lleva directo a la Umbria, y el regreso por el mismo sitio que nos muestras. Decidi dejar la Veredilla para otra próxima visita.
    Coincido plenamente contigo en que aquí arriba se respira algo mágico que es difícil describir con palabras. Permaneciendo un rato en la Majada del Artigal experimente la misma sensación.
    Para un proyecto futuro me gustaría llegar desde aquí al valle de Valtablado, que ya mostraste en otra entrada,¿ que te parece?; pero habrá que ir madurando la ruta, ya veremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Pues si, ya tocaba este "ochomil" que hice hace cosa de un año. Otra buena manera de subir la tuya por el cordal de la Reclova. Yo lo que pasa que hace tiempo vi una foto del valle de la Veredilla y me gusto mucho y planee la ruta para pasar por ella. Te recomiendo la Veredilla ahora con nieve seguro o esta primavera.

      Es curioso lo de la sensación de estar en un sitio mágico, pues a mi no me pasa en muchos sitios, pero allá arriba, sin un alma en los alrededores, con nieve, el ser un sitio tan desconocido. Todo hacia que surgiera esa sensación.
      Copón Andrés, casi planeamos lo mismo en nuestras rutas por la serranía. Yo tb le había echado el ojo a una ruta desde las Salinas de Valtablado o el nac. del Tajo. Sería llegar por el otro lado del cordal cimero donde esta la umbría del Oso y que tú cogiste en la Reclova.
      Lo que pasa al haber subido ya a la umbría del Oso, me había fijado en una ruta saliendo de la Veredilla, subir hasta la Morra (el extremo norte del cordal de la Ceja de la umbría del Oso), de ahí bajar por el valle del rincón de las camareras de Palacio, y volver por el principio del arroyo de la nava, para pasar por el collado de los Cachicanes, y de ahí a la veredilla otra vez.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Toni.
    Esas preciosas fotografías nos lo cuentan casi todo,además, como siempre de tu buena entrada sobre la misma que cada semana nos da a conocer un poco más ese paraíso natural que es Cuenca.También el nombre de la ruta nos cuenta,ya,de entrada bastante sobre esta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose luis.

      Gracias. Pues si hoy toca una montaña bastante desconocida (incluso para la gente de aquí) de la Serranía. Y el nombre es cautivador la verdad. Es curioso pero incluso la gente de por aquí dice la Ombría en vez de Umbría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Guapisimo, menuda calidad de paisajes... La serrania elevadava su maxima potencia. Menudo provecho le sacas, sigue asi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sugoi.

      Este tipo de rutas con ascensión a sitios medio salvajes y sin masificación son de los que disfrutarías en grande. No te conozco, pero por que leo de tu blog lo se ;-)

      Eliminar
  12. Otro paraje desconocido para mí y asombroso. Fantástica ruta y magníficas fotos como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judith.

      Este es realmente un sitio tremendamente solitario y muy desconocido. Ha sido de esos sitios que cuando estaba por allí sentía algo especial.

      Un saludo.

      Eliminar