domingo, 23 de febrero de 2014

SANTA MARÍA DEL VAL


Pese a que algunos me tildaréis de chalao, una de las cosas que más me gustan de la Serranía de Cuenca, que le confiere una muy importante característica que forma y moldea la agreste naturaleza de esa parte de España, es el frío. Si, han oído bien: el FRÍO, la rasca que suele azotar esta sierra desde Noviembre hasta bien entrado el mes de Marzo.
Con un buen abrigo y con la diligencia debida, hacer rutas invernales por la Serranía tiene mucho encanto.
 
Nos vamos a ir en la excursión de hoy a uno de los pueblos más bonitos y recónditos, enclavado en el meollo más agreste de la alta Serranía de Cuenca. La carretera para llegar a este pueblo es bastante sinuosa, por lo menos para ir desde Cuenca capital, lo que le lleva a uno un buen rato y un sinfín de curvas, pero todo esto hace y le confiere a este pueblo y su término un encanto serrano especial, aparte de la belleza de su enclave.

 
 
          Dejaremos a Torri aparcado en este bonito sitio, pues nosotros queremos ir por allí arriba.


 
 
Desde aquí podemos ver como el valle por donde va la carretera se abre al fondo atisbándose el pueblo de Sta. Mª del Val.



 
Pero no vamos a bajar por el valle al pueblo sino que vamos a subir por los riscos. Enfrente nuestro tenemos medio nevado ese caos monumental de grandes piedras conocido los Torcazos.


 
 
  Esta vez me acompaña mi chico, Nacho, bien pertrechado y dispuesto a pasar un buen día de campo.



 
 
Aquello medio nevado esta espectacular. En la foto, a la izquierda la Peña Merendera y al fondo los Torcazos.



 
 
           Por este barranco que vamos subiendo va el GR 66, por lo menos este primer tramo.



 
 
            Por aquí nos encontramos lo que yo creo que es una calera en bastante buen estado.




 
Desde que salimos de Cuenca y con los primeros repechos del barranco no entra un hambre muy sanota.



 
 
                ¿Os acordáis del frío que comentaba?  ¡¡¡¡Marchando una de hieloooo!!!!



 
 
 
Nos salimos del barranco y del GR, para retomar otra sendeceja, comprobando que hay bastante nieve. Estamos en Noviembre y es de las primeras nevadas del Otoño del 2013.



 
 
Y comenzamos a tener vistas de las de disfrutarlas.
 
 
 
 
Aquí nos podemos asomar a la carretera por donde debe andar nuestro coche.
 
 
 
 
 
Lo que tenéis detrás de Nachete y encima de los Torcazos, es el Toconar.
 
 
 
 
 
Y aquí sentados en el borde vimos algo de repente.......
 
 
 
 
 
Primero pensé que era un Muflón pero luego me di cuenta que era una cabra montesa. Como se camufla su piel con la roca.
 
 
 
 
Hasta que ya por fin llegamos a tener una vista del pueblo.
 
 
 
 
 
Santa María del Val esta situado dentro del valle que hace el río Cuervo y a pie del pantano de la Tosca.
 
 
 
 
 
Semejante mirador nos llama para hacer unas poses.
 
 
 
 
 
Santa Mª del Val en nuestras manos.
 
 
 
 
 
Estos riscos y precipicios encima del pueblo son verdaderamente acojonantes.
 
 
 
 
 
Si miramos hacia el otro lado tenemos el pantano de la Tosca. Pese a lo que pueda parecer por las fotos, esta nevada fue la 1ª después de un verano y un otoño seco, sin apenas lluvia, por lo que el pantano esta bastante bajo.
 
 
 
 
 
Si miramos en la dirección contraria vemos esto y si agudizamos la vista veremos a Torri, nuestro coche.
 
 
 
 
 
Nos ponemos más encima todavía del pueblo.  Santa Mª del Val tiene menos de 100 habitantes.
 
 
 
 
 
El Toconal y los Torcazos a la izquierda y por la parte derecha vendría el río Cuervo desde la Vega del Codorno.
 
 
 
 
 
Toca inmortalizar el momento y el sitio. Aunque Nacho va a ver algo que le va a causar sensación.
 
 
 
 
 
¡¡Guaaauuu, tirando de zoom, vemos que el pantano esta helado!!. Nacho quería bajar a verlo cuanto antes.
 
 
 
 
 
Considero a Santa María del Val, si no el pueblo más bonito de las Serranía, de los más bonitos.
 
 
 
 
 
Pero antes de ir al pantano toca comer, por lo que buscamos un pequeño y bonito merendero con su fuente.
 
 
 
 
El subir por esos riscos y cortados rocosos hace que tengamos un hambre de lobo.
 
 
 
 
 
Cogemos el coche y nos acercamos al pantano, comprobando lo bajo que estaba por entonces (Noviembre/2013). Ahora (Febrero /2014) esta al 100% de su capacidad.
 
 
 
 
¡¡Esto es flipante!! Auténtica magia serrana que nos otorga el frío.
 
 
 
 
 
El chico no cabe del gozo que lleva encima, comprobando que puede patinar.
 
 
 
 
 
En la misma orilla del pantano hacía un frío del carajo.
 
 
 
 
 
Desde arriba no sabíamos que eran esa mancha oscura que veíamos en el hielo. Al acercarnos todo se  aclaró.
 
 
 
 
¡¡Ole...ese taconeo!!
 
 
 
 
 
El pantano de la Tosca no suele llevar mucha agua, pues una aberración de obra que no vale para nada, saca agua del mismo para llevarla por un canal que va a la Laguna del Tobar, que la hiere y la daña. Hubo un proyecto de desmantelar ese canal pero nada se sabe y ya han pasado los años.
 
 
 
 
Nosotros nos vamos a acercar a su presa, pues es un espectáculo verla y que ya os enseñé en la antigua entrada que le dedique al pantano de la Tosca VER AQUÍ
 
 
 
 
Foto en el desfiladero que hay detrás de la presa.
 
 
 
 
Desfiladero angosto y tremendo por donde va el río Cuervo hacia el Balneario del Solán de Cabras (si si el del agua embotellada)


 
 
Este rincón del pantano donde le entra el barranco del arroyo del Puerco (derecha ) es sencillamente cautivador.


 
 
                                 Si uno sufre de vértigos esta presa no es el sitio indicado.



 
 
                             Las vistas de la parte alta del desfiladero no se quedan atrás.





Con la flecha la ruta por los cortados rocosos y en círculos, primero donde patinamos y luego en la presa, situada en el estrecho de la Herrería.


 
 
     Y con esta vista de la Hoz del Cuervo u Hoz del Solán me despido hasta la semana que viene.

13 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Vaya, estaba en la cocina con sensación de frio; me pongo a ver tu nueva ruta, y ya me he quedado helado con tanta nieve.
    Hace tiempo que no visito estos andurriales, pero gracias a tu nueva entrada va a ser hora de volver, ea. Como no recordar los caóticos desplomes de Los Torcazos, El Toconar...
    Hace unos años hice un intento de llegar a la presa de La Tosca desde el balneario de Solan pasando por el Puntal del Soto Negro, siguiendo el curso del rio, pero a medio camino desisti porque la vegetación era agobiante y me hizo perder mucho tiempo. Aunque no me arrepentí del intento; después de todo disfrute por esas soledades.
    Me ha gustado esta ruta. Creo que si continuo caminando por la parte superior donde os habéis quedado vosotros, camino del pico Escañero, para continuar hacia la presa bajando al embalse por el siguiente barranco, puede ser una buena opción para alargarla, ¿que te parece?

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      la verdad que es algo gélida la entrada. En cuanto a la ruta por dentro de la Hoz del Cuervo, aunque parezca mentira, yo la tengo pendiente. Pensaba hacerla con dos coches dejando uno en el Solán y otro en la presa y empezar desde la presa río abajo. La fecha pensaba para mes de mayo o junio, que ya te puedes dar un chapuzón. Aunque tabmien estoy barajando hacerla con la mochila este principio de verano y dormir dentro de la Hoz. Despertar en ese sitio debe ser una gozada. En fín, ya veré en lo que se queda.
      El alargamiento de la ruta que tu dices por encima de los cortados de Santa María del Val también lo contemple yo, pero al ir con el guacho, el frío que hacia, y que se le metio en la cabeza lo de patinar, hizo que nos volviéramos para ver el pantano y la presa. Pero recorrer todo ese cordal rocoso, acercarse a la presa, para luego volver por el carril que va pegado al pantano puede ser una bonita ruta circular. Si señor. Si surge que algún amigo o familiar quiere visitar esos lares, intentaré hacerla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni.
    Una manera muy amena de narrar la ruta,pero a veces el que como yo quiere comentar una entrada con tanta hermosura natural, tiene que guardar silencio ante tanta belleza,pues de lo contario tendría que llenar de adjetivos y sinónimos el comentario para describir lo que dicen las fotografías. Cuenca es sorprendente: Torcazos, riscos, Tormos o cualquier figura rocosa moldeada por la Naturaleza, se puede encontrar en Cuenca.
    Un saludo.
    J.L. Asensi(La Esencia de las Cosas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis.

      Gracias por tus palabras. La verdad que con solo escribir que te gusta, ya esta dicho todo, pues, tú como yo, guardamos silencio muchas veces como respuesta a la belleza que tenemos ante los ojos.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Eres de los míos, yo prefiero mil veces antes el frío que el calor, siempre digo lo mismo, el frío lo puedes remediar abrigándote hasta la saciedad...pero ese calor sofocante de agosto, que molesta hasta la piel...

    Oye, que bien que se lo pasó Nachete, se le veía el mismo ahínco con el tupper que bailando en le hielo jajaja, aunque su padre también debió disfrutar, y no es para menos, menudas vistazas desde esos riscos, y con esa capa de nieve que le daban un toque más mágico si cabe.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Yo creo que el buen montañero prefiere siempre el frío al calor. El frío, la humedad, la lluvia, la niebla....todos estos fenómenos sientan bien a la naturaleza y ayudan a crear verdaderos rincones y momentos. También tengo que decir que sobre finales de Marzo y Abril en Cuenca y Serranía estamos un poco hasta el gorro del frío y la lluvia (de hecho por esas fechas emigramos mucho a Valencia, Castellón y Alicante). Pero lo que es lo peor es el calor extremo (para bañarse vale) pero más de 30º y muchos días continuados hace que salir al monte sea tortuoso (por lo menos para mí) y de hecho hay muchas tardes de Agosto en Cuenca, que paso de salir al monte (calor extremo, sequedad en el monte e insectos, las tres variables que me dan yuyu).
      Me gusta sacar al chico y ver como disfruta en el monte (aunque luego cuando hay mucha cuesta arriba se pone quejica). Espero que cuando sea mayor, tenga todo esto que amamos metido dentro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Increibles postales, no conocia este pueblo. Una pasada que en Noviembre este asi, mientras que por aqui de frio de verdad ni se siente por esas fechas. Mas sitios que hemos conocido gracias a tus amenas cronicas, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sugoi.

      La verdad que este noviembre pasado ha hecho más frío de lo normal. Por aquí por la Serranía llevamos unos años sin Otoño. Pasamos del calor al frío en un santiamén. Apuntate este pueblo pues esta rodeado de rutas y parajes.

      Eliminar
  6. Que bellos parajes nos enseñas en este blog. El pantano helado es una maravilla y las fotografías quitan la respiración. He visto esta foto de unas cuevas de este mismo pantano: http://www.quetiempo.es/fotos/lagunaseca/cuevas--sta--m%C2%AA-del-val-cuenca_2083958.jpg ¿Sabes tú donde se encuentran?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia. Encantado que te guste la entrada.
      La foto que me enseñas, es una mina tipo cantera que hay al borde el pantano. No sé exactamente que extraen de ella, pero las bocas son artificiales. La ultima vez que pase, tenían puestas vallas de obra tapándolas y se veían todo tipo de aperos de mina y cantera por el suelo.

      Eliminar
  7. Gracias por tu respuesta. Y darte la enhorabuena por este asombroso blog

    ResponderEliminar
  8. vete a la mierda con tu narracion de cuentacuentos

    ResponderEliminar