domingo, 16 de marzo de 2014

LAS SURGENCIAS DE VALDECABRAS


Os voy a hablar de los manantiales y surgencias de la Serranía de Cuenca.
Entre el verbo manar y el verbo surgir, vengo a diferenciar un manantial como el afloramiento de agua constante durante todo el año, siendo el verano la época que menos agua sale (incluso pudiéndose secar) y la de lluvias la que más sale (según la zona de España se le conoce con otros nombres, como amanaderos o nacientes).
Y la surgencia viene a ser aquel afloramiento de agua repentino y momentáneo, que aparece después de una temporada fuerte de lluvias y que suele durar días, un mes y medio como mucho. Estas últimas suelen surgir sobre los meses de Febrero o Marzo, siempre dependiendo del régimen de lluvias.

Siempre es una gozada ver un manantial de agua cristalina, pero asistir a la aparición ruidosa, brusca y bella de una surgencia, para el que eso suscribe, es una absoluta maravilla, magia serrana total.

La Serranía caliza es uno de los sitios de España más prolíficos en surgencias. Una gota de lluvia en esta tierra termina saliendo por algún sitio, tras recorrer vastos, complejos e intricados laberintos de conductos subterráneos.

Ya os enseñé el reventón del arroyo de la Madera en la Cueva del Tío Manolo, toda una súper surgencia VER AQUÍ.  Poco a poco os enseñaré todas las que yo conozco, que son unas cuantas.
Por ahora, vamos a otro lugar rico en surgencias; vámonos a mi gimnasio particular, Valdecabras, a apenas 15 kilómetros de Cuenca capital.



Yendo por el carril que va de Valdecabras a Buenache, nos encontramos con este arroyo que baja de la empinada ladera. He pasado por aquí unas cuantas veces y este arroyo no existía. ¡¡Vamos a investigar!!



    Dejamos el coche a un lado con esta vista de la Sierra de Valdecabras que nunca me canso de ver.




             Nada más empezar a subir la ladera nos encontramos esta fuente natural al 100%





Después de subir la ladera hasta casi arriba, vemos la surgencia principal de donde surge este arroyo.




Aquí podemos ver que por donde arrambla el agua de esta surgencia no hay pinos. El único sitio de esta ladera donde no hay pinos. A los largo de los años ha creado un ancho pasillo con vegetación arbustiva y húmeda.




Vámonos como un par de kilómetros más abajo, ya que de la misma ladera otra serpiente de espuma blanca baja ruidosa como si de una acuática cicatriz se tratara.





                                                 Vemos que esta es más grande que la otra.




                   Y que se compone de dos arroyos, que luego un poco más abajo se unen.




Pero...¡un momento!  Desde aquí arriba vemos el otro lado del valle donde nos parece ver una cola de espuma blanca. Ahora después iremos para allá.




                         Y de ese mismo punto, surge como si de la nada, agua en cantidad.




                                        El otro ramal viene a brotar aún más arriba.




                  Desde aquí arriba podemos ver esta vista trasera de Valdecabras y su valle.





¿Que donde van a parar estas surgencias? Pues al río de Valdecabras (afluente del Júcar) que va por el fondo del valle y que va hecho una bestia parda. Hacía tiempo que no lo veía así de cargado......





Este el ramal que baja del rincón de la canaleja. Fíjense que en esta época mientras el Júcar y otros ríos y arroyos bajan marrón turbio, este como viene de surgencias por las lluvias corre verde, limpio y caudaloso.





Crucemos este viejo puente y vamos a dirigirnos hacia el rincón de la Canaleja a ver esa surgencia de espuma blanca que veíamos a lo lejos.





                El tiempo estaba cambiante total, igual estaba todo nublado que aparecían claros.





         ¡¡Cáspita!! el agua ha ocupado hasta la única senda por la que se va al final del valle.




Me llama la atención pues este tramo de senda es parte del famoso sendero GR 66, que cruza España de cabo a rabo. Vamos que las aguas no respetan nada ;-)




Pero nosotros vamos a dejar el GR buscando esa surgencia lejana, que esta fácil pues solo tenemos que remontar el curso del arroyo creado.




Tras subir un rato, nos encontramos con el arroyo cruzando por debajo de este viejo puente-canal que llevaba el agua de estas surgencias y manantiales por todo el valle para regar las huertas.





Y al levantar la cabeza vemos esta belleza de imagen con el arroyo de la surgencia creando esta
bonita cascada.





                              No es fácil ver esta cascada pues de la carretera no se ve.





                                 Un cosa muy difícil de trasmitir con fotos: ¡¡El RUIDO!!





                   Sigamos subiendo, ya que tenemos que encontrar de donde brota esta surgencia.





          Vamos cogiendo altura y ya podemos ver el fondo del valle donde esta el pueblo.





Llegó un momento que la maraña espinosa era impenetrable. Un persona normal se habría dado la vuelta. Yo tenía que ver el nacimiento. Me cerré cremalleras, me puse la capucha para taparme la cara y me metí de lleno en ese infierno.





Llego un momento que me topé con el arroyo que bajaba a tanta leche que creaba amontonamientos de espuma blanca.




                                                             Por fin, aquí vi una de ellas.





             Me puedo quedar hipnotizado y empanado viendo esto que tenéis delante mucho rato.





               Y al lado está esta otra que echa aun más agua todavía de esa pequeña gruta.





Para mí esto es un espectáculo sencillamente brutal. Esto que ven por lo general durará unos días solamente. Antes o después irá remitiendo y saliendo menos agua hasta secarse.





Volvamos al pueblo que va a anochecer. Hay que decir que muy cerca de esta surgencia hay otra conocido como el Boquerón de Valdecabras que ya os enseñaré en otra entrada aparte, pues es una cueva activa que suelta agua, y como buena cueva os la enseñaré por dentro.



Para finalizar, tengo que decir que todo esto que os enseño esta muy bien pero luciría mucho más si lo pudierais ver y sobre todo oír.
Por eso en la entrada de abajo tenéis el vídeo de una de estas surgencias.

Que lo disfrutéis!! Hasta la semana que viene!!

8 comentarios:

  1. Hola Toni.

    No me extraña cuando hablas de esta zona como tu gimnasio particular. Cerca de casa y con muchos atractivos concentrados en pocos kilómetros cuadrados. Fuentes permanentes, surgencias, cascadas, verdes valles y vallejos, pétreas paredes y pequeñas ciudadelas encantadas. Y aunque a veces hay que superar la incomodidad de su acceso (te imagino pasando por esos espinosos infiernos), vale la pena el esfuerzo por el espectáculo visual finalmente alcanzado. Y ese Boquerón de Valdecabras que nos mostrarás promete ser interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Pues sí, aparte de todo esto que comentas, como encima esta plagada de simas y cuevas, y yo hago mis pinitos con la espeleo, pues resulta que voy mucho. Para más abundamiento, en el restaurante del pueblo se come bastante bien y hacen toda la carne a la brasa. Si pudiera vivir en un pueblo cerca de Cuenca claro, posiblemente elegiriía Valdecabras.
      Te gustará cuando cuelgue la entrada del boquerón de valdecabras. Tiene la forma de una tubería natural y recuerdo que salimos doblaos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Todavía me viene a la memoria, esas entradas y salidas de espuma, que recorren los pinares y los paramos concurridos de helechos, musgo y lascas, brezos y sotos de primavera aterrados.Salta la mirada por doquier, en cada foto reflejas un corazón volcado en la sierra, una esperanza repetida en deseos de mostrar el agua, el aire y la tierra . Como en octubre de 2011 vuelve "El Valdecabras" a llenarnos de primaveral gozo, los congelados y dormidos sentidos del invierno.
    Gracias Toni por estos plateados reflejos sobre verdes y pardos suelos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre patxi!!
      Siempre es un placer leer tu prosa poética sobre la naturaleza.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola Toni.
    Además del sentimiento con que relatas tus rutas, siempre bonitas, por esos parajes naturales, tus espectaculares fotos acaban por cautivar la atención de estas entradas ruteras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Luis. Tú también le pones mucho sentimiento a las rutas y las fotos y yo creo que eso siempre esta muy bien. Un saludo.

      Eliminar
  4. Una entrada y excursion original de verdad...Por cierto, ayer sacaron en el telediario que ya han creado la forma de de meter sonido en los jpg de las fotos el sonido, asique no creo que tardemos muchos años en que nos muestres el sonido de estas aguas de cancerbericas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sugoi.

      Fotos con sonido? agua convertida en vino? estos pequeños avances me dan cierto yuyu. Aunque luego seguro que será una pasada y fliparemos lo suyo.

      Eliminar