domingo, 24 de agosto de 2014

DE HUERTAPELAYO AL PUENTE DE TAGÜENZA ( -AT- )




Volvamos a la etiqueta ALTO TAJO que tengo tiempo abandonada.


El Parque natural del Alto Tajo en Guadalajara tiene dos partes diferenciadas.
Una es la que un buen carril acompaña paralelamente  al río en muchos kilómetros. Desde el puente del Martinete en Peralejos de las Truchas hasta el puente de San Pedro cerca de Zaorejas más o menos.

En cierta manera, es la parte más turística y visitada del valle cañón del Tajo debido a este carril.
Pero a partir del puente de San Pedro, río abajo hasta el Hundido de Armallones, desaparece ese comodo carril, debido principalmente a la hosca orografía del terreno.
Por aquí ya hay que carrilear  y caminar mucho, hasta poder bajar al río, siendo la parte del Alto Tajo en Guadalajara que más me gusta recorrer.

Nosotros iremos al pueblo de HuertaPelayo para acercarnos al bonito puente de Taguenza, testigo impertérrito de las gestas de los Gancheros, y único paso para pasar al otro lado del Tajo en esa comarca.

                   Vayamos al recóndito y pequeño pueblo de Huertapelayo, donde dejaremos el coche.

                                   Puesto debajo de la imponente Peña Calera (1097 metros)


Como todos los pueblos del Alto Tajo esta situado arriba, y mientras vamos bajando andando vamos observando el valle del río.



                    Aquí ya hemos llegado abajo, donde el reino vegetal es amo y señor.


                            Y llegamos a este especie de mini merendero a pie de río.

           Río Tajo que nos ofrece sin cesar mil estampas fluviales dignas de mirar y fotografiar.














              No olvidemos que siempre estamos dentro de un valle cañón. El Alto Tajo es así.








Llega un momento que el río se estrecha y se llena de vegetación, cosa que hace que salgamos arriba por un carril que va.





           Por aquí nos encontramos semiescondido el pequeño cementerio de Huertapelayo.





Pero sobre todo ese cerro de la izquierda, Cabeza Lapuente, es el que debemos bordear por la izquierda.




                   Un zoom al estrecho del Tajo. El puente de Taguenza estaría al otro lado.




                 Una panorámica de estos lares, que aún siendo verano, no se veía ni un alma.





Después de bordear Cabeza Lapuente, ya podemos ver un trocito de puente y la senda que baja a él.




           Yendo por la senda ya podemos avistar abajo al Tajo y su especial color verde otra vez.





Lo curioso y especial de este puente es que no hay carretera ni carril para llegar, es decir solo se llega por senda, la senda que han utilizado desde antiguo las gentes de Huertapelayo para ir Huertahernando (al otro lado del valle del Tajo) y viceversa.

    Vemos perfectamente que aprovecharon que el río se encañona por completo para poner el puente.





Pero he comentado antes que estábamos en Verano y aunque ya me había bañado antes, justo debajo del pueblo, este baño del puente de Taguenza se antojaba divino.



     La cámara que llevaba por entonces fallaba algunas veces y me hacia las fotos oscuras pero curiosas.

                                  Aquí ya sale bien y vean que maravilla de agua y de baño.





                 Este puente aparece la novela "El río que nos lleva" de Jose Luis Sampedro.





                                                              El cañón con el puente.














Este bello puente se hizo para comunicar por las gentes de los pueblos de un lado del río  (Huertapelayo y Armallones), para comunicarse con los del otro lado (Huertahernando, Ocentejo y la Buenafuente)





Inicialmente fue de madera, pero luego se hizo en piedra y hormigón y fue muy importante en comunicación entre el Señorío de Molina y el Ducado de Pastrana.





              Volvemos andando a por el coche, admirando el bonito pueblo de Huertapelayo.






                    Situado bellamente entre la Peña Calera, la Ila y la Cabezuela.







      Y con esta otra foto del pueblo con la Ila (1141 metros) me despido hasta la semana que viene.




Ahí os dejo con la ruta de ida y vuelta de unos 6 o 7 km, siendo el punto de inicio el pueblo de Huertapelayo.

3 comentarios:

  1. Muy bonito como siempre Tony, ya se te echaba de menos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Recursos Silvestres.

    Por Crom!! No conocía tu maravillosa página sobre micología y naturaleza. Me he leído todas las entradas y aquí tenéis a partir de ahora un seguidor fijo! Además en mi familia hemos sido micólogos desde hace unos 50 años, por la afición de mis padres. Halagado también me encuentro que sigáis mi blog y os guste. (una pregunta si no es indiscreta: ¿de que parte de España sois? lo digo pq tenéis que serlo de una rica en setas y hongos, no?

    Gracias por tus palabras, y a seguir así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni el placer es nuestro, nosotros también hemos leído todas tus entradas ya que te seguimos desde hace mucho tiempo y tu blog nos parece todo un ejemplo.
    Yo en particular soy de cuenca, aunque este proyecto lo formamos un grupo de amigos distribuidos por todo el país ( Madrid, Valencia, La Rioja, Málaga, Teruel...) que compartimos afición por la micologia.
    Es un honor que te guste nuestro espacio y para cualquier cosa estamos en contacto.
    Un saludo y muchas gracias.

    ResponderEliminar