domingo, 5 de octubre de 2014

DEL REFUGIO DE BUJARUELO AL REFUGIO DE GORIZ (P.N. DE ORDESA Y MONTE PERDIDO)


Desde nuestra última visita al Parque Nacional de Aigues Tortes en los Pirineos catalanes, no habíamos vuelto. Esta vez tocaba los Pirineos oscenses, ya que Maru no conocía Ordesa y Monte Perdido, y eso cualquier senderista que se precie, debe remediarlo prontamente.
Como llevamos un tiempo cogiéndole gustillo a los refugios de alta montaña, pues nos marcamos unas rutas entre refugios de las duras, pero también de las de gozar supremamente.
Os voy a poner la primera de ellas, en las que dormimos en el refugio del valle de Bujaruelo para ascender al Puerto de Bujaruelo (frontera con Francia), pasar por el refugio de Sarradets, y por la Brecha de Rolando volver a España y bajar al archiconocido refugio de Goriz, donde pernoctaríamos.

Va dedicada la entrada a Dani Alcalá, castellonense del litoral con alma serrana y montañesa y vocación pirenaica, de quien he aprendido muchas cosas de los Pirineos (y del Espadán claro está) siguiendo su magnífico blog http://pdipb.blogspot.com.es/




Después de ver el valle de Ordesa durante el día, nos vamos a media tarde al Refugio de Bujaruelo donde esta noche dormiremos.




       Con la luz del atardecer podemos ver la grandeza de los Pirineos, desde el valle de Bujaruelo.




El refugio y camping de Bujaruelo está abajo, en uno de esos sitios preciosos, pero a los que se llega en coche por un carril.




       El vetusto y antiquísimo puente sobre el río Ara le dan al valle de Bujaruelo un toque mágico.




Desde aquí se ve el valle cañón del río Ara que viene a nacer en las faldas del Macizo del Vignemale.




Después de cenar y conocer  a otros senderistas que iban a hacer la misma ruta que nosotros, nos acostamos, ya que al día siguiente nos tocaba subir hasta la alta montaña, con un cuestarrón que dejaba cualquier pendiente subida por nuestras sierras en mantillas.




            Aquí estamos preparados para darle caña a las piernas y dejar la civilización atrás.




    El primer tramo que pasa por un frondoso bosque nos recibe con hermosos Tejos y Hayas jóvenes.




Cuando se comienza a coger altura y a ver las montañas es cuando te vas dando cuenta realmente donde estas.




Atrás nuestro vamos dejando la Peña de Ordiso  (2574 m.), el Pico Mallarruego (2684 m.) entre otros.





La senda sube por el barranco de Sandaruelo, hasta aquel collado que ven al fondo: el puerto de Bujaruelo.




El refugio esta a 1340 metros y el puerto de Bujaruelo a 2272 metros. Hagan cálculos de la cuestecita que nos echamos.




        Se nota que hemos dejado atrás la vida vegetal. La montaña y la roca nos va recibiendo.




                                              Estamos a punto de llegar al puerto de Bujaruelo.







Aquí arriba hay una cosa que no gusta, ya que después de haber subido casi mil metros, te das cuenta que hay muchos franceses y la mayoría no son montañeros ni senderistas, sino que hay mucha gente normal. Comprobamos que los gabachos construyeron una carretera por su lado que sube bastante, habiendo cerca de este Puerto de Bujaruelo el parking donde dejan los coches.
Resumiendo, dejamos rápidamente este collado y nos subimos hacia el Refugio de Sarradets donde ya no se ven los coches al fondo y la gente que te encuentras va siendo montañera, y nada de mujeres en chanclas, familias al completo o niños demasiado pequeños.





Al llegar arriba después de la cuesta, había como siempre unos cuantos franceses, pero a mí lo que me llamo la atención fue esto: me veía a mi mismo como la oveja de abajo y la de arriba era una enorme lata de cerveza.





        Yendo por un lateral en dirección a la Breche du Roland, nos va apareciendo blancos neveros.




             Otro clásico de los Pirineos que nunca deja indiferente: andar por encima de las nubes.




                              Debajo de las nubes se encuentra el pueblo francés de Gavarnie.




Por ahí tenemos que subir. Fíjense lo abrigado que vamos, ya que aquí arriba corría una rasca del copón.




                                        En muchos tramos la nieve esta congelada.





             No obstante, hemos llegado al Glaciar del Taillón. Sencillamente impresionante!!





Pero esto no se acaba aquí, ya que al girarnos y mirar hacia el otro lado, casi nos da un pasmo: lo que tenemos delante es brutal.





Desmembremos la fotografía de antes: 1º, el refugio de Sarradets o de la Breche du Roland, a modo de Monasterio tibetano.




                               2º: al fondo la cascada más alta de Europa, la de Gavarnie.







Todo el paisaje parece hecho por ordenador, o mejor dicho, sacado de la cabeza de Peter Jackson para su Tierra Media.






3º: Desde el refugio podemos avistar esa titánica y tantálica obra de la naturaleza que es la brecha de Rolando y cruce fronterizo entre España y Francia.





En este refugio nos paso una cosa realmente curiosa, ya que estaba haciendo fotos como un descosío entre gente francesa, cuando de repente oí detrás mío un "Toni" "Toni". Como mi cerebro no concebía que alguien me conociera allí no me gire y seguí haciendo fotos. De repente, oí detrás mío " Magia Serrana" "Toni Magia Serrana" . Al oír esas palabras, me gire rápidamente, encontrándome con una pareja que no había visto en mi vida, que me conocían del blog, ya que seguían mis entradas. Casi me da un pasmo de lo increíble que me estaba pareciendo aquello. Al final resulta que son de un pueblo de Cuenca, San Clemente, donde hay una muy buena peña senderista. Recuerdos y saludos a Gracia y Carmelo por tan buen momento.






Allí nos tomamos una coca cola a precio de oro, mientras enfrente teníamos el siguiente objetivo de la ruta.





                 Mientras subimos por la empinadísima senda vamos dejando atrás el refugio.





      Hasta que subimos al siguiente piso donde ya tenemos bien cerca esta brutalidad de la naturaleza.





Vean como esta la subida/bajada a la Brecha. Aunque lo peor era bajar, ya que había que tener un cuidado especial.








Cuenta la leyenda que Roland, caballero que capitaneaba las tropas de Carlomagno que entraron en España, hizo este brutal tajo con su espada. A la vuelta, en Roncesvalles se les dio su merecido








                            Nos toca a nosotros acometer la subida para pasar a España.





A cada metro que dábamos la magia serrana nos supuraba por la piel. Era de esos momentos de guardar en la memoria forever.





    Una vez arriba y con España a mis espaldas, Maru me sorprendió así. Nos encontramos a 2805 metros, la cota más alta que estuvimos en esta semana en Pirineos.





                Comenzamos a descender, mientras arriba tenemos el Casco (3011 metros)





Aún bajando a Goriz, no puedo dejar de observar la Brecha con las figuritas humanas en ella para que nos demos cuenta de su fuerza y tamaño.







                              De hecho, toca también panorámica desde el lado español.







Después de pasar por el collado de Millaris y por el del Descargador, nos dirigimos hacia el refugio de Goriz.





                                                    Por aquí nos acompañan los sarrios.





Mientras vamos, las nubes se apartan y nos dejan hacerle una foto a ese coloso de los pirineos, llamado el Monte Perdido (3348 metros), y llamado así por que desde el lado francés la forma de la montaña y las nieblas perpetuas lo escondían, y muchas veces los franceses no lo encontraban.





               Por fin, vamos llegando al refugio de Goriz, que a ver si lo encuentran en el mapa.





20 años después de que mi madre quisiera pernoctar en él, y no pudiera por la renuencia de mi padre, hemos estado nosotros. ¡¡Va por ti, madre!!




El sitio donde esta Goriz es acojonantemente guapo, ni más ni menos que encima del valle de Ordesa.





Llegamos a las 5 de la tarde, 9 horas después de haber salido. Por fin llegaban esas cervezas de refugio que son caras pero las mejores del mundo mundial. En Goriz hay que coger plaza con bastante antelación. Si no, se puede subir con la tienda y plantarla al atardecer, dormir y recogerla al amanecer.




Nuestro turno de cena era a las 8 de la tarde, donde dimos buena cuenta de unos ricos espaguetis, junto con una familia catalana que subían al Perdido a la mañana siguiente.





A las 9 Maru y yo ya estábamos dispuestos para dormir (y roncar) a pierna suelta, soñando con las maravillas de la naturaleza que habíamos contemplado este gran día.




Al día siguiente nos despertaríamos pronto pues nos tocaba llegar hasta el Refugio de Pineta por la faja de las Olas y el Collado del Añisclo, donde pernoctaríamos, pero eso es otra historia que os contaré la próxima vez, pues el mal tiempo y la meteorología adversa se nos presentaron cuando menos la esperábamos, dándonos una serie de problemas.

¡¡Hasta la semana que viene!!

11 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Muy maja e ilustrativa la ruta. Con un recorrido como éste, cualquiera se enamoraría de los Pirineos a la primera. La Brecha de Rolando y Gavarnie dejan pasmado a cualquiera. Lástima que después se os complicara el tiempo, pero siempre habrá otra oportunidad para proyectar otros "ataques" a la Cordillera. Por cierto, muy bueno el símil de la oveja y la cervecita, ja,ja!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      De esas rutas que enganchan al senderismo y a los Pirineos. Ya sabes que el mal tiempo en la montaña juega mucho papel y en los Pirineos más aún. Ya estamos proyectando otra semana el verano que viene en otra parte de los Piris. Te ha gustado lo de la oveja paulaner o voll damn, eh!!

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Estuenda ruta Toni.
    Que recuerdos¡ Unos mas lejanos (Bujaruelo), otros más recientes (Serradets).
    El encuentro fue una sorpresa muy grata y divertida. Lamento que os empeorara el tiempo, sería en la parte española, en la francesa seguimos con nieblas en cotas bajas y sol en las altas. Al día siguiente subimos al glaciar del Vignemale, también impresionante.
    Es cierto que el Pirineo francés está más masificado, tienen acceso a las cotas más altas, que si un teleférico para llegar al lago de Gaube, un autobús para el circo de Troumousse...
    En espera de tu nueva entrada sobre Pineta. Nosotros ya lo habíamos dejado atrás, jajaja, ibamos en direcciones opuestas.
    Saludos para Maru.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gracia.

      Es que cuando recuerdo siempre ese momento, me entra una sonrisa muy buena!! Le dije a Maru que algún año debiéramos conocer la parte francesa del otro lado, aunque esa masificación que me cuentas, de teleféricos y autobuses no me llama mucho. La parte del Vignemale nos quedamos con ganas de conocer, pues al final no llegamos. Y si es verdad que íbamos como los cangrejos pero en direcciones opuestas, jajaa.
      Bueno, Recuerdos para Carmelo tb y al chico que os va salir un montañero de los buenos!!

      Eliminar
  3. Una pasada de ruta... Un ambiente montañero muy ameno. Unos paisajes y unos contrastes naturales muy variados, y unos cuantos kilómetros hacia arriba, y hacia abajo, para poner fuertes las piernas... Total. Pero lo más importante es la satisfacción de ver todo esto y sentirlo... Enhorabuena por las fotografías y por el artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luz del Monte.

      Todo un placer y bienvenido aquí. Encantado que te guste. No podías haberlo dicho mejor con estas palabras que has escrito, esa satisfacción de sentirlo y poder recordarlo es lo mejor. Tremendo tu blog, tanto las fotos y como el texto. Te tengo en los favoritos ya.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Primero que nada gracias por dedicarme esta preciosa entrada, ha sido un detalle halagador.
    El recorrido que hicisteis es fantástico, pero sin duda el momentazo es cuando alcanzas el collado de Sarradets y ves ante ti esa maravilla que es el Circo de Gavarnie, con la cascada y la brecha, te juro que el impacto cuando he visto la foto ha sido casi parecido a cuando lo vi con mis ojos la primera vez, incluso he soltado el mismo "guauu!!!". Sin duda un lugar en el "top 5" de los Pirineos.
    Veo que en Góriz os tocó piso de arriba de literas, al igual que a nosotros.
    Pues te he de confesar que yo, cuando hice vivac en la misma brecha (cosa que te recomiendo, de los mejores amaneceres que he visto en mi vida), subí desde ese parking que mencionas jejeje, ahí se produce el "efecto dominguero" de la Cola de Caballo pero a mucha más altura...
    ...y llámame mente sucia, pero lo de las ovejas en un principio, y leyendo por encima el texto lo había interpretado de otra manera jajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Vivac en la Brecha???????? Por favor, te tenía que haber conocido antes o haber sido de Betxí!!!!! jajaja, vaya sitio cañón para hacer un vivac, normal lo que cuentas del amanecer.
      Yo es que creo que aunque subas 50 veces al circo de Gavarnie y Brecha, el síndrome de Sthendal o de la belleza tiene que sacudir siempre, y más a gente como nosotros que tenemos al sensibilidad más acusada a la naturaleza y a la montaña.
      En Goriz nos toco arriba, pero si te digo la verdad no me acuerdo de mucho más, ya que tardamos 0,0 en caer freídos.
      En cuanto a lo de la oveja, si yo también soy un poco "sucio" pero es que soy muy cervecero y veo latas de cerveza hasta en mi tumba, como diría el Evaristo.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. http://pdipb.blogspot.com.es/2012/09/ruta-circo-de-gavarnie-ordesa-dia-1-col.html

      http://pdipb.blogspot.com.es/2012/10/ruta-circo-de-gavarnie-ordesa-dia-2.html

      http://pdipb.blogspot.com.es/2012/10/ruta-circo-de-gavarnie-ordesa-dia-3-y.html

      http://pdipb.blogspot.com.es/2012/10/ruta-circo-de-gavarnie-ordesa-dia-4-fin.html

      Eliminar
  5. Hola Toni y familia,
    Sabes que me encanta leer tu blog porqué me encanta leer y ver en tus textos y fotografías, aquello que no conozco de mi tierra y siempre me emociono con aquello que veo que sí conozco un poquito; pues bien, con esta entrada lo que me ha pasado es que mi pareja y yo hemos estado este septiembre allí mismo, y según iba leyéndote iba recordándolo todo...las fotos idénticas (no voy a comentar lo de la oveja, lo dejo para otras mentes, jajaja)...a sido increíble!!! Por eso te doy las gracias. Aunque hay un pequeño (gran) detalle de diferencia, nosotros llegamos solamente al refugio de Sarradets, pensando que como teniamos que volver al refugio de bujaruelo, donde habiamos dejado el coche, no nos daba tiempo a más, un error pero una experiencia maravillosa a repetir.
    También aprovecho para comentarte la entrada anterior, ya que este agosto también hemos estado en el embalse del molino de Chincha...las fotos espectaculares, las tuyas y las mias...sobretodo las tuyas, claro!!! Piragua y todo!! Pero siempre me enseñas algo nuevo que no conozco, la cueva, hay que volver...la hoz de Tragavivos si la conozco bien, la crucé enterita hace ya algo más de 20 años.
    Bueno, espero encontrarme con vosotros alguna vez entre agua, pinos y rocas, como te ha pasado con aquella pareja...
    Ahora mismo me encuentro en Gran Canaria, ayer Roque nublo y mañana pico de las Nieves...te lo recomiendo.

    Un abrazo, otro para Maru y otro a la naturaleza, que se que se los darás.

    ResponderEliminar
  6. Hola Txus. Gracias, gracias por tus palabras. Parece que llevamos rutas y excusiones parecidas. No esta mal tampoco vuestra ruta de Bujaruelo hasta Sarradets, pero un último empujoncito habría sido llegar a la brecha, aunque habría sido también una ruta durilla.
    Ya tenéis otro motivo para acercaros al embalse de la Chincha, la cueva de la Sierpe.

    No desperemos que nos podemos encontrar en el momento más inesperado, pero eso sí, me tendrás que reconocer tú.
    Gran Canaria que pasada. Nosotros queremos hacer dentro de poco la isla de la palma.

    Un abrazo serrano para vosotros.

    ResponderEliminar