domingo, 8 de febrero de 2015

LA SIERRA DE VALDEMECA

 


Vamos a ver un enclave montañoso dentro de la Serranía de Cuenca verdaderamente peculiar.
Con el nombre de la Sierra de Valdemeca podríamos estar señalando perfectamente al serrano término municipal de este pueblo, pero no; con este nombre nos referimos a un bello cordal montañoso que hay en la parte meridional de su término. Este enclave afecta a los términos municipales de Valdemeca, Valdemoro de la Sierra y Huerta del Marquesado, y en menor medida y cercanía a Beamud y Huélamo.


 
 
Con las rayas os he marcado lo que se puede considerar toda la sierra de Valdemeca con sus dos laderas la este y la oeste.

 
 

Este largo cordal de unos 15 km de largo aprox. y con orientación norte-sur, se puede considerar una montaña alargada. Las alturas que rondamos a lo largo del cordal oscilan entre los 1660 aproximadamente y los 1838 de su punto más alto, conocido como el Collado Bajo.
 
 
Vista más cercana, donde se comprueba el cordal montañoso con sus dos laderas rasgadas de barrancos. El Collado Bajo estaría en la parte inferior de la foto.

 


La parte alta del cordal suele estar cubierto de pinos, pero también nos encontramos tramos rocosos de piedra rodeno que hacen de miradores espectaculares. Luego, a ambos lados del cordal se extienden las alargadas laderas cubiertas de densa vegetación y bosques mixtos y profusos.
 
 
Vista lejana y perfecta de la Sierra de Valdemeca.


 
 
Vista más cercana hecha con zoom del cordal donde vemos esos bordes de piedra rodeno que sirven de.....



 
                                             Excelente miradores hacia su ladera este.

 


           Las laderas de la Sierra es un continuo y frondoso manto verde de un gran bosque mixto.





 



En cuanto a las laderas hay que diferenciarlas;  la ladera este,  la que da a Valdemeca y Huerta del Marquesado, es la más lluviosa, siendo aquello un magnifico bosque de reminiscencias cantábricas y galaicas. Y la oeste que da a Beamud y Valdemoro Sierra, con algo menos de lluvia pero paradójicamente ve nacer en sus laderas multitud de arroyos que dan lugar al río Guadazaón, afluente del Cabriel.

 
 
                                          La Pasadera, sitio donde nace el río Guadazaón.


 
 
Río que va creciendo de los aportes que le bajan principalmente de la ladera oeste de la Sierra de Valdemeca.





El río Guadarroyo es otro de los afluentes del Guadazaón, que viene a nacer justo en la ladera sur más inminente del Collado Bajo.


 

Los desniveles de la Sierra de Valdemeca por las laderas van de los 1700/1800 de la parte alta a los 1100/1200 de la parte baja, donde suelen estar los pueblos.

 
 
     Vista del Huerta del Marquesado y al fondo podéis ver perfectamente la Sierra de Valdemeca.
 
 
 
 

                                  Vista del pueblo de Valdemeca desde lo alto de la Sierra.



 
Desde lo alto de la Sierra podemos ver la ladera oeste, donde Beamud estaría abajo a la derecha  y Valdemoro a la izquierda.


 
 
         Vista de Valdemoro de la Sierra desde las ultimas estribaciones del Collado Bajo.


 
 
Viniendo por la carretera de Laguna del Marquesado nada más bajar nos encontramos esta vista del cordal.


 
 
      En este caso nevada, ya que recordar que allí arriba andamos sobre los 1800 metros de altitud.


 
 
             La ladera este rezuma exuberancia y es más frondosa que la ladera oeste.

 

Otra característica muy importante de la que van a venir dadas unas singularidades botánicas y geológicas muy especiales, es que la Sierra de Valdemeca es una isla silícea, es decir, de suelos ácidos, en el extenso mar de caliza de la Serranía que le rodea, siendo aquello un paraíso tanto para senderistas, como para micólogos.

Huelga decir, que estas características hacen de tal paraje de alto valor geológico, como demuestra la celebración del Geolodía 2014 en este paraje.

 
 
                                        Setas y hongos pueblan la Sierra durante el otoño.



                                 Amanita Muscaria entre un suelo poblado de hojas de roble.




Las piedras en la Sierra de Valdemeca suelte estar cubiertas de líquenes, bioindicador de la pureza del aire en este enclave.
 



En la Sierra de Valdemeca encontraremos los tres pinos de la Serranía, es decir, laricio, rodeno y silvestre, robles variados y  el sotobosque será muy rico y variado, pero brezo, gayuba y helecho tapizan en gran parte sus laderas, además de preciosos prados verdes de alta montaña.

 
 
                                       Siendo un enclave único y especial para caminarlo.

 
 
                                          Por cualquiera de sus vertientes.


 
 
                              Plagado de buenos pinares, como estos pinos silvestres.


 
 
 


 
                     Y multitud de fuentes, como esta del merendero de Fuente Ardilla.


 
 
                                          O esta otra en la subida al Collado Bajo.


 
 
                                       O esta en la vertiente que va hacia Huélamo.


 
 
                                                   Extensos helechares tapizan las laderas.


 
 
                                Que en Otoño toman un color rojizo marrón realmente bello.


 
 
                           Entre pinos, acebos y robles melojos (Quercus Pirenayca)

 

En cuanto al arbolado, este paraje encierra dos tesoros: Es el límite absoluto meridional donde nace en España el Roble Norteño por excelencia (Quercus Petraea), que solo aparece en la cornisa cantábrica, los dos extremos de los Pirineos y luego manchas dispersas por el interior de Cataluña, Palencia y Burgos. En la Sierra de Valdemeca no aparece formando bosques, sino salpicando bosques de pino silvestre y roble melojo.

 
 
         El Quercus Petraea salpica la Sierra de Valdemeca convirtiéndola en un en enclave único.


 
 
                                    Con sus características hojas dentadas típicas del Roble.


 
 
Aunque muchas veces no es fácil de identificar pues se confunden con los Quercus Pirenayca (Robles melojos)

 

 Y el otro tesoro, es que en su ladera oeste encontraremos un joven Abedular de manera natural, de los escasos parajes en esta parte inferior del Sistema Ibérico donde encontramos un bosque de este árbol, y no ejemplares sueltos y esporádicos ubicados en las inaccesibles riberas de los ríos. Ver Aquí

 
 
                El abedular de la Hoz de los Álamos ubicado a unos 1600 metros de altitud.


 
 
                       Ubicado en su ladera oeste, más cerca del pueblo de Beamud.

 

También es famosa la sierra de Valdemeca, este caso por un hecho desgraciado y penoso, como fue el accidente de aviación en su ladera norte, donde murió el que todos consideraban el mejor gimnasta español de todos los tiempos. Allí se dejaron la vida Joaquín Blume, su mujer embarazada y 26 personas más, una infausta y tormentosa noche de 29 de Abril de 1959.

 
 
                 La gran cruz esta puesta en el mismo punto donde se estrelló el avión.


 
 
Todos los años por esa fecha hay una marcha senderista que sube a la cruz a hacer una ofrenda.
 

 

La subida al Collado Bajo VER AQUÍ y Sierra de Valdemeca no es especialmente dura siempre que subas por el carril en diagonal que sale desde Huerta del Marquesado. Si lo subes por las laderas asalvajadas ya es otra historia. El único accidente geográfico que hay en el cordal montañoso es un collado en el que los dos lados del mismo son el Portillo Hermoso con sus 1826 metros y el Collado Bajo con sus 1839. En días muy claros desde el Collado Bajo se pueden ver grandes horizontes, incluyendo por ejemplo la Sierra de Guadarrama con el Peñalara a la cabeza, incluso la Sierra de Gredos.



Esta es la vista donde al fondo se ve lo que sería el Peñalara en la Sierra Norte de Madrid. Foto cortesía del amigo Juan Ignacio García Laín.
 
 
 
 
Aquí podemos ver la cordillera de Gredos muy al fondo. Foto by Juan Ignacio.


 
 
Por este cortafuegos de aupa (ladera este) subimos al Pico de las nieves (1732 metros) Ver aquí, otro de los puntos altos de la Sierra de Valdemeca. Vean a Paco en la parte izquierda de la foto subiendo en zig zag.


 
Por la Hoz de los Álamos (ladera oeste) también se puede subir con paciencia y buena forma física ,aprovechando las ramblas abiertas que crea las torrenteras de agua cuando bajan por la ladera.


 
 
               En su cima, aparte de buenas vistas tenemos una caseta de vigilancia forestal.


 
 
                              Con su alto vértice geodésico que marca los 1839 metros.


 
 
Y aquí una primicia muy reciente: desde la montaña más alta de la Comunidad Valenciana (con el permiso siempre del Penyagolosa) el Alto de las Barracas o Cerro Calderon (1837 metros) en la Sierra de Javalambre,  se ve la Sierra de Valdemeca. ¡¡Inconfundible todo su cordal!! 
El ser el "ochomil" mas meridional de la Serranía de Cuenca y de toda esta parte del Rincón de Ademuz y de Teruel, hace que sea visible desde Javalambre, puestos los dos casi a la misma latitud.




Con todo lo que os cuento y las fotos, se antoja a priori imposible tener una foto como montaña del Collado Bajo y sus 1838 metros, pues siempre saldrá el cordal montañoso alargado de la Sierra de Valdemeca.

 
 
Desde donde lo mires siempre saldrá el cordal montañoso; en este caso vista desde el Peñalba (1790 metros)
 


                             El Collado Bajo sería lo alto de la parte izquierda de la foto.
 
                                                                     Otra vista mas.


 
 
Desde el lado de Huerta se puede ver esta vista del cordal con el Collado Bajo como punto más alto a la izquierda.

 

 
Pero un buen día por fin, haciendo una ruta por Campillos Sierra y Valdemoro, por fin pude tener delante vista y foto del Collado Bajo individualizado como montaña, y a la vez la proa gigantesca y verde de ese enorme barco que es la Sierra de Valdemeca.

 
 
                                         Ahí la tienen con las nubes agarradas a la cima.

A la izquierda arriba el Collado Bajo, y por el centro torciendo hacia la izquierda, el barranco del río Guadarroyo que sube casi hasta la cima de la montaña.
 
   Aquí se ve mejor lo que sería el Collado Bajo (1839 metros) como gran montaña individualizada. Justo debajo de donde estoy en la foto andaremos por los 1100 metros.



    Espero que les haya gustado! Hasta la semana que viene!

10 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Un reportaje muy completo e ilustrativo de ésta sierra tan peculiar con toda esa riqueza botánica y geológica. Qué buenos momentos y caminatas me traes al recuerdo; en los comienzos casi "peleado" con ella (ay, los brezales!!), y mas tarde enamorado y hechizado. Cuando comience a deshelar toda la nieve que ha caído, tiene que dar gusto ver todas esas ramblas desaguando a lo bestia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      jasjajajajaj, pues tenemos carreras serranas muy parecidas, pues yo tb comencé a atacar la Sierra de Valdemeca en plan senderista por su ladera oeste que es infierno del Brezo en mayúsculas. Recuerdo una ruta buscando las primeras aguas que forman el Guadazaón que tuve que desistir y volver para atrás, pues estaba sudando, con las flores y hojillas del brezo pegadas al sudor, y las ramas del brezo me tenían sujetado los tobillos de tanto intentar avanzar, jadeando y exhausto, decidí volver para atrás. Muy duro aquello. Luego conoces otras partes de la Sierra de Valdemeca y es hasta placentero y agradable, bonitos helechares, robles y abedules, fuentes y pinares, pero el brezo en cantidad es terrorífico.
      Estuve el mes de noviembre buscando hongos y acababa de llover mucho (fue justo antes del mes de sequía y calor que tuvimos en Diciembre, y por la rambla que estuve subiendo duramente no lo pude hacer pues caía el agua a chorros, como un arroyo vertiginoso. Muy chulo aquello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Torcans por comentar. Encantado que haya gustado.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Hay que ver, lo que a simple vista o desde la lejanía parece un cordal como cualquier otro, y la de tesoros y lugares bonitos que esconde, eso por no hablar de la variedad arbórea que ofrece y las vistas casi infinitas que se divisan, y que bien lo has explicado todo, me ha gustado mucho la entrada, vamos, como de costumbre.
    Es verdad, en un capitulo del libro, tu padre nombra lo del accidente de Blume, no lo recordaba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Eso es lo que quería enseñar y creo que lo he conseguido, que detrás de un cordal montañoso como podría ser uno cualquiera se encuentra un sitio especial.
      Habrás visto que he puesto una foto desde el Cerro Calderón, al que al hacer una ruta por la zona de Javalambre y no pillarnos lejos, pues lo subimos. Y ahora te dirás: ¡¡.Has subido antes al Cerro Calderón que al Penyagolosa??? Yo creo que hay que remediarlo cuanto antes, que ya empieza a ser inadmisible. Jjejejeje, no subás muchas mas veces al Gegant, que aún te toca una con nosotros ;-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Cuenca es única y la sierra misteriosa y hechicera!. Otra nueva felicitación por el reportaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Borillo,

      Gracias por las felicitaciones y encantado que te guste. Oye tengo una cosa pendiente contigo y pronto recibirás noticias mías.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy bonito el reportaje. Pero me gustaría hacer una observación. Yo nací en Huerta del Marquesado y conozco esa sierra muy bien. Pues bien, no sé por qué razón casi todo el mundo dice que el punto más alto es el Collado Bajo. No es así. El punto que, también en este bonito reportaje, aparece nombrado como Collado Bajo es, en realidad, el Pico del Telégrafo y siempre se ha llamado así. Collado Bajo es, como su nombre indica, el collado que hay, mirando la sierra desde el lado de Valdemeca, a la derecha del Pico del Telégrafo. Es un collado muy bonito en donde se juntan los términos municipales de Valdemeca, Baldemoro y Huerta del Marquesado. Hay una piedra de rodeno en el suelo, bastante grande, que marca la dirección en que está cada término municipal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.

      Ahora que lo dices, algo había oído comentar. Entonces es el Pico del Telégrafo (nombre muy usual en otras montañas). La razón del porqué es la Topografia. Quien hiciera los mapas topógraficos en su día lo llamaron con el nombre del Collado que hay al lado y eso ha hecho que se quede el nombre, y ya es muy dificil cambiarlo. Pasa lo mismo con el Tajo que mucha gente se cree que hace de límite entre Cuenca y Teruel pues así viene en los mapas pero realmente no es el límite, sino que esa zona del valle del Tajo es Teruel. Luego más adelante ya es límite entre Cuenca y Guadalaljara.

      Gracias por el dato.

      Saludos.

      Eliminar