domingo, 7 de junio de 2015

LA MUELA DE LA MADERA


La Muela de la Madera es una gran extensión de territorio que sobresale sobre el resto de territorio que le rodea y que como buena Muela Serrana, tiene las características propias de estas unidades físicas propias de las tres Serranías.  De hecho es la mayor de las muelas de toda esta parte final del espinazo que conforma el Sistema Ibérico. Su extensa superficie de aproximadamente unas 9000 hectáreas es un magnífico bosque de pino silvestre y laricio de lo más frondoso que hay,  por donde apenas hay cursos de agua y manantiales corriendo. Curioso este último dato, ¿no les parece?

La Muela de la Madera esta delimitada principalmente por el valle del río Júcar en su parte más espectacular, y  dispone de una cubierta rocosa completamente kárstica.
No solo porque exista en ella una Ciudad Encantada, en este caso, el impresionante paraje de Los Callejones de las Majadas,  y que por toda la Muela te puedas encontrar rocas de las formas más caprichosas, sino porque estamos en un autentico queso Gruyere de lo agujereada y filtrada que está.



Aquí esta la gran magia serrana de este enorme paraje!! Vean y lean la entrada!!


La Muela en su parte más alta y erosionada por el río Júcar, vista desde lejos.



Mapa de la extensión de la Muela de la Madera, siendo de unas 9000 hectáreas aproximadamente. Los pueblos de las Majadas estaría a la izquierda, y el de Uña, abajo, un poco a la izquierda.



Vista de las Majadas desde la Muela en su parte oeste no tan alta y erosionada como la sur, la que conforma el río Júcar.



                     Por aquí podemos ver los bordes de la Muela en su parte noroeste.



Vista de los bordes de la Muela desde su lado este, la que conforma el arroyo de Valduerguinas (solo con agua en época de lluvias) que va a desembocar al Júcar.



Vista suroeste de los bordes de la Muela, la que crea el barranco del arroyo del Molinillo, desde aquí, en el Júcar, hasta casi practicamente el pueblo de Las Majadas. Este arroyo suele llevar más agua que el de Valduerguinas, aunque en el verano se suele secar.



Aunque la parte más vertical y erosionada es que crea el río Júcar, siendo esta toda la parte sur. En la foto la Laguna de Uña con nieblas, estando esta ubicada a los pies de la Muela.




Hay aunténticos laderas y paredes espectaculares como la Ceja de la Peña Betaya, ya vistas aquí




       Esta es la parte donde se aprecia mejor la grandiosidad de la Muela de la Madera.





                     Por ella hay senderos espectaculares como el del Escalerón y la Raya.






           Donde se aprecia muy bien la grandiosidad de la de la parte más alta de la Muela.




         En un tramo de la parte sur, el río Júcar se trasforma en el pantano de la Toba.



        Otra vista lejana de la Muela de la Madera con el pantano de la Toba a sus pies.





Los dos único pueblos, Las Majadas y Una están ubicados justo al borde de lo que se considera la Muela. La extensa superficie de la Muela de unas 9000 hectáreas aproximadamente pertenecía a la ciudad de Cuenca. Despues de mucho pleitear con el Ayuntamiento de la capital, el Ayuntamiento de Las Majadas consiguió más o menos la propiedad de la mitad de la Muela, lo que conoce como el Monte Ensanche de Las Majadas. El resto pertenece a Cuenca.

La Muela de la Madera es un autentico paraíso para espeleólogos: cientos de cuevas, covachos, abrigos, grietas y, sobre todo, simas saltean su territorio, creando un entramado geológico subterráneo de primer orden.
Esta profusión de rocas, terreno abrupto y bosque cerrado y frondoso, hace que sea un terreno jodido, el que hay que extremar el cuidado si se va a andar por él.
Mucho conocimiento de terreno, GPS y/o mapas hacen mucha falta.





                                       Vamos arriba a ver sus magníficos bosques.



                                Con hermosos pinos albares como el de la foto.



                                                                  Y bellos prados verdes.









También se han creado en la Muela balsas artificiales de agua, para que los animales puedan beber, entre otras cosas.




Esos pinares y prados alternan con un relieve kárstico absolutamente fascinante como este Lapiaz de grandes dimensiones.




                                Y mares de piedra surcados por profundas grietas.



Grietas donde en sus interiores se crean una condiciones de humedad y exuberancia tremendas.





Me atraen mucho andar por mares de estos y verme rodeado de roca llana por todos los sitios.




En los bordes de la Muela se pueden encontrar pinos bandera como el de la foto.




O pinos albares de una robustez tremenda.....bueno el de al lado también.




También es posible encontrarse Tejos silvestres saliendo de lugares inverosímiles.




En la Muela de la Madera nunca ha habido pueblos; eso ha hecho que esté en un estado muy puro y virginal, cosa que hace que sea un buen sitio para los Tejos.




Entre las muchas grietas y huecos se adivina otra vegetación exuberante y variada.




Otra de las maravillas que sale en la Muela es la Peonia silvestre (Paeonia Broteri), conocida como la rosa sin espinas, todo un endemismo ibérico, que necesita de suelos profundos y pedregosos, de secos a temporalmente frescos, y un clima que no sea muy cálido.





Por toda la Muela se encuentran formas de los más caprichoso que nos recuerdan a los primigenios habitantes de la Muela.



Y todas ellas están diseminadas por la Muela, sin enseñaros las formaciones de los Callejones de las Majadas, que ya os enseñaré mas adelante.




Esta es una de las cosas más numerosas por la Muela: las simas de incierto fondo.




Cuevas de gran profundidad, como la Cueva Lóbrega, también conocida como la Cueva del tío Daniel.




Cuevas de menor profundidad y menos recorrido pero gran belleza.




O covachos y huecos varios de los que hay miles.




Bien seguro que os volveré a enseñar estos huecos y agujeros de una magia especial.



Y tinadas de ganado adosadas a estos innumerables huecos y covachos que son unas auténticas maravillas.











Ahora bien; si en la superficie tenemos un hermoso pinar húmedo y frondoso, no hay apenas cursos de agua y manantiales corriendo por él,  y el suelo esta lleno de simas, grietas, cuevas y galerías. ¿Dónde va toda el agua de lluvia que cae a lo largo del año que es bastante?

Pongámonos que estamos a principios del mes de Marzo. Hemos tenido un otoño normal tirando a bueno de lluvias, un diciembre no muy lluvioso pero frío, y enero y febrero, especialmente este último ha venido cargado de lluvias incesantes. La superficie de la Muela absorbe toda el agua cual esponja. Por los dos grandes barrancos que cruzan la muela, el de la Barbarija y el del Arroyo del Socarrado, a ratos corre el agua, pero no es suficiente para hacer cauce, ya que  tarde o temprano termina filtrándose el agua.

Llega un momento que el acuífero se llena, y deban suceder cosas, pues aquello esta a rebosar y lo vamos a comprobar al pie y en las laderas de la propia Muela.

Primero hay que hablar del único manantial de enjundia que hay durante todo el año, inclusive épocas de sequía, el nacimiento del Arroyo del Rincón, ubicado al pie de las verticales paredes de la Muela, y que crea la Laguna de Uña.
Este caudaloso arroyo tiene un tope, es decir, por mucho que siga lloviendo en la Muela, no seguirá echando más agua. Ese momento en el que el arroyo del Rincón llega a su límite, es cuando entonces el agua cambia de dirección y por los misteriosos e inextricables conductos subterráneos, salta a salir por otros sitios, que son conocidos como reventones, creándose surgencias de agua que estarán activas durante un tiempo limitado, siempre en función de cómo este siendo el régimen de lluvias.



La Laguna de Uña es creada de forma natural por el arroyo del Rincón, cuyo nacimiento esta al fondo de la foto a la derecha.


           Aquí lo tienen soltando agua bajo la eterna vigilancia de las paredes de la Muela.


          Nacimiento que viene a ocurrir principalmente en esta pacifica y bonita balsa.






La mayor de ellas viene a ser el reventón del Arroyo de la Madera saliendo el agua espumosa y violenta por la conocida como Cueva del tío Manolo. El arroyo de la Madera es otro arroyo, mucho menos caudaloso que el del Rincón, que nace en las laderas de la Muela, pero cuando el verano aprieta y la sequía hace mella, yo he llegado a verlo seco. Pero ah amigos!, cuando ocurre el reventón aquello es un espectáculo digno de ver, aparte que incluso trae algo de agua de la superficie de la Muela, cayendo por el paraje conocido como las Catedrales, aunque no es mucho agua lo que viene de arriba.


Ahí tienen el reventón del arroyo de la Madera por el exceso de agua de lluvia en la Muela de la Madera.





El agua viene a salir de manera brutal por la Cueva del tío Manolo que está en el punto donde ven salir el agua, y que ya os enseñé Aquí.





Para convertir el exiguo arroyo de la Madera en todo un río con el que hay que tener mucho cuidado si lo quieres vadear.







Hay que explicar que el agua de lluvia en la Muela tiene para salir por estas surgencias una inclinación sur y este. Tanto el nacimiento del arroyo del Rincón y la surgencia de Fuencaliente esta ubicadas al sur, mientras esta del arroyo de la Madera, como la de la Fontarrona estan situadas al este. Precisamente de esta última es la que vamos a hablar a rengloón seguido.



La Surgencia de la Fontarrona está  dentro del cauce del barranco que formaría el arroyo del Molinillo que trae poquitas aguas del Rincón de la Primavera  y el arroyo de Río Frío, que viene de debajo del Picón del mismo nombre. Es una surgencia que esta puesta muy cerca del río Júcar, por lo que vierte sus abundantes aguas al río de manera inminente, cosa que hace que no creé un arroyo caudaloso y vistoso como pasa con el arroyo de la Madera. Aunque parece ser que si llueve mucho más, termina reventando la Fontarrona como treinta metros atras por una pequeña cavidad de la que sale un auténtico río.


             La salida principal de la Fontarrona, y todo un espectáculo para los sentidos.




A la izquierda la salida principal de la Fontarrona y de esa inmesa roca toba porosa salen chorros de agua a propulsión.





Otra vista de la surgencia principal de la Fontarrona, estando al fondo tras unos veinte metros de recorrido el río Júcar.





Si se investiga más, muy pegadas al río, se encuentran otras surgencias menores, idóneas para calmar la sed.





Ya hemos visto las dos salidas del agua ubicadas en la parte oeste de la Muela, ahora vamos a ver la más sureña de ellas, la Surgencia de Fuencaliente, puesto este nombre por una de las tres aldeas que tuvo el castillo de la Heredad de Montegudo (en el cerro de Monteagudillo), hoy en día sin apenas rastro y todo desaparecido. Esta surgencia tiene la peculiariedad de estar ubicada en la parte baja de dentro de lo que sería el barranco del Vallejo de la Sorquilla, que cruza lo alto de la Muela, y que suele estar siempre seco. Lo curioso, que esta siutada a apenas diez metros del pantano de la Toba, por lo que no esta debajo del agua por poco. También hay que comentar que en época seca esta surgencia es una sima de las de espeleobuceo. Ver AQUÍ.


                                 Ahí me tienen con la surgencia de Fuencaliente al lado.




Siendo una grieta ranura por donde sale el agua a mansalva. Da cosa pensar que los de espeleobuceo tienen que entrar por ahí.





    Y en apenas diez metros echa su encabritada y espumosa agua al pantano de la Toba.






Y nos vamos a despedir con un par de fotos, esperando que os haya gustado esta entrada sobre uno de los parajes mas peculiares y sorprendentes de la Serranía de Cuenca.



                                                  Tormenta sobre la Muela de la Madera.




Reflejo de los bordes de la Muela de la Madera en la entrada del Júcar en el pantano de la Toba, un otoño invierno que aún iba flojo.



Hasta la semana que viene!!

14 comentarios:

  1. Un paraje excepciona Toni!!! a mi de siempre me han gustados las muelas, las considero un paraje aparte del resto que lo rodea. Y si es cierto, que el principal problema es el agua, pues como dices son esponjas que estrujan y sueltan el agua por simas y grietas. Precisas fotos en las que se puede sentir el fragor de las aguas, jejeje.

    Saludos y Serranía viva!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Pues si la verdad que son sitios distintos y con sus peculiares carateristicas. En la Serranía hay muchas más muelas, pero en la que se ve mejor lo del fenómeno de las surgencias y reventones de agua es en esta, ademas de lo buena que es para los que amamos las cuevas. Muchas gracias, tio.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni.

    Ahí es nada!! Un repaso muy ilustrativo de esta gran muela, también una de mis preferidas por sus variados recorridos, a cual más interesante y sorprendente, y sin duda que su gran Magia Serrana la marca el AGUA. El agua que echamos de menos tras el largo verano, y la nostalgia por esos rincones empapados y rezumantes. su verdor, su silencio, la sorpresa de toparte con un rodal de bonitas peonías o los míticos tejos... Y todo sin tener que hacer muchos kilómetros desde Cuenca. Un privilegio, vaya.

    Un abrazo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      No la podías haber descrito mejor. Por un lado el hecho de estar deshabitada hace que esté muy salvaje, y también el hecho de que hay que tener cuidado de andarla pues no es dificil extraviarse, todo eso y la cercanía de Cuenca hace lo que tú dices, un auténtico privilegio. Lástima del incendio del 2009 que arraso una 1500 hectareas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Gran crónica amigo, prácticamente nos has descubierto en ella todos los rincones de esta Muela de la Madera, ¡¡incluso los más escondidos!!, flipante la de vida que puede haber en lo que a simple vista solo parece una simple grieta, lo que también es flipante es toda la historia del agua, que si me filtro por aquí, que si ahora surjo por este arroyo, que si ahora surjo por otro, lo dicho, flipante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Realmente la historia del agua es lo que quería enseñar en esta entrada y he tardado en hacerla pues he tenido que juntar y esperar a tener de todas las surgencias. Fue un veterano espeleólogo de mi club de antes quien me contó un poco la historia del agua en la Muela, y me pareció tan fascinante que me dije que tenía que hacer una entrada de eso. Me alegro que os guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Excelente reportaje Toni, conozco las surgencias de Fuencaliente, arroyo del Rincón y arroyo de la Madera en pleno reventón. Al pié del puente de Royo Frío he andado entre las caceras ,derrumbes y la vegetación de la zona que ocupaba el molino, donde se observa un manantial y según tengo entendido a unos cien metros aproximadamente aguas arriba (del Júcar) se localiza la Fontarrona , ¿me lo puedes explicar? Gracias y Saludos.

      Eliminar
  5. Excelente reportaje Toni, conozco las surgencias de Fuencaliente, arroyo del Rincón y arroyo de la Madera en pleno reventón. Al pié del puente de Royo Frío he andado entre las caceras ,derrumbes y la vegetación de la zona que ocupaba el molino, donde se observa un manantial y según tengo entendido a unos cien metros aproximadamente aguas arriba (del Júcar) se localiza la Fontarrona , ¿me lo puedes explicar? Gracias y Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poldo.

      Que sitio tan peculiar la Muela de la Madera. En efecto allí abajo esta el molino hecho en la misma toba. En cuanto a lo de la Fontarrona, cuando fui yo, habia reventado en donde la enseño, es decir, casi donde esta el molino. Pero la verdadera Fontarrona, esta treinta metros atras en el lado izquierdo (si remontamos el arroyo), es una pequeña cavidad donde tb se puede explorar pero de espeleobuceo. Me imagino que cuando fui yo, faltaría poco para que reventará pero aún no lo habia hecho.
      Gracias a tí por ver las entradas y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Cuando visité Uña me pareció precioso y eso que lo mas lejos que llegué es al mirador.Gracias por acercarme toda esa belleza que yo intuí desde abajo.considero un privilegio que compartas tus excursiones.Y por acercar un poquito lo que algunos tenemos que soñar de lejos.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonia.

      Encantado que te gusten mis entradas. Disfruto enseñando esto a quien no puede hacerlo por el motivo que sea.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola Toni.
    A esta marcha,no se si acabare la crónica del Arroyo de Uña...jajaja.
    Magnifica y espectacular esta Muela de la Madera.Es un compendio de imágenes de inicio a fin impresionante,el que nos has ofrecido.Bueno veo que no sueles poner ni los kilómetros de tus ''andanzas serranas'', ni track...Bueno,nos conformaremos con que nos ofrezcas estupendas crónicas como esta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      jajajajaj, como lo vas acabar, si te estas merendando entre medias dos de las entradas más extensas que tengo, la de la laguna y la de la Muela. Hay que ser un poco masoca, jjajajaja. Yo encantado que te guste.
      En cuanto a lo que comentas del los track, soy de plano de papel en mano a la antigua usanza. No controlo de gps. En algunas entradas si pongo el plano pero bueno......de todas formas me ofrezco, ante mi falta de consideración hacia mis lectores senderistas por no poner track ni km, a hacer de guía en el caso que se presenten es esta tierra. Ahí queda dicho ;-)

      Eliminar