domingo, 21 de junio de 2015

SUBIDA AL PETRECHEMA (Senderismo por España)


Despues de subir al Ezkaurre con sus 2045 metros de altitud, y tras subirnos en apenas 2 km unos 750 metros de desnivel (con su posterior y dura bajada), mi chico Nachete de 13 años, me dijo que si la ruta del día siguiente iba a ser igual de dura.
Yo le explique que ibamos a subir 1100 metros de desnivel, pero en unos 8 km más o menos, saliendo la ruta en unos 16 o 17 km, por lo que no iba a ser tan dura de cuestas. Además aquello iba a ser un jornada de montañismo pirenaico más clásico. Es decir, saldríamos de un refugio, iríamos pasando por varios tipos de paisaje, iriamos subiendo pero de manera gradual y además iríamos con gente montañera que también iban a subir al mismo pico. 

Todo esto y más, hizo que Nacho y Marcos se lo pasaran en grande. Nacho no nos protestó en ningún momento. Al principio de la ruta le prometí que si no protestaba le comprabamos el Call of Duty 4, quizás pensando más en que se le atragantara la subida como el día anterior, pero luego cuando estabamos cenando en el Albergue refugio, me reconocieron que les había gustado muchisimo, y Nacho me dijo que no protestó porque le había gustado mucho la ruta, y no había pensado en el juego en ningun momento. Habían comprobado como es el ambiente y la camadería montañera, tan sana y positiva, y bien seguro que no olvidaran este día.

Iremos hasta Zuriza, como cuando el día anterior subimos al Ezkaurre, pero en vez de pararnos aquí, seguiremos la carretera de montaña que nos lleva hasta el refugio de Linza, donde comenzaremos la ruta.

Aquí va la crónica. 

En el refugio de Linza comenzaremos  nuestra ruta de hoy.



Y empezamos subir estos verdes collados que nos alejan del refugio.



  Y cuando nos ponemos en alto, ya tenemos vista del precioso barranco del Petrechema, y esa preciosa montaña del fondo que ya os enseñaré más adelante, y que no es el Petrechema.



Desde aquí, vemos al otro lado del barranco, el refugio vivac del Petrechema.



De esta grieta barranco salía bastante agua.




En este idílico collado con sus campos verdes donde pastaban las vacas y caballos, podemos ver la Cabaña de Linza.



 Les estará llamando la atención esa señora montaña, que al principio pensabamos que era el Petrechema, y luego al mirar el mapa vimos que era el Mallo de Acherito (2374 metros), que forma parte de Huesca.





Panormica al canto, con el barranco del Petrechema y fíjense en la montaña de la derecha del todo.





 Es el pico Txamantxoia (1941 metros) que esta justo encima del refugio de Linza, y que tiene una cima puntiaguda de gran belleza.




Nosotros a lo nuestro, subir, mientras nos van apareciendo algunos tramos que la pendiente se pone más cuesta arriba. 




 Marcos que nos hace de sherpa, va tirando del grupo.




Pero que cosa mas bonita cuando se ven estos neveros residuales que descienden por la ladera.




La primavera ha sido bastante seca y calurosa también por estos pagos, y eso se nota.




Nacho me decía que se quería llevar un nevero de estos a casa.




Otra vista más completa del Pico Txamantxoia, en la que esta cara es Huesca y la otra Nafarroa.



Desde aquí, con un buen zoom, podemos parte de la rocosa e impresionante cara del Ezkaurre.



Hasta que llegamos al Collado de Linza, hermoso lugar donde enfrente tenemos ya los gigantes navarros esperándonos.



Aprovechamos para comer algo, coger fuerzas y hacer unos rodillos croquetas.



Ahí tienen la vista trasera, al Pico Petrechema.



!!Y a él vamos!! Su cercana visión nos anima sobremanera para seguir.





Luego llegaremos a otro collado, donde a a la izquierda tenemos el Petrechema y a la derecha tenemos esto que vemos: el Mallo Acherito y el Chinebral de Gamueta.





Vemos a Marcos ya puesto en la cresta de subida al Petrechema.



Desde aquí, en dirección Francia, vemos el clásico mar de nubes.




Ya estamos en la loma rocosa por donde se sube a la cima.



Donde vemos por ejemplo esto: el Pico y la Mesa de los tres Reyes (2446 metros). Nos comentaron que hacia falta crampones para subir.




Nacho y Marcos iban como un tiro por delante de nosotros. En esta última parte de la ascensión y la más dura, reconocieron que estaban impresiónados y es lo que más les gustó.



Nacho nos esperó ya que quería llegar arriba con nosotros.




!!Hasta que por fin lo coronamos!!




Las vistas son un auténtico delirio con estas montañas con lomas verdes y herbosas que me recordaban a un paisaje tolkieniano.




Toda esa parte detras mío es Francia.





Esta especia de aguja rocosa que se ve justo pegada al Petrechema es la gran aguja de Ansabere, ya que el nombre frances del Petrechema es Pic d ´Ansabere.




Este es el falso y abrupto llano que separa el Petrechema del Pico de los tres Reyes.




Ahí estamos la Maruji y yo con los 2371 metros, en una foto que nos hicieron unos bilbainos que estaban allí también.




El horizonte es grandioso; en primer plano Francia y al fondo Huesca.




Por la tarde amenazaban tormentas, pero en algún sitio ya estaba descargando y además con mala leche.




Tocaba volver al collado previo a la subida para comer y disfrutar de las sensaciones.




Nuestro plan inicial era hacer la ruta circular y volver por dentro del barranco del Petrechema, pero al no ver a nadie que hacia eso, y la cantidad de neveros que había en esta parte del puerto de Ansó, nos hizo desistir, y volver por donde habíamos venido.




Una madriguera de marmota, un animal con el que congenio muy bien, pues me gusta dormir como ellos.




A la vuelta en vez de hacerlo por la senda, lo hice un poco más por arriba para poder ver el barranco y la senda por donde se vuelve.



Buaaahh, que buena pinta tenía dicha senda, y más aún cuando luego el guarda del refugio de Linza nos dijo que teníamos que haber vuelto por ahí. Pero la verdad que no se veía a nadie, y a Maru le dio cosa.



Lo que si tengo desde aquí es una vista gloriosa de la parte final del barranco de Petrechema, con el Txamantxoia a la derecha y el Ezkaurre a la izquierda.



Y hacia atras dejamos es vista impresionante del Mallo de Acherito. ¿Tiene buena pinta, eh Dani?



A nosotros nos queda ya lo que suele ser más desagradecido: la bajada.



Un último vistazo al Mallo de Acherito.



Un poquito de agua del deshielo.



 Atención!! ¡¡Se venden bloques de hielo para enfríar cervezas!!

El valle donde esta el refugio de Linza.

Me entraban las jarras de medio litro de cerveza con una facilidasd pasmosa.



 Plano con la ruta de ida y vuelta.





Hasta la semana que viene!!


10 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Ezkaurre, Petrechema, Txamantxoia, Acherito... evocadores nombres para soñar. Estos Pirineos enamoran, verdad? El protagonismo que acaparan las grandes cumbres a veces eclipsan estas otras que sin duda - y a la vista está en las dos entradas que nos muestras-, constituyen un gran campo de juego y una buena forma de iniciarse en nuestras pasiones pirenaicas. Ya teneis sobrados motivos para volver.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Si es cierto, que los tres miles aragoneses y catalanes eclipsan los que son dos miles, pero en las fotos se ven que son hermosas montañas, y la conjunción vegetación/roca es sublime. Ya sabes, que a mí las vacaciones si son de senderismo y montañismo me son muy provechosas, pues así, me pongo en forma y no engordo de no moverme, que es lo que me va a pasar en dos semanas que nos vamos de crucero a Estambul. Imaginate como me voy a poner. Menos mal que luego tengo la serranía aquí para ejercitarme.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Joder, del año que viene no pasa el Petrechema, ya quería haber ido este abril, pero al final nos fuimos pa las Cataluñas, nevada tiene una pinta estupenda esta montaña, pero así, con algún que otro nevero y con los prados verdes está más que preciosa, da gusto ver el Pirineo en estos meses de mayo y junio, si que tiene buena pinta ese Mallo Acherito, es lo que suele pasar, vas a ascender una montaña en concreto a Pirineos y siempre hay alguna de alrededor que te llama la atención y mientras subes la que estas subiendo ya estas soñando con subir algún día a la otra jajaja. Enhorabuena a los cuatro por esta cima, merecedora sin duda de las jarras de cerveza que hagan falta, y ole por Nachete, que parece que le encantan los Pirineos, solo te digo una cosa, ojo que enganchan jeje.
    Seguimos dándonos cuenta de que coincidimos en muchas cosas...¿que animal es el que tengo yo en mi perfil de whatsaap?...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Pues sí, el Petrechema es algo facilita para vosotros, pero si la haces con nieve debe ser la caña.
      Es verdad, no había comprobado al 100% lo de subir a una montaña y fijarte todo el rato en otra, incluso ya en casa sigo pensando en este Mallo Acherito, y ya he mirado otras rutas para subir allí. Ya sabes, la fiebre postpirenaica......que te voy a contar a tí!! Otra escapada a esta parte, pero en el lado oscense, de Ansó y Hecho, y hacer entre otras este Mallo Acherito puede ser otro viaje, pero esto de los Piris, ya sabes que es un poco droga, ojo como enganchan.
      Y si me sorprendió y me gusto que despues del Petrechema cenando los dos chavales, sobre todo Nacho, me dijeron que les había impresionado. Vamos a ver si hago de ellos unos amantes de este tipo de cosas.
      Es verdad, que también eres un marmota. Jjjajajja, lo mio con el sueño es que es preocupante. Ayer lunes me eché una siestecilla de tres horas.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Respeto pero no entiendo a la gente que se echan siestas de un cuarto de hora...para eso mejor no echártela!!!, yo si lo he hecho alguna vez me ha sentado fatal... la siesta estándar es y tiene que ser de hora y media pa'lante, y nada de en el sofá, en la cama jajaja.

      Eliminar
    3. Coño, pero si es lo mismo que digo yo!! Cuando intento esas de 15 minutos me levanto de mal genio, son horribles.
      Las mías suelen ser de dos horas. En todo caso, como tú dices, menos de una hora y media no. Algún lunes como este pasado que vinimos de Madrid de un concierto y no dormimos mucho que digamos, pues la siesta tiene que ser reparadora (despues de haber madrugado para currar) y cayeron concretamente 3 horas y 35 minutos.
      Y por supuesto, como tú muy bien señalas, en la cama. A mí las del salon con la TV, aparte que me cuesta dormir más pues el jodido Jordi Hurtado tiene el poder de requerir mi atención, no me sientan bien. Cama, pijama o gayumbos a ser posible y persiana bastante bajada.
      Jjajajajjaja, vaya par!!

      Eliminar
    4. https://www.youtube.com/watch?v=VfisM27evLg

      Eliminar
    5. jajajaja, que clásico más bueno!! Los Siniestro, que letras por favor, que grandes!! Tuve la suerte de verlos hace 20 años y fueron la pera limonera!!

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Todo un clásico de la zona, junto al Bisaurin y la Mesa de los Tres Reyes, con algo menos de envergadura, pero con mucho atractivo.

    Además lo pillasteis, en el punto perfecto, con nieve justa para poder disfrutar de ella,pero sin necesidad de crampones, una lastima el regreso, porque la senda se ve muy guapa.

    Ese Mallo de Acherito, es un gran pico, tiene una trepada un poco guarra, por una cara, pero el resto no tiene mayores complicaciones, y además se puede hacer en una jornada con el Petrechama.

    Lo de la siesta, sin comentarios¡¡¡, yo quince minutos no, pero como mucho una hora, lo demás es vicio, jaja. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Los Pirineos es como un virus contagioso. No se puede conocer zonas nuevas, pues se te llena la cabeza de planes, ideas, posibles rutas, y al final todo es un jaleo, viviendo como vivimos nosotros algo alejado de ellos. Pero bueno despacito iremos haciendo cosita por allí arriba. El Petrechema es una cima facil y muy bonita, ideal para ir con los chavales, aun principiantes. El Acherito me llamo mucho, además que no se veía mucha gente por allí arriba.
      Una hora de siesta está bien. Menos es una aberración, jajajaja.

      Un saludo.

      Eliminar