domingo, 23 de agosto de 2015

LA HOZ DEL BUEY, LA HOZ CHIQUILLA Y LA HOZ DE SAN MIGUEL (POR ARRIBA)




Bastante cerca de Cuenca capital se encuentran estas tres Hoces que forman un paraje magnífico de lo bonitas y sorprendentes que son. Hace unos años os enseñé dos de ellas por dentro, la del Buey y la de San Miguel, donde nos llevaban mis padres a jugar y corretear muchas tardes de merienda cuando éramos niños.


Hoy os voy a enseñar las tres por arriba, para que veamos las distintas perspectivas desde varios sitios.


La manera de llegar a ellas es coger el carril que sale desde el cerro Socorro dirección los Palancares por todo lo alto de la loma de la Sierra de la Pila, aunque este largo carril solo es apto para todoterreno. Se podría ir andando pero se alargaría demasiado la ruta. Otra manera mejor es ir hasta el pueblo de Palomera, y desde allí coger el carril que antes de entrar al pueblo te sube a lo alto de la loma de la Sierra de la Pila y ya desde allí arriba solo tendríamos que andar un poco y pasarnos al otro lado de la loma que es donde están las tres Hoces.

                  Estamos en ese carril que os comento, en el que al lado izquierdo tenemos........



         Esa inmensidad de pinar, encinar y quejigal de las sierras de Palomera y Buenache.



 Y al lado derecho tenemos esos campos cultivados de La Melgosa y Mohorte, quedando muy marcado por este lado el final físico de la sierra.




Ahí podemos ver el cordal de la Sierra de la Pila, que ya empalma con los Palancares. Nuestras Hoces estan detras de esta loma del primer plano.




Desde aquí arriba en la parte derecha se ven unos cuantos pueblos, pero a mi me ha llamado siempre la atención esa antigua aldea de las Zomas, en lo alto de un montículo.





Vamos a ver las Hoces en el orden que te las encontrarías viniendo de Cuenca, por lo que empezaremos con la Hoz del Buey o del Portillo, la cual recorrermos por arriba integramente.


 Decir que la loma de la Sierra de la Pila esta rasgada de muchos ramblas y barrancos, siendo las tres hoces que vamos a ver en esta entrada las más grandes. Este de la foto es el Vallejo del Águila, pegado a la Hoz del Buey que estaría a la derecha.





Ahí tienen la Hoz del Buey desde este lado, al que hemos llegado desde el Puntal del Portillo.




                              La Hoz del Buey o del Portillo, la más grande de las tres.




 Ahí pueden ver como la Hoz desciende a campo abierto, salvando un desnivel de los más de 1300 metros que estaríamos aquí arriba, y los 1000 metros que andan abajo.





La puerta geológica de la Hoz del Buey siempre me ha parecido de una belleza tremenda. Estén atentos pues en poco rato nos pondremos justo al otro lado.




        Algunos os diréis: ¿ Y esta Hoz tan bonita, tan cerca de Cuenca y tan desconocida?





                            Como buena Hoz conquense, ahí tenéis a sus moradores.








Justo detras de este lateral de la Hoz del Buey, está la siguiente hoz, la Hoz Chiquilla, pero ahora despues la veremos.






Para entrar a la Hoz del Buey se hace por un pequeño desfiladero donde hay una destartalada construcción, que os enseñaré desde diferentes ópticas.





Vamos recorriendo la hoz en dirección de las manecillas del reloj viendo el fuerte contraste de altitud entre la Hoz y su final.
















             Por el lado que acabamos de recorrer es imposible de bajar dentro de la hoz.





                               Aquí me tienen relajándome con estas visiones tan serranas.




                                 Nos topamos con una tinada conocida como la de Santos.





Pero un momento!! Ale hop, nos calzamos las botas con alas y saltamos los 300 metros de distancia para llegar al otro lado de la hoz y enseñaros la misma tinada desde enfrente.





Desde aquí ya vemos el final de la Hoz con esa exhuberancia en el fondo donde se ven otro tipo de vegetación aparte de los pinos.




De hecho, ahí se ve el boquete que la erosión y el agua han construido y en época torrencial de lluvia vendría a caer.





            En la cabecera de la  Hoz no encontramos esta otra tinada, la de Angelito.





Y al igual que la otra, nos calzamos nuestras botas con alas y saltamos al otro lado para ver la tinada de Angelito desde lejos.




Seguimos recorriendo la hoz, viendo como hay refugios de pastores en los covachos que se forman debajo de las paredes rocosas.





                                                         Otra perpesctiva de la hoz.




        Vista muy parecida a la anterior, pero en otra ocasión que fui un dia lluvioso y gris.





      Ahora vayamos a esa loma puntal que separa la Hoz del Buey de la Hoz Chiquilla.




         Ese día gris y lluvioso había un cielo pesado y plomizo completamente fascinante.




A la derecha tenemos la hoz del Buey desde este lado. Recordar que en las primeras fotos estamos situados justo al otro lado.




                Tremenda la curvatura inclinada que hace las capas de estratos rocosos.





Despues de fin de la hoz por el desfiladero los ultimos cientos de metros es por un barranco de proporciones algo más suaves.





Ahí tienen la entrada a la Hoz del Buey por ese desfiladero y la construcción destartalada que os indicaba al principio.







Pero esto era si miráramos a la derecha, pues si lo hacemos a la izquierda tenemos la siguiente hoz, la Hoz Chiquilla.


                       Como pueden ver es la más pequeña de las tres. Acerquémonos!




    La Hoz Chiquilla tiene dos partes, la del fondo, más rocosa y esta primera mas abierta.





Ahí tienen la parte rocosa de la Hoz Chiquilla, donde hay todo un ecosistema botánico de calidad.




Y ya por último, nos vamos a ir a la parte de Palancares para ver la 3ª de las hoces, la de San Miguel, y la más famosa, al haber una ermita excavada en la roca y donde la gente de Palomera va de romería.


            Desde aquí, y dándole al zoom, podemos avistar la torre forestal de Palancares.




Y en esa loma puntal conocida como Cabeza Mosilla, que separa la Hoz Chiquilla de la Hoz de San Miguel, nos encontramos esta casa en ruinas.





Con su pozo de agua al lado. Daría las gracias a quien me pudiera dar información sobre esta construcción.






Ahora nos dejamos caer hacia la derecha, la hoz de San Miguel, que esta parte superior esta muy enfoscada de vegetación.




  Llegando los pinos y la vegetación hasta sus bordes tanto por arriba como por abajo.




Allí enfrente, justo debajo de los bordes, hay algo que quiero ver, por lo que hay que entrar en la hoz, que todo sea dicho apenas tiene sitios para poder acceder. 
Uno es su entrada natural abajo del todo, donde está la ermita, otra es una senda que utiliza la gente de Palomera para entrar, pero esta última me pilla justo al otro lado, y debería rodear toda la hoz....




Por lo que utilizo un paso secreto que hay en un barranquillo de los que van a dar a la hoz y que se encuentra detras de esta maraña.





Lo que quiero ver se encuentra allí delante, pero antes vemos los increible paredones de la Hoz de San Miguel.




                                                    ¡¡Realmente impresionantes!!





Con esta pared techo, ya me extrañaba a mí que algun pastor no se hiciera su tinadilla de turno.





                           Pero lo que venía a ver, que se ve desde arriba es esto.




                       Esta hermosura de edificio tobáceo de enormes proporciones.





Que nos habla de otras épocas cuando el agua caía por aquí con frecuencia. Aún es posible encontrar humedad, musgos y gotillas cayendo en su parte interior.




Y con ángulos imposibles que conforma la rca en las paredes de la Hoz de San Miguel, me despido.








Aquí os dejo el  enlace a la entrada que puse al poco de llevar el blog, donde enseñé la Hoz de San Miguel con su ermita en la roca y la Hoz del Buey por dentro.


Mapa con las tres hoces de izquierda a derecha: la Hoz del Buey, la Hoz Chiquilla y la Hoz de San Miguel.
La primera de ellas pertenece al termino de Palomera, y la Chiquilla y la de San Miguel pertenecen a Cuenca.


Hasta la semana que viene!!

6 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Las veces que he salido de Cuenca dirección Teruel sí que es cierto que he mirado a esas hocecillas desde el coche, pero no pensaba que pudieran encerrar tal sorpresa. Esto debe quedarte muy cerca de casa para una escapada rápida y desconectar del mundanal ruido. Es curioso como a veces podemos tener tan cerca parajes tan bien conservados y poco alterados. Y que duren!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrés.

    En efecto, viniendo de Teruel se ven esos barrancos que rasgan la sierra. Son muchos, pero si te fijas bien, hay tres que se les ve como más profundos. Se adivina aque hay puede haber chicha. La verdad que este paraje (y Palancares) junto con Valdecabras y Buenache, es mi gimnasio particular, donde más paseos me doy.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Ya te he dejado un comentario sobre la Hoz del Buey en otra entrada anterior. Decirte que la casa de la que pides datos tiene toda la pinta de ser una antigua casa forestal; me recuerda a la de Veguillas de Tajo, a la que había en Tejadillos (Poyatos) o a la de Palancares. Antiguamente se les obligaba a vivir allí incluso en los inviernos. También te digo que esta hoz fue muy visitada a principios del Siglo XX por personajes ilustres y el que divulgó su valor fue Odón de Buen (junto al no bien reconocido Juan Giménez de Aguilar). Creo que Cuenca le dedicó a Odón la calle de los Tintes, aunque no sé si todavía se conserva ese nombre en el nomenclator de la ciudad, creo que no. Si averiguo algo más ya te diré.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Ignacio.

    Entonces tu dices que es una casa forestal. Pero la de los Palancares esta un poco más adelante, en un sitio muy parecido. Es raro que haya casas forestales tan juntas, no te parece? En todo caso lo tendré en cuenta, una casa forestal.

    Desconocia que Odon del Buen, Gimenez de Aguilar y toda esa tropa tambien visitaban la Hoz del Buey. En cuanto a la calle, no sabía que los tintes tambien se llamaba así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Estimados amigos:
    Desde Marzo de 2015 que estamos trabajando en Cuenca Ciudad, con de momento espacio de centralización de trabajos en Peralejos de las Truchas.
    Estamos preparando unas jornadas en Cuenca para resaltar todo este patrimonio natural, desde Cuenca al Mundo por Internet, y lo podríamos hacer juntos, con otras muchas organizaciones que trabajan desde hace años en promocionar estos santuarios impolutos de roca y agua.
    Normalmente estamos en la Biblioteca Nacional de Cuenca instalados día sí día no, trabajando y ordenando todos nuestros apuntes. A ver si es posible quedar para conocernos y compartir, saliendo si es posible alguna vez juntos al monte.
    Un abrazo. JMCanet. Ibérica 2000 & WCFN, estos meses desde la Ciudad de Cuenca.
    Telf. 653378661 - correo@iberica2000.org

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose María.

      Pues yo encantado de conoceros. La Biblioteca Nacional, ¿a cual refieres a la de Aguirre (municipal), o la conocida como Casa de la Cultura (de la Junta)?. Si me dices una tarde de entre semana y la hora, me acerco a conoceros.

      Eliminar