domingo, 8 de noviembre de 2015

CAMPAMENTOS, MERENDEROS Y OTRAS CONSTRUCCIONES DE LA SERRANÍA DE CUENCA (I)




Para un servidor, al igual que para muchas otras personas, la Serranía de Cuenca es un tesoro natural de recuerdos. Un lugar en la memoria donde guardamos pequeños trozos de nuestra infancia y adolescencia más feliz. 
Un lugar al que volver y rememorar días felices rodeados de tanta belleza, y sin ninguna preocupación, y al que llevamos a nuestros hijos y menores para que no se pierda esta pasión trasmitida.

Ya sean en acampadas al raso, en tienda de campaña, o en refugios, ya sea en campamentos o en innumerables comidas y meriendas en merenderos, la Sierra esta llena de recuerdos entre el rumor de las aguas de sus muchos arroyos y ríos y sabrosas barbacoas.



Os voy a enseñar un pequeño muestrario de los Campamentos juveniles, merenderos y áreas recreativas y diversas y variadas construcciones que se puede encontrar uno por la Serranía de Cuenca.


CAMPAMENTOS JUVENILES

Comenzamos con todo un clásico conquense: los Campamentos de los Palancares donde me lo pasaba en grande. Cuando yo iba, finales de los 70 y principios de los 80 aquello era de la OJE.


          Ubicado en un magnífico pinar de pino laricio y unos 20 km de Cuenca capital.


Ha sido el campamento al que más veces habré ido. De hecho, aún sigue en funcionamiento, y nuestros hijos y sobrinos siguen yendo, perteneciendo ahora a la Diputación de Cuenca.




 Otro de los campamentos que recuerdo con mucho cariño es el que se hacía en el paraje de Tejadillos.



 El lugar es es de los más bonitos de la Serranía, y recuerdo que íria un par de años. Lleva ya mucho tiempo en desuso y es una pena.



 Tengo recuerdos que aquí cantaban aquello de "sopa para comer, sopa para cenar, sopa, sopa, que asquerosidad" pero a mí me daba igual, me comía lo mío y lo de mis compañeros. Así de tragaldabas venía yo ya......



 El campamento es atravesado por el arroyo de Valquemado que va a echar sus aguas al Escabas un poco más abajo.



 Este el refugio circular donde estaban las habitaciones con literas, aunque recuerdo que tambien se plantaban tiendas de campaña aquí delante. 
Buena tropa nos juntamos un año aquí siendo jovenzuelos, mi primo Pancho, el Rabillo, el Dorito, un servidor y algún que otro pieza por ahí....



 Estando muy cerca el viejo refugio de Tejadillos, que sufrió hace años un incendio y estuvo en ruinas mucho tiempo. No hace mucho se reformó, pero que yo sepa siguen sin darle uso.




 Otro campamento al que yo no he ido, pues su construción fue posterior a mi niñez y adolescencia es del Fuente de las Tablas, encima del pantano de la Toba.



            Casa donde se guardan las piraguas del campamento para recorrer el pantano.



              Este junto con el de Palancares son los que siguen en funcionamiento.



 Bueno tambien uno que tiene Acción Católica en las riberas del Escabas, muy cerca del de Tejadillos.




MERENDEROS

Como nos ponemos, señores! Aquí estamos con la familia en la Casa de la Pradera dentro del a Hoz de Beteta.



 La Hoz de Beteta cuenta con dos merenderos, la Fuente de los Tilos y la Casa de la Pradera, aunque solo este último disponer para hacer barbacoas.



 Cuando voy de ruta por Talayuelas suelo comer en este merendero muy cerca de su bonita laguna.



 Toda una gozada almorzar o comer en el merendero del Pozuelo antes de empezar alguna caminata.



 Este merendero esta ubicado en el mismo pueblo de Huélamo con vistas al valle del Júcar.



                                        Un merendero de esos bucólicos a orillas del Tajo. 



 Este merendero con fuente incluida esta ubicado al lado del puente de las tres provincias.



 La dehesa de Carrascosa de la Sierra es otro sitio encantador para un merendero entre Quejigos de porte señorial.



 También para echarse una siesta debajo de un Quejigo despues de haberte puesto hasta las manillas.



                                Un merendero atípico: el del barco de Cañamares.



                        Con sus mesas a proa y popa y los fuegos en la parte central.



 Otro clásico: el merendero del Alto de la Vega, justo antes de llegar al Nacimiento del río Cuervo.



 Merendero de San Blas en Tragacete, donde Paco y yo vamos a comer antes de subir a San Felipe.



                                Un río Júcar recien nacido pasa al lado del merendero.



 Vámonos a la zona de Orea (Guadalajara) donde está el merendero de Fuente de la Jicara.



                                         Con esta hermosura de fuente a la cabeza.



 Otro merendero al que hemos ido toda la vida: el de la Fuente del Arenazo, entre Buenache y la Toba.



 Aunque si hay un merendero clásico para los conquenses es este: el de Lagunillos, con esa bestialidad de Sauce (o Fresno) en el centro.




Esta foto está obsoleta, pues se ha reformado, ampliado y cerrado las barbacoas para que se pueda hacer fuego durante todo el año.



 Merendero ubicado a orillas del Escabas y pegado los famosos Lagunillos, del que solo queda este de la foto, que es un torca pequeña que al hundirse el terreno afloro el agua subterránea.






   Tampoco está nada mal el merendero del Molino de Juan Romero, en la carretera hacia Beamud.






Donde mi madre tiene puesta una sarten pequeña con chorizos y morcillas y una grande con tajadas de tocino. En esta última sartén y aprovechando el aceite, luego se freiran una docena de huevos fritos. Uuuuummmmmmmmmmmmm..................





OTRAS CONSTRUCCIONES 

        Un ejemplo de tiná reconstruida por su dueño, como esta en Castillejo- Sierra.



                      Caseta forestal en lo alto de una de las Cabezas en Boniches.



                                                                Interior de la misma.



                                     Hocino particular en la Hoz del Huécar (Cuenca)



                                   Casa toba particular en la Hoz del Huécar (Cuenca)




 
Casa particular en la Hoz del Huécar (Cuenca)



Refugio del Hundido de Armallones (Guadalajara)



Ubicado a la orilla del Alto Tajo.



 Y nos despedimos con las Casas del Río, antiguo Molino situado a orillas del Cabriel, y hoy en día casa rural (Salvacañete)




Más adelante habrá una segunda entrada de este tipo. Hasta la semana que viene! 
 

33 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Jose.

      Muchas gracias a tí por leerme y comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Maravillosos todos. Muchos no los conocía y llegará el día que los conozca.
    He estado en Los Palancares (inolvidable la refrescante piscina, las excursiones a las Torcas, el gran comedor...), Tejadillos (una experiencia imborrable con gente de otras comunidades, ese aula de la naturaleza y su guía...), y el de Acción Católica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Primo.

      Pues si, buenos recuerdos se quedan de aquellos años. Según las generaciones, los campamentos variaban. Lo digo pues cuando yo iba, creo recordar que el de Acción Católica no estaba aún, fue posterior. Asi por ejemplo, mi hermana dice que cuando ella iba fue a uno que era al aire libre en el manantial de la sierra del agua, al lado de la cabaña de la Mesta, cerca de Majadas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Como siempre, fantástico reportaje. Dan ganas de salir corriendo y hacer una buena barbacoa en cualquiera de estos sitios.
    Sólo he echado en falta, precisamente mi merendero favorito: el de Los Bercolares o Fuente de Tio Cayo.
    Un abrazo y gracias llevarnos esa luz de la Serranía a todos los que la tenemos tan lejos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Gracias por tus palabras. Pues sí, eso que entren las ganas de ir a hacerse una buena barbacoa es síntoma de que la entrada consigue el efecto deseado.
      Y la Fuente del Cayo es toda una maravilla con esa sombra inmemsa proporcionada por los pinos con el rumor y la vista del río tan cercana.
      Como habéis visto esto es una primera entrada, donde principalmente quería hablar de los campamentos, y los merenderos y construcciones eran más de relleno. Ya habrá una 2ª entrada de merenderos, donde estará ese y muchos más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. José Maria Contreras Martinez9 de noviembre de 2015, 6:31

    Grandes recuerdos de varios de los merenderos y sus alrededores.Tejadillos,Boniches, Cañamares,Castillejo de la Sierra y su fantastica sierra, pero hecho de menos uno de mis favoritos.El de la fuente de la TiaPerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose María.

      Gracias por tus palabras, por leerme y comentar. La tía Perra junto con los Lagunillos es el merendero más querído para mí de la Serranía, y por supuesto que irá en una 2ª entrada que haré más adelante.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Curiosa entrada Toni, pero todo esto también forma parte del patrimonio, dan ganas de agarrar una buena tortilla de papas y una docena de latas frescas, de birra, entiéndase jeje, y estar ahí de parranda todo el día, en uno de esos merenderos.
    Me ha venido a la cabeza la imagen de un Toni niño rodeado de todos los platos de sopa que los demás niños no querían jajaja, por cierto, a mi juicio a esta entrada le ha faltado alguna foto de esa época de campamentos, con el Dorito, el Rabillo etc. jejeje, yo también me solía juntar con los más trastos cuando mis padres, para librarse de mi durante unas semanas, me mandaban de campamentos jeje.
    La foto que has puesto de la entrada del Campamento de Tejadillos parece sacada de una película de viernes 13 o por el estilo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, en entrada que publicaste de la Hoz de Tragavivos preguntabas que como se llamaban los insectos zapateros en valenciano y s eme olvidó contestarte, no sé si es la forma correcta, segurísimo que no, pero en Betxí siempre los hemos llamado xisparins.

      Eliminar
    2. Hola Dani.

      Jjajajaja, te pasa como a mí, esas ganas de liarla en el merendero con comida sin parar, cervezas y chupitos a gogo, y unas buenas risas es algo impagable.
      Ya sabes que mientras no sea la famosa trilogia verde asquerosa espinaca-acelga-judia verde y toda la casquería, me como lo que sea.
      Sería tremendo tener una foto de aquellos años. Una pena por un lado venir de la época sin tecnología por eso. Recuerdo que en el arroyo cazabamos culebras de agua y se las tirabamos a las chicas. Si vieras hoy en día a la tropa que menciono.......tela!
      Y es verdad que es algo tétrica la entrada al Aula de la Naturaleza de Tejadillos. Recuerdo que tuve que saltar la valla y la puerta, pues allí está prohibido entrar, y yo solo por allí un día lluvioso, como para acojonar a alguién.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. xisparins..............eso!! me encanta este vocablo, me suena muy gracioso, como son estos insectillos.
      Voy a empezar a llamarlos así.

      Eliminar
  6. Hola Toni.
    Sigo hace tiempo tu blog y todas las semanas leo tu entrada. Aunque no soy de Cuenca, vuestra tierra, y en especial la Serranía, me tiene enamorado desde hace unos 10 años. Por entonces, conocía algo esas tierras porque mi entonces novia veraneaba en La Toba desde niña. En 2005 tuve la suerte de finalizar la carrera de I. T. Forestal con un proyecto Fin de Carrera trabajando en tus amados ríos. Consistía en realizar un inventario piscícola de los ríos de la provincia para conocer su estado y así redactar las correspondientes órdenes de veda. Fue todo un descubrimiento y a partir de entonces, es mi segunda tierra. Me he decidido a escribir hoy porque me has hecho recordar una de las campañas de pesca más duras y a la vez más gratificantes de aquellos años. “Alojados” en el Aula de la Naturaleza de Tejadillos, pasamos 7 días (en pleno noviembre) con el agua casi hasta el cuello (literalmente) descubriendo rincones increíbles de las frías aguas del Escabas, Cuervo, Júcar,… En los últimos años, volvemos todos los veranos a La Toba a pasar unos días, aprovechando para recorrer sus pinares y cauces. Ahora, enseñando a los pequeños e inculcando el respeto que merecen nuestros preciados tesoros naturales. Tengo alguna fotillo del interior de las instalaciones de Tejadillos, así que si quieres, ponte en contacto conmigo y te las hago llegar.
    Perdona por el ladrillo, gracias por tu blog y un abrazo.
    Javi.

    ResponderEliminar
  7. Hola Javi.

    No hay nada que perdonar. Yo encantadísimo que escribas aquí, y si es para contar tus recuerdos con la Serranía pues como si escribes tres hojas enteras. Yo dispuesto a leerlo. Que pasada eso de pasar una semana entera en noviembre en el Aula de Tejadillos..
    Muchas gracias por tus palabras, encantado que te guste el blog y animata a comentar más veces ;-)

    ResponderEliminar
  8. Hola Toni.

    Ay, que buenos recuerdos de Lagunillos... Conocí allí a una pareja de Cortegana (Sierra de Aracena-Huelva) que venían a salto de mata a conocer la Serranía y acabamos merendando juntos y recomendándoles sitios que visitar en las proximidades.
    Merenderos que en días solitarios sirven incluso para aclarar las ideas y tomar decisiones antes de volver a casa... en fin... que buenos ratos!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Curioso eso de la pareja de Huelva con los que merendaste. Pues si, los merendeos estan asociados a dias con la familia o amigos, es decir, algo multitudinario, pero esos ratos comiendo allí solo antes de seguir la ruta o para finalizarla son momentos introvertidos y magicos para los que salimos al monte como lobos solitarios.

      Eliminar
  9. Buena entrada Toni!!

    Las aulas, refugios y merenderos, nos han servido siempre de estupendos lugares de comida o pernocta. En mio caso recuerdo con especial cariño el refugio de la mesta, de Cañada de las Tablas (dormí en junio de 1991 en mi travesía en bici de Cuenca a Teruel) y donde pernocte con mi compañera en nuestra ultima visita a la Serranía; donde dormimos también en la zona de barbacoa de Casa de la Pradera.

    También mi gran recuerdo a los que jalonan el río Tajo, desde Peralejos hasta el Puente de San Pedro. Y ya en Comunidad Valenciana, las zonas de acampada de Penyagolosa y los refugios y aulas de naturaleza del Alto Turia.

    Todas estas zonas o al menos la mayoría fueron construidas por la extinta ICONA, si me equivoco me corriges.

    Y por último, que buenos recuerdos te vendrían a la memoria visitando de nuevo esos lugares.

    Refugios, barbacoa y birra fría, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      El de la Cañada de las Tablas vendrá en una segunda entrada que se centrará más en los refugios. En la casa de la Pradera dormistéis dentro de las barbacoas o fuera al raso? De esas de Alto Tajo unas cuantas me conozco. De las del Gegant y Alto Turia me gustaría conocerlas, ya que disfruto mucho en estas obras del hombre en la naturaleza (de las pocas que no son perjudiciales).
      En efecto, casi todas vienen de los tiempos del ICONA.

      jjajja en el saludo de despedida era Salud y birra fría, pero lo cambiamos por refugios y barbacoa que es lo mismo.

      Hasta otra!!

      Eliminar
  10. Gracias Toni por este blog que tantas cosas nos enseña de tus andanzas, la entrada de hoy estupenda.
    Me permito, poner el enlace en el blog de Lagunaseca.
    Yo estoy limitada por mi edad y no puedo caminar por esos caminos y me lo paso estupendo siguiendo tus excursiones por estos parajes tan bonitos.
    Gracias, gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josefina.

      Super encantado que mi blog y mis excursiones sirvan para mitigar esas ganas de salir al monte y paséis un buen rato.
      Ya te lo he dicho alguna vez, que pueblo y término más bonito tenéis!!

      Eliminar
  11. Parva domus magna quies, es decir, la casa es pequeña pero la tranquilidad grande. Era un letrero que se ponía a a la entrada de algunas casas romanas. MAGNIFICO REPORTAJE-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Borillo, y que sentencia latina más acertada y bella!!

      Eliminar
  12. Cual crees que seria un buen sitio para ir un dia con unos amigos a comer alli y hacer una barbacoa? el que mas me a gustado a sido el campamento que dices que se hacia en el paraje de Tejadillos pero me imagino que ese sitio estara cerrado si no me equivoco no? Muy buen reportaje por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y a poder ser que este cerca de cuenca por cierto, gracias.

      Eliminar
    2. hOLA Samu.

      Pues los dos que más cerca de Cuenca hay en esta entrdada, es el dela Fuente del Arenazo (carretera que va de Buenache a Uña, pasaréis por él) y el otro es del Molino de Juan Romero (carretera de Uña a Huélamo, cuando veais la salida a Beamudo, allí está el merendero al lado del río). Los dos cerrados para hacer barbacoo. Todos los demás que pongo en esta entrada están un poco más lejos.

      Un saludo y que disfrutéis

      Eliminar
  13. Que maravilla de fotos y reportajes no me canso de verlos muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel.

      Gracias por leerme y comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  14. Que buenos parajes, el merendero de Huélamo es impresionante. Gracias Toñi por hacer un repaso por estás mararavillas de la Serranía de Cuenca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela.

      Encantado que te guste la entrada y gracias a tí por leerme y comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  15. Hola, muy buena entrada, y muy buenas fotos, sólo una corrección sin importancia. El campamento de Palancares ( antes Hispanidad), es propiedad de la consejería de cultura de la junta de comunidades como herencia recibida de lo que fue el Frente de Juventudes y la Delegación Nacional de la Juventud. Creo que ahora la gestión está en manos privadas. Núnca fue propiedad de la OJE (ojalá), aunque en los años que citas, desde luego era la OJE, la que mas uso hacía. Un saludo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.

      Gracia por la corrección de los Palancares. Gracias por leerme y comentar.

      Un saludo.

      Eliminar