domingo, 29 de noviembre de 2015

FUERTESCUSA Y EL BARRANCO DEL HOCINO




Os voy a enseñar ahora otro término municipal sin desperdicio ninguno. Compruebo que hemos hecho algunas espectaculares rutas por su extenso término pero no os he enseñado el pueblo de cerca, y su abundancia de fuentes.


Fuertescusa esta ubicada en un valle apartado y contiguo al valle hoz del río Escabas. 
Por el pueblo pasa el arroyo del Peral, que va a echar sus aguas al Escabas unos kilómetros más adelante en las Puertas del Infierno. Dicho arroyo viene a nacer en las altas lomas de la Muela del Rebollar cerca de Santa María del Val.


En esta entrada vamos a conocer el pueblo y sus fuentes y un pequeño y bello barranco que lo surca a su lado, el barranco del Hocino, pero habrá más capítulos dedicados a esta parte de la Serranía.

 Salimos del pueblo, obviando sus fuentes que veremos despues, para ponernos en esta vega ya que un poco más abajo se convertirá en el barranco que queremos ver.



                     Vamos bajando mientras atisbamos allí delante un buen puntal.



 Uuuummm que buena pinta. Ahí tenéis a la izquierda el puntal del Castillo, enmedio el barranco del Hocino y enfrente como enorme mole cubierta de pinos lo conocido con el curioso nombre del Cucurucho.



 Pero antes nos salimos del barranco y vamos a subir a ese puntal con el nombre del Castillo.



 Por el nombre y sobre todo el emplazamiento es un sitio idóneo para que los primeros moradores de Fuertescusa se establecieran, habiendo allí los restos de un primitivo poblado celtibérico.



 Desde aquí vamos teniendo buena optica de lo que es el barranco lleno de exuberante vegetación.


 Las condiciones de inexpugnabilidad del poblado celtibérico lo cumple ya que el puntal por los lados y delante se encrespa que da gusto.




                    La geología nos deja una pequeña joyita con este barranco tan peculiar.




               El puntal del Castillo en su parte superio tiene dos pisos; ese es el segundo.




                  Desde aquí tenemos buena vista del Fuertescusa en el centro del valle.




        Un poquito más de cerca. Al fondo veis la hoz por la que viene el arroyo del Peral.




           Nosotros seguimos en el puntal y desde aquí ya se va abriendo otra buena vista.




   El valle del Arroyo del Peral donde va la carretera que une Fuertescusa con Cañamares.




 Pero lo que nos gusta a nosotros en propio valle del arroyo donde al fondo echa las aguas al Escabas que viene por la izquierda.




        Estos puntalacos y crestas rocosas nos pueden retrotraer facilmente a otras latitudes.



 En el monte soy tan feliz que a veces olvido los modales: os presento a Paco, mi compañero de ruta, en lo más alto del puntal por el otro lado.



                        Voy a hacer posar a Paquito con auténtica proa puntal del Castillo.




 Y ya que estamos con las presentaciones, ahí me tienen sobre el borde del puntal como un buitre a punto de volar.



 Una vez visto el Castillo vamos a volver hacia atras y buscar una bajada al barranco del Tocino...............perdón me pierde el subsconsciente: del Hocino.



            Aqui vemos una pequeña alberca de agua medio abandonada por la vegetación.




          jejejjejejejeje, aquí me dtiempo a sacar a Paco por el suelo después de resbalar.




 Vemos como la despoblación ha hecho que este barranco antes aterrazado y labrado, ahora esté medio asalvajado. Por lo menos la senda aún es transitable.



      Yendo la misma en este tramo por debajo de los paredones del Puntal del Castillo.



                             Esta es la parte más estrecha del barranco del To...Hocino.



                                    Y en un vistazo hacia atras, esto es lo que vemos.



      Esta es la parte final, donde solo quedaría bajar un poco más y llegar hasta la carretera.





Despues de ver el barranco, volvemos por él para ir a la parte superior del pueblo, ya que detrás del mismo, tenemos la Fuente Grande.


        Fuente caudalosa de donde me imagino que se coge ahora el agua para Fuertescusa.



         Y donde el menda apacigua la sed y el calor tremendo que hacía ese día de verano.




Vemos que el agua de la Fuente Grande va canalizada en dirección hacia el pueblo, y de hecho va regando huertas y atraviesa el pueblo, pero su dirección originaria era hacia lo llamado como la Campana del tío Milhombres. 
Toma ya, con este nombre topónimo la inventiva serrana alcanza unas de sus más altas cotas.

                                            Edificio y cascada tobácea de gran belleza.



             Y completamente seca. La primavera había sido muy seca y el verano muy caluroso.



 Aunque si el agua de la Fuente Grande fuera por su sitio original por aquí caería agua, no mucha pero algo. Ahora hay que esperar a épocas fuertes de lluvia que la Fuente Grande rebose y venga parte por aquí.



      Que bonito debe ser con agua. Arriba a la derecha parece que hay un hueco. ¡¡Subamos!!




                                                                  Allí hay una cuevecilla.




En cuanto que le digo a Paco que hay una cuevecilla de toba, le pica la curiosidad y rapidamente sube.



 Un poco más adelante de la Campana del tío Milhombres encontramos esta especie de refugio aprovechando toda esta roca toba tan usual por esta parte.




                                         Aprovechando los huecos y túneles que hay.



 Dejamos la Campana atras y volvemos al pueblo, no sin antes pasar por este bonito merendero.



                                          Donde tenemos otra fuente, la del Bronchero.



            Volvendo al pueblo vemos curiosas construcciones aprovechando las rocas.



 Y en la Fuente y Lavadero del pueblo, donde tenemos el coche, aprovecho para refrescarme.



 Y con esta bella visión de la fuente llena de pétalos de flores os dejo.





En un próximo capitulo dedicado a Fuertescusa veremos..........

 

 Uno de los miradores más impresionantes de la Serranía, el del Cucurucho, solo apto para subir el todoterreno o a patita, siendo una tremenda subida.


 Hasta la semana que viene!!


7 comentarios:

  1. Otra zona maravillosa y privilegiada de nuestra geografía, de la Serranía de Cuenca. Desconocida para el gran público y humanizada desde tiempo inmemorial... Paisajes inmensos, muy agradables, pero nada fáciles de andar, donde la influencia humana de las épocas se ve por todas partes... Ahora, después de unas décadas, la naturaleza salvaje pide el relevo.
    Enhorabuena por el artículo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan A.

    Cierto que por un lado da pena que todo se vaya dejando por el abandono de los pueblos, aunque por otra parte, disfrutamos de como la naturaleza salvaje persevera y coloniza otra vez.

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni.

    Bonita ruta, de entrada ya con ese Puntal del Castillo, pasando luego por esas frondosas barrancadas, un bonito y serrano pueblo y esas hoces con sus respectivos paredones, la foto que dices que traslada a otras latitudes es sencillamente espectacular, por no hablar de la de Paco, no la que está en el suelo, que ya me imagino el descojone por tu parte jajaja, sino la que está subido a esa proa, curiosa también esa cavidad tobácea...y cuando he leído lo del Tío Milhombres, supongo que tendrás la cerveza...digo la certeza de que otro famoso tío de la Serranía me ha venido a la mente, no? jajaja

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Claro que tengo la cerveza de que tío hablas, será el amigo de los buitres.
      Fijate en la foto esa que comentas, de que me trasporta a otras latitudes: por ese pasillo verde o faja que desciende tengo previsto subir (o bajar) hasta llegar a arriba (al fondo del todo) y luego volver por una senda y desuso y abandonada de la mano de Dios que baja por un lateral a la izquierda de la foto. Si se puede hacer, puede salir una ruta circular muy guapa. Ya vere si funciona y otra vez que vengáis podemos hacerla.
      Nos vamos el viernes a las montañas de León hasa el martes (no conocemos nada de allí y llevo tiempo queriendo conocerlo. Ya os mandaremos una fotillo de por alli.

      Un abrazo.
      Eliminar

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Vaya, vaya; ya decía yo mirando los mapas que ese barranco debía tener una visita interesante y obligada y nos has demostrado que así es. En todo ese territorio del Escabas la sensación de estar levitando no le abandona a uno, y sus puntales y miradores no decepcionan. La joya de sus fuentes y los agradecidos merenderos rematan una buena jornada serrana. La sensación de tiempos de esplendor de esa cascada tobácea recuerdan la salida natural de la laguna de Uña, verdad? Parece que esa visita al Cucurucho promete. A ver que nos enseñas por ahí... y cuidado con los excesos del tocino, que llega el invierno!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Andrés.

    Pues sí, estaré al loro de a ver si llueve para intentar ver la campana del tio milhombres con agua, aunque mucho debe de llover, y si es parecido a lo de la Laguna de Uña, salvando las distancias claro, ya que en provecho del pueblo o del beneficio colectivo, modificaron el curso natural del agua.
    Como le digo a Dani, tengo un proyecto de trazar una ruta nueva muy aerea por esa cresta puntal que salé. Ya os comentaré.
    En cuanto al cucurucho, tu lo has dicho, seguro que promete. Ya te digo yo que te va a gustar. :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Otra vez muchas gracias!. Y viva la magia serrana....

    ResponderEliminar