domingo, 22 de noviembre de 2015

PAISAJES DEL CABRIEL (4ª Parte) Por Tierras de Villar del Humo (I)




Volvamos a retomar este apartado titulado Paisajes del Cabriel con el bello e ignoto recorrido por este gran río, en este caso por tierras de Villar del Humo (Cuenca).

Lo primero que hay que remarcar que el curso del río por este termino es muy inaccesible, cosa que hace que este asalvajado y solitario. De hecho, si no se tiene un coche 4x4 será difícil llegar a las riberas de este río por la parte que os voy a enseñar.



Os voy a enseñar este tramo en dos excursiones, donde hice la aproximación con Torri, mi coche todoterreno. 
En la 1ª entraré por el término de Carboneras del Guadazaón, muy cerca su límite del Cabriel para luego bajar al río andando por donde está el Rento del Masegosillo.

Y en la 2ª entraré por el termino de Pajaroncillo para bajar andando por un barranco y entrar al río por la Vega de las Tajadas. Aquí estaremos aún en término de Pajaroncillo, aunque pronto veremos que el Cabriel se encañona y entraremos en Villar del Humo.



Como el Cabriel en Villar del Humo recorre muchos kilómetros todos ellos de gran y desconocida belleza, habrá una 2ª entrada por este término de la Serranía de Cuenca.



 Yendo con Torri, camino al río, antes pasamos por unas verdes lomas que son buenos miradores para ver esto:


Al fondo a la izquierda la Peña Tabarreña y en primer plano los Castellones y el Castillo del Saladar.



                                  Un poquito más de cerca y es aquí donde lo vimos.


                                       Tambien vemos aquí el pueblo de Pajaroncillo.


                                      Situado al pie de Cabeza de Don Pedro.

 

       También vemos aquí las Cabezas a la izquierda y el Monte Cuerda a la derecha.


                                       Incluso la muela de la Peña Huérguina o Peñalta. 


Pero dejemos esta gran loma - mirador para adentrarnos por carriles mientras vemos los verde y frondosos que estan los muchos barrancos que bajan al Cabriel. Un poco más adelante me llevaré una sorpresa.


    Por aquí arriba ya podemos avistar el Cabriel, aunque nosotros seguiremos más por el carril.



Por aquí me encuentro alguna peculiar sabina que resiste como puede a la construcción del carril.


Aquí ya he dejado el coche y voy andando, aunque lo que me llama la atención es esas manchas de arboles entre tanta zona pelada de árbolado. Esta es la sorpresa que os comentaba.



Allí abajo tenemos el Cabriel. La única explicación que le veo a lo de la falta de arbolado es que esta zona sufrió un incendio hace unos cuantos años. El sotobosque de romeros y enebros sale y tapiza de verde esto pero los árboles muy poco.


  Pero aún así lo que tengo allí abajo me parece de gran belleza y es conocido como el Ceñajo.




                      El meandro que hace el Cabriel es sencillamente muy guapo.



                            El otro lado del meandro tampoco esta mal. ¡¡Bajemos ya!!




                                                                 Ahí tenéis al gran Cabriel.



                                     Vamos a intentar captar unas buenas fotos del río.


                                                                A su paso por el Ceñajo.






En la parte alta del Ceñajo se ven cuevas que me llaman por mi nombre pero no dispongo de tiempo para ellas.



         Hacia un vientecillo algo desapacible si no es posible que hubiera catado esas aguas.




                                       Los reflejos en el río invitan al sosiego y a la calma.






                                          Panorámica de esta parte del Ceñajo.





 Por aquí me tope con la curiosidad de un joven pinar que era un autentico mar de ortigas como para rebozarse en él.



 Por aquí nos topamos con el viejo Rento del Masegosillo (no confundir con otro que hay entre sierras de Salvacañete y Zafrilla)



        Ubicado en un vallecete donde nace un arroyo que va a desembocar al Cabriel.



 Me asome al Rento pero oí llanto de niños en la parte de arriba, a la vez que un golpeteo rítmico en la pared, por lo que me di la vuelta como quien le persigue el diablo.




Que no, queridos lectores, que no digo más que tonterías. Allí no había ni Dios; de hecho no me encontré ninguna persona en toda la excursión.


 Despues de esto, cogí el coche y salimos del valle del Cabriel y aún desde arriba saque esta foto.



Mapa con el valle del Rento del Masegosillo en el término de Carboneras, y el meandro del Ceñajo del río Cabriel, ya en Villar del Humo.






Y ahora vamos a la otra excursión, siguiendo por la carretera hasta casi el cruce de Pajaroncillo, donde cogereremos un carril que nos pondrá en el arroyo del Toril donde ya caminando bajaremos al río.


                 El transito por el pedregoso cauce del Arroyo del Toril es posible.



               Salva un desnivel considerable y verlo con agua debe ser muy bello.



                 El arroyo va a salir a una extensa vega por donde el río iría al fondo.



 Vean como el cauce seco sigue hacia el Cabriel. Esta vega es conocida como la Vega de las Tajadas (y no de tocino ni de chorizo precisamente)



 Según nos acercamos al río, nuestra alma de botánico aficionado se alboroza pues las riberas del Cabriel supuran mucha exuberancia.



 Aquí abajo en la parte izquierda me bañe, pues me llegaba el agua por los hombros. Esta excursión la hice al final de la primavera.




                     Lo de los álamos es impresionante, en cuanto a tamaño y cantidad.




                                                     Los chopos no se quedan atras.




         ¿Y del color del agua, que me decis? Completamente cristalina. Avanzado el verano no es normal encontrarla tan clara pues los pueblos de su cuenca hidrográfica se triplican en habitantes, y ya sabemos que no depuran sus aguas residuales más que Enguídanos y poco más.



                       Nosotros seguimos acompañando al Cabriel en su curso río abajo.



                                                                           Más álamos.




 Se acaba la Vega de las Tajadas y vemos como el Cabriel se estrecha y va dirigido a encañonarse.




 En un santiamen vemos como el río avanza con esas paredes de más de 100 metros escoltándole.




 Dentro de este cañon hoz vemos perfectamente que a esta parte le llego un incencio hace años. El sotobosque de romero ha crecido pero del pinar solo quedan estos curiosos restos del pino y su esqueleto.



 Un poco más adelante está la desembocadura del río Mesto en el Cabriel, pero nosotros debemos volvernos, no sin antes ver encima del río, restos de cuando esto estaba habitado.



 El círculo el punto de partida. Como ven a la vuelta en vez de volver otra vez toda la Vega de las Tajadas y luego por el barranco del arroyo del Toril, cogí un carril que sale de un vallecete que entra en la Vega de las Tajadas y que me saca del valle del Cabriel y ya vuelves  por arriba por carril hasta el círculo otra vez.


¡¡Hasta la semana que viene!!

11 comentarios:

  1. De norte a sur, de este a oeste. Cuenca es única!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Es que además no me quiero centrar solamente en una zona concreta, sino que quiero abarcar todo lo que se considera Serranía (alta, media y baja).

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. José Maria Contreras Martinez23 de noviembre de 2015, 6:06

    A la vera del Cabriel me parió mi santa madre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose María.

      Francamente, no se me ocurre mejor sitio.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Jose Maria Contreras Martinez23 de noviembre de 2015, 6:54

    Hoy si es un lugar fantastico Pero en aquellos años con la cartilla de racionamiento, los maquis y el trabajo diario en el rodenal para mi padre no seria tan maravilloso

    ResponderEliminar
  4. Una semana más pido un Goya para este hombre.....

    ResponderEliminar
  5. Hola Toni.

    Qué guapos esos meandros, y como delatan por donde va el curso del río los árboles, me han encantado esas fotos en la que se ven las laderas de por donde desfila el río totalmente peladas y abajo los árboles siguiendo la línea de las aguas.
    Por un momento me he llegado a creer lo de las voces de niño y los golpecitos jajaja, ya me veía Cuenca otra vez en Cuarto Milenio, que por cierto, ¿qué opinas tú de esa supuesta pirámide?, no me perdí el programa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Si es verdad que es un paisaje distinto. La parte incendiada y la despoblación hace muchos años lo ha conformado así.
      Jejjejeje, es verdad que le seguis la pista a Cuarto Milenio; A nosotros se no pasó verlo, pues aunque no somo asiduos, sí sabia que iba sobre la piramida que está en boga aquí en Cuenca.
      La verdad que no tengo mucha opinión formada pues no soy ducho en estas cuestiones, pero aquí hay montado un revuelo de tres pares de pelotas. Si es cierto que este hombre puede haber echado a perder información arqueologica importante al empezar a excavar por su parte, iniciando el expolio. Yo al principio pensaba que lo había descubierto él (siendo de Cañete), pero luego me enteré que ya se sabia que allí había algo arqueologico, y que estaba incluido en la Carta Arqueologica de la provincia. Dicen los profesionales que no hay mejor protección para un yacimiento que siga enterrado en su sitio.
      Claro por otro lado, si este tio no inicia esto, posiblemente en esta vida nosotros allí no conoceríamos lo que hay; y ahora es muy posible que llegué financiación y se desentierre lo que hay allí. Pero en el fondo, yo creo que no hay que alabar la acción e incitar a la gente no profesional a excavar por su propia cuenta,

      Lo que si creo que allí hay un yacimiento de la ostia. La carretera pasa junto al cerro (voy mucho por ahi) y ya desde la carretera se intuye la forma piramidal de la misma.

      Veremos ahora como avanza esto, ya que aquí hay mucha expectación. Al día siguente de la emisión del programa, a mí por ejemplo me llamaron dos conocidos de Madrid que donde estaba que se iban a acercar a verlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Toni: todo lo que he visto en este reportaje es maravilloso, la verdad es que toda la provincia lo es.yo soy de ( TEJADILLOS ) me gustaria que en alguna otra ocasión pudieses hacer e incorporar a ésta serie, el recorrido por el CABRIEL, desde CAÑETE A TEJADILLOS. pues seria una forma de completar ésta maravilla de reportajes, un excepcional complemento. un saludo.Maximiliano Zafrilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maximliano.

      Encantado que te guste la entrada. En cuanto a lo que dices, ya lo tengo colgado en el blog de hace unos años. Te dejo el enlace: http://elbrilloenlamirada.blogspot.com.es/2012/05/remontando-el-rio-tejadillos.html Tambien puedes verlo si en la barra buscador (en la parte superior derecha del blog pones: remontando el río Tejadillos. Es el recorrido desde la vieja picisfactoria cerca de Cañete hasta la Ermita de Nra. Sra. de Altarejos. No tardaré en colgar el tramo del río Tejadillos desde la ermita hasta Tejadillos. En cuanto a tu precioso pueblo tengo colgada la ruta por la cresta del Atalaya y el pico del fraile (si lo pones en el buscador te sale y si vas a la etiqueta (parte derecha del blog) de Tejadillos tb la encuentras.

      Un saludo.

      Eliminar