domingo, 28 de febrero de 2016

SUBIDA AL CERRO DE LA DEGOLLÁ




En Enero se celebra en Priego una espectacular carrera de montaña que por derecho propio se está convirtiendo en una cita ineludible para los amantes de este tipo de deportes. 
Este año, el día de antes y aprovechando la señalización del sendero a seguir por la carrera del día siguiente, se ha realizado por parte de los organizadores del magnífico evento, una marcha senderista que cubre los 16 kilómetros de la ruta, y con un desnivel de 1000 metros,  concentrados en las dos subidas a las montañas que flanquean el Escabas en el tremendo Estrecho de Priego, al lado del pueblo.


Para esta ocasión, tuve la suerte de que unos amigos míos se unieran para acometer esta ruta conmigo, y así salir por primera vez en el blog. Bien seguro que no será la ultima vez que salgan.


Como íbamos a llegar a Priego más tarde de la hora prevista de salida, no nos apuntamos a la marcha, siendo los últimos en hacer la ruta ese día. Desde aquí dar las gracias a los organizadores por la buena organización, en cuanto a la balización de la ruta, vadeo del Escabas, y los puestos de avituallamiento que había.






Como verán en las fotos, la ruta es espectacular, a la par que exigente, en el sentido que  hay que tener un mínimo de forma senderista para acometerla, pues no olvidéis que el desnivel ronda los 1000 metros, con una bajada, la del Cerro de la Degollá o de las Antenas, en la que hay que ir con cuidado y paciencia y un terreno agreste lejos de las comodidades de las sendas y caminos.


              De izquierda a derecha: El Oso, el Osete, el Bascu, Carlitos y un servidor.



     Salimos de Priego y muy pronto debemos bajar al cauce del río para poder cruzarlo.


 Desde el puente Liendre vemos que el Escabas baja como debe de ser: limpio, verde, frío y caudaloso. Lo volveremos a encontrar pero esa vez no habrá puentes Liendres que nos socorran.



 El viejo camino para salir al otro lado. Esta mañana de Enero es fresquita por lo que vamos abrigados.


    Y aquí ya acometemos al subida al primero de los Cerros, el de la Degollá o de las Antenas.



              Tirando del zoom podemos ver por donde va la gente de la marcha senderista.



                                                                  Carlitos se nos queda.



En efecto, el bueno de Carlitos no pudo con la dureza de las rampas de la Degollá, y no se empezó a encontrar bien. ¡¡Alto entonces!! el senderismo es para disfrutar, eso hay que tenerlo claro. Si uno no está bien, lo mejor es marcha atras. Como aún estábamos no muy lejos del pueblo, se volvió tranquilamente, se dió una paseo por Priego y luego llamó a Nuria y Chispitas para tomar cañas y esperar nuestro regreso.
No te preocupes, Carlitos, ya habrá otras ocasiones no tan duras como esta.


Tras un rato de subida continua, nos toca a nosotros llegar a donde estaba la gente en la foto de antes.


  Por este punto ya se van apareciendo bellas vistas del otro lado del Estrecho de Priego con el Cerro del Rodenal al otro lado, y que nos espera pacientemente.


 Debemos subir al piso de arriba y el camino marcado lo hace por un sitio de esos espectaculares.




    Vean la inclinación del mismo, aunque al estar escalonado se sube sin ningún problema.



 Yo aquí no sé si veía un Gallifante, un elefante o aquel marciano de la tele de los 90, Alf.



 Lo que sí tenía a mi lado era un Oso, ubicado en este otro paso para llegar a la parte alta de la Degollá.


         Desde aquí ya podemos ver Priego con la hoz que hace el Escabas a su izquierda.



 El Oso quiere emular a los buitres del Estrecho. No lo veo yo claro, seguro que si lo intenta, al caer provoca un corrimiento de tierras y  hunde el paraje.



                               Vayamos a la cima (1265 metros) donde están las antenas.


En la cima solo eramos el Oso, Bascu y yo, pues el Osete (Angelito), en vistas de que se iba a esquíar a Andorra al poco tiempo, queria coger forma física y tiro hacia adelante llevando su propio ritmo.  
Varias son las veces que he querido subir a la Degollá, pero por una u otra cuestión siempre lo he retrasado. Lo que sí sabía, conociendo un poco la orografía de la zona, que la Degollá debiera ser un mirador excelente para ver varios parajes. 
No estuvimos mucho, pues el viento allí arriba era algo inclemente.


 Lo primero de todo: delante nuestro tenemos el Rodenal, con el Convento de San Miguel de las Victorias a media ladera. La ruta está clara, debemos bajar al río cruzarlo y subir a la cima del Rodenal que veis delante.


 La vista que me sorprendió pues no me esperaba que se pudiera ver, es esta de Cañizares. Solo se ve en un trocito de la cima.


                      Ahí tenéis al par de grandullones, mis compis de ruta de hoy.


 Y ahora toca la parte más fea de la ruta, la bajada. Menos mal que las vistas que se nos iban abriendo en esta parte tampoco tenían desperdicio.


                Por ejempo: el pueblo de Cañamares y el Escabas entrando en el Estrecho.


 O esta otra del Cerro Poste y sus 1430 metros, al lado del pueblo de la Frontera que estaría a la derecha de la foto.


            La bajada con cuidado y paciencia pues en algunos tramos es de piedra suelta.


 Parte de la larga subida al Rodenal. Viendo esta vista nos pensabamos que el camino iba por esa faja intermedia pero en ese tramo iríamos por la parte alta, como comprobamos después.


  Seguimos descendiendo metros a un velocidad de vertigo. Con lo que cuesta luego subirlos, jejeje.



 En algún lugar leí hace años que el convento tuvo una ubicación distinta a la actual , ya que desprendimientos de roca de las paredes le afectaron. Es muy posible que viendo esta foto, la antigua ubicación fuera a la derecha donde se ve ese claro grande entre los pinos. A ver si algún autóctono nos lo puede aclarar.



 Desde aquí y ayudado otra vez por mi zoom, podemos avistar parte de la reciente Vía Ferrata de Priego.






Otro tramo de la Ferrata.
taFnvzoa




Ya en la parte baja tenemos esta impactante vista del Estrecho de Priego. Nosotros venimos de la izquierda, parte superior.




    Si agudizamos la vista, podemos ver a los de la marcha senderista progresar por la ladera.




Una vez abajo, cerca del río,  nos encontramos con los del puesto de avituallamiento. Aunque llevábamos nuestras viandas y brebajes, un traguito de Aquarius y unos gajos de naranja nunca vienen mal.



     Volvemos a encontrarnos con el Escabas. Aquí está Angelito que lo cruza con unas bolsas.




 Los demás lo hicimos a pelo. Aquí el Bascu pasando tan campante. El agua estaba fresquita, pero cuando de verdad comenzaba a doler el pie, ya lo casi lo habías cruzado.




Como se me reactiva la circulación, señores!! Va a ser igual con la cerveza cuando llegue al pueblo.



          Para salir del río hay un tramos con cuerdas que vienen muy bien para agarrarse.




Y debemos descender algo para enfilar el camino por el que vamos a ir en esta primera parte.



Este es el camino por debajo de la paredes rocosas que seguiremos en esta parte. A la derecha podeis ver los rezagados de marcha senderista, que aunque parecen que están cerca, no es así.




      Nosotros a lo nuestro vamos progresando, esta vez con Angelito que sube con nosotros.




                                                                     El trio calavera.




                        La vista de la Degollá desde esta lado es sencillamente sublime.




                                      Aquí se han alineado los amigos, el Convento y Priego.




La subida por la ladera del Rodenal es espectacular pues en todo momento tenemos vistas al vacio y al Estrecho.




                                                Ahora ya vamos por la parte superior.




Por aquí pasamos por encima del Convento donde se guarda el Santo Cristo de gran devoción en la comarca. El Convento fue construido hacia 1574 para conmemorar la batalla de Lepanto contra los turcos.



Por fin llegamos al Rodenal con unas vistas tambien insuperables, donde el Oso ya solo tiene dos jarras de cerveza en vez de púpilas.



Solo voy a poner esta donde se aprecian los verdes campos alcarreños, ya que hay que recordar que este cordal montañoso es el límite físico y geográfico entre la Alcarria y la Serranía.



La subida al Rodenal es menos explosiva que la de la Degollá, pero al ser más larga y tendida, se hace algo más pesada, ya que parece que nunca vas a llegar a la cima. Una vez allí y admirar las vistas, toca ya bajar por una senda que es un sendero PR, el único tramo de la ruta que transita por un carril al principio y luego por un PR. 
Ya vemos Priego cerca.



 Este es el paso del sendero PR que salva la capa de cortados rocosos y ya te pone en el piso de abajo.



                           Y lo último ya es un cómodo sendero que nos llevará al pueblo.



Donde tenemos a Carlitos a buen recaudo, acompañado de esta buen pareja: el Chispín y la Mari Paz. Nuria no nos pudo esperar porque se tuvo que ir.




Donde para terminar este gran día nos metimos una buena comida de zarajitos, sopas castellanas, migas, huevos fritos y carnes variadas, todo regado con mucha cerveza y vino de la tierra.




 En resumidas cuentas, un gran y duro día de senderismo donde hicimos una rutaza muy bien señalizada por los organizadores de la Carrera de Montaña. Nosotros tardamos 7 horas, tranquilamente y a nuestra marcha. El record de la carrera anda sobre la hora y 15 minutos. Casi lo mismo, jejejjeje.



HASTA LA SEMANA QUE VIENE.





 







14 comentarios:

  1. Esas fotos espectaculares que parece que lo estamos viviendo con vosotros, gracias Toni. Como sé que te gustan las curiosidades aquí te dejo alguna: el Estrecho de Priego también aparece en documentos antiguos como Hoz de los Frailes.El avituallamiento estaba en el Molino de los Barrales (los azulejos que todavía persisten lo nombran Fábrica de Harinas Stmo. Cristo de la Caridad, pero eso no llegó a cuajar entre la gente de los pueblos). Este molino tiene un origen muy, muy antiguo y hay varias leyendas en torno a él. Al lado del molino y bajo la carretera está el Fuentarrón y un poco más abajo en el cauce del Escabas la Piedra del Tió Policarpo (se ahogó buceando a sacar truchas). Esperaba alguna foto de la alcarria de Guadalajara pues desde ahí se ven las Tetas de Viana y la nuclear de Trillo; aunque tal vez no tuvieras buena visibilidad. Bueno, espero que lo hayas disfrutado, la verdad es que es una zona espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio.

      Genial todo lo que cuentas. Me encanta que aportes a la entrada ese toque anecdótico e histórico. Desconocía que se pudiera ver las tetas de Viana y lo de Trillo. El año que viene si vuelvo a subir, los buscaré.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Espectacular, el tramo final de subida, por el rodenal, y las vistas que hay desde la cima. Imagino que el estrecho de Priego, no se podrá caminar, por el, no?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Si pasa la carretera que une Priego con Cañamares pero hay mucho tramo que solo cabe la carretera y el río. De hecho para la ferrata hay muy poco sitio para aparcar, y hay que hacerlo bastante antes.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Jose Maria Contreras Martinez1 de marzo de 2016, 6:17

    Magnnifica entrada Toni. Como todas, pero esta muy familiar para mi, pues la considero como una de las sierras mas bonitas, desde el Guadiela al Escabas, con panoramicas tan distintas según hacia mires, por un lado todo el verdor de la serrania, por el otro gran parte de la Alcarria con las Tetas de Viana como lugar emblematico.¡Preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose María.

      Gracias por tus palabras. Me están entrando ganas de volver para ver si veo las tetas de Viana.
      Es que aquello es precioso.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Muy chula esta zona de Priego, con estas dos cimas, casi gemelas, luego las vistas son muy buenas durante todo el recorrido, creo que esta es la segunda semana consecutiva que sacas una foto del Cerro Poste, ¿puede ser?, tiene muy buena pinta, a ver si te vemos pronto por ahí arriba jeje. Para los que no somos muy amigos de participar en estas marchas senderistas es una buena táctica esa de llegar media hora tarde y así hacer la ruta en soledad jeje.
    Ya que has mencionado la ferrata de Priego, hace poco un chico me puso un comentario en mi blog (en la crónica de los Siete Condes), preguntándome si la ferrata era privada y había que pagar para hacerla. Supongo que será libre, no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      En efecto, es la misma foto que colgué en el face del Cerro Poste, donde curiosamente hacen otra carrera de montaña, no tan célebre en Cuenca como la de Priego pero seguro que está chula.
      Pues sí, como ibamos a llegar una media hora/cuarenta minutos tarde pues la hicimos solos. Ya sabes que yo tampoco soy de aglomeraciones pero en esta ocasión no me hubiera importado tanto.
      La ferrata de Priego no es privada, pero hay que informarse ante de ir, pues creo que ahora anda cerrada por la nidificación de aves rapaces. Es lo que suele pasar con las ferratas y vías de escalada en Cuenca, que hay tanto ave rapaz que algunas pasan épocas que las tienen que cerrar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Toni.

    ¡Que envidia me dáis! Esta rutaza es de las que valen la pena. Ni más ni menos que la puerta de la Serranía por ésta parte de la provincia. La faja intermedia del Rodenal parece transitable; habrá que plantear una vuelta. Mira que he pasado veces el Estrecho y tampoco me había planteado una buena ruta por aquí. El Poste sí lo he subido accediendo por las moles rocosas desde el área recreativa de Cañamares. Lo mismo me animo algún año y hago alguna de las dos carreras, aunque son durillas y exigentes... ya veremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Yo tambien pienso que por esa faja intermedia se puede ir, aunque los que trazaron la carrera fueron por la parte superior a lo mejor es que no se puede luego al final subir arriba. No se, habría que investigarlo.
      Esta primavera voy a hacer ruta desde la Frontera hasta el Poste (realmente no sé por donde transita la carrera). Y digo primaver pues allí tengo entendido que hay buenos robles que merecera la pena verlos.
      Avisa si te animas a eso de las carreras, que aquí tienes una familia que va a ir a animarte y apoyarte. Que bueno sería!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jose Maria Contreras Martinez3 de marzo de 2016, 6:15

    Toni,las mejores vistas de las Tetas de Viana desde esa sierra,probablemente sea desde el mojón de los tres téminos -o son cuatro ya no recuerdo bien- Priego,Cañizares y La Pinsa,aunque propiedad privada pertenece al término de Alcantud,y el cuarto seria Cañamares pero no estoy seguro,me gustaría si alguien lo sabe me lo aclarara.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve cerca de donde dices hará un par de meses. La próxima vez investigará más para ver si consigo localizar las Tetas de Viana.

      Eliminar
  7. Pues no conocía esas rutas de senderismo cerca de la vía ferrata, tendré que investigar un poco y con lo que he sacado de aquí seguro que sale una ruta bien bonita.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aventura. De senderismo es una ruta muy recomendable pues se acerca a los parametros de las grandes rutas exigentes: unos 1000 metros de desnivel positivo, y otros de bajada algo técnica. Un buen momento para ir a verla es el finde del 3 de diciembre (creo) que hacen la carrera y el dia anterior la ruta senderista que es cuando marcan la ruta y así uno se aprende el trazado, ya que hay un par de puntos que si no te los sabes, te puedes meter por otro faja.

      Un saludo

      Eliminar