domingo, 10 de abril de 2016

Al SOLÁN DE CABRAS POR LA MUELA DEL REBOLLAR




Se cuenta que todo empezó con un pastor que veía que sus cabras enfermas sanaban milagrosamente al bañarse del manantial. Lo que está claro que aquello, el paraje del Solán de Cabras, desde bien pronto cogió fama a todos los niveles. 
También sabemos a ciencia cierta que en la primera mitad del 1700 ya es un centro de peregrinaje para probar sus aguas. Cosa que se acentúa con la curación del entonces Ministro de la Real Hacienda de España, motivo por el cual el rey Carlos III ordena en 1755 la construcción de los baños y de la Casa Hospedería.

Años más tarde el agua del Solán de Cabras, al igual que el Balneario y el Real Sitio, es declarada de utilidad pública por el Rey Carlos IV en un Real Decreto de 1790.

Su prestigio alcanzó cotas de máxima popularidad cuando el rey Fernando VII viajo allí en 1827 con su esposa Maria J. Amalia de Sajonia, para buscar remedio a la esterilidad de la Reina en estas salutiferas aguas. Cosa que al final no consiguió, por cierto. 







Nosotros vamos a recorrer una aérea ruta por los bordes de la Hoz del Solán para ponernos encima del balneario y poder verlo desde las alturas, y poder admirar esta maravilla de la naturaleza que hace el río Cuervo en su feroz discurrir por la Serranía.
Para ello desde el pueblo de Santa María del Val, cruzaremos la Muela del Rebollar, filtrada de simas y sumideros, para acercarnos a los bordes de la celébre y asalvajada Hoz del Solán.



          Atravesamos la extensa Muela del Rebollar dándonos cuenta del porqué del nombre.



 En gran parte es un hermoso bosque mixto de pino y Roble melojo o rebollo (Quercus pyrenaica). También se le suele llamar rebollos a los Quejigos (Quercus faginea), aunque en este caso viene por el Roble melojo.



 En las parameras de la Muela, vemos estas montañas de piedras apiladas que nos recuerda cuando esto se limpiaba a la hora de labrar u ocupar las parcelas de tierra.



 La Muela del Rebollar es célebre por sus profundas simas para los espeleólogos profesionales, aunque también hay alguna que otra cueva como esta Similla del Val que ya os enseñaré en otra entrada. A esta cueva me trajo Maru de haberla visitado con unos amigos hace años.



           Pero nosotros vamos buscando otra cosa que ya podemos verla allí adelante.



     Hasta que por fin llegamos al borde, en el tramo conocido como la Hoz del Alonguero.



 Hoy estoy muy "autorretratista", por lo que me veréis asomado a los bordes cual buitre leonado.



 Tirando de zoom, hacia donde nos dirigimos tiene un pinta estupenda de rocas y precipicios erosionados.



 Ahora si que si estamos viendo una perspectiva nueva, ya que normalmente cuando visitaba la Hoz del Solán por arriba lo hacíamos desde el otro lado, es decir, enfrente justo de donde estoy yo sentado, pues allí llega un sendero PR.



 Desde aquí tenemos vista del Cerro loma de San Cristobal con sus 1398 metros donde hay un helipuerto si mal no recuerdo.  La comarca de la Serranía Norte es la más reveladora en cuanto que la Serranía de Cuenca no es un sierra de altos y verticales picos, sino una sierra "hacia dentro" "hacia abajo".



 Este meandro del río Cuervo es realmente bello con este puntal del lado derecho casi desaparecido de la erosión y en el lado izquierdo la conocida como la Cola del Potro.



 Por el fondo se puede ver el agreste discurrir del río Cuervo. Seguro que he prometido algún vez colgar la ruta por dentro y no se preocupen que terminará saliendo.



               Vayamos a ver la Cola del Potro desde esta novedosa perspectiva.



 Acerquémonos, ya que por aquí la Cola del Potro es muy bella pero no esta tan erosionada como.......



                                             .............si la vieramos desde enfrente.



                                           ¡¡Acerquémonos!! Como cambia la perspectiva!




  Y a la izquierda de la Cola del Potro, ¿que tenemos?  Ni nada más ni nada menos, que el Puntal del Soto Negro.



 Bestial y enorme puntal rocoso donde en su parte superior que ven en la foto hubo un inexpugnable castro celtibérico.



 Los que hemos andado por allí asomándonos a los bordes, sabemos que el vertigo no debe tomarse a la ligera.



 Despues del brusco meandro de la Cola del Potro y el del Puntal del Soto Negro, el Cuervo enfila para girar en el meandro de la piedra conocida como el Yunque que no aparece en la foto por poco.



 En primer plano el Puntal del Soto Negro y detras el Puntal de la Peña Rubia o de la Cruz del Solán que podemos ver de blanco en su parte superior.




 Pero nosotros debemos seguir hacia delante pues nuestro objetivo es otro. Por aquí nos encontramos la trazada de un viejo carril.



En este giro brusco que damos hacia la izquierda, nos topamos enfrente con ese otro puntal.



El puntal de la Peña Rubia o de la Cruz del Solán que fue puesta allí años despues de la construcción del Balneario por fervor popular.



                          Ahí la tenéis de unos años atras que fuimos Maru y yo a verla.



      Hasta que por fin llegamos a nuestro objetivo: el Real Balneario del Solán de Cabras.



        LLama la atención la profusión del pinar creando una jungla realmente atractiva.




Y ahora toca andar por los bordes deleitándonos en por ejemplo esa piedra desgajada de la pared.



Al fondo tenéis la embotelladora de agua que sería lo primero ya que allí acaba la carretera y luego el balneario.



 Y ahí tenéis la parte del Hotel/Restaurante/Balneario con su piscina. Huelga decir que si buscais relajación y tranquilidad en la naturaleza, sin duda, es el lugar perfecto e idóneo.





                                                                    Pinchar la imagen.





Comienza mi serie de autorretratos; en este caso sobre la piedra desgajada de la foto de antes.



Impresionante, eh! Bien seguro que los de fuera cuando veáis una botella del Solán os acordaréis del recóndito y bello sitio donde esta ubicado este balneario, pues hay muchos balnearios y manantiales para embotellar el agua por España pero como en el sitio donde está el Solán de Cabras pocos.














                                              Esta ventana rocosa captó mi atención.



Ahí tienen la única entrada al valle del balneario y donde se puede decir que acaba la Hoz del Solán en ese estrecho por donde solo cabe el río Cuervo y la carretera. Aunque podéis ver que el río Cuervo no deja su paisaje de hoz y valle, pues luego iría por un valle menos abrupto que el anterior hasta llegar al pueblo de Puente Vadillos donde echa sus aguas al Guadiela.



Nosotros seguimos recorriendo los bordes pues queremos llegar a esa especie de barranco buscando lo conocido como Surgencia del Chorrontón pero no encontré su boca.
 


Desde el cauce del ese barranquete del Chorrontón es la parte mas baja hacia el Balneario, aún asi, no se puede bajar pues hay un salto de unos diez/quince metros verticales.



Ya sabéis cuanto me gustan los bordes y sentir la sensación aerea y de caída, como por ejemplo en esta foto.



                                                             Démosle al zoom.



  Nos volvemos pero no podemos dejar de mirar esta vista no tan común del Solán de Cabras.



Volvemos a cruzar la Muela del Rebollar y ya podemos avistar el bello pueblo de Santa María del Val.



Mas conocido com el Val, puesto al pie del pantano de la Tosca que al ser final de verano estaba muy bajo y en la parte inferior de la foto no se aprecia el agua.




Otra foto de esta vez con otra vista de Santa María del Val desde lo alto de los riscos que hay encima del pueblo. Lo que ven al fondo nevado es la Muela del Rebollar.



 Aquí tenéis parte de la Hoz del Solán con ese final más abierto donde esta sito el Balneario y la embotelladora.


HASTA LA SEMANA QUE VIENE!!

19 comentarios:

  1. Una maravilla Toni, tengo que felicitarte por esta preciosa ruta que terminas de mostrarnos con esa fotografia tan descriptiva que muestras con todo detalle.
    ¡¡¡"Chocalá", tio, muy buena!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe.

      Es un lujo tenerte aquí como seguidor y comentarista del blog. Gracias.

      Eliminar
  2. Sin lugar a dudas, eres el ser que más envidio de este mundo. Cuánto nos haces disfrutar con estos reportajes... Tu haces realidad los sueños y deseos que cada día añoro, y que cada vez veo más alejados, x culpa de esta vida tan desajustada e ingrata. Suerte que te tenemos a ti Toni, para trasladarnos a esos lugares, desde la pequeña ventana de nuestros ordenadores. Sigue así y xfa: no dejes jamás de publicar estos reportajes que nos dan la vida. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Gracias tío por tu comentario. Por un lado me sacais los colores, pero por otro saber que estáis ahí y que disfrutáis tanto me hace seguir con fuerza semana a semana.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Jose Maria Contreras Martinez11 de abril de 2016, 4:38

    Suscribo totalmente el comentario de Javi Carrion, sólo una palabra más. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Mª

      Te digo lo mismo que a Javi. Vuestros ánimos me ayudan a no desfallecer y no caer en la pereza y la desidia y seguir con el blog.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Cpomo siempre un espectacular reportage para un espectacular circuito. Que envidia me da no poder hacerlo. Las fotos increible, muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel.

      Para eso estoy yo aquí enseñando estas fotos, para los que no podéis hacerlo. Gracias por comentar.

      Eliminar
  5. Hola Toni.

    Me sumo yo también a los comentarios anteriores, con el recuerdo de caminar por el otro lado y una estupenda comida en el borde del Puntal del Soto Negro y sin ninguna gana de marcharme de allí. Me reconforta contemplar las fotos mientras sueño por volver pronto. Ains, que ganaassss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Es cierto que esa vistas y panoramicas a cualquier lado o sitio de la hoz hacen que las ganas de irse de allí sean nulas. Ya vendrás, ya vendrás ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Toni.

    Pues ya nos han enseñado la hoz desde las dos vertientes, ahora traidor, nos las tienes que enseñar por dentro. Como te gusta asomarte a los puntales, cualquier día nos hace una caída libre, jaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Jejejjeje, que pues sí tienes razón pues llevo diciendo mucho tiempo que voy a colgar la ruta por dentro pero no lo hago. Debe ser que la experiencia de ir por allí se puede decir que es un autentico infierno. Mucha aventura pero infernal. jjajajajaj, no tardaré en ponerla.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola Toni.

    Buenos recuerdos, si flipamos cuando nos asomamos a los bordes del Puntal del Soto Negro, qué decir de cuando se ve desde la perspectiva que nos muestras, menuda caída, por cierto, por ahí debe de andar el mendrugo de pan que enterró Laia jejeje.
    Y esa vistas tan aéreas del complejo del balneario son brutales también, por cierto otra vez, dijiste que existía una senda que baja desde la parte de arriba de la hoz hasta el balneario, ¿investigaste?.
    Y qué bonito el comentario de Javi, me sumo al aluvión de halagos, te los mereces, cuidas muy bien estas crónicas, sobre esta tierra, la Serranía, que tanto amas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tierra que tanto amas y que nos estás haciendo amar a los que no la conocíamos.

      Eliminar
    2. Hola Dani.

      Pues muchas gracias tío a tí también. Yo creo que las cosas que gustan hay que hacerlas con pasión, y por lo que a mí respecta, la naturaleza es mucho más que un hobby o una afición. Es una manera de entender la vida. Ya hay cosas que tenemos que hacer todos o muchos días sin pasión; que no sea todo!!
      Tú me estas dando a conocer aún más y a amar las Sierras de Castellón y la Sierras alicantinas. Yo creo que en muchos casos es reciproco. Si encima sabemos que hay gente que no puede por el motivo que sea, hacer lo que tu haces pero la labor blogguera le mitiga esas ganas y le hace pasar un feliz rato, pienso que esta tarea nuestra con la que disfrutamos es muy necesaria. Uffffs que me enrollo cual persiana.....

      En cuanto a la entrada, ajajajja me acuerdo como se puso Laia con el estomago saciado al guardarse ese apetitoso mendrugo o un chusco pan (que dicen por aquí) y enterrarlo como un tesoro. Curiosamente Nachete hace dos semanas que salimos al monte, nos lo recordó. Yo ya ni me acordaba pero Nacho si.
      Esa senda que dices baja haciendo lazadas por la espesura del bosque. Debe ser muy chula y aunque aún no la he recorrido, es posible que este verano si la baje para buscar alguna poza del río Cuervo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una maravilla de reportaje. Haces que Cuenca no sólo sea única sino luminosa. Muchas gracias de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Borillo. Me gusta eso de hacer Cuenca luminosa!!

      Un saludo.

      Eliminar