sábado, 2 de julio de 2016

LA CUEVA DEL NACIMIENTO DE VEGA DEL CODORNO




¿Recordáis las cuevas activas que os he ido enseñando por el blog, como los Boquerones de la TobaValdecabras o el Becerro de Carrascosa?  Os voy a enseñar otra, como es el caso de la Cueva del Nacimiento en uno de mis pueblos serranos preferidos, Vega del Codorno.

De común conocimiento es que este pueblo está formado por barrios, viniendo tal circunstancia desde tiempos antiguos. El barrio que se considera capital es el barrio de la Cueva, llamado así por que detrás del mismo se ve una enorme cueva en la roca que la gente del pueblo ha hecho célebre por representar allí un belén viviente en las frías navidades que suelen acaecer a esas altitudes.

La gran abertura en la roca de la cueva tiene en el centro un pasillo por el que se entra al mundo oscuro y cavernoso. Se puede pasar unos pocos metros pero rápidamente ya exige de la pericia y experiencia espeleóloga, con diversas gateras, trepaditas y algún divertimiento más.

Como siempre hago, y ahí tengo que tirar de paciencia, os quiero enseñar la cueva cuando echa agua, pues, en efecto, la cueva del Nacimiento es una cueva activa. Lo que pasa que mucho menos que el Becerro o el Boquerón por ejemplo, es decir, mucho tiene que llover, más que en las otras cuevas, para que se recargue y expulse agua en cantidad.

Magia Serrana tiene tiempo y paciencia por lo que me esperé a un invierno más lluvioso de lo normal para enseñaros como, tanto el arroyo que se crea, como la cueva, forman  un cauce que va directo al río Cuervo, ya dentro del Valle de Vega del Codorno. Comencemos con la visita a la Cueva:

          Justo detrás del Barrio de la Cueva, sale la senda que nos lleva a nuestro objetivo.


Como ven, estamos ante una cueva de proporciones bien grandes, por lo menos la abertura.


                                                En esta vista frontal se ve mejor.


Las vistas desde aquí son cojonudas ya que se ve al fondo el barrio de la Cueva y parte del valle vega que forma el río Cuervo.


           Foto del Belen viviente cedida por Ferny de Ecoexperience. ¡¡Muchas gracias!!

        Pero bueno, antes de seguir, pasemos a las presentaciones: ¡¡Los Virtudes Brothers!!



          Fijaros en la entrada a la cueva de verdad, asemejándose a una puerta.


                                           Se apaga la luz, encendemos los frontales.


                 Tenemos unos cuantos metros donde se ve la cueva muy humanizada.


        A ratos se ensancha y van desapareciendo las restos visibles que comentaba antes.


                Viendo esta foto, mi hermano va levitando por la galería de la cueva.

                               Y poco a poco vamos teniendo que comenzar a agacharnos.


                   Aquí ya es donde comienza de verdad la cueva, la parte más espeleóloga.

Incluso comienza a aparecer el agua incorrupta y diversos pasos para salvar estas profundas bañeras.

Como esta poza donde se ve en el fondo restos de los antiguos maderos que fueron poniendo para salvarla.


Cualquiera diría que este muro lo ha hecho un hombre, pero no, el agua llega a crear esta maravillas.

 Pero no hay uno solo sino que son varios. Llenos de verde y cristalina agua debe ser una pasada.

         Hasta que empieza el jaleo de verdad: galerías con agua que nos cala las piernas.


                    Lo bueno, que suelen acabarse y volvemos a ir por la galería seca.


                       Pero muy estrecha que nos hace tener que ir de pie, pero casi de lado.


            Volvemos a una galería donde se van sucediendo los pisos represados en niveles.


                              Nos estaba sorprendiendo lo profunda que estaba siendo.


 Los tramos con agua eran muy bonitos, además de que ya no nos importaba mojarnos, de cintura para abajo.

            De repente la galería se acaba en este bello rincón con esa extraña formación.


     La bautice con el nombre de la Berenjena de Almagro. Realmente rara y fascinante.

 Vemos que la galería sigue por la parte de arriba y el agua viene a caer resbalando por esta berenjena. ¿Y por donde vamos a subir a la parte alta?


 Menos mal que por un lateral antes de llegar a la berenjena se puede subir y ponernos encima de tal figura que es la parte superior lo que veis.

     Nosotros seguimos avanzando por esta galería donde tenemos que ir medio doblados.


             Ahí vamos intentando evitar esas bañeras de agua de la que cada vez hay más.


                                                   Donde algunas se les ve profundas.


                  No me digan que no es bonito. Por aquí todas las bañeras tienen su agua.


 Se habran fijado como llevamos los monos. Menos mal que nuestra santa madre nos los deja limpitos y preparados para la siguiente ocasión.

                                Vean esa especie de colada saliendo de ese agujero.

                                   Por aquí nos encontramos pequeños laguitos.


 Los cruzamos pero la verdad que hoy estamos bastante duros. Lo normal que nos hubieramos vuelto antes por tanta galería con agua y tanto ir con los huevos calaos en ese infierno oscuro pero ver que la galería continuaba nos impulsaba a seguir.....

 Subimos un poco para ver esta galería seca, aunque debíamos ir en cuclillas o doblados.....

 Y otra más con agua, además con cuidado pues cada iba cubriendo más. En este punto decidimos volver porque lo peor de la espeleo es la vuelta ya que se hace costoso.

 Y en una de las muchas fuentes del barrio de la Cueva en la Vega nos quitamos la mugre, el barro y el sudor infernal. Nos esperaban los tercios fresquitos que despues de una dura sesión de espeleo es como volver a vivir!


Hasta aquí la Cueva por dentro. Ahora vamos a irnos a un invierno muy lluvioso, condición indispensable para ver lo que os voy a enseñar. Antes os lo explico: de encima de la Cueva viene a venir una rambla. No le llamo arroyo pues no lleva caudal casi nunca, no hay apenas una cuenca de captación de agua y tampoco se adivina un cauce propiamente dicho. ¿Y de donde nace el agua de las fotos que vais a ver? Pues de las laderas de la Muela de San Felipe, es decir la gran muela que alumbra los nacimientos de los ríos Júcar (Mediterráneo) y Cuervo (Atlántico). Cuando llueve mucho, la muela se empapa y estos dos ríos echan agua a mansalva y el excedente por este lado oeste de la muela viene a caer por esta rambla que se descuelga por un lateral de la Cueva.

      Vamos a la Cueva otra vez, ¡pero alto! se oye y se ve una rugiente espuma blanca caer...

       El día estaba brumoso pero se veía esa maravilla de cascada que cae de ese rinconazo.



 Si de esta rambla cae esta cantidad de agua, imaginense como iría el río Cuervo que es donde va el agua despues de atravesar el Barrio de la Cueva.


                                    Los puntales rocosos son de gran envergadura.


 Pero... ¡un momento! este agua que corre al pie de la foto no es de la rambla arroyo sino que.......


                                                        ¡¡ es lo que sale de la Cueva!!


                                                                   Ahí la tienen. 

                      Parece que no sale mucha agua pero si la hay, creando un hermoso arroyo.


          Aquí lo vemos como sale de la Cueva, camino al Barrio que lo vemos al fondo.


    ¡¡Como debe de estar la Berenjena de Almagro rebosando el agua a toda presion por ella!!




                                Vean que enorme torrente viene de la Muela de San Felipe.


                                                             ¡¡Aquello era atronador!!

 Y tras descender en sucesivas cascadas se dirige al hacia el Barrio de la Cueva y al río Cuervo que es lo que estaría al fondo, al otro lado del pueblo.


Esta entrada permanecerá dos semanas que llegan las vacaciones y un servidor y familia nos iremos unos días. ¡¡Hasta la próxima!! 

31 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Cierzo.

      Encantado que te guste y gracias por comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Extraordinario reportaje te felicito Virtudes en hora buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Orencio, y gracias también por comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Este blog me alucina la cantidad de informacion y sitios que describe, como conquense estoy emocionado y contento por ver cuanta gente ama nuestro terruño , muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel.

      Encantado que te guste, y muchas gracias por comentar. Siempre he pensado que la gente que ama las cosas, las cuida.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. He llevado a muchos amigos a esta cueva y todos se han quedado fascinados. Lo cierto es que es muy sencilla, y además muy bonita. A lo que has bautizado como "la berenjena" yo siempre le he llamado La Tinaja.
    Enhorabuena por el reportaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Tambien la forma de tinaja es apreciable. La verdad que de las cuevas que llevo recorridas por cuenca, nunca había visto esa forma. Es muy única y bella. Y si es cierto que no es díficil en el sentido que no hay que reptar por gateras de esas que solo cabe uno y completametne tumbado, pero el avance por galerías de agua lo complica un poco (Me imagino que cuando has ido también habría agua.....)
      Gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Si Toni, la he recorrido con mucha agua y casi seca, y a lo mejor es cierto que tan fácil no es... pero para el que tenga un minimo de preparación y equipamiento (yo siempre he ido con neopreno de 7 mm.), esta cueva es de lo más "tranquila". Recuerdo una vez que había muchísima agua y el el sifon que hay a los 30 mts de de la entrada se quedó um amigo mío xk ni con un millón de euros lo hubiera pasado :)

      Eliminar
  5. Mi más sincera felicitación a los intrépidos naturistas, que a riesgo de posibles accidentes; y con la valentía y su amor al "terruño", nos han regalado tan magnífico reportaje, sobre parte, de las entrañas de nuestra riqueza de la Serranía de Cuenca. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José María.

      jajajaja, muchas gracias por tus palabras. Cierto que aquel día estabamos especialmente valientes, pues lo de avanzar por la galería con agua (sin neopreno ni nada parecido) si saber lo que nos ibamos a encontrar tiene su miga.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Preciosa entrada Toñi, me ha fascinado. Mientras iba leyendo me surgía una preocupación, será beneficioso para la cueva el mostrarla así, tan hermosa y asequible ante tanto salvajismo como nos rodea. Esperemos que sí. Un cordial saludo desde Sevilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santiago.

      Como ya te he dicho en el face, de fácil y asequible tiene poco. La verdad que viendo mis fotos con flash trasmite la sensación de avance fácil y cómodo, y no es así. Salvo los 20 primeros metros que hay hasta cables de iluminación, luego ya que agacharse, doblarse y los peor de todo, avanzar por galerías con agua, a oscuros, sólo con la luz de tu frontal o linterna. Ya te digo que pocos son lo que se atreven a avanzar mucho por la cueva.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Muy bonito...!!!!.
    El pueblo es Vega del Codorno...sin "la".

    ResponderEliminar
  8. Hola Anónimo.

    Cierto!, ya lo he corregido.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado! Gracias a tu trabajo podemos descubrir estos lugares maravillosos!
    Es un sitio espectacular desde luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa por comentar. Encantado que te haya gustado.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Hola Toni.

    Ya hacía tiempo que no te veíamos introducirte en las entrañas de la tierra jijiji, la verdad es que con esta calor la opción de espeleo es una opción más que recomendable (ojala no tuviese esa claustrofobia...), porque menuda chicharrina que casca en la superficie, al menos aquí en CS, que no refresca ni por las noches, aunque vosotros mientras escribo esto estaréis durmiendo la mar de fresquitos en esos refugios pirenaicos jeje.
    Brutales esas fotos tras periodos lluviosos!!!

    Con ganas de que llegue el día 1, empezar a golondrinear y ponernos al día de nuestras respectivas escapadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y por cierto, ya puedo ir preparándome para pagar esas cañas & tapas, porque menudo "sorpasso" que me has dado jijiji.

      Eliminar
    2. Hola Dani.

      Si es cierto que llevaba mucho tiempo sin colgar nada de debajo de la tierra, pero aún tengo alguna cuevecilla por enseñar. La verdad que esta cueva es muy famosa en la provincia, y hay mucha gente que nunca la había visto echando agua, cosa que hace que esté ahora por las 8000 visitas y ello haya sido el acicate para lanzarme en este sprint final hacia el medio millón, pero aún no he ganado, que nunca hay que cantar victoria antes de tiempo. Jejejeje, este se pone emocionante.....
      Ya iremos hablando este mes para preparar las golondrinas.....

      Cervezas y Cuevas!

      Eliminar
  11. Hola Toni.

    Que pasada de cueva, tienes unas dimensiones considerables, y eso que no nos has enseñado la cueva al completo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      La cueva como suele pasar con casi todas que son activas, no se ha llegado a ver el final, pues nuestra galería acaba en un sifón de espeleobuceo, y luego otro y así hasta que se hace durisimo e inviable hasta para estos monstruos del espeleobuceo, llegar a ver su principio...

      Eliminar
    2. Yo disiento. Publicitar sitios desconocidos es un gran riesgo, porque en poco tiempo la "erosión humana" destruye mucho más que cien años de "erosión natural"

      Eliminar
  12. Mis padres y yo íbamos de vacaciones al nacimiento del río cuervo de acampada libre cada verano, recuerdo k mi padre conocía a un sr. De la vega del codorno (no se si exactamente era el dueño del bar la tejera) y nos llevó a la cueva pero si no recuerdo mal había una reja. Desde luego este invierno será una visita obligada para que mis hijos disfruten tanto de esas maravillas cómo lo hice yo. Gran trabajo y gran reportaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.

      Bonitos recuerdos. Si es posible que antaño tuviera reja, a mi me suena tambien.
      Gracias por tus palabras.

      Un saludo.

      Eliminar
  13. Gracias por el reportaje. Estuve un verano lluvioso, y nunca olvidaré que comenzó una tormenta y empezó a formarse la cascada, era fascinante, pero mi mujer me cogió por las orejas y salimos de allí zumbando, porque la verdad es que asustaba un poco.

    ResponderEliminar
  14. Hola anónimo.

    Gracias a tí por leerme. Jajaja, buena tromba debiera estar cayendo en aquel entonces.

    ResponderEliminar
  15. Hola, se puede hacer la ruta de la cueva con niños??

    ResponderEliminar
  16. Hola, se puede hacer la ruta de la cueva con niños??

    ResponderEliminar
  17. Hola Ana M.

    Con niños no. Se puede subir a verla la gran boca, y el sitio donde está que es muy bonito, y con unas linternitas entrar uno poco, unos 15 metros como mucho. Luego ya hace falta casco para la cabeza lo primero, y al poco ya hay que empezar a agachares, no apto para niños

    ResponderEliminar
  18. Muchísimas gracias, me ha sido de gran ayuda, seguiré su Consejo

    ResponderEliminar