domingo, 12 de marzo de 2017

GLACIAR HOOKER Y GLACIER TASMAN ( MONTE COOK/AORAKI)




Como dije la semana pasada, vamos a entrar más en materia con nuestra visita en la isla sur al Parque Nacional del Monte Cook. Primero comentar un poco de forma somera más particularidades de la isla sur de NZ.

Al oeste de la cordillera (Westland), de menos extensión debido a lo cerca que están los Alpes del mar, los vientos húmedos provenientes del Mar de Tasmania al encontrarse tan pronto con ese obstáculo se ven forzados a elevarse rápidamente descargando la humedad en forma de lluvia en la parte baja, siendo de las regiones que más llueve del mundo, creando un frondoso bosque tropical, sin estar en una zona tropical (en algunos lugares se recogen 15000 mm anuales)  y en la parte alta la precipitación viene en forma de copiosas nevadas que alimentan los glaciares que hay.  Ya perdida la humedad esos vientos pasan al otro lado de la cordillera, llegando a las llanuras de Canterbury y Otago, por eso la parte este de la isla sur (más extensa) es de las regiones más soleadas de NZ, cosa rara para lo cerca que estamos del polo sur.  Los días de verano que estuvimos nosotros estuvo nublado en toda esta parte, aunque también llueve a tenor de lo verde que vimos nosotros aquello, pero si es verdad que se veía más tierra amarillenta, más propia de la fecha veraniega en la que nos encontrábamos.


Esta cordillera en su parte más alta es de las regiones más ricas en glaciares vivos. Aparte del Monte Aoraki, existen otros 16 picos que sobrepasan de los 3000 metros. En su cara este, que es la parte que vamos a visitar en esta entrada, son glaciares de alta montaña con sus lagos correspondiente y un paisaje sencillamente brutal. 



Y en su cara oeste mucho más cerca del mar, están los glaciares tropicales de Fox y Franz Joseph y (los únicos de mundo que no están en zona tropical), donde el hielo llega a estar a 300 metros de desnivel del mar. La palabra impresionante se queda corta de contenido para describir este espectáculo de la naturaleza, aunque esto os lo enseñaré en otra entrada.

Este parque nacional soló tiene una carretera para la gente que entra al mismo, y llega hasta el Mount Cook Village, único pueblo existente, propiedad del Parque Nacional (donde antaño estuvo el refugio campamento base para las ascensiones al Monte Cook y montañas adyacentes). A partir de ahí, todo es salvaje y la mayor parte es para montañeros expertos. No habría estado mal tener que vivir por ejemplo un año allí, y hacerme de algun club de senderismo/montañismo para recorrer estas montañas, como debe de ser.



Lo del monte Cook es una historia mil veces repetida. Me explico: los ingleses en su política colonizadora fueron, al igual que todas las civilizaciones imperialistas, arrasando e imponiendo sus nombres en este caso sobre el pueblo Maorí, el pueblo que ya habitaba NZ cuando ellos llegaron. Por eso, al Monte Cook le vamos a llamar con su nombre en maorí, el Monte Aoraki.


 La aparición del primer lago de montaña de NZ, el lago de Pukaki, nos dejó impresionados. Al fondo se veía perfectamente la cordillera de los Alpes en su parte más alta. Hacía allí tenemos que ir con el coche.


 Y a la derecha resalta poderosamente la montaña más alta de NZ, el Monte Aoraki con sus 3724 metros de altitud. Atención a esta foto pues primero vamos a ver parte del valle de la izquierda de la montaña (Hooker), y luego veremos parte del de la derecha de la montaña (Tasman)


 En el Señor de los Anillos I, esta montaña es el pico o paso de Caradhras que tienen que pasar, pero ante la violenta tormenta envíada por Saruman, deben retroceder y hacerlo por debajo, donde están las Minas de Moria.


 Ya hemos entrado con el coche al Parque Nacional del Monte Cook, y allí al fondo debe acabar la carretera debajo de esa impresionante montaña con el glaciar ahí mismo. Nunca habia visto el glaciar tan cerca.


 Nosotros vamos directamente al parking dejando a un lado el Mount Cook Village, siendo lo de la derecha el famoso Hotel Hermitage, donde estaba el inicial campamento base cuando esto se empezo a explorar.


 Eh eh, pero no nos dejemos seducir por tanta naturaleza, y ahí tienen a la verdadera protagonista de la jornada, con unas ganas de andar ya por fin locas despues de tantas horas de coche.


 La enorme montaña corrida que está encima del Mount Cook Village es tan brutal como es desnivel existente. Para que se hagan una idea, en la Village estamos a 700 metros de altitud y ahi arriba a más de 3000 metros. Todo ese desnivel en apenas algo más de un km. 


 El punto más alto es el monte Refton (izquierda) con sus 3151 metros. NZ está comenzando a mostrarnos sus credenciales a golpe de cosas inauditas.


 Nosotros vamos a hacer la Hooker Valley Track, una ruta apta para todos los públicos y sin apenas dificultad, mientras atras dejamos el Mount Cook Village.


 Si del lado izquierdo teníamos esas alturas sobre los 3000 metros, en el lado derecho son mil metros menos y sin nieve, pero con unas canchaleras tremendas de origen glaciar entre el verde de la vegetación.


 Aunque es irremediable que los ojos se me vayan al lado tresmilero, donde caen verdaderos torrentes producto del deshielo.


 Y aunque lo oíamos, por fin se nos aparece el espumoso rio que viene de estas montañas y el primero de los tres puentes colgantes que hay para poder avanzar.


 Y tambien la belleza indómita del lago Mueller, el lago que recoge toda el agua glaciar del Monte Refton y la cordillera adyacente.


               Foto parecida a la que encabeza la entrada. El ruido aqui era ensordecedor.


 Aparte del ruido y la cantidad de agua que arramblaba, lo que nos tenía sorprendidos era el color lechoso del agua. Luego os explico el tema de los colores del agua.


 Tambien miramos hacia el otro lado, donde se ven restos de morrenas, de cuando el glaciar ocupaba todo.


       Pero el influjo de la cara nevada y mi buen zoom, hace que capte rincónes de película.


                                                         Camino del 2º puente colgante.


 Estos puentes se mueven que da gusto y son todo un espectaculo para poder ver los ríos desbocados.


 Este puente salva el río que viene del Lago Hooker a desembocar en el lago Mueller, el primero que hemos visto.

 Me sigo fijando en detalles como estos torrentes que desaparecen engullidos por la pedrera.


 Nos ponemos a ras de río, hasta que nos damos cuenta que el señor y amo de toda NZ, ya deja ver su poderosa y esbelta silueta.


              El Monte Aoraki y la impresionante verticalidad de su pared oeste.


 Se ve claramente que la ruta es remontar el valle glaciar/fluviar de rio que viene del Glaciar Hooker, en la cara oeste del Monte Aoraki.


       Investigando en blog de alpinistas, saco datos del Monte Cook  que ahora os explico.



Pese a ser solo un 3750 metros de altitud, su dificultad y verdadero riesgo es debido a la verticalidad de cualquiera de sus vertientes y al excesivo riesgo de aludes. De hecho, Edmund Hillary se entrenó en esta montaña para su posterior acometida al Everest.

Transcribo la experiencia de Juan Diego Amador, alpinista canario, y uno de los pocos españoles que lo ha ascendido: “Para mi sorpresa nos encontramos con grandes bloques de hielo desde los 2.000 metros, con un glaciar repleto de grietas de gran dimensión. Durante los primeros días en la montaña nos nevaba a diario, por lo que había un gran riesgo de desprendimientos. No recuerdo haber pasado tanto miedo como el que sentí durante las horas que atravesamos el sector de aludes; se escuchaban desprendimientos cercanos y cuando llegamos a la parte alta del glaciar, un alud barrió la ruta por donde habíamos pasado escasos diez minutos antes. Abrir huella en estas condiciones fue un trabajo muy duro. Una vez superado el glaciar viene una sección muy fácil que da paso a la parte más técnica de la montaña: una arista mixta, de roca y hielo, muy expuesta y que invita a caer al vacío. Sin duda alguna aquí se concentra la dificultad técnica de la vía, donde pusimos toda nuestra atención y empeño. Terminado el sector de roca vienen algunas rampas de entorno a 50-55 grados, y una arista de nieve muy fina que conduce directamente a la cumbre, donde apenas te cabe un pié delante del otro. Recuerdo pocas ascensiones tan arriesgadas como la que hemos hecho al Monte Cook, pues a la dificultad técnica de la ascensión se le suman los riesgos objetivos (aludes, grietas, desprendimientos, etc.)". 


      Es de suponer por la pasarela que este tramo en otra época del año esté encharcado.


                                                Tercer y último de los puentes colgantes.


          Parece que no cae mucha agua, pero debe ser un torrente de tres pares de pelotas.


 Hasta que llegamos al no menos impresionante Lago glaciar Hooker a los pies del monte Aoraki.

                   El lago viene a acabar allí delante. ¿Y porqdigo lago glaciar?


 Pues por esa impresionante lengua de hielo por donde baja el glaciar, y que suele estar en su parte baja siempre con piedras y tierra por encima.

 Abusando del zoom, podemos ver perfectamente el increible borde del glaciar, y la parte superior cubierta de tierra pero donde se puede ver trozos de hielo asomar.


 Se ven trozos de hielo por el lago que suponemos que se han desgajado del glaciar.



 Desde aquí arriba con el zoom podemos avistar el Lago de las tres primeras fotos, el lago Pukaki, destinatario final de las aguas del glaciar Hooker y del glaciar Tasman, en el valle contiguo y que tambien veremos.


 Toca volvernos pues la ruta Hooker acaba allí y mientras lo hacemos os voy a hablar de los tres colores del agua que pudimos ver allí.

El agua de color lechoso y blancuzco que véis es producto de la harina glaciar. ¿Que significa este término tan novedoso para nosotros? Una de las maneras en que puede actuar y moverse un glaciar es por abrasión, que consiste en el desgaste, rayado y pulido producido en el lecho rocoso por los fragmentos de rocas más gruesos que transporta el hielo. De esta manera se forman estrías y acanaladuras. 
Una vez, por abrasión las rocas se pulverizan produciendo arcillas y limos que por su fina granulometría reciben el nombre de harina glacial, la cual contenida en las aguas de fusión tiene el aspecto de leche descremada.

¿Y esta otra? viene de arroyos que van entrando de los laterales y es la típica agua del deshielo con su característico color azul.
 Cuando volvemos, Maru y yo, experimentados senderistas, vemos la antigua senda por la que se iba, antes de la construccion de los puentes colgantes y que lleva a una base donde hubo un antiguo puente de piedra y madera.
 Antes de irnos al Glacier Tasman, pasamos por el monumento montañero a todas las victimas de las distintas ascensiones al Monte Aoraki y montañas adyacentes.


                             Donde leemos historias y epitafios verdaderamente curiosos.



       Debemos coger el coche, pasar el Village del Monte Cook y entrar por el valle contiguo, mientras vamos viendo rincones de alta montaña.



Esta es una ruta muy corta desde el parking al mirador, aunque Maru y yo nos saldremos del sendero y andaremos por terrenos más acorde a lo que nos gusta, alargando la senda en más tiempo. El mirador está en la colina esa de enfrente.



Cuando digo que estamos en el valle contiguo, es literal, ya que ahí tenemos la vertiente oeste del Monte Aoraki con más nieve.



Y llegamos al  Lago glaciar Tasman de una extensión bastante grande. En este lago habia un servicio que te llevaban en lanchas por él. Pensamos en probarlo, pero habia que esperar al siguiente turno y no nos apeteció.


                Aunque lo suyo sería coger las auténticas lanchas de hielo, allí aparcadas.


 Una vez puestos en la parte alta, ya tenemos la vista del comienzo del lago Tasman con ese fondo maravilloso de montañas nevadas.


 Acerquemosno un poco pues esta lengua glaciar es mucho más grande que la anterior. La montaña que tenéis en el centro es el Monte Minarets (3048 metros)


               Y este semicirco que sale a su izquierda es conocido como Graham Saddle.


 Y si seguimos a la izquierda, y antes de llegar al Aoraki, tenemos el Monte Hardinger (3066 metros)


 Curioso como debajo del Pico Minarets se ve parte del glaciar sin piedras y tierra negra encima, sino blanco.


 Ahí teneis una buena pespectiva del glaciar Tasman. Ah, ¿Sabéis cuanto mide esta lengua del glaciar de largo? Nada más ni nada menos que 24 kilómetros.



Sencillamente brutal. No habría estado mal el poder acercarnos con las lanchas motoras pero bueno con esta visión en nuestras retinas era suficiente.



No he comentado nada de la vista que tenemos hacia el otro lado con el impresionante y mayestático valle que hace el río Tasman (el río que se forma de la conjunción de los dos glaciares) camino a echar sus aguas al gran lago Pukaki. Fijense en la escasa pendiente y desnivel que tiene este valle del glaciar Tasman.



           Es nuestro primer día de naturaleza y ruta en NZ y estamos realmente flipando.



Si os fijáis por el fondo vienen un enorme ejercito de orcos de Isengard o quizás sean jinetes de Rohan montados en sus caballos.



Un observador minucioso se habrá dado cuenta que hablo de tres colores del agua en este sitio. El blanco lechoso glaciar, el azul del deshielo y falta uno que es este verde que véis en la foto. 
El glaciar Tasman estaría a la derecha, al otro lado de esa loma. La explicación es que antaño el glaciar llegaba hasta aquí tapando esto. Al retirarse allí se quedo la forma de la cubeta (realmente son tres o cuatro lagos pequeños, estando un poco más al fondo los restantes). Con las lluvias acaecidas estos lagos se llenaros cogiendo el color verde más acorde con la vegetación y la lluvia.



Termino la entrada con un video, en el que al principio pensaba ponerle música pero al final he decidido que sea más natural, con el ruido de la propia naturaleza, nuestras conversaciones, y las tontás del que esto suscribe.

Bueno y esto ha sido todo. Ahora toca Serranía por lo que dentro de dos semanas volveremos con Magia Zelanda.


10 comentarios:

  1. Menuda envidia Toni! Yo me quedo perplejo con esos paisajes. Son de otro mundo. No me extraña que Peter Jackson decidiera rodar allí El Señor de los Anillos. Enhorabuena y gracias x trasportarnos a esos lugares tan fantásticos y lejanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Cuando tienes la suerte de recorrer las dos islas te das cuentas que lo tiene todo. Quizás solo falte el paisaje del desierto, aunque he visto fotos de algunas playas de la isla norte donde se ven unas dunas gigantescas; no es desierto pero se le asemeja. Y si, la tierra media ya es para siempre NZ.

      Eliminar
  2. Vaya tela!!! Menuda naturaleza asalvajada de morrenas y glaciares. Y que decir de los picos, ufff.
    Y el Aoraki, pues decir que es uno de los gigantes de la tierra, no por su altura, pero si por su desnivel.
    Teníais que haberos montado en la lancha de hielo, jajajaja.
    Y muy bien la explicación de las aguas lechosas, pues yo pensaba que le habían echado leche condensada, jojojo.

    Hala Toni a seguir magiando en Zelanda. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Reconozco que no sabía nada del Aoraki, la cantidad de gente que ha muerto a lo largo de la historia, lo vertical y dificil de esa montaña. Me ha sorprendido, aparte que es muy bella.
      Lo de montarme en un iceberg de hielo debo haberlo soñado o visto en algun lado, jejeje, esa agua estaba mortal, en el video se ve que meto la mano al agua y tuve que sacarla al momento. No he visto nunca algo tan frío.
      En todo caso sería hielo leche condensada, rico rico y frío frío, jjajaja
      Ahora estaré un par de semanas con Serranía pero no te pierdas las siguentes de Magia Zelanda porque siguen los paisajes de las antípodas

      Eliminar
  3. Guau!!, qué espectáculo de blancas y puntiagudas cumbres, glaciares, seracs colgados, bravos ríos lechosos, cascadas, amplios valles, morrenas, lenguas glaciares...montaña y naturaleza salvaje en su estado más puro...he formado otro río yo, pero de babas, viendo este reportaje jejeje. Espectacular, debisteis de disfrutar como cosacos!!!. Me ha impactado esa lengua glaciar cubierta de tierra y piedras, y por supuesto el Aoraki, me lo hacía un monte muy bonachón, y por lo que parece su ascensión está al nivel técnico de algunas cumbres del Himalaya...siendo casi 5000 metros más bajo, flipante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo que a tí, Dani. Cuando me informe del Aoraki, vi la altitud y pensé pues en un tres mil como los nuestros, pero no sabía de su verticalidad y dificultad. Una vez allí, di credito a mis ojos. Lo de la lengua es una cosa curiosa pues la primera visión de eso, Maru y yo pensamos que era tierra, y cuando llevábamos un rato mirando, nos dimos cuenta que no, que era el glaciar. La verdad que lo afea un poco pero sobre todo es por la poca inclinación que hay en esa parte final de la lengua. Esperate a ver otros glaciares que pondre que su inclinación hace que ya sean blancos y limpios.

      Eliminar
  4. ¡¡ Imponente entrada Toni !!
    Vaya un espectáculo natural que nos has mostrado,con esta crónica por el Parque Natural del Aoraki.
    De nuevo recordando las andanzas de mi hija por allí,gracias a vosotros.
    El ''pequeño'' relato de ese montañero canario,pone los pelos de punta y como apuntas da fe de la dureza de esa cima.He visto un dato en el que en 2014 desaparecieron mas de 20 personas intentando hacer la cumbre del Aoraki.
    Las imágenes por la parte del glaciar brutales y muy curioso lo de las aguas.
    Ya tenia yo descargado el mapa de NZ en mi Garmin,por si al final íbamos a ver a nuestra hija,pero no...ella volvió antes...jejeje

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JUane.

      Si en el relato de tu hija, vi que subieron al nosecuantes Hut o Mut. Tambien la vimos, es una subida lateral de mucho desnivel para ver unas vistas de todo ese valle Hooker pero como no ibamos tan bien de tiempo y tambien queríamos ver el valle de Tasman, hicimos lo clásico y facil.
      Lo de las 20 personas es terrorífico, me imagino que por aludes y desprendimientos. Vimos un montón de cárteles que avisan las zonas y el cuidado que hay que tener.
      Por poco no fuisteis entonces. No te preocupes que ya os acercon y un poquito NZ a vuestros pc ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Toni.

    Como no podía ser de otra forma, esta primera entrada de NZ no ha defraudada. Que gran reportaje fotográfico, aunque aquí el fotografo lo tiene fácil, con ese paisaje.

    Me ha resultado muy curioso, como dependiendo de la cara de la montaña, cambie tanto el clima, por un lado hielo y nieve, y por otro esas extensas morrenas.

    Lo que veo en las fotos, o igual no se aprecia, es que no esta masificado, no se ve gente, o tuvisteis suerte con el día.

    Esperaremos un par de semanas para la siguiente entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      que verdad esa de que en NZ en fotografo lo tiene fácil.

      Eso que comentas es curioso; en ese caso es que en un lado la altura son tresmiles y en el otro son dos miles (mientras tú vas sobre los 800/900 metros de altitud). Esos mil metros deben ser los causantes de ese contraste.
      Si estaba masificado, lo que pasa que yo siempre intentaba que no pareciera. De todas formas, no como la masificación que puedes encontrar en Ordesa en verano ni nada por el estilo. Mucha menos gente, lo que si había era turista y no senderista, pues al ser tan facil, accesible y sin apenas desnivel, a la parq que espectacular, hace que vaya mucha gente del montón, como digo yo, jjejeje.
      En otra entrada más adelante, otra ruta tambien famosa, había gente pero era más senderista y montañera. Y no se....me encuentro mejor aunque haya algo de masificación, entre gente como yo o tu, y no señoras en faldas, gente en chanclas, abueletes, adolescentes en deportivas, etc.....

      Eliminar