sábado, 19 de febrero de 2011

23º SUSURRO POÉTICO

Al malnacido del Este, que me robó la cámara fotográfica volviendo de Oporto.
                                                                    



Te imagino (siempre la imaginación fue vengativa)
regresando excitado a tu caverna, a tu podrido rincón, 
para ver el objeto de tu hurto con ojos lascivos
y tus comisuras babeantes.

En él, una pareja grabó su amor y sus sonrisas,
cosa sencilla que dificilmente conocerás,
pues de lástima y gemido es tu vida
y de dolor y mal olor crece tu madre.

Qué allá donde rumíes,
rémora sin honor,
te estalle la cámara en mil pedazos,
y todas mis fotos,
como metralla colorida y dolorosa
te acribillen el cuerpo.

4 comentarios:

  1. Ja, ja, ja... dedicada al hijoputa que te robo la cámara.

    ResponderEliminar
  2. saliendo del hotel, ya camino del aeropuerto, paramos un momento a comprar agua y entre en una especie de supermercado de barrio ruso cutre. Todo lleno de fotos de moscu y gente hablando en cirilico y otros idiomas raros. Estando en la cola esperando a pagar, se ve que un bastardo de estos se me pego por detras y sin que me diera cuenta me la saco del bolsete que llevaba. !!Con lo que yo he sido!!

    ResponderEliminar
  3. De fuera vendran y te enseñaran, te ladraran, te mancillaran y robaran incluso aquel aliento que reservaste para regalar, y si no llegaran, si no vinieran siempre haras por ir tu, salir de donde nadie te pueda amparar.
    No lo sabia , que bonito lo has contado, pero Tony, mi Tony, volviste de "virtuditas" a ir ¿a donde? ¿hotel? ¿aeropuerto? ¿¿¿RUSIA???

    ResponderEliminar
  4. Amigo Patxi, salíamos del hotel de Oporto, camino del aeropuerto para volver a Madrid. Y tuve la mala suerte de toparme con, como diria mi querido Machado, "mala gente que camina y va apestando la tierra".

    ResponderEliminar