sábado, 24 de septiembre de 2011

52º SUSURRO POÉTICO (2º TROZO DE CRISTAL) FIN

Nota Aclaratoria: Y me voy a despedir, dando las sinceras gracias a todos los que habéis leído o echado un ojo al contenido que he ido colgando en este blog durante más de un año.
Han sido 10442 visitas, dando lugar a 184 entradas. La periodicidad entre entradas es una de las cosas que más he cuidado, ya que procuraba que sólo pasaran entre dos o tres días entre las entradas. Eso en mi casa se llama disciplina y puntualidad.

Por lo demás, decir que ya tengo dos Susurros poéticos y medio nuevos, recién escritos. Es muy posible que cuando junte 50 o 60 vuelva a colgarlos en la red, no se si con el formato de Elbrilloenlamirada o con otro nuevo.

Y ahora, en unos días, volverá MagiaSerrana, con nuevo formato, dedicado exclusivamente a la Naturaleza y el Senderismo (Ya avisaré).

Y me voy a despedir, con un poema más antiguo aún, ya que es uno de los cristales del libro que auto publiqué en 2007, y que pongo aquí como motivo de punto y.....final o aparte, como queráis verlo. Un fuerte abrazo a todos y a mirar hacia delante.


Y perdimos la cabeza los dos, nos dejamos llevar
por esa dulce locura que es comernos.

Y lo hacíamos rodando por el verde selvático de una
ensalada, frotándonos entre olivas y tomates.

Y yo te perseguía por una marmita de judías y tú te escondías
detrás de las tajadas de chorizo dispuesta a darme un susto.

Y yo te lo devolvía, mimetizándome con una ensaladilla rusa,
tu plato preferido, untados los dos de cremosa mahonesa.

Y tú devorabas mi chuletón, y yo acababa con tu rodaballo.

Y en mágico final de caramelo y nata, camuflados
de chocolate fundido, nos dormíamos los dos
abrazados y felices, exhaustos de amar y de comer.

Y después de un tiempo, todo terminó.

Como alimento que aborreces después de haber
abusado de él hasta ponerte enfermo.

Y al cabo de otro tiempo, lo intentas probar
guisado de otra manera y ya no es lo mismo.

Solo te queda añorar aquellos festines,
como tantas otras añoranzas. 


                                                                     FIN.

3 comentarios:

  1. Esperamos ansiosos para ver esos paisajes tremendos que visitas en tus rutas.
    Suerte.
    P.D. Que no te dejen de comer el chuletón.

    ResponderEliminar
  2. ja,ja,ja.........
    Ya los tienes puesto. Encima sales tú, querido wiwi.
    Toni.

    ResponderEliminar
  3. Y yo que tras procaces correrías, inusitadas locuras y tardíos excesos salí de la cocina para mirar el huerto, bajé a los establos para medir mis deseos; y al volver a conocerte de nuevo entre pucheros, sentí que todo era nuevo, que soplaban aromas de futuro, comprobé que todo vuelve no como antes sino según la fuerza de nuestros anhelos.

    Tony, compañero te leí ese cristal hace cuatro años, lo releí en alguna otra ocasión pues tu libro se convirtió en "manual de culto" de los "momentos sosegados" al volverlo hacer danzar entre mis neuronas seguí para no ver lo inevitable, se que no te gusta la presión así que nos vemos disfrutando de un refrescante baño en una de esas serranas pozas perdidas.
    Un abrazo
    Compón, copón, compón que los cincuenta aquí son.( Por lo menos aki )

    ResponderEliminar