domingo, 10 de junio de 2012

LOS ESTRECHOS DEL RÍO EBRÓN (EL CUERVO)

Vamos a ver la 3ª de las regiones que entran en mis rutas de ida y vuelta en el mismo día (fuera de la etiqueta de Senderismo por España). Estoy hablando de el rincón de Ademuz, esa parte de Valencia incrustada entre Teruel y Cuenca, más concretamente, rodeado de la Serranía baja conquense y las sierras de Albarracín y de Javalambre turolenses.

Es una comarca peculiar atravesada por el río Turia, llamado aquí río Blanco. Su dos principales afluentes que atraviesan esta tierra es el Bohilgues y el Ebrón.
Vamos a hacer una ruta por este último río, con la particularidad que la haremos saliendo de El Cuervo, pueblo de Teruel que esta al lado de la frontera con Ademuz, aunque he considerado incluirla en la  etiqueta de El Rincón de Ademuz.

Yendo en coche, pronto nos ponemos sobre la hoz del rió Ebrón, camino de echar sus aguas al Turia.



Dejando detrás el bello pueblo de Castielfabib, encaramado en un cresta rocosa sobre el valle del Ebrón.



Hasta que llegamos a El Cuervo, ya en Teruel; pueblo famoso por sus fuentes y manantiales.




Y empezamos a remontar el río Ebrón, que en esta foto acaba de recibir las aguas de un caudaloso manantial que le sale muy cerca de la orilla.



Gran parte del trayecto es bajo la sombra y la exuberancia de la vegetación de ribera.




Continuamente nos vamos encontrando pasarelas para cruzar de orilla.



Poco a poco, vamos observando como el río se va encajando y nos tenemos que ayudar de escaleras.



De vez en cuando nos salen pequeños valles ensanches del río.







Esta sería la 4ª o 5ª pasarela que cruce.








Nos estamos acercando al tramo conocido como los estrechos del río Ebrón.




En la que la 1ª parte consta de una pasarela sobre el agua.




Incluso con escaleras, ya que es de suponer que cuando baje más agua subirá el nivel.




Aquí se puede ver la angostura del desfiladero del río.




Salimos del estrecho, ayudándonos de todo tipo de escalones puestos para hacer transitable el camino.




Salimos a un ancho valle por donde si seguimos remontando el río llegaremos al pueblo de Tormón, pero eso lo veremos en otra entrada posterior.







Nosotros volvemos por el estrecho, dispuesto a darnos un chapuzón.




En esta foto, removí el suelo, ya que el Ebrón se caracteriza por lo azul que suele ser su agua.








Y con esta me despido, animándo a la gente a conocer el rincón de Ademuz, ya que es un tierra singularmente bella.

4 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene, una amiga me la recomendó el año pasado y es una de las que tenemos pendiente de buscarle fecha en la AACS de Cuenca.
    Aunque nosotros lo que queremos es hacer noche y pasar un fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Buen plan suena eso. Te la recomiendo entera hasta Tormón, pasando por los puentes naturales.
    Toni.

    ResponderEliminar
  3. Toni papá y tambien nos vamos allí en verano.Nacho

    ResponderEliminar
  4. por supuesto, mi chico. Recuerdame cuando ya llegue el verano de hacer la ruta de bajar el río, y con eso yo ya me acuerdo de este río.

    ResponderEliminar