domingo, 28 de octubre de 2012

LA RUTA DEL PINSAPAR DE GRAZALEMA


Volvemos a esa maravilla que es la Sierra de Grazalema, en la provincia de Cádiz, viendo uno de los mayores tesoros botánicos de los que se guardan en España.
En este caso, vamos a hacer la ruta más famosa de este Parque Natural, y es la que te lleva a atravesar el bosque de pinsapos que hay allí. Ruta que necesita de permiso previo, ya que están restringidas las visitas, limitando el número de personas que lo hacen. En esta excursión pasaremos por el punto de los de más pluviosidad de todo el país, superando muchas veces, los valores cantábricos.
¿Que por qué son tan preciados estos pinsapos? vean, vean...........



Antes de todo, voy a explicar lo del punto de más pluviosidad, ya que las altas nubes que entran desde Atlántico suelen pasar de largo,  pero por este enorme y natural canal que forman las montañas, llamado el Corredor del Boyar,......(sigue abajo)......





Vienen a chocar con estos picos, descargando cantidad de agua y de niebla. El pinsapar esta justo al otro lado de esta montañas, en zona umbría. Decir que en el principio del Corredor del Boyar, en el embalse de los Hurones, estamos a unos 200 metros; el final del corredor, es decir, estos picos que están detrás de Maru, rondan los 1640 metros de altitud. ¡¡Ahí es nada!!




Pero dejemos el coche cerca de Grazalema y pongámonos en la senda del Pinsapar, donde ya se ven las bellas cumbres que nos rodean.




                     Desde este lado podemos ver abajo el precioso pueblo de Grazalema.





Pero continuamos la senda, ya que tenemos que sobrepasar esa montaña, pues el Pinsapar esta justo al otro lado.





                 Las vistas de los innumerables valles y barrancos que hay es toda una gozada.





                       Un vistazo hacia atrás, nos hace ver la serpenteante senda que hemos traído.





                    Por esta senda hay que ir con cuidado, pues tiene buenos precipicios.





Hasta que por fin, empiezan a aparecer los primeros pinsapos, que como podéis ver son de la familia de los abetos. Al principio vienen mezclados con Quejigos y Arces.




Y aquí tenemos una buena vista de esa maravilla del Pinsapar de la Sierra del Pinar de Grazalema, asentado en la ladera norte y la más proclive a la umbría. El pico que veis enfrente es el pico Torreón (1648 metros).





El Pinsapo (Abies pinsapo) es una especie de abeto elegante sobreviviente de las últimas glaciaciones.





Contemplando estas estampas, a uno le entraba la sensación de ir andando por los bosques de Canadá o Alaska.




Este impresionante árbol es endémico de aquí, ya que solo se encuentra otro bosque en la vecina Serranía de Ronda, y uno último, en la cordillera del Atlas en Marruecos.





                     Dentro del pinsapar comprobamos la existencia de mucha humedad.





El Pinsapo necesita de veranos frescos y húmedos, e inviernos fríos, con elevadas precipitaciones en primavera y nieblas frecuentes en otoño y primavera.





      La senda va acondicionada en muchos tramos, ya que vamos por una ladera bastante empinada.





                                      Pueden alcanzar perfectamente los 30 metros.





    El pico Torreón (1648 metros) salpicado de pinsapos es realmente bello e impresionante.





Desde aquí se puede otear el lejano pueblo de Zahara.
 
 
 



Con un joven Pinsapo.
 
 
 
 
Esta parte del Parque Natural de Grazalema es realmente abrupta.
 
 
 
 
 
Comentar que el verano no es buena época para venir a ver Grazalema, pues esta ruta de los pinsapos y parte del Parque Natural se encuentra cerrado, debido sobre todo al alto riesgo de incendios. Nosotros fuimos en Primavera, que es cuando Grazalema comienza a ponerse verde, resultando toda una maravilla.
 
 
 
 
 
Y a la vuelta es obligado parar en el blanco pueblo de Grazalema, capital de la comarca.
 
 
 
 
 
Aparte de realmente impresionante donde esta asentado, es el municipio más lluvioso de toda la mitad sur peninsular.
 
 
 
 
 
Siendo un pueblo totalmente blanco, recomendando un paseo por sus callejuelas.
 
 
 
 
Vista de Grazalema desde lo alto de unas de las montañas que le rodean, comprobando como esta encajado entre ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada