domingo, 10 de febrero de 2013

LA HOZ DEL JÚCAR EN CUENCA CIUDAD

Cuenca esta enclavada entre dos grandes y viejas Hoces, la del Júcar y su afluente el Huécar. Pese a ser del mismo origen geológico y semejantes características, no pueden ser más distintas. Los dos cursos fluviales y la acción del hombre, además de la formación y evolución de la ciudad antigua de Cuenca, han hecho que sean dos Hoces con sus particularidades propias.
En Cuenca muchas veces se suele preguntar cual de las dos le gusta a uno más. Yo no me decanto por ninguna, las dos son de una enorme belleza. Digamos que la del Júcar es la mas señorial, más pictórica, más elegante. A las enormes paredes pétreas, hay que sumarle los dorados chopos y una gran exuberancia de vegetación, que hace que los otoños y primaveras, sean brutalmente bellos, eso sin contar el propio cauce del Júcar que ya llega aquí después de su periplo por la Alta Serranía bien cargado de agua (cuando no hay sequía como estos dos años de atrás).
En cambio la de Huécar, es de las mismas grandes paredes pétreas verticales, pero más antropizada, en el sentido de que que hay más huertas coloridas regadas por el pequeño cauce del Huécar, los famosos hocinos encaramados en los salientes rocosos, también mucha vegetación, pero sin chopos y sobre todo, pues ese final de la Hoz con las Casas Colgadas y el puente de San Pablo, su rincón más famoso.

Vamos a ver la Hoz del Júcar desde varios sitios y varias estaciones, ya que he ido recopilando fotos desde hace un par de años.



Los chopos nos dicen que estamos en Invierno. Estamos cerca del puente de Valdecabras a unos 9 km de la ciudad.




Toda esta parte esta llena de rutas en la piedra para los escaladores, convirtiendo a Cuenca en una de las mejores zonas de escalada de la zona centro de España.



                                            Que gozada, señores, asomarme a mi río.




                                 El Júcar en su hoz es todo un referente también para el piraguismo.




                                           Uno de los puentes que hay para cruzar el río.




La Hoz se puede recorrer por los dos lados, ya que al otro lado por donde va la carretera han hecho un carril bici y para andar también, y por este pues tenemos este viejo carril de tierra que va debajo de las piedras.




                                   Ya van los chopos tornándose del color de la belleza.



                                             Vista desde el castillo de la Hoz del Júcar.




Todo un clásico para los conquenses: la Playa artificial, sin duda alguna la mejor zona de baño de Cuenca (con río y piscina) enclavada dentro de la Hoz y con vistas a la ciudad.




Cuando hay lluvias fuertes o nieves, el Júcar trae de la Serranía mucha agua, como ocurre esta foto que esta cargado hasta los topes.




                                                          Vámonos acercando a la ciudad.




                                                                 A partir de aquí sobran las palabras.

































                     Pescadores en el Júcar, justo enfrente de donde desemboca el Huécar.




              El puente de la Trinidad y el punto donde acaba la Hoz propiamente dicha.





                               Vista del barrio de San Antón desde debajo del puente.




                                         Vista de San Antón desde arriba del puente.




                                                               La misma pero con nieve.




                       Una vista muy célebre, desde el puente de la Trinidad en verano.




                                                                           En Otoño.




                                                                             En Invierno.




               Vista de la casas (iglesia de San Miguel) que dan a la hoz desde casa de un amigo.





                          Otra vista de la Cuenca antigua con la hoz del Júcar al fondo.




            Y con esta maravillosa foto de la Hoz del Júcar nevando, doy por finalizada la entrada.

2 comentarios:

  1. Parajes insolitos vistos ya muchas veces, pero a cada momento nuevos, relevantes y sobrecogedores mas propios del reino de los cielos que de los alrededores de Cuenca. Gracias de nuevo Toni por marcar cono con tiza cada uno de estos rincones en nuestras sedientas mentes.

    ResponderEliminar
  2. Estas fotos son las que llevan viendo mis ojos 38 años. Fue bastante crítico elegir 28 fotos de las tropecientas que atesoro sobre la Hoz del Júcar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar