domingo, 14 de abril de 2013

LOS AMANADEROS (-RA-)


Reconozco que al vivir en Cuenca capital estamos muy mal acostumbrados en lo de salir al monte de excursión. El hecho de estar incrustada entre dos grandes Hoces y estar rodeada en cualquiera de las cuatro direcciones por pinares y parajes, hace que no sea ni necesario coger el coche para hacerte una ruta bonita y espectacular. Aparte de esto, si lo que apetece es una ruta de montaña, con grandes rocas y pinares o sabinares y arroyos de montaña, en apenas veinte minutos de coche ya te pones en estos sitios. Todo esto hace, que cuando uno sale de monte a un sitio de más de una hora de coche, ya da la sensación que vamos muy lejos. A un servidor esto le da igual; para mí tardar una hora y media en llegar a un paraje me sigue pareciendo un lujo. Solo hay que ver lo que tarda mucha gente por España de tiempo en coche antes de ponerse a practicar senderismo.

Lo que vamos a ver es una preciosa ruta por el Rincón de Ademuz; aunque este barranco esta en la provincia de Teruel, pero al estar tan cerca de Ademuz he decidido incluirla en esta sección. En algo menos de hora y media nos ponemos en el pueblo de Riodeva, de donde sale el carril que en cinco minutos nos pone en el paraje de los Amanaderos.


             Empezamos en el pueblo de Riodeva, justo en la frontera entre Ademuz y Teruel.



            Dejamos atrás el pueblo de Riodeva, en el paisaje típico de la zona del Rincón de Ademuz.



Lo que se ve al fondo es el pico de Javalambre, ya que el río Deva que es el que baja por el barranco de los Amanaderos viene a nacer en las largas laderas de este pequeño macizo montañoso.




        Y aquí nuestra mejor acompañante posible: Maru asomándose al barranco de los Amanaderos.




        Este tramo de barranco tiene mucha belleza geológica al aparecer tambien las Areniscas.



Remontemos el arroyo más arriba del tramo de cascadas para encontrar donde andaba por entonces el auténtico amanadero o nacimiento del agua, que es en este rincón.




                      Donde se ven pequeñas surgencias de agua salir de los bordes del arroyo.



                              Aunque este el bello sitio donde mana la mayor parte del agua.









                   Seguimos el arroyo hacia abajo y vemos que de pronto se descuelga al vacío.




                              Todo esta bien señalizado y con barandillas y escalones.




                                      En este barranco se asoman buenos precipicios.




                  El arroyo de los amanaderos es un pequeño afluente del río Deva que va al Turia.




                                        Las estampas de este barranco son de gran belleza.




           Hasta que encontramos la primera cascada con una pequeña gruta en su interior: Preciosa.




                         Conocida como el salto de las Yeguas, de 22 metros de altura.




                               Un vistazo a la grieta donde esta el salto de las Yeguas.




                     Seguimos la senda hasta que vemos que el arroyo se desploma en otro salto.




                                          Aquí hasta el mismo borde de la cascada.




                              Radiografía de las raíces de un pino en las paredes del barranco.




                             Los tramos de escaleras son algunas veces totalmente verticales.




                                Aquí en el Salto Polainas de 9 metros, con una buena poza.




             El paraje de los Amanaderos desciendo 500 metros en solo 5 kilómetros. Ahí es nada!!




Después de esos grandes saltos hay un tramo de senda en que se suceden los saltos pequeños y rincones más tranquilos.




                     Por aquí nos topamos con peculiariedades como este Enebro Ciprés.









                               La senda sigue hasta el pueblo y coincide con el GR-8.




El barranco sigue serpenteando hasta que se junta con el río Deva y de ahí al pueblo. Decir que en este tramo hay más cascadas, siendo las más famosa la de la Virgen Blanca de 48 metros, aunque se ve desde arriba, ya que solo los expertos en barranquismo y empresas especializadas, las hacen siguiendo el curso del arroyo.



Nos despedimos de ustedes, recordándoles que si se acercan ahora, que ha habido lluvias ingentes, los Amanaderos estarán más espectaculares todavía.

7 comentarios:

  1. Que buenos recuerdos me trae esto, Toni, este pasado verano descendimos dos veces este barranco, ¡¡¡ese Salto de las Yeguas, como mola!!! con visita al Barrio Minero de Libros la segunda vez, me encantó la zona y volveré en plan senderista.

    Respecto a lo de coger el coche y cascarte horas y kilómetros de carretera, a mi también me da igual, pues no he hecho escapadas relámpago a Pirineos...si algo te gusta y tienes pasión por ello, ¿qué más da la distancia?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso el barranco de Amanaderos!!!! ¿Cuando vamos Toni?

    ResponderEliminar
  3. Hola Dani. Me imaginaba que conocías este barranco estando dentro de la zona de influencia de tus escapadas. A mi me gustaria conocer mejor en plan senderista toda esta zona.
    En cuanto a lo de las viajes en coche, has dado en todo el clavo: pasión, pasión por la naturaleza, por el senderismo, por la aventura. Ahí esta todo, y que importa para conseguirlo que más rato de coche.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  4. Álvaro, no me seas malo y dejame aún para perfeccionar el noble arte del barranquismo. Que yo aprendo pero muy lentamente, je,je,je de todas formas este barranco aunque parece cosa seria, terminará acabando en mi haber.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Frida.

    Pues si la verdad, es de gran belleza. Este tipo de barrancos que salvan tanto desnivel en tan poca distancia suelen ser espectaculares.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Toni,

    He descubierto de casualidad tu página y pareces un buen conocedor de la serranía de Cuenca. Estoy buscando localizaciones para exteriores. ¿Te importaría mandarme un correo y que te pueda hacer un par de preguntas?
    Mi correo es: poesiaenobras@gmail.com

    Muchas gracias y un saludo,

    Julio

    ResponderEliminar