domingo, 17 de noviembre de 2013

SUBIDA AL CERRO DE SAN FELIPE (1837 metros)


En la entrada de hoy vamos a seguir coleccionando nuestros particulares "Ochomiles" de la provincia de Cuenca. Ya os he dicho que los montes de la Serranía, al igual que los del Alto Tajo y Monte Universales turolenses, no suelen ser espectaculares, entendiendo la espectacularidad como esas paredes verticales, con cumbres picudas y crestas rocosas con vías, pasos estrechos y canales por donde ascender.


Pero ello no quita para que te puedas meter una buena, dura y bella jornada de montañismo subiendo a todos ellos y admirando las panorámicas que allá arriba se otean. Poco a poco os pondré todos los montes que sobrepasan los 1800 y otros muchos de cotas más bajas, pero de bonita ascensión y bellas vistas.

Hace un tiempo os enseñé el monte más alto: La Mogorrita(1864 metros) Ver aquí y el 3º, el Collado Bajo (1839 metros) ver aquí. Hoy vamos a ver el 4º, San Felipe (1837 metros). Muy parecido a la Mogorrita, aunque la cara sur de San Felipe, a gusto mío, es más bonita. También algo más dura la subida que a la Mogorrita (siempre que no subas a esta por la antigua pista de esquí), aunque tanto una montaña como la otra, te ofrecen esa magia que se nota, se siente y se respira a dichas cotas de altitud, como unas vistas envidiables y espectaculares de toda esa parte de la Serranía de Cuenca.

¡¡Subamos a los 1837 metros de San Felipe!!





 
Comienza la ruta un poco más adelante del Albergue de San Blas, donde hay un bello merendero, para zamparnos algo y coger fuerzas para subir a San Felipe.




 
 
                       Y allí podemos ver al joven río Júcar saliendo del estrecho de San Blas.



 
 
                 Y seguimos por el camino teniendo siempre el joven río a nuestro lado.




 
 
                            En estos primeros metros, el Júcar es un arroyo de alta montaña.





 
Este primer tramo de la excursión es compartido con una de las primeras rutas que colgué en el blog; la que seguí para ver el nacimiento del río Júcar ver aquí




 
 
Pero pronto dejaremos ese camino para subir por otro a las primeras estribaciones de la ladera de San Felipe, que vemos allí enfrente.



 
 
                           Con una primera y larga cuesta que te pone a tono en un santiamén.




 
 
Al ganar altura, ya podemos ir oteando montañas. En la parte baja de la foto estaría el Estrecho del Infierno por donde pasa el Júcar.



 
 
Un vistazo atrás para ver estos verdes valles de alta montaña cubiertos completamente de pinos albares.




 
 
                                   El menda lerenda feliz. ¿Como voy a estar en estos paisajes?



 
 
Oh!! sorpresa grata que nos llevamos!! manchas de nieve diseminadas aún. Estamos a finales de Mayo.



 
 
Y tras subir por la Umbría de San Felipe llegamos a este collado donde ya se ven las dos vertientes. Estamos a 1706 metros de altitud.



 
 
    Torcemos a la derecha, ya que nos queda aún hacer la cumbre por estos repechos de cierta dureza.



 
 
                       Los pinos albares se suman a la fiesta, otorgando estampas montañeras.



 
 
Desde aquí ya tenemos buenas vistas. En el centro de la foto, la Mogorrita (1864 m.), techo de la provincia de Cuenca)



 
 
                     Y esta preciosa vista con el verde valle donde esta el pueblo de Tragacete.



 
 
Tirando de zoom, vemos esta impresionante vista de Tragacete, capital de la Serranía alta.



 
 

              Al fondo a la derecha se puede ver lo conocido como el Vasallo de Tragacete.



 
 
Aún nos falta para la cumbre, por lo que seguimos subiendo viendo como los Albares quieren asustar a Paco.




 
 
Cuando nos ponemos más arriba, comprobamos gustosamente que hay nieve.¡¡ Que gustazo verla en plena primavera!!



 
 
                                   ¡¡Vemos lo que parece ser la cima......que ganas!!



 
 
Pero no es; resulta que seria un San Felipe bis, la cima verdadera esta unos 200 metros más hacia allá.



 
 
                                                        ¡¡Albricias!!¡¡San Felipe es nuestro!!



 
 
La vista se me va irremediablemente hacia el imponente valle de Tragacete.
 
 
 
 

 
 Eso que haya nieve allí arriba en pleno primavera le da un toque mágico a San Felipe por los cuatro costados.
 
 
 
 
 
Subimos acalorados, pero al llevar allí un rato ya te tenías que abrigar.
 
 
 
 
 
Majestuosos siempre los Pinos albares a estas cotas de altitud.
 
 
 
 
 
Justo debajo de donde estamos (la parte inferior de la foto) tenemos donde nace el Júcar. Y todo el fondo de la foto es el Alto Tajo, y su laberinto de valles y barrancos fluviales.
 
 
 
 
 
 
Panoramica oeste y norte.
 
 
 
 
 
 
 
Panoramica este y sur.
 
 
 
 
 
 
 
Eh!! que llevamos ya mucho tiempo aquí y nos esperan unas cervezas en Tragacete!!
 
 
 
 
 
Impresionantes vistas con la Mogorrita al fondo.
 
 
 
 
 
Toca ya bajarnos por su ladera norte, siguiendo las marcas de un sendero PR que viene desde el nacimiento del río Cuervo.
 
 
 
 
 
Senda empinada en buen estado en la que no hay que correr ni tener prisa ninguna.
 
 
 
 
 
Ahí arriba hemos estado hace un momento.
 
 
 
 
 
Toda esta magnifica ladera tiene unos hermosos ejemplares de pino albar.
 
 
 
 
 
Echemos un vistazo atrás, para ver donde anda el vértice de San Felipe.
 
 
 
 
 
 
Bordeando la enorme mole montañosa de San Felipe por el paraje del Hontanar, llegamos al Albergue de San Blas. Fíjense que pequeñito al lado de la imponente Peña del Fraile (1615 metros)
 
 
 
 
 
Y de allí, ya muy poquito para llegar al Estrecho de San Blas, punto de partida de la ruta.
 
 
 
 
 
Donde calmaremos la sed en alguno de los muchos manantiales que le nacen al Júcar en este tramo.
 
 
 
 
 
De entre esas piedras salía el agua rica, limpia y fresca.
 
 
 
 
 
 
Plano de la preciosa ruta circular, de unos 10 u 11 km en total, apta para todos los senderistas con un estado físico normal, donde la subida por la Umbría de San Felipe es lo único duro que hay, por lo que recomendamos cada uno subirlo a su ritmo sin prisas impuestas. El desnivel de metros de esta ascensión es de unos 480 metros aprox., pero condensados en el tramo de la subida. Agua tendremos en el comienzo de la ruta, en los manantiales del Júcar y al descender de San Felipe en el paraje del Hontanar, hay que yo sepa una fuente que echaba un buen caño de agua. ¡¡ Hasta la próxima!!

10 comentarios:

  1. Hola Toni. Los amantes de las alturas ya echábamos de menos una entrada de estas. Que tendrá el San Felipe que nos cautiva. Esa vista imponente, poderosa, esa mole majestuosa que ofrece desde la Mogorrita diría yo que no la posee ninguna otra cumbre da la Serrania. Cualquiera de sus caras es dura (bueno, quizá menos si se viene desde el rio Cuervo; aunque desde aquí es largo trayecto) El aliciente añadido de acompañar al Jucar lo hace también mas atractivo; algo que no posee la Mogorrita. Animate con el Peñalba y La Cruceta y ya nos cuentas!! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.
      Pues la verdad que me suelo esperar a colgar entradas de ascensiones por eso de espaciarlas en el tiempo, pero a mí son de las que me gustan. La vista de Tragacete y el verde valle del Júcar desde San Felipe es para mi espectacular (más que cualquier vista de la Mogorrita). No estaría mal subirlo ahora con nieve (aunque a lo mejor harían falta unos raquetas o crampones). La vistas desde allí arriba ahora con nieve deben ser supremas.
      Como has dado en el clavo, Andres. Las próximas ascensiones que tengo pendientes son la Cruceta y el Peñalba. Hace un semana subimos al Monte Cuerda (1402) y a las Cabezas (1355) en Boniches (alrededor de 1400 metros) y la verdad que las vistas desde allí arriba tampoco se quedan atrás). La próxima subida que salga en el blog será otro "Ochomil", la Umbría del Oso.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Toni!!
    Preciosos parajes los de la Serranía. Tu entrada me ha recordado cuando estuve en el San felipe por primera vez; subí desde Tragacete y luego seguí de travesía que me llevo hasta el Mogorrita. En otra ocasión fui en invierno y hacía un frío polar.
    Buen Blog dedicado a esos territorios que para mi son el Canadá español.

    Saludos

    P.D. Mi Blog se llama La voz d la tierra hptt://veudelaterra.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Encantado que te guste el blog, aparte que veo que conoces la Serranía. Todos los lunes cuelgo algo nuevo. Le estoy echando un vistazo a tu blog, y ya me lo he apuntado como favorito. Me gusta todo lo que hacéis y contáis en el blog. Es un placer tenerte por aquí.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Toni
    Muchas veces no es necesario subir a un tres mil para disfrutar de la montaña y de unas buenas vistas, en este caso tus fotos así lo atestiguan, unos parajes preciosos y unas vistas aun mejores...

    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose.

    La verdad que sí, la montaña es montaña independientemente de las alturas. Eso sí, cuando es cuesta arriba y que en la cima tenga buenas vistas, eso son un buen par de requisitos para disfrutar de ellas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Toni.

    Pues a mi cada montaña me parece espectacular a su manera, a lo mejor soy un poco friki en ese sentido jejeje.

    En este Cerro de San Felipe por ejemplo las formas de los pinos albares son preciosas, y las vistas desde su cima de bandera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Pues te doy la razón, toda montaña tiene unas características que cuando eres un enamorado de ellas, pues las notas y aprecias mucho más.

      Una de la cosas peculiares de las montañas de toda esta extensa comarca y que la hacen distintas a todas muchas otras del país, son los pinos albares, los verdaderos habitantes de esas cimas. Luego esa cosa, esa magia, que se respira cuando estas en la cima, también es algo que me encantas. En este caso, sea la altitud que sea. Esta claro que cuando más alto (y más frío hace) más se encuentra esa magia. Pero en todo caso, todas nos regalan bellas vistas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Saludos Toni y hola a tod@s: os escribe José Antonio.
    Yo llevo subiendo a San Felipe desde los 10 años (tengo ahora 56). La ruta que pones tiene algunos errores porque la cara norte de San Felipe (cruzando el estrecho del infierno) está borrada, literalmente, lo cual supone para quien no sabe de monte, el extraviarse y tú sabes que cuando sucede eso, surge el pànico. Así que opino que hay que tener cuidado cuando se publica una ruta -sobre todo en un medio como internet-. Eso sí: las panorámicas que has puesto son preciosas.
    Te saluda un tècnico en senderismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Antonio.

      Encantado que te guste las fotos. En cuanto a lo que comentas de la subida por la cara norte, no veo el problema que dices. Nosotros subimos por donde sube la gente, es decir antes de llegar al Estrecho del Infierno, sale un carril que sube por la umbría de San Felipe hasta el collado. Otras veces que he subido me he encontrado a más gente subiendo por ahí. Si es cierto que una vez en el collado, ya hay que saber orientarte y saber donde esta la cima, aunque si se investiga un poco se verá la senda que va a la cima. Por donde subimos es una ruta famosa y transitada, todo lo que pueden ser transitada una ruta por la despoblada Serranía de Cuenca.

      Saludos cordiales.

      Eliminar