domingo, 9 de marzo de 2014

EL CANAL UÑA - VILLALBA (2ª Parte): el PUENTE DE ROYO FRÍO.



En esta anterior entrada os puse el primer tramo del canal, saliendo desde donde esta represada el agua, encima de la Central Hidroeléctrica de Villalba: VER AQUÍ. Ya dije que pensaba recorrer esta impresionante obra de la ingeniería de principios del siglo XX en tres entradas, pues estamos hablando de un aéreo canal de más de 25 kilómetros.

Ahora vamos a recorrer su tramo medio, llegando al hermoso puente metálico, que salva el espectacular barranco de Royo frío.
Para llegar al canal yo he cogido uno de los muchos barrancos que vienen a nacer en la sierra de las Majadas y van al Júcar pasando por debajo del canal. Aunque no recomiendo bajar por dicho barranco, ya que es una vía ardua, agreste y durilla. Poder se puede pero hay que hacerlo con cuidado (además habría que volver por ese barranco como hago en esta ruta).
Casi lo mejor sería ir en coche desde Uña hasta el puente metálico por el carril que va paralelo al Júcar, río abajo, y de allí, ir por el canal dirección Villalba, hasta donde queramos.

En todo caso, ahí va la crónica de mi ruta por el canal donde además veremos el puente de principios de 1900, toda una magna obra arquitectónica de aquella época, hecha para que el canal que coge el agua del pantano de la Toba, salve el enorme tajo que hace el barranco de Royo Frío, y siga por el vertiginoso valle del Júcar hasta la Central Hidroeléctrica de Villalba. Todo un hito de aquella época que vino a inaugurar el mismísimo rey Alfonso XIII.



Dejando el coche en la Casa del Guarda, unos km antes de llegar a Majadas, pasamos por debajo de puntal de la Zomatilla (1466 metros)




      Vámonos acercando al borde porque lo que tenemos delante es verdaderamente precioso.





Al fondo podemos ver los cortados de la Muela de la Madera y justo en el centro, vemos la Modorra (1447 metros)





Por fin localizamos nuestro barranco de bajada.
 
 
 
 
 
Hay que buscar un desplome para bajar y por este lado no tiene buena pinta.
 
 
 
 
 
Miren como escalan los pinos y quejigos por el canchal hasta casi encaramarse en las verticales paredes.
 
 
 
 
Por este tampoco tiene buen aspecto de poder bajar.
 
 
 
 
 
Hay que tantear el terreno hasta que en este punto descubrimos el desplome.
 
 
 
 
     La bajada por el desplome es preciosa (Decir que os estoy poniendo fotos de dos ocasiones en el mismo sitio, ya que podeis ver que aquí los Quejigos aún no tienen hoja y en las otras sí)





Nada mas bajar nos encontramos una tinada allí abajo escondida. ¡¡Benditos pastores!!
 
 
 
 
 
Ya estamos dentro del barranco yendo por su cauce hacia abajo.
 
 
 
 
Un hermoso pino ergonómico sirve para presentarme en esta ruta.
 
 
 
 
 
Mas adelante el arroyo se ha filtrado, y  va encajonando haciendo más difícil el transito.
 
 
 
 
 
Hasta que entre la floresta del fondo del barranco por fin vemos abajo el cañón por donde debe ir el Júcar.
 
 
 
 
 
Guaaau, por fin tenemos a tiro nuestro canal sobre el vacío que conforma el cañón.
 
 
 
 
 
 
Aquí tienen magnífica vista. Nosotros seguiremos en esta dirección río arriba.
 
 
 
 
 

Un vistazo hacia atrás para ver el barranco por el que hemos bajado. Y que no recomiendo venir por aquí pues es duro y arduo, y con un punto peligroso.
 
 
 
 
 
Vayamos ya por el canal comprobando que hasta el río aún hay un buen trecho.
 
 
 
 
 
Podeis ver el río por abajo y el canal en la izquierda a media altura.
 
 
 
 
 
La belleza y la soledad de todo este tramo es inconmensurable.
 
 
 
 
 
Todo este espectacular tramo es conocido como la Vuelta de la Serrana.
 
 
 
 
 
Vamos por el canal, comprobando que en su mayor parte tiene barandilla al lado.
 
 
 
 
 
Una cosa curiosa fue que en ese momento abrieron las compuertas en la Laguna de Uña y el canal empezó a llevar agua en cantidad.
 
 
 
 
 
Un vistazo hacia atrás para ver como el canal se asoma al abismo en varios tramos.
 
 
 
 
 
 
Nos salimos del canal en cuanto podemos para admirar lo que tenemos delante.
 
 
 
 
 
Como por ejemplo estos viejos restos de torreones pétreos.
 
 
 
 
 
El canal se mete por un túnel y nosotros debemos bordearlo por esta bonita senda.
 
 
 
 
 
Hasta que de repente nos aparece nuestro objetivo de la ruta, con una imponente montaña detrás.
 
 
 
 
 
Si si, démosle al zoom para ver aquello mejor.
 
 
 
 
 
La montaña que vemos detrás, desde aquí abajo es impresionante.
 
 
 
 
 
Es el PICÓN DE ROYO FRÍO (1439)
 
 
 
 
 
Crucemos el puente comprobando que es proporciones grandísimas.
 
 
 
 
 
Una vez allí se comprueba que es más grande que el puente San Pablo en Cuenca ciudad, puente que es hermano de este, pues se construyeron más o menos por la misma época.
 
 
 
 
 
Este es el barranco de Royo Frío, que tiene que salvar el puente. Lo que ven al fondo a la izquierda es el RINCÓN DE LA PRIMAVERA
 
 
 
 
Vistazo desde arriba al río Júcar. Lo que hay ahí abajo es fascinante. Surgencias de agua, las ruinas de un molino único (ver entrada Rincón de la Primavera) y uno de los Tejos más bonitos de la Serranía.
 
 
 
 
Vamos a bajar (Esta foto es de otra época, ya que habré estado más diez veces en el puente)
 
 
 
 
 
Desde abajo los pilares de piedra son impresionantes.
 
 
 
 
 
Después de esto tocaría volver por donde hemos venido, pero ya explico al principio que es mejor ir con el coche hasta el puente desde Uña y una vez allí, recorrer el canal.
 

 Hasta la semana que viene!!

10 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Ya estaba deseando ver esta segunda parte del canal sin duda atrayente y emocionante.
    Yo creo que para el que no tenga la oportunidad de ver la Garganta del Cares se podría desquitar con este recorrido serrano.
    He visto imágenes de una maderada bajando por el canal, y yo me pregunto:¿por donde demonios pasaban al llegar al puente metalico?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      La verdad que es nuestro garganta del Cares....jeje..salvando las distancias. Bueno la verdad que es otra cosa parecida pero con unas características que la hacen distinta y peculiar. Aun queda la 3ª, el tramo de puente a Uña, con el túnel de por medio y ahí tengo alguna fotaza de las de órdago.
      En cuanto a las maderadas, por lo visto hasta que se construyo el canal que tb lo aprovecharon para meter los troncos, tardaban de dos a tres meses solamente en en tramo entre Uña y Villalba. Imaginate que infierno!! Si me das tu dirección de correo te mando un video que me pasaron que es muy chulo, y habla de las maderadas por ahí...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Que barbaridad de puente, en las primeras fotos solo parece que esté la estructura metalica, pero luego ves los pilares y es para flipar, menudo trabajazo construir tanto el puente como el canal, ¿no?, y más tratándose de la época en la que fueron construidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Pues si, hasta que no estas en él puente no te das cuenta de la magna obra y del tamaño verdadero. Hay una exposición en Cuenca de fotos en blanco y negro de cuando se construyo y es un pasada. Abajo de puente hay muchos restos de viejas construcciones que la vegetación y la naturaleza se han encargado de camuflar y olvidar. Todo el que visita es puente (algo inaccesible para llegar a él) no puede evitar compararlo con el puente San Pablo que cruza la Hoz por debajo de las Casas Colgadas, pues son de la misma época y tengo entendido que mismo constructor. Pero este del canal es mucho más grande.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Toni.
    Magnífica ruta,como todas a las que nos tienes acostumbrados en tus paseos por esa encantadora tierra y paraíso natural como es Cuenca.
    De esta manera y con tus fotos nos haces descubrir cada semana un trocito más de esos paisajes increíbles.
    Por cierto antes de leer tu comentario de la foto del puente,he pensado en el Puente de San Pablo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis.

      Gracias por tus palabras. Los dos puentes son de la misma época (alrededor de 1920 ), y tengo entendido que mismo constructor. Pero este serrano del canal es, aparte de más inaccesible, mucho más grande.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ante todo GRACIAS (con mayúsculas) por hacerme recordar viejos rincones de mi infancia, ahora que la la lejania (y otras obligaciones) no en lugar sino por tiempo me impiden volver a disfrutar de vistas y parajes ya casi perdidos en el fondo de la memoria de mi amada Cuenca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JJ. Armero.

      Encantado que te guste el blog, y encantado que te haga recordar estas cosas tan bonitas como es tierra de uno, o de tu infancia.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Normal que hayas estado mas de diez veces por alli,menudo paraje y menuda obra de ingenieria, espectacular como siempre. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sugoi.

      Esta ruta seguro que te gusta. Mas de 30 km de canal metido dentro de un valle hoz con el Júcar abajo y los riscos arriba. No te digo más.

      Eliminar