domingo, 19 de abril de 2015

EL PENYAGOLOSA (1815 metros) - Senderismo por España.


En nuestras rutas por el país, estamos tocando mucho las bellas sierras de la Comunidad Valenciana, tanto la rocosa Alicante, como las más boscosas Castellón y Valencia. Pero yo sabía que un senderista que se precie de serlo, no puede decir que no conoce la montaña más alta de la Comunidad Valenciana.
Me van a permitir esta licencia pues no es cierta exactamente, ya que el Cerro Calderón o Alto de la Barracas en el Rincón de Ademuz es 20 metros más alto, una ladera es de Valencia y la otra es de Teruel. Con la empírica experiencia que me da haber subido a las dos montañas, puede decir que no hay color. El Calderón es cerro un poco más alto que los de alrededor, mientras el Penyagolosa es un montaña con reminiscencias pirenaicas, su cara sur es temible y realmente espectacular.
La ocasión la pintaban calva, pues además teníamos el mejor guía posible para subir por su cara dura, la cara sur. Nuestro amigo Dani de Betxí (Castellón) y su perrita Laia fueron los sherpas que nos guiaron sabiamente. Eva no pudo asistir, pero seguro que ya nos veremos en la próxima.

Antes hay que explicar que el Penyagolosa tiene dos caras: la norte que es por donde sube la gente, menos dura, más accesible, donde puedes salir del Santuario de Sant Joan de Penyagolosa o desde donde acaba el carril un poco más arriba. Y la otra cara la sur, es por la que subiremos nosotros. Por esta cara se suele subir por dos sitios, pero eso os lo explico más adelante.  Saldremos también del Santuario y subiremos por el bello barranco de la Pegunta, pero al llegar al punto donde esta la valla para que los coches no pasen nos desviaremos dando un círculo alrededor de la montaña, para afrontar la subida desde abajo del todo, teniendo su impresionante pared sur,  encima de nosotros.

Por último, tengo que decir que quería que mi chico Nachete subiera con nosotros, pues esta iba a ser su primera gran montaña ascendida (Tiene la subida al Teide desde el Refugio de AltaVista, pero esta iba a ser más dura). Y se portó como un campeón, al principio empezó con las quejas iniciales de siempre, pero cuando todo se puso cuesta arriba y había que hacer trepaditas, se animo sobremanera e iba siempre a la cabeza de la excursión con Dani y Laia.
Lo que no contaba que mi madre se quisiera venir. Le avise que iba a ser duro, pero ella erre que erre, qué quería subir. A punto de cumplir 70 años nos demostró que esta hecha de otra pasta. Le costó lo suyo, pero subió casi toda la montaña. Y digo casi, porque no pudo llegar a la cima, pues le dieron unos calambres y se quedo esperándonos cerca del Portellas, a escasos 200 metros de la cima, donde nuestra ruta empalma con la senda que utiliza la gente que sube desde el aparcamiento.

Terminamos dándole las gracias inmensas a Dani, por ser como es, y enseñarnos aquello con la pasión y maestría que atesora por su amor por la naturaleza.



Un poquito antes de llegar al Santuario de Sant Joan de Penyagolosa, nos encontramos con el Pi gros de les quatre forques, o de las cuatro garras que diríamos por sierras de Cuenca, de una edad estimada de 250 años.




Ya desde el santuario tenemos esta esplendida vista de la cara norte, es decir, la cara fácil, y por donde sube la gente. A que no esta mal!! pues esperense a ver la otra cara!




Se puede empezar a subir por el carril, pero Dani nos va a llevar por la preciosa senda botánica que va por el magnífico barranco de la Pegunta. A la vuelta lo haremos por ese carril.




Pinos Albares, Tejos, Fuentes, arroyos y mucha humedad hacía que por momentos pensáramos que aun seguíamos en la Serranía más frondosa.




Hasta que salimos del barranco y justo ahí delante acabaría el carril, teniendo que subir la gente andando lo que ven de montaña. Nosotros en este punto, giraremos a la izquierda para empezar a bajar y bordear la montaña.




Ya estamos empezando a bordear el macizo, y aquí tenemos a las protagonistas de la jornada aún frescas.




Este tipo de Masías tan prolíficas en esta parte del Alto Mijares, lindando con el Maestrazgo me tienen cautivado.




No me digan que es mal plan, cuando el verano apriete en el litoral, venir aquí a pasar los meses de Julio y Agosto?




Por aquí, Dani nos indica que miremos hacia arriba, pues ya asoman timidamente......




Por aquí seguimos bajando, camino de la Masía del Collado, que esta a la derecha nuestra.





Por aquí se nos abre una nueva visión que Dani rapidamente me explica que es conocido como la Golosilla. Que pinta más chula tiene para recorrerlo!!




Pero al poco de llevar, ya por fin se nos presenta la enorme mole que es el Penyagolosa, conocido como el Gegant (gigante en valenciano).




Es hora de inmortalizarnos todos juntos! Me encanta esta foto, y hasta he conseguido que la Maru no hable mientras se hace la foto.




Ahí va un zoom para que os hagáis una idea de la inmensidad de la pared vertical del Penyagolosa. Arriba del todo podéis ver gente en su cumbre.






Por esta cara sur, la manera de subir es por dos sitios, por la pedrera que sube al Portellas o por la canal, una especie de embudo vertical, que a mí me había cautivado hace ya tiempo cuando vi fotos en el blog de Dani. 
En un principio ibamos a subir por la Canal, pero al final, como queríamos que viniera la perrita Laia, lo cambiamos para subir por la pedrera hasta el Portellas........................y menos mal!!!





         Entre las dos moles rocosas que ven, va la canal por donde pensabamos subir.





Subimos por esa pedrera que separa lo que es el Penyagolosa propiamente dicho, del Tossal de Fraga, que es lo que esta a la derecha.




Pero aún nos falta un trecho para situarnos debajo de la gran mole y acometer la subida verdadera.




              Os he hablado antes del Tossal de Fraga! Impresionante también!




En este punto es donde dejamos todo tipo de senda o caminete conocido para acometer la ascensión, guiados por nuestro sherpa. Seguro que si le damos nuestras cuatro mochilas nos las habría porteado ;-)




                           Bueno bueno bueno.....esto es lo que nos queda ahora!!




Y para empezar Dani nos guía por esta delicia de paso canal para poder subir al piso superior.




              Foto cortesía de Dani, de Nacho y Maru pasando por este pequeño paso.




Según los pasamos ya tenemos literalmente encima nuestro las tres moles que conforman el Penyagolosa.





 Y la vista este con el Tossal de Fraga con esos canchales o pedreras plagados de pinos se nos antoja magnífica.





A que da cosa, jejeje!! Por aquí vamos despacito para pasar otro paso vertical para ponernos otro piso más arriba.





       La Maruji se me presta sin saberlo para hacer todo tipo de encuadres montañeros.




Ooohhhhhh, todo se vuelve grandioso mientras tengo a mi manchita morada para calibrar.





Ahi vamos camino de ponernos en la base de la pared pero ¡alto! ¿Que es eso que se ve a la derecha, como una grieta en la pared?




                  En efecto, esto es la Canal y por donde pensábamos subir inicialmente.




Imponente, eh!!  Con lo que le costó a mi madre subir por el Portellas, por aquí no sabríamos como hubiera sido.




Y las vistas hacia el sur son increíbles, viéndose como las sierras y montañas van bajando gradualmente de altitud hasta llegar a la comarca de La Plana y el mar mediterraneo detrás, que se ve perfectamente desde estas alturas.




                      Y ahora nuestra ruta va a ir pegada a la base de la montaña.  




         Nachete con su pañuelo de la Masía en la cabeza, y un paisaje grandioso delante.




     Por muy chulas que sean las fotos, no hay comparación con andarlo en vivo y en directo.




Miren que sitio había elegido Dani para que comiéramos.











                                 Y esto era lo que teníamos delante de nuestra balconada.












                               Dani aprovecho el descanso para recordar viejos tiempos.



Yo sigo con mi tarea de poder hacerle un buen día a Maru un book montañero. Vean al fondo la Plana y el mar detras.




Seguimos por esta especie de faja senda para allí delante torcer a la izquierda y subir por la pedrera.




                Pedrera que tenemos que subir por la izquierda y pegados a la pared.




                                Acojonante la pedrera cuando se coge algo de altura.





          Otra foto de Dani, que nos coge a Nacho, Maru, mi madre y yo en plena faena.





Hasta que llegamos al Portellas, un collado donde se respira magia, mientras mi madre que se ha portado como una campeona y ha empezado a sufrir calambres y tirones, tiene ya decidido que no va a subir a la cima y que nos esperara por aquí cerca.




Desde aquí tenemos una capicua y bella vista de Vistabella del Maestrazgo, donde esta mañana compramos unos ricos pasteles de moniato, que habíamos dado buena cuenta antes de subir por la pedrera.





Y con esta curiosa vista del Pla de Vistabella, esta especie de valle explanada, que Dani nos explica que cuando llueve mucho y de la nieve del Penyagolosa hay deshielo, llega a inundarse de agua y se termina yendo por diversos agujeros. Han llegado a echarle tintes de color al agua para saber por donde sale y aún no lo han descubierto.




Tras negociar con Nachete que se quería quedar con la abuela esperándonos, al final sube con nosotros. Estas son las ultimas rampas antes de llegar a la cumbre. Ahora estamos en la cara fácil, la norte.




             Se nos van abriendo unos horizontes sencillamente espectaculares.




       Hasta que por fin coronamos!! Otra pedazo de montaña para la Maru y para mí.





Y por supuesto para mi montañero favorito, para Nachete una montaña ascendida por su cara más dura.




Y aquí una de grupo. La pena que nos faltaba la abuela, pero bueno, nos había demostrado lo dura y cabezona que puede llegar a ser. Como dice mi hermano pequeño: cuando le sale la burrez no hay quien le gane.





                                    Y empieza el espectáculo de asomarnos a los bordes.











La cumbre del Penyagolosa son dos cimas, donde estamos nosotros que está el vertice geodésico, y la de enfrente que está la caseta metereologica, que es la que ven a la derecha de la panorámica.












                                                                 Y están separadas por esto.




En efecto, la canal por donde ibamos a subir inicialmente. Aunque entra acojone al verlo, se puede subir por ahí despacito y según nos cuenta Dani, solo hay un tramo de unos 6 metros vertical que han puesto cadenas.


Nos pasamos a la otra cima donde esta la caseta mientras vamos viendo todo este espectáculo.


Desde esta podemos ver la cima donde esta el vértice geodésico que marca los 1815 metros de altitud. Grandioso!!


Es hora de bajar, recoger a la abuela y seguir bajando, aunque antes nos encontramos unas cuantas cabras montesas, a las que Laia persigue endiabladamente.



Y ya con el atardecer llegamos al Santuario de Sant Joan donde nos esperan unos terciacos de birra fría que saben a gloria bendita, mientras damos la enhorabuena a todos. A Nacho y a mi madre por aguantar tan bien, y a Dani por su paciencia y a estos parajes por mostrarnos su belleza.




Hasta la semana que viene!!


16 comentarios:

  1. Hello Toni.

    Bueno al final cayo el ascenso al Gegant, la gran montaña, junto al Puig Campana de la Comunidad Valenciana. Y vaya sherpa os habéis pillado, de lo mejorcito. Dani es un forofo de esta montaña.

    Bellisimas fotos que nos muestras, con esos paredones a los que tanto he peregrinado, en busca de alguna línea vertical.
    Y ¡olé! por tu madre, como dices debe ser, tozudez serrana, pero solo subir al Portellás ya es un logro grande.

    Que no sea tu primera y última visita a esta mágica montaña!!!!!

    Saludos desde Montanejos.

    ResponderEliminar
  2. Hello Toni.

    Bueno al final cayo el ascenso al Gegant, la gran montaña, junto al Puig Campana de la Comunidad Valenciana. Y vaya sherpa os habéis pillado, de lo mejorcito. Dani es un forofo de esta montaña.

    Bellisimas fotos que nos muestras, con esos paredones a los que tanto he peregrinado, en busca de alguna línea vertical.
    Y ¡olé! por tu madre, como dices debe ser, tozudez serrana, pero solo subir al Portellás ya es un logro grande.

    Que no sea tu primera y última visita a esta mágica montaña!!!!!

    Saludos desde Montanejos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Javi.

    Pues si, por fin lo tengo en mi lista. La verdad que con la cantidad de rutillas que nos hemos hecho por allí, y que no hubiera pisado el Penyagolosa, aunque al final mejor, por que de haberlo hecho yo antes seguro que habríamos subido por donde todo el mundo y no habría sido lo mismo. Ahora ya con guía de categoría. Y si, lo de mi madre es caso aparte, si te cuento la verdad, hubo un momento que le dieron un tirón en cada pierna que me veía llamando al 112, pero al final con esa capacidad de aguante y sufrimiento que tiene, nos lo demostro y hasta el Portellas y el empalme con la senda de bajada.
    No me importaría volver a esta montaña nada. Ese tipo de sitios tienen una magia que hace que volver a ellos sea siempre una delicia.
    Un saludo heavy metal ;-)

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que os haya gustado “nuestra” montaña. Desde luego, el guía que os habéis buscado es de primera división, conoce al dedillo cada rincón del Gegant. Pero, no se te ocurra tachar el Penyagolosa de la lista, hasta haber subido por una de las canales, ¡¡o, por las dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo.

      Ya te digo, la suerte es haber tenido a Dani, pues si llego a hacerlo yo solo antes, subo por donde todo el mundo, y además sin explicaciones ninguna. Tranquilo que no lo tacho, esa canal me lleva llamando mucho tiempo, y la otra, por que no?. Además por los alrededores vi infinidad de rutas posibles. Vamos lo que se dice una maravilla!!

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Enhorabuena a todos por la magnífica ruta que os habéis marcado. Me habían hablado de ésta cumbre muy someramente pero desconocía que tuviera semejante paredón y esas tentadoras canales y pedreras por la otra cara (por cierta con esas peculiares vetas rojizas). Si tuviéramos una cumbrecita así en la Serranía daría mucho que hablar, je,je. Espectaculares fotos de una montaña muy interesante. A la siguiente... por la canal !!!

    Un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Pues fijate que montañita ha salido. Ya digo que yo creo que no tiene que ver nada que ver subir por su cara norte que por su cara sur. SOn dos cosas completamente distintas.
      Si tuvieramos esta cumbre en la Serranía, lo primero que pasaría que sería casi un 3000, pues el desnivel del penyagolosa es brutal, y a la altitud que ya esta el suelo de la Serranía....Aunque yo pienso si es bueno tener una montaña tan alta, pues el negocio del esquí llegaría y se jodería bastante aquello.
      A ver si quedamos pronto, que se esta poniendo la Sierra bonita bonita

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Cronicaza la que te has marcado!!!

    Ya me la he leído como unas doce veces, para ir sacándole jugo hasta el más pequeño de los detalles, como ese capicua de Vistabella, pero el que más me ha gustado de todos es el de la licencia que te permites de decir que Penyagolosa es el techo del País Valencià, permitételo y díselo a quien quieras, que en mi corazón, el de un enamorado de esta montaña, lo es, y siempre lo diré, aunque unos fríos 20 metros digan otra cosa.
    Y siempre que he subido a Penyagolosa ha habido algo que ha hecho especial esa ascensión, que ya es especial de por sí subir allí, pero esta, amigo Toni, ha sido de las que más, seguramente iría detrás de la vez que subí por primera vez con Eva, lo pasamos genial, antes, durante y después, Maru y tu tenéis un gran montañero en ciernes, y tu madre, que decir de tu madre, que fortaleza serrana, no en vano tienes tu esa pasión por el monte.
    Nada chico, un placer haberos enseñado nuestra montaña más especial, cuando queráis descubrir más montañas de Castelló solo tenéis que decirlo...ah!!, y os subo las cuatro mochilas y o que haga falta, incluso a vosotros mismo si hiciese falta, de uno en uno eso sí jajaja.

    Un abrazo gegant!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      La verdad que la primera vez que lo oí fue a tí, fue más como una lamentacion por aquello. Yo realmente no conocía ninguan de las dos fisicamente, pero el Penyagolosa si por fotos. Curiosamente, no mucho despues de aquello, fuimos al Calderón y despues al Gegant, y es que sonroja la comparacion, es hasta odiosa. Comprendí perfectamente tu lamentación. Que hagan listados y ascenciones a las cimas más altas de las provincias y cuando toca el turno de Castellón, lo hagan al Calderón. (Sin desmerecer aquella parte de Javalambre/Ademuz que tb es muy bonita). Pero esta claro que hablamos de montañas, y ahí, sinceramente no hay color.
      La verdad que yo tb recordaré el día este como algo especial. No sé, todo me cautivo, y lo de mi madre al final acabo bien por lo que todo... acojonante.
      La guinda perfecta es que Eva se pudiera haber venido y mi madre llegar a la cima, pero bueno.....no pasa nada. Tuvimos otra guinda como ir a conocer a la pequeña cascarrabias de la Senda (y a tu madre, que nos pareció muy agradable y con mucha personalidad).
      A mí con mis 92 kilitos no se bien si me hubieras llevado hasta el Portellas, pero bueno se podría haber intentando....jejejeje.

      Lo próximo por allí pues conocer bien el Espadan y alguna montañita alicantina, y por aquí, pues ir a casa de Pato en Beteta y a presentaros la Hoz de Tragavivos y la del Solan de Cabras, por ejemplo. Y en un plazo algo más largo, pues una escapada pirenaica. Ahí es nada!!
      Bueno, amigo Dani, seguimos en contacto, y otro abrazo gegant para tí y para Eva.

      Eliminar
  7. Me ha encantado este post, enhorabuena.
    Llevo ya mucho tiempo con ganas de subir, ya te contaré.
    Un fuerte abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar.

      Gracias y ya verás como no te defraudará.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, me llamo Álex...primero que todo enhorabuena por las fotos; me gusta mucho y también hago fotografía y es en lo primero que me he fijado, ...fotones!!!. Al grano, tengo una web de escalada y buscando fotos de la pared del peñagolosa, me encontré con una que me sirve, fácil sería utilizarla, pero no es correcto; es pedir permiso para su utilización, no es una web de pago, es una web de reseñas de escalada y personal, te dejo un enlace http://elev-arte.com
    Un saludo y gracias!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Por supuesto que te doy permiso. Yo soy como tú. Eso de coger las fotos sin pedir permiso ni mencionar la fuente, nunca lo he comprendido, y ya me lo han hecho alguna vez. En fín. Le he pegado un repaso a tu blog y parece muy interesante. No hago escalada pero si me gusta. Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola de nuevo, algo parado últimamente con respecto a la web, pero al final he terminado, te dejo el enlace y a seguir disfrutando de la montaña, me ha gustado bastante tu blog, yo también hago senderismo.
      Saludos!.
      http://elev-arte.com/index.php/escuelas-de-escalada/com-valenciana/castellon/128-penyagolosa/1026-via-sherpa-guallart-180-mts-6a-5-oblig-penagolosa

      Eliminar