domingo, 26 de julio de 2015

LA CUEVA DE LA JUDÍA


Vamos a acercarnos a la Serranía media donde por tierras de Valera de Abajo se encuentra esta ingente cueva, de las más grandes de la provincia; no en longitud ya que no es especialmente larga, pero si del tamaño de su única sala principal descendente que es enorme hasta desembocar en un túnel por donde pasaríamos a una sala final donde nos esperan unos techos altísimos y un final con agua de las filtraciones que hace que ya no se pueda continuar. A todo esto, hay que unirle la cantidad de formaciones que tiene que la hacen toda una maravilla natural.

Os la voy a enseñar en dos ocasiones, una que fui con los amigos de ARA y otra con mi hermano y el Rober. 

En un principio es una cueva que no es técnica y no hace falta equipo, aunque si quieres ir a los laterales y ver formaciones se aconseja seriamente un casco, y luego un mono o ropa vieja, pues se manchará seguro. Francamente, si queréis visitar una cueva de la Serranía siempre recomendaría un casco, ya que aunque creas que no te vas a dar en la cabeza, el riesgo es muy grande, y el daño que uno se puede infringir es bastante duro.

Deberéis disculparme de la calidad de las fotos, que además no hacen justicia a la grandeza de la cueva, pero bueno... es lo que hay.

Y por último, también debo mencionaros que esta cueva es un Espacio Natura 2000 y declarado por Decreto como Microrreserva, ya que es uno de los mayores refugios de murciélago cavernícola, por lo que está prohibido visitarla en época de hibernación y cría, es decir, invierno y primavera. La mejor época para verla el verano y el otoño. 


                      Ahí están Roman y Rober en la boca de entrada de la Cueva.



                   Y esa es la segunda boca de entrada, ya al reino de la oscuridad.


      Una vez dentro vemos que es muy ancha y sobre todo descendente de manera gradual.



            Aquí pueden en el segundo integrante de rojo como la cueva va descendiendo.



 La Cueva de la Judía es el mayor fenómeno de cavernamiento de la provincia de Cuenca.



     Pero vamos a fijarnos en sus múltiples y peculiares formaciones, donde se aprecia en algunas que han sido fuertemente expoliadas desde tiempos antiguos.



                                                      Ojo a la belleza de las estalagmitas.


























 La sala única y principal de la cueva es la mayor de la geografía conquense con cerca de 4000 metros cuadrados.























                           Hay un tramo de gordas estalagmitas que es una gozada.















Román y Rober están alucinados de como la Judía sigue descendiendo y no decrece el tamaño de su inmensa sala galería.








               En los techos hay crestas cuchillas de pequeñas estalactitas puntiagudas.





Hay una zona de desplomes donde hay pequeñas galerías donde nos metemos para reptar un poquito.




Aunque no suelen tener continuidad, solo valen para quitarse el mono de reptar y gatear un rato.





                                               Seguimos con el festival de formaciones.




































                                                       Vamos llegando a su parte final




         Donde todo acaba en este tunel que nos lleva a otra sala mucho mas pequeña.




                          Pero con unos techos altísimos, que le dejan a uno boquiabierto.













    En las fotos no se aprecia la impresionante altura de los techos de esta segunda sala.




        Y también hay formaciones de esas de volverse loco si las miras mucho tiempo.



















                                                        Nosotros seguimos hacia delante.




Hasta que parece que ya no continua la cueva y miramos al suelo pues nos parece que eso es........




        En efecto, en final de la cueva está colmatada de agua, que proviene de las filtraciones.




                                En esta foto se ve y aprecia mejor el final de la cueva.







Y despues de explorarla, el abuelo (de ARA) que es siempre genio y figura, se aprieta unas judías que saben a gloria.



  Hasta la próxima!!

8 comentarios:

  1. ¡Hola Toni!
    Como siempre unas fotos espectaculares, de una cueva donde yo nunca entraría. Solo de pensar quedarme dentro me aterra.
    Sólo un apunte de una bióloga puñetera jejeje. Las formaciones calcáreas que cuelgan del techo son las ESTALACTITAS. Y las que surgen del suelo por acumulación de las gotas con cal disuelta son ESTALAGMITAS.
    Un abrazo, y a seguir poniendo fotos de nuestra Serranía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lourdes!!

      Es verdad, me he liado. Realmente lo sabía pero a la hora de poner el comentario debajo de la foto, no me acordé. Me encanta tus correciones de maestra biologa o anecdotas campestres, mujer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.


    Esto de las cuevas iría bien en una sección de Misterio Serrano, es impresionante lo que hay ahí abajo.

    Desde luego que yo tampoco entraría, pero me gusta verlo.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis and cia.

      Es que ya sabéis que hay dos Serranías, la de arriba, y la de abajo, que tela marinera! lo que hay ahí metido.
      Tranquilos que si no queréis entrar, estoy yo para enseñaroslas.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Me fascinan las cuevas, y en la Serranía sólo he entrado en la de La Vega del Codorno, La Similla del Val y una muy poco conocida en el llamado "Royo malo", en Poyatos. Desde luego, intentaré visitar esta cueva de La Judia en cuanto pueda. Buen reportaje (como ya nos tienes acostumbrados), para poder seguir disfrutando, aunque sea desde la distancia de nuestra queridísima serranía.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Javi.

    La Similla del Val entré hace mucho, creo recordar que tenía un pilón donde caía agua pura de una estactita para que el pastor bebiera agua. Debo volver pues ya hace tiempo, y el Royo Malo la tenemos pendiente para hacer este agosto, pero estuve este invierno en la boca por donde salía el arroyo y era todo un espectáculo ver salir el agua por allí y luego las cascadas que hace al final, ya en la carretera
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Buenas Toni. Después de la experiencia del año pasado, ¿cómo ves hacer esta cueva con los enanos? Lo digo porque parece amplia y acuérdate que la del año pasado les encantó. Si te parece bien, lo hablamos con Patricia y nos la hacemos este San Julián.

    ResponderEliminar
  6. Hola Fernando. Jejeje, tiene buena pinta, eh. Con un poquito de cuidado es ideal para los chicos. Os encantará a todos. único hándicap : nos hará falta otro todoterreno aparte del mio, pues para llegar a ella, son unos 5 km del peor carril de España!!

    ResponderEliminar