martes, 18 de agosto de 2015

LA COVA TALLADA (SENDERISMO POR ESPAÑA)



Todos los veranos suelo colgar una entrada de la etiqueta Senderismo por España, pero tocando el mar y procurando hacer una ruta o paseo por playas o acantilados que merezcan la pena. 
Esta vez nos bajamos a Denia, para allí buscar un senderito que nos llevará a la Cova Tallada, una mina, parece ser ya conocida en tiempos de los moros, donde se ha sacado piedra tosca, una arenisca muy utilizada en la construcción de edificios.


 Dejamos atras las ultimas casas de la urbanización de les Rotes y andamos por una senda a mitad de acantilado.



 Pero antes las presentaciones: Maru, Nacho, mi madre y esta vez nos acompaña mi hermano mayor Fede, muy poco dado a hacer rutas campestres bajo el sol y sí más siestas de tres horas en casa fresquito.



                              Estamos en la Reserva Natural del Cabo de San Antonio.



                  Hay pasos con cuerdas y otros con escalones para llegar a la cueva.



           Tras llevar un ratito de sendero vemos ahí adelante lo que venimos buscando.



                Con el zoom podemos avistar a gente. No hay duda, ese debe ser el sitio.



                                 Aquí tenemos la bajada ayudados por unas cuerdas.



                                                                   El Toni y el Mar!



                                          Esa boca que ven es la entrada a la cueva.



                                  Mi madre y mi hermano a la entrada de la cueva.



                  Comprobamos que el tamaño de la gruta es verdaderamente grande.




                                                                    Mas contraluces.




                       En los diversos puntales fuera de la cueva se ve gente apostada.



 Y por dentro se ve estas puertas de entrada del mar en la cueva. Lástima de mi poca pericia fotográfica.



                             Me intento aplicar y a ver si consigo unas fotos mejores.



 Hay que andar con cuidado con la cámara de fotos, pues el suelo es muy resbaladizo.



                                  Al final me va saliendo algo medianamente digno.



                                           La cueva por dentro en su parte acuática.



                                  Ahi están Maru y Nacho disfrutando de lo lindo.



                Fuera hay un islote rocoso ideal para tomar el sol como los lagartos.



 Por dentro se ven aun restos de cuando picaban y extraían la piedra tosca , quedándo estas columnas a modo de recordatorio.



         Ese Nacho no para en ningún momento. Decir que el agua esta limpísima por aquí.



                        La manera de extraer la piedra fue desde el mar con barcos. 



 Pero yo que suelo llevar siempre un frontal, no me puedo ir de allí sin conocer la mina por dentro, en su parte más oscura, ya alejada del mar.



                Nos quedamos sorpendidos del enorme tamaño de la mina por dentro.



 Galería de la mina con esa piedra tosca arenisca tan característica por su color anaranjado.



                                   Foto hecha desde la salida de la galería superior.





Despues de ver la Cova Tallada, nos fuimos a comer, y por la tarde la pasamos en la Cala de la Granadella, de la cual había visto unas fotos previamente y quisimos visitarla.


 La Cala si está algo masificada, pero por lo menos tiene los lados con montañas rocosas, y sin muchas casas.

                    Según transcurria la tarde, la cala se iba vaciando y se estaba mejor.



      Nachete y la abuela tuvieron para nadar todo lo que quisieron, llegando hasta esa balsa.



    Con esta foto de la cala de la Granadella al atardecer, os dejo, hasta la semana que viene.

7 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Como te dije ayer quizás a principios de otoño, esa época en la que el calor ya es soportable y aún no hace frío vayamos a visitar este lugar, que lo tengo ahí, en un rincón de esa agenda que no para y para de crecer.
    Créeme Toni, cuando entra ese contraluz, o tienes un pepino de cámara o es imposible sacar tomas decentes, así que no te auto-flageles, además te han quedado algunas muy chulas, como esa que están silueteados tu hermano y tu madre.

    Gran día el que pasamos ayer, con ganas de que llegue septiembre y repetir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dani.

    Me imagino que te has encontrado en la tesitura de tener delante un fotón, y debido a alguna condición como la mucha/escasa luz, no poder sacarle partido.
    Ya es famosa tu animadversión hacia el mar, pero bueno este otoño/invierno puede ser un pequeño colofón a alguna montaña alicantina de las muchas que hay.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni.

    La leche, como os cunden las entradas, por una mía, cinco vuestras, :). Nosotros estuvimos hace unos veranos por la zona, y está la visitamos en varias ocasiones, y me suena mucho el nombre de esta cueva.

    Viendo las fotos, que por cierto son bastante buenas, es una cueva bien maja, y bastante accesible, para su situación. Hay que ver como trabajaban antes, cuesta creer que entrasen por hay en barcos, para sacar la piedra.

    Donde si que estuvimos fue en la Cala Granadella, vimos que era bastante famosa, y nos gusto bastante, aunque aparcar fue una odisea, en cambio justo en esa zona, pero en el otro lado de la costa, está Cala Barraca, que se puede acceder por sendero o en coche, y es igual de maja, y con mucha menos gente.

    Por cierto, que hace días que te lo quería preguntar y nunca me acuerdo, ¿al final fuisteis a Irati?.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      jejeje, es que Dani y yo tenemos incontinencia bloguera semanal ;-) No en serio, hay muchas ocasiones que entra una pereza muy grande, pero bueno es cuestión de disfrutar haciéndolo y ponerse algo de disciplina. Y si la Cala es chula, pese a que suele haber gente. Me recuerda vagamente a Cabo de Gata, pero aquello es más magnífico y salvaje.

      En efecto, al final fuimos a Irati a la vuelta. Despues de subir al Ezkaurre, luego al Petrechema y otro dia a los Gorges de Karakkueta o algo asi en Francia, estuvimos en Irati, aunque al contrario de Dani que se hicieron una ruta de 20 km por el Hayedo, nosotros estuvimos una de tres horas, de la casa del parque al pantano y vuelta por otro lado. Mágico aquello!!

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Este verano íbamos a ir a las Landas y le tenía echado un ojo a las Gorges de Karakkueta . Merece la pena pagar por visitarlas?. Espero nos hagas crónica de Irati ...

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Si no hubieramos ido con los chavales es posible que no hubieramos ido a los Gorges (a mi eso de pagar........), y si nos hubieramos subido a otra montaña, pero luego al final, lo disfrutamos muchisimos, y aquello es francamente espectacular. Merece la pena la visita (parece que estan metido dentro de la peli de avatar con esos paisajes). Además tuvimos algo de suerte de no ir mucha gente, para las autenticas romerías que se pueden formar allí. Pienso yo que antes de ir hay que informarse que sea un dia laborable en Frnacia o no sea finde). Pues tienes razón y debo tardar en colgar la ruta de Irati y Karakkueta.

      Chao.

      Eliminar