domingo, 30 de octubre de 2016

REFUGIO VIADÓS - REFUGIO ÁNGEL ORÚS (1ª Travesía CIRCULAR MACIZO POSETS)




Regresamos a la etiqueta de Senderismo por España y en concreto, unos días de vacaciones que tuvimos este verano para darnos un baño de eso, de senderismo puro y duro. Mucha montaña y mucha senda, y que mejor sitio para eso que los Pirineos oscenses.

En concreto, hicimos un travesía circular de tres días en que le daríamos la vuelta al macizo de tres miles de Posets-Maladeta. ¡Ahí es nada!

Nos llevamos a los chavales que nos demostraron que con la juventud plena y las ganas de disfrutar intactas se puede con la exigencia física que depara una travesía de estas características, incluso en algunas ocasiones tiraban tan fuerte que nos dejaban atrás.



Por otra parte, nos vamos hasta el pueblo de Plan y San Juan de Plan, pues de allí sale una larga pista que por el valle de Gistaín nos va a llevar hasta el Refugio de Viadós, donde dormiremos esa noche para al día siguiente comenzar nuestra circular al macizo de Posets. Macizo que desde el primer momento que llegas al refugio, aparece imponente y colosal, delante nuestro, como avisándonos que los próximos tres días vamos a vivir una experiencia dura y  muy intensa pero de esas que no se olvidan nunca.



Esta primera ruta aunque diga el nombre de circular al Macizo, no es realmente una circular pues vamos a subir al macizo para transitar por él.  De los 1750 metros del refugio subiremos a los 2862 del Collado del Eriste o de la Forqueta. 
 El punto más alto de los tres días que pasaremos allí y un sitio maravilloso de esos que se quedan a marcados a frío y nieve en la cabeza. Luego bajaremos, cruzando el brutal lago helado del Ibon de Llardaneta (ver foto de arriba), hasta el Refugio de Ángel Orús a 2120 metros dando por finalizada ese gran día.


        Sobre las 7 de la tarde llegamos al bonito refugio de Viadós a 1750 metros de altitud. 



                                   Balcón inmejorable para ver el macizo de Posets.


 Al que vemos con nubes coronando sus 3369 metros. No habría estado mal subir tambien pero eso, en el caso de ocurrir, será otra historia.


 Comprobando en los mapas, vemos el tremendo paso por el que tenemos que pasar mañana.....por ese collado del medio. Por unos momentos Maru y los chicos me miran como diciendo:...Madre mía!!


 Cervecita, cena y acostar pronto que el madrugón está asegurado. Ah..os presento a los chicos, Nacho y Marcos.


 Y ahí están con la Maruji de buena mañana preparados para comenzar nuestra particular aventura.



 Bajamos y cruzamos el Cinqueta de Añes Cruces, un río que recoje el agua de todos los barrancos que bajan de la vertiente oeste del Posets y demás tresmiles.



 Tras cruzar un pequeño bosque, nos empiezan a aparecer pequeñas pedreras donde ya se empieza a sudar la gota gorda.


 Delante nuestro a la derecha tenemos el Puntal de Barrau (2417 metros) asemejándose a un enorme diente.

 Y si miramos atras con el zoom, vemos el Refugio de Viadós con el Pico del Montó (2472 metros)


 Despues de un buen rato subiendo, llegamos a una especie de valle colgado donde se respira magia serrana y vienen a confluir dos barrancos.


                              Cruzamos el primero, el barranco de las Tuertas.


 Maru y Nacho tiran hacia arriba pero Marcos y yo queremos explorar el otro barranco, el de la Ribereta ya que viene de ese tremendo desfiladero del fondo.



 No podemos avanzar mucho pues habría que mojarse. Hablando de agua, Marcos estaba deseoso de probar el agua del deshielo.



 Seguimos subiendo hasta que llegamos a estos verdes pastizales de alta montaña donde se puede elegir dos opciones.


                              La subida al Collado del Eriste, es decir, la nuestra.


 O ir a ver los Ibones de Millares y de Lenés, que estarían debajo de esas montañas que son el Pico Millares(2938 metros) y el Pico Eriste Norte (3031 metros)


 Con mi zoom cazo a la gente que va subiendo como puntitos. El Collado estaría a la izquierda de esa montaña del fondo que es el Pico de la Forqueta (3008 metros)

 Un vistazo hacia atrás para ver de donde venimos, por ese barranco del medio.


                        Con el tonizoom podemos ver el Refugio de Viadós.


 Pero sigamos que los chicos ya han tomado la delantera y la pendiente ahora es de las de verdad.


 Ahi cojo a Nacho en pleno esfuerzo con uno de esos picos del cordal cimero que queda entre la Forqueta y el Millares.


 Estamos hablando de un desnivel de 1150 metros en una subida casi continua. Temía por que se les atragantara a los chavales, pero al final a quien cogió desprevenidos aquella dureza es a Maru y a mí. Llegamos algo faltos de forma......

 


                Ahí está Maru cerrando el vagón de cola con ese brutal paisaje detrás.


        Los chicos cada x tiempo nos esperaban tumbados al sol como los lagartos.


El punto delicado de esta ruta era que nos habían comentado que el paso antes de llegar al Collado de Eriste tenia nieve y unos crampones eran muy recomendables. Nosotros como los llevábamos en las mochilas, nos los calzamos y a seguir subiendo. Era la 1ª vez que Maru y los chicos probaban unos crampones y estaban encantados con la experiencia.


     Ya vemos el final pero aún debemos ser cautelosos para pasar este tramo.


     Los chicos con los crampones se les ve muy seguros. Allí se ve el collado.


       Mi chica es más patosilla pero con los crampones va tambien muy segura.


 Y antes de llegar nos hacemos una foto de grupo en un sitio tan espectacular como este.


 Y llegamos al Collado de la Forqueta o del Eriste donde nos recibe este extraño muro.


 Otra perspectiva del muro del Collado, donde nos encontramos con tres montañeros que iban en dirección contraria a la nuestra.


 Lo acojonante era que al asomarte al muro se veía, aparte de este brutal paisaje que ahora detallaremos, la marca del sendero GR en la parte inferior de la foto puesta en la piedra. !!Era imposible bajar por ahí¡¡


 Los montañeros nos indicaron que por este lateral con cuidado debíamos bajar.


 Vean por donde iría la marca del GR, !!jajaja, algo tremendo¡¡. Nos recordaba al Muro helado de Juego de Tronos.


 Vamos descendiendo por el precioso circo de la Forqueta donde al final vemos esa maravilla absoluta del Ibon helado de la Llardaneta.


                        Enfrente tenemos la imponente Cresta del Forcau.


 El nevero del Muro es tremendo. Menos mal que se puede pasar por el lateral.




                                                         Pinchen la imagen.



                                                     ¡Ooohhhhh por favor!


 En ese momento estaba haciendo calor y en otro lugar nos habriamos pegado un chapuzón pero allí era verlo y pensar...!!como estará el agua, señores¡¡


              Toca comer y una mini siesta zen en plena extasis montañero.


 Aunque yo no puedo dormir de la emoción del sitio y del momento. Investigando, veo que el lago desagua hacia bajo por donde bajaremos ahora despues, pero tambien veo que otra parte del lago viene a traer sus aguas a esta poza que por lo que veo es un sumidero por donde el agua se filtra. ¡A saber por donde aparecerá!


                                   Bordeamos el Ibon para seguir bajando.


 ¡No os imagináis lo que me cuesta irme de alli!. Lo hago con esta foto de donde venimos que sería del Collado que está en la esquina de la parte derecha de la foto.


 Bajamos por un lateral, ya que el arroyo que sale del Ibon, el Torrente de LLardana, desciende muy bruscamente.


                        La bajada por el Val de la Llardana es otra pasada.


                         Viendo las moles rocosas de la Cresta del Forcau Bajo.


                      O esta terrorífica panza burra como diría Chema Checa.




    Pinchen la imagen. Al fondo a la izquierda podemos ver la Tuca des Corbets (2889 metros)




 Menos mal que está este puente pues el torrente de la Llardana baja borrico. Una pregunta que nos surgió fue la de como demonios subieron este puente hasta aquí.


 Toca seguir bajando por esta zona de calizas bajo la atenta mirada de la Tuca des Corbets.


 Y por fin nos aparece el alpino valle de la Aigüeta del Eriste, donde el refugio estaría en este lado derecho.


 Bajamos otro buen porrón de metros hasta que por fin nos aparece el Refu de Ángel Orus, mientras la Maruji lo celebra.


 Vemos que el Refugio está en un sitio brutal y esa terraza es de lo mejor que he visto en mi vida. Por favor !! Aun no he llegado y en mi cabeza ya me estoy bebiendo una cervezaca sentado en esa terraza


 Ahí estamos los cuatro campeones. Uno ya se puede morir tranquilo despues de haber catado esta impresionante terraza. Además que tenían la cerveza en jarras frías frías frías. Otra buena pregunta es ¿como subiran allí arriba el barril de cerveza? Creémos que en helicoptero, ya que a un lado había como una pequeña superficie asfaltada.


En definitiva, un rutón de 7/8 horas con un desnivel positivo continuo de unos 1300 metros y un desnivel negativo de 872 metros.
Pero esto no se acaba esto aquí, pues al día siguiente nos tocará salir del Refugio, subir volviendo po nuestros pasos, para bordear parte del macizo y dirigirnos al Refugio de Estós en su valle homónimo. Otra increible ruta que ya os contaré la semana que viene.

¡¡Adiós!!

10 comentarios:

  1. Hola Toni.

    Pero que bien le sientan los Pirineo a esta familia!!!. Creo que fuisteis en la época en la que esta cordillera está más bonita que nunca, con bastante nieve todavía en sus laderas, con muchos torrentes del deshielo y los ibones semi-congelados, me creo eso de que no te quisieras marchar del Ibón de Llardaneta, a mi me ha pasado muchas veces jeje.
    La terraza del Ángel Orús es lo más, que bien saben las cervezas allí.
    Respecto a Nachete y Marcos, creo que te lo comenté, la juventud vale, pero andar rodeado de esos paisajes también espolea, si no recuerda Nachete el día de Penyagolosa como tiraba p'arriba ;-)
    Ansiosos de que llegué la semana que viene y ver ese Valle de Estós!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Cierto es que la época Junio/principios de Julio es idónea para ver como el deshielo moldea todo. Disfruto mucho pero bueno en Agosto también y es cuando el Pirinieo es accesible para todos.
      La terraza es un puntazo pero para terminar de aderezar aquello, encima no era de botes, sino su jarra de cristal de medio litro y congelada. Creía que estaba soñando y no daba crédito a aquello. Recuerdo que me abroche tres jarras, luego un poco antes de cenar se puso a llover de lo lindo y allí dentro apoyados en el cristal viendo llover todo era mágico.......ay Dios mío que me enternezco de solo recordarlo.
      Nacho ya me está diciendo que este verano quiere volver a andar e ir de refugio. Aparte de los paisajes, yo creo que ya ha pasado el umbral de edad ese de ser un niño (que suele quejarse con las cuestas duras) a un hombrecete que disfruta con lo que ve. Al principio pensé que el reclamo de Port Aventura era lo que le hacia tirar, pero no, y el hecho de que quiera repetir este año la montaña es la mejor prueba. A Marcos no le hace falta, le gusta esto desde más joven y nunca se quejaba.
      Jejjeje, que te voy a contar del Valle de Estós, solamente que lo he pasado fatal intentando hacer una criba de fotos para la entrada de la semana que viene.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Entre la ruta de la Golondrinas, y está travesía, menudas vacaciones os habéis pegado en pirineos, y encima con la familia al completo.

    Y para empezar la travesía, un ruton por alta montaña de los que quita el hipo, y hace afición, por los chicos, no os preocupéis que os dan mil vueltas, esos son jóvenes, y están muy fuertes.

    Lo que si que os aconsejo, es que los crampones antes de ponérselos de primera, es importante saber usarlos, y acompañarlos del piolet, a mi esa combinación de crampones y bastones no me gusta.

    Como bien dices al final, en la mayoría de refugios de alta montaña el material lo transportan en helicóptero, es rápido, pero bastante caro.

    Pues nada, esperaremos a la siguiente semana, para ver como continúa la travesía.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Pues si, tú lo has dicho en finales de Junio/ppios de Julio esta circular con los chavales y en agosto las golondrinas con Dani y Eva, y si pudiera en Septiembre la Senda de Camile y en Octubre el Carros de Foc, jejejej y así todos los meses algo.... No sin coña ha sido un verano estupendo, cero playas y mucha montaña.
      Como le digo a Dani el menor de los chicos, Nacho, me está diciendio que este verano quiere hacer otra de refugios en los Pirineos, esa es la mejor prueba de que vamos por el buen camino.

      En cuanto a lo de los crampones, pues sí la verdad que debieran hablerlos probado antes, pero es hasta ahora no habíamos ido a Pirineos tan pronto y por Cuenca la nieve y el hielo bueno, llevan tiempo sin verse. De todas formas, nos informamos y aunque en algunos sitios lo aconsejaban, en otros decian que con cuidado no era necesario. Yo mismo pase sin crampones, pero a Maru estas cosa le dan mucho respeto y compramos tres. Y si, un crampón simpre con su piolet, pero bueno en este caso y como ves en la foto, no era necesario. Se pasaba muy bien por allí.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Toni y familia !!!
    felicidades por esta preciosa primera ruta del circuito, no está mal para empezar. Todo un clásico del Pirineo. Veo que la chavalería viene pisando fuerte. Espero que la montaña les apasione tanto como a Maru y a ti.
    Se me ha quedado una cara de envidia, sana of course, al veros por esta zona que yo me he perdido este año por fuerza mayor. Ya estoy pensando en el próximo verano ...
    Hacía tiempo que no comentaba tus entradas en el blog pero que sepas que no me pierdo ni una, como siempre magistrales.
    Un abrazo familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Es bueno saber de tí. La chavalería viene como trenes, jejeje. La verdad que su madre y yo estamos muy orgullosos que les gustará tanto, y que me estan diciendo que hay que repetir este año.

      Espero que esos motivos de fuerza mayor ya sean leves, y que puedan haciendo de las cosas que más te gustan, que es andar.

      Muchas gracias por esa fidelidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.
    Gran entrada y gran primera etapa de esa travesía de tres días.Lo único que conozco de esa parte pirenaica,fue cuando subimos hasta el Ibon de Millars desde Viados,pero solo subir y bajar...jejeje.Esta travesía ya son palabras mayores.A ver cuando me decido,como dice Nacho,a ir de refugio.Aunque bueno,si tenemos una travesía hecha,entre Bujaruelo y Gavarnie.
    El paso de bajada hacia el ibon,se veía complicaete.Las panorámicas una pasada y esa birra en esa teraza de Angel Orus,todo un privilegio...
    Enhorabuena por esta primera etapa y a esperar la próxima.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Recuerdo que cuando subíamos y vimos en el mapa el desvio hacia el ibón de Millars, me entraron ganas de acercarme a verlo (aún no era consciente de la borrachera de ibones que ibamos a tener en los próximos dós días). Pero claro siempre me pasa lo mismo que digo que quiero ver todo y al final veo muy poco.
      De Bujaruelo a Gavarnie es todo un rutaza, nosotros no bajamos a Gavarnie sino que por la Brecha fuimos a Goriz. Desde que hemos descubierto las travesías entre refugios intentamos hacer cada vez más..
      Gracias por tus palabras, y si, la bajada hacia el Ibon de lLardaneta en algun momento había que echar el culo al suelo para bajar más seguro.

      Eliminar
  5. Tela marinera Toni, esta travesía del Posets.
    Unos paisajes increíbles y unos pasajes un tanto peliagudos (esa bajada del Collado de Eriste)Creo que te comente que esa bajada era la parte delicada de la ruta.

    Bien por Nachete, si le coge el gusto, dentro de unos años lo vemos por los Andes.Y bueno a toda la familia, que se lo curraron como campeones.
    Y travesías no faltan en el Pirineo, jejeje. A por la siguiente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Javi.

    Si creo que si, ahora que lo dices que me comentaste eso. La verdad que porque se puede bajar por el lateral, si no, eso se sería un paso muy chungo. A ver si cuaja la afición en los chicos. No es fácil pues en Cuenca hay muy poca afición al senderismo y la montaña (Realmente somos tan poca poblacíón que somos cuatro gatos), pero bueno mientras esté yo a pie de cañón, voy a intentar llevarlos a sitios de esos que cuando sean más mayores, recordaran esas palizas a andar y ver montañas que les llevaba su padre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar