domingo, 20 de noviembre de 2016

LA FAJA DE LA PEÑA RUBIA DE HUÉLAMO




Cuando uno sube a la sierra por Uña, una vez pasado el pantano de la Toba y justo antes de que nos aparezca el pueblo de Húelamo encaramado en la parte alta de la montaña, verá que a la izquierda asoma poderosamente una enorme pared rocosa corrida, emergiendo cual montaña como un frontispicio de pared cortada verticalmente a roca viva. Todo ese precipicio corrido viene a llamarse en los mapas el Cenajo de los Calatravos y su punto culminante es la Peña Rubia de Huélamo. (Pongo el nombre del pueblo para diferenciar, pues ese topónimo –Peña Rubia- es muy usual por la Serranía de Cuenca)

Esa Peña Rubia y toda la pared corrida no es la parte superior pues esa alargada montaña sigue hacia arriba en un ladera muy acusada hasta llegar a la zona de arriba, sobre los 1673 metros en lo conocido como la Sierrezuela.





En la parte baja tendríamos el Masegar de Huélamo sobre los 1250 metros en su parte más baja donde el arroyo de las chorreras se mete por el estrecho.  Vean que diferencia de desnivel de metros tan apetitosa hay en este paraje. Esta zona la hemos recorrido varias veces pero nunca había enseñado en el blog el transito por el mismo Cenajo y las vistas desde la Peña Rubia.

La peculiaridad de la ruta es que la ida la vamos a hacer por la parte superior de la pared rocosa y cuando lleguemos a la Peña Rubia nos volveremos por una faja intermedia que va a mitad del mismo Cenajo. Esta faja hay que saber donde cogerla pues no toda es recorrible y sobre todo, hay que abstenerse de hacerla si se tiene algo de vértigo pues hay pasos donde se ve la caída de unos cuantas decenas de metros hacia abajo, cosa que hace que se deba andar con cuidado y diligencia.


              Vista de todo el Cenajo de los Calatravas entre nieblas desde la carretera.



Buscando información sobre el significado de Cenajo, aunque no está en la RAE, viene a ser un gran cortado en la montaña, más o menos vertical, donde abundan refugios naturales u oquedades en la roca donde se pueden guarecer los pastores y que suelen estar al pie de los cantiles rocosos.

Espectacular vista desde Huélamo donde podemos ver un poco a la izquierda la Peña Rubia.


Desde la carretera sale una pista en dirección al monte Pie Pajarón y que tras un rato de subir, nos deja en el collado donde comienza todo el Cenajo y el valle del Masegar. En esta 1ª parte seguimos el trazado de un vetusto carril.

Pero lo que nos gusta es ir cuanto más tiempo asomándonos a los bordes para poder ver toda pared.

        Y ya desde bien pronto, con un buen zoom, tenemos esta gran vista de Huélamo.


En la ruta por la parte superior me acompaña Paco.


En la definción de Cenajo viene esos refugios de los pastores a pie de los cantiles rocosos, aunque en este caso, es una tiná de ganado tan usual por la Serranía.


Otra vista de Huélamo.

Y con nuestro poderoso zoom, os presento la Peña Rubia y su característica piedra suelta en mismo borde.




No todos los días se puede tener un pueblo como Huélamo en las manos.



Paco se ha empeñado en colocar esa roca como la de la Peña Rubia.



Ahí estoy yo disfrutando del paisaje donde podemos ver por los chopos como el Júcar viene de izquierda a derecha y del centro le viene el arroyo de las Chorreras o Arroyo de Pajarón.


En algunos tramos debemos meternos más hacia dentro para avanzar comodamente.



Nos vamos acercando a la Peña Rubia.


Estamos ya por un tramo espectacular como esa losa balcón al vacio.



Ahí tienen la parte baja de la Peña Rubia donde creo recordar que no se puede bajar.

Foto de la Peña Rubia en otra ocasión y desde el otro lado, en las Torcas de Huélamo. A la derecha de la foto si creo que se puede acceder a la faja intermedia.



 Otra vista desde la Peña Rubia en este caso desde arriba en el Collado de la Erilla. Aquí.



Por aquí intento bajar y coger la faja, tanto en dirección a Peña Rubia como hacia donde venimos, pero ya véis en la foto que no se puede. Otra historia sería hacer pasos con cadenas y clavijas para hacer un sendero por la faja de esos espectaculares.



Debemos volver hacia atras, y buscar este paso que nos pone en el piso intermedio. En la punta que véis se puede ver la faja por donde vamos a ir.


Una vez puesto en la faja desandaremos por ella el camino que hicimos por la parte de arriba. En esta ocasión no me acompaña Paco.


Iremos echando el ojo hacia atrás en muchas ocasiones.


Para poder captar la belleza de estos puntales calizos.




Este es posiblemente el paso más delicado que hay que pasar, y lo haremos por esa juntura que hace la roca y que con cuidado y despacio se pasa.


Miramos hacia adelante.


Y tambien lo hacemos hacia atrás.


Levantamos la vista un poco hacia arriba.

Otro paso estrecho pero que no encierra ningún peligro, a no ser que se padezca de vértigo.


En este rincón se ve la faja por donde venimos y por donde iremos.


Digo que no encierra ningun peligro este paso pues hay espacio suficiente para pasar.



¡¡Y que me dicen de esta vista trasera!!


Zoom a la roca de la Peña Rubia con esa montaña hermana del Peñalba que es el Alto de la Hoya del Puerco.


La misma vista pero más lejana.


Miremos hacia abajo, viendo el Masegar y el estrecho por el que sale el arroyo para juntarse con el Júcar.


Justo debajo nuestro a la izquierda se ve donde nace de diversos manantiales y surgencias el Arroyo de las Chorreras, visto aquí


¿Os acordáis de la tiná de ganado de las fotos primeras?


Vistazo hacia atrás.



Pinchar la imagen. Las dos cumbres que se ven al fondo en el centro de la imagen son el Peñalba el de la derecha y el Alto de la Hoya del Puerco el de la izquierda.



Vistazo hacia delante.

La caída por este tramo aún sigue siendo de ponerte los huevos de corbata.


Aunque parezca que hay terraplenes y desplomes para bajar aún no es posible.


Otra tiná, esta aún más escondida.


Tipical imagen of Serranía.


Aunque ya estemos llegando al final, la faja sigue siendo de gran belleza.


La erosión serrana currando incansablemente.


Por este tramo ya nos aparecen pasillos para ponernos en la parte de arriba, cosa que haremos pues hay que salir de la faja.


Y me despido con esta asombrosa roca vista allí mismo, donde podemos diferenciar el ancho gorro (incluso podría ser el pelo tipo tupé) y luego ojos, nariz ganchuda, boca y barbilla.  ¡¡La caña!!


HASTA LA SEMANA QUE VIENE.

20 comentarios:

  1. La foto de la Roca rokera es muy buena jajaja. Me ha encantado esta ruta. Es impresionante. Enhorabuena por trasladarnos a estos lugares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Siempre que la miro me parece una maravilla de la erosión. Mi mujer dice que le recuerda a una vieja, con esa nariz ganchuda y esa barbilla. Muchas gracias por estar ahí y comentar.

      Eliminar
  2. Extraordinaria ruta Toni no exenta de peligros pero de enorme belleza.Me ha recordado lugares del término de Salvavañete como la zona de la Peña del Verdinal,los púlpitos y alguna otra zona del alto CABRIEL por la por bajo de La Nogueruela y las Casas del Río.Jay topónimos en esta entrada quexse repiten también en mi pueblo como El MASEGAR o La Erilla.En SALVACAÑETE también aparece el toponimo Ceñajos en vez de Cenajos pero tiene el mismo significado que el que has explicado tu en la entrada.Mi más cordial Enhorabuena.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Gracias por tus palabras. Pues si la verdad que hay que andar con cuidado y no hacerla en dias lluviosos por ejemplo. Conozco la Peña del Verdinal y alrededor de dos veces que he estado, pero quiero volver una tercera pues hay una faja muy estética que me gustaría recorrer. Yo ya tengo comprobado que se repiten los topónimos entre los pueblos de la Serranía, sea de la Norte como de la Baja, comenzando por la propia de Peña Rubia que la he visto ya en bastante pueblos.
      Y yo tambien había oído Ceñajo en vez de Cenajo pero bueno me imagino que las dos serán válidas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Siempre he tenido ganas de subir por esas riscas. Y hoy es como si hubiera estado. Muy bien documentado el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Pues ya sabes que te están esperando ;-), además como sabrás aquello no defrauda de lo espectacular que es. Gracias por comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Esta me la apunto Toni. Grande esta ruta de escarpados parajes y mejores vistas donde como tu dices, logra ponerte "las sensaciones" de corbata. Tu sigue, sigue, no pares sigue, sigue. ¡Ah! y gracias por tanto disfrute frente a esta simple pantalla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patxi.

      Otra que tenemos en la recamara, y muchas gracias por tus enormes ánimos desde hace ya unos cuantos años.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Toni, cuando hicimos la ruta del Masegar comprendimos que teníamos que caminar sobre aquellas peñas, el caso es que volvimos pasado un tiempo y recorrimos la Peña Rubia por arriba y disfrutamos de lo lindo la maravilla del lugar. Lo que no sabía yo es que se puede caminar por esas fajas, aunque visto lo que comentas no creo que nos aventuremos a comprobarlo, jajaja.

    Por cierto, por lo visto están señalizando en el sendero del Masegar una variante por Peña Rubia y el Cenajo de los Calatravos, ya verás como aquello se convierte en una ruta de referencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis.

      Normal que no supieras que se podía ir por ahí, yo tampoco hasta que me atrevi,jejeje. En serio, siempre me gusta explorar (con cabeza y cuidado) este tipo de pasos, y algunas veces salen rutas así de majas y espectaculares.
      Pues me das una alegría al saber que estan señalizando allí algo pues la Peña Rubia y toda esa parte alta del Ceñajo está muy desaprovechada para lo espectacular que es.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Buenos días Toni.

    Impresionante, ni mucho menos baja esta entrada el nivel de lo mostrado en las tres últimas, incluso diría que lo mantiene, nos son los Pirineos, pero hay algunas fotos que te trasladan a las fajas de Ordesa, pero luego aparecen otras que nos constatan que estamos en la más salvaje y embelesadora Serranía, esa que no tiene comparación con ningún otro paisaje.
    Gracias por mostrarnos otro nuevo tesoro serrano!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      jjejeje. Yo creo que los Pirineos no son comparables con nada en España (quizás solamente Picos de Europa). Eso sí cada zona tiene su encanto, ya que es cuestión de gustos y sensaciones. Si es cierto, que estas vías por faja pueden recordar a sitios como los Piris, pero salvando las distancias.
      A todo esto, esta ruta puede formar parte de un super rutón que os tengo preparado la próxima vez que vengáis ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muchas gracias por el reportaje, soy de Huélamo y cada año hago ese recorrido, en agosto. Por los cenajos de los Calatravas, las vistas son impresionantes ya que hay mucha altura, y caídas en picado entre rocas. No la puede hacer todo el mundo ya que hay un par de puntos peligrosos, y muchos acaban dando la vuelta. Gracias a las fotos y a las explicaciones, revivo el recorrido,y para los que no la han vivido, que sea un aliciente para intentarlo. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro.

      Encantado de tener un Huelamero por aquí. Tienes razón, es una ruta no apta para todo el mundo, y eso es lo que remarco en la entrada, pero los que hemos andadno por allí, sabemos de la belleza que gasta.
      Gracias por leerme y comentar. Todos los lunes suelo colgar una entrada nueva sobre Serranía.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Ostras Toni, qué estupenda entrada nos has puesto!! Las fotos están potentes y ya me has puesto los dientes largos. Aunque he hecho parte del recorrido por arriba,no me había planteado el tránsito por la faja al parecerme inaccesible. Veo que te vas a sacar el doctorado en transitar fajas, que ya tiene mérito la cosa, y para eso también hay que estudiar mucho... el terreno, je,je. Y ese Peñalba en el horizonte que tanto nos gusta para recordarnos otras travesías por las máximas alturas serranas.

    Un abrazo y mucho cuidadín por esos caminos aéreos y vertiginosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Jejeje, es que es de las que apetece coger la mochila y meterse una ruta buena de cerro y roca caliza. La verdad que fui un poco a la aventura, pues no sabía cuanto tramo de faja se podía transitar. Viendo el paso imposible que hay cerca de la Peña Rubia fui pesimista y me dije que iba a ser una faja nada transitable, resultando al final más tramo de lo que yo pensaba.
      Ya sabés que aunque pueda parecer un cabeza loca, luego soy precavido. Realmente hay que serlo en estas sierras tan agrestes y solitarias.

      Un abrazo.

      Eliminar

  9. Hola Toni soy admirador de las rutas que haceis y en especial esta de Huelamo ,porque yo soy de Huelamo y la habeis bordado con las fotos ami me recuerda mi infancia ,la tina de la foto primera era de mi familia hechabamos el estiercol a la risca abajo para luego recogerlo abajo y llevarlo a los huertos .Gracias por este reportaje tan guapo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Encantado de tener a otro Huelamero, y encima la tiná del principio de tu familia. Que bueno! Y lo de tirar el estiercol, fijate que curioso.
      Gracias a ti por leerme y comentar.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Hola Toni, hemos realizado la ruta este fin de semana, y es espectacular. Yo sinceramente no me atreví a cruzar la faja en el sentido de la peña rubia, por ese paso que comentas, no me vi segura y no crucé. Ayss un cablecito a la altura de los brazos al que agarrarse y sería otra cosa. Pero sí hicimos la faja en sentido contrario, que también mencionas, hasta la tiná del ganado. Como no sabíamos muy bien como iba la cosa, volvimos sobre nuestros pasos, y ya subimos arriba. Pero desde arriba luego comprobamos que se podría haber subido desde la tiná a la parte de arriba y seguir camino. Fue espectacular, pondré las fotos cuanto pueda en facebook. Muchas gracias por tus aportaciones y este maravilloso blog que nos permite disfrutar de nuestra serranía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gracia.

      Me alegra mucho que hayais explorado aquello y os haya gustado. Bueno es dificil que eso no guste, es un rincón de la Serranía que tiene un poco de todo.
      Y si, una cadena donde tu dices, y más acercándote a la Peña Rubia, en el paso imposible que hay unas clavijas para los pies y una cadena para agarrarte, y poder llegar a piedra suelta de la Peña rubia, y allí poner otras clavijas para poder subir a la parte de arriba. No costaría apenas nada y habrían hecho un sendero chulo y la vez espectacular. Pero bueno que os voy a contar......sabéis perfectamente como yo que no hay un interes real en lanzar la Serranía como un destino de aventura, senderismo y aventura, pues se podrían hacer una serie de rutas y senderos espectaculares, más alla de la red de senderos PR.

      Gracias a vosotros por leerme.

      Un abrazo.

      Eliminar