domingo, 23 de abril de 2017

LA CRESTA DEL CUCURUCHO DE FUERTESCUSA




De las veces que más disfruto en el monte es cuando descubro, investigo y acometo una ruta de la que no tengo ninguna referencia. Seguro que no soy el 1º que se le ha ocurrido hacerla, pues en este mundo hay gente para todo, pero en una extensa comarca cada vez más despoblada como la Serranía, no solemos ser muchos los que nos aventuramos a hacer este tipo de rutas.

Por otra parte, el término de Fuertescusa y alrededores es un excelente caldo de cultivo para este tipo de rutas. Ya os presenté hace un tiempo la Vía Nacho para subir a la Moratilla, muy cerca de esta, tan cerca que se alcanza con la vista pero esta vez vamos a recorrer una cresta rocosa.

El disfrute comienza con la total falta de información sobre esa ruta y conlleva la consiguiente investigación, es decir, mapa, foto aérea y visita in situ al paraje, para ver si de verdad se puede pasar por allí, o hay que dar por abortada la ruta y retroceder. Recorrer una cresta rocosa sin información previa es ir avanzando lentamente y con mucho cuidado, preparado para que en cualquier momento, aparezca un tramo  vertical que requiera de trepadas y/o cuerdas y nos tengamos que volver hacia atrás, o no hace falta que sea vertical, donde uno ya presienta el peligro será mejor desistir.




Verán que el Cucurucho es un tremendo mirador de los más espectaculares de la Serranía, pero lo que yo quiero es trazar una ruta que pase por ese mirador, por eso comienzo allí arriba y desde ahí bajaré el final de la cresta y luego volveré a subir, pues arriba tengo el coche. La salvedad de este mirador es que o subes con coche todoterreno o subes andando desde el pueblo de Fuertescusa con un fuerte desnivel previo. Una buena ruta para los senderistas habituales sería salir del pueblo, subir al mirador y recorrer esta cresta de ida y vuelta. Se supone que habría que bajar al pueblo otra vez, pero un poco más abajo os explico unas alternativas que investigué para poder hacerla circular y volver a Fuertescusa por la carretera remontando el Arroyo del Peral.

Lo curioso de todo es que en la mitad de la cresta encontré una tinada de pastores adosada a la roca y el principio de una senda, bastante perfilada entre el mar de buje que parece que baja hasta la carretera. Una vez abajo, habrá que vadear por algún sitio el Arroyo del Peral. Debería volver allí y explorarla para que si se da el caso que sea transitable, poder hacer esta ruta circular, siempre y cuando se salga desde el pueblo de Fuertescusa.

Según iba bajando la cresta, me empeñé en poder terminarla llegando a la misma carretera, justo en los túneles de la Puerta del infierno por donde pasan los coches. Tengo que decir que lo conseguí, haciendo que se puede dejar un coche allí abajo, y otro en el mirador o en el pueblo, pero desaconsejaría esta opción pues el final de la cresta es una conjunción de roca y vegetación inextricable y feroz, que hace que sea un poco suplicio.

Además, hay que saber por dónde meterse al final para salir. A tales efectos, marque ese final con hitos de piedra para si alguna vez volviera a hacerla acordarme de por donde tengo que bajar pero insisto en que no es muy viable, aunque poderse se puede llegar hasta la Puerta del Infierno. Incluso allí hay un precario puentecete para cruzar el Arroyo.


 Desde el bello pueblo de Fuertescusa, podemos ver a la derecha el Puntal del Castillo VISTO AQUÍ, y a la izquierda lo que sería el monte donde está el mirador del Cucurucho. Nosotros vamos a subir en todoterreno por un carril pedregoso y empinado pero se puede subir andando desde el pueblo.


             Ya estoy arriba con ese tipazo serrano. Seguro que estoy metiendo tripa.

                         Las vistas y posibilidades fotograficas de este sitio son increibles.


  En esta ocasión en que fuimos a ver el mirador me acompañaba Paco, en este caso con la vista hacia la izquierda, donde está el valle del rio Escabas.


 Vamos a ver esa vista mejor. Por allí abajo va el cristalino río Escabas. Recordemos que lleva ya muchos kilómetros de discurrir y no ha pasado por ningún pueblo.


 La vista hacia la derecha (hacia el Arroyo del Peral) nos muestra la Moratilla de Fuertescusa con ese principio de la Vía Nacho (ver entrada en el lateral del blog)


 Y delante tenemos esa cresta caliza que al estar tan profusa de pinos no se muestra tan clara.


 Con mi superzoom muestro donde termina la cresta del Cucurucho: en la Puerta del Infierno, túneles por donde va la carretera de Fuertescusa a Cañamares. ¡¡¡Allí abajo quiero llegar!!!


Una vez en el mirador del Cucurucho, viene el primer punto crítico. ¿Por donde bajamos por el lado derecho o el izquierdo? Desechamos el lado izquierdo por peligroso y vemos que tiene mejor pinta el lado derecho. Ladera empinada pero no rocosa, aunque si llena de vegetación que deberemos sortear.


 A esta altura debemos pasar entre este infiernillo de buje aunque es un tramo corto. Eso sí, no hay que descolgarse más abajo pues nos encontraremos cuchillos verticales de varios metros de caída.


 Una vez pasado ese tramo y puestos justo debajo del mirador, vemos hacia delante por donde va la cresta y por donde debemos ir.


              Pero antes nos asomamos al lado izquierdo para ver lo peliagudo que se ve.


             Avancemos en esta primera parte que se ve fácil pero sin confiarnos mucho.


 La vistas hacia el valle del Arroyo del Peral son cojonudas. Cuidado por aqui de acercarse mucho al borde.


                 Aquí mirando hacia ese lado en concreto a la Moratilla (1316 metros)


                           Que se ve enhiesta con ese casoplón particular puesto a sus pies.




                                                                   Pinchen la imagen.




 El lado que da hacia el valle del Escabas es jodido, ya que son pedreras de piedra fina y descompuesta que hace que se te escurra el pie para abajo con mucha facilidad, siendo la parte final de cuchillos rocosos.


    Por allí va el virginal, frío y verde río Escabas entre cuchillos pétreos de distintos tamaños.


          Un vistazo hacia atrás para ver lo que llevamos. Arriba del todo sería el mirador.


 Hacia delante tenemos la parte que más cuidado tenemos que tener pero se pasa siempre tirando un poco hacia la izquierda.


 La cresta se compone de dos partes: esta 1ª que estoy pasando y en cuanto lo haga, la 2ª que es la que véis que continua ahí abajo en el centro de la foto.



                          Comienzan a aparecer grandes piedras con formas caprichosas.



                                                                   Pinchen la imagen.



                 Sorteamos estas enormes moles rocosas teniendo siempre al fondo...


                                                              El mirador del Cucurucho.


                El lado izquierdo, el del valle del Escabas, es muy espectacular


Desde donde lo mires








                     Cogemos una repisa espectacular por el lado derecho de la cresta.


                A una tinada de pastor muy escondida y adosada debajo de la pared rocosa.


 ¿Pero si hay una tiná aquí enmedio de la Cresta, debiera haber una senda para llegar a ella desde abajo?


 En efecto, allí se ve, además bastante limpia, como si gente de Fuertescusa la mantuvieran despejada.


 La bajé durante un tramo y se veían muy limpia y haciendo lazadas mientras parece que va a parar al valle del Arroyo del Peral. La lástima es no haberla explorado hasta abajo pero no era cuestión de bajar y subir aquello tantas veces.


 En todo caso, volví a subir y seguir por la cresta que me seguía regalando vistas chulísimas.


 Por ejemplo, toda la ladera del valle del Arroyo del Peral, asomando arriba a la derecha el Cucurucho.


      Dándole al zoom, lo vemos mejor. Esta enorme pared rocosa la salvamos por la derecha.


 Sigo por la cresta que en esta 2ª parte es más cómoda. Por aquí ya me he hecho la idea de intentar llegar hasta abajo.


 Por aquí se me abre una maravillosa visión del valle del Arroyo del Peral, estando al fondo.....


                     El bonito pueblo de Fuertescusa con la Piedra del Castillo delante.




                                                               Pinchen la imagen.



         Vamos casi encima de la carretera y podéis ver que aún hay una caída tremenda.


      Hacia delante comienza a no gustarme mucho lo que veo. En un principio se pone más cuesta abajo.


   Siempre atrás el Cucurucho y no de helados precisamente, sino de rocas y pinos, muchos pinos.


 Se me ha olvidado decir que el Cucurucho, la Moratilla y el Pico del Hierro son reino de buitres.



                 El paisaje final con la zona de cuchillos del Escabas es todo una pasada.


    Un poco más de cerca. Veréis abajo a la derecha como el arroyo del peral parte la cresta.


 Los cuchillos del otro lado del valle, debajo de la Moratilla, se ven imponentes desde aquí.


           Se ven unos coches al lado de la carretera y parece que estamos tan cerca.....


 Pero es la parte más delicada de la ruta. Bajararíamos por ese borde, pero en cuanto se pueda hay que pasarse más adentro, desde donde estoy haciendo la foto.


 De ahí arriba venimos, y aunque este gran fisura por donde bajan los pinos nos pondrían casi abajo, es tal la vegetación de majuelos, zarzas, rosaceas que es imposible de bajar por ahi. La solución es venirse a esta veta de rocas desde donde estoy haciendo la foto.


 Me puse encima literalemente de la cresta de cuchillos que empalma con la de la otra ladera y que no es continua porque el Arroyo del Peral la parte en dos.


 A partir de alli arriba marqué todo con hitos de piedra, pero es un poco tormento de la cantidad de vegetación que hay. Abajo vemos esos tablones que nos ayudan a cruzar el arroyo y llegar a la carretera.

Como comento al principio, llegar abajo fue cabezonería mía, pero no lo recomiendo, pues se pena bastante en este final, y tiene un punto peligroso para los que no estén acostumbrados a este tipo de senderismo. En el caso de hacerla recomiendo bajar desde el mirador hasta que se vean los cuchillos y los túneles, y luego volver a subir para terminar bajando por la senda esa que nace de la tiná de pastores, siempre y cuando se salga de Fuertescusa.


      ¿Como salva la carretera la cresta rocosa? Por lo conocido como la Puerta del Infierno.


 En esta foto podéis ver como a la izquierda el arroyo parte la cresta. La mole rocosa de la izquierda pertenece al Cucurucho, es su final verdadero.


 Otra perspectiva: A la derecha del todo el río Escabas, luego el final de la cresta del Cucurucho, el Arroyo del Peral y luego la Puerta del Infierno, perteneciendo a la cresta de este lado del valle de la Moratilla.


Por último y para despedirnos, voy a mostraros fotos del Cucurucho desde distintas ópticas, siendo una montaña muy bonita y atipica moldeada desde tiempos inmemoriales por las erosivas y calizas aguas del río Escabas y su afluente el Arroyo del Peral.

                          Subiendo a la Moratilla, podemos ver el Cucurucho detrás mío.


 El Cucurucho emergiendo entre los dos valles. A la derecha se pueden ver los Galayos del Escabas VISTO AQUÍ.




           No solo me gusta esta peculiar montañita, sino tambien su genial nombre.



 Una vista más rara: el pueblo de Fuertescusa, y la izquierda este cerro alomado de profusos pinar. ¿Que es?


 En efecto, es la parte trasera del Cucurucho. Uno no se imagina, con esta vista, como puede ser el otro lado. 


 Y la que faltaba: detrás mío la parte izquierda del mirador del Cucurucho, la que digo que es la más vertical, agreste y peliaguda. Foto tomada desde cerca del despoblado ruinoso de Tarayuela.




 El círculo de la Derecha es el el mirador. El circulo del medio es donde está la tinada de pastores y donde comienza la senda que parece que baja a empalmar con una senda vieja que va a la carretera (y digo parece pues no he completado dicha senda y no sé si se puede hacer pero todo pinta que sí).


Esto ha sido todo. Hasta la semana que viene. 

6 comentarios:

  1. hola Toni.

    Valiente y emocionante ruta. Nos vas a aficionar a esto de las crestas,eh! Conociendo un poquillo la zona, me consta que hay pasos bastante comprometidos. Supongo que escudriñando los montes del entorno habrás construido mentalmente otras posibilidades por esas crestas y pasillos que se avistan al otro lado del Escabas, por eso de la creatividad montañera, je,je.
    Bueno, yo volví a la Mogorrita para terminar lo del tema fotográfico en B y N y me tiré todo el día por el cerro. ¿Se os dio bien por Sta.Mª del Val?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Sabes que ese rincón del Escabas es muy prolífico en rocas y cuchillos. Ya lo conozco bastante bien pero seguro que aún trazo alguna ruta rocosa más. La creatividad hay que espolearla.

      A ver si algún día me enseñas ese tema fotográfico tuyo que seguro que están chulas.

      La verdad que no se nos dio muy bien, ya que no encontramos la Cueva, la similla del Val, una cueva horizontal en medio de la Muela del Rebollar. Yo estuve hace 9 años y queria volver y enseñarsela a mi hermano. Unas marcas del sendero PR que pasa por ahí te lleva más o menos cerca, pero no la encontramos y nos rallamos y estuvimos casi toda la mañana buscándola con el todoterreno y andando.
      Por un lado el sendero esta obsoleto y las marcas y postes se están borrando y es una pena. Cuando volvimos, paramos en el Val y le preguntamos a uno, y al decirle que había estado hace 9 años, me dijo que no me imaginaba lo que ha cambiado la Muela en esos años, que él que es de allí , hay paisajes que no sabría distinguirlo del de hace años. Cuando llegué a casa, investigue y donde supuestamente está la cueva que recuerdo que era un loma con algun pino disperso, y algo de enebro y buje tb disperso, ahora es un pinar hecho y derecho.
      Menos mal que al volver a Cuenca, paramos en la Muela de la Madera y nos quitamos el mono con una cuevecilla que hay allí que no conocía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Toma ya que ruta tan aventurera en el siempre marco tan incomparable del Río Escabas. Veo por el mapa que el Cucurucho tiene una altura modesta si lo comparamos con otras cimas serranas, pero resulta una montaña muy fotogénica según perspectivas, y poseer esa cresta le da un plus de atractivo, estaría bien que esa senda tuviera continuidad, así saldría una circular cojonuda pudiendo regresar al punto de partida por buen sendero, ya que las crestas mejor subirlas que bajarlas.
    El entorno de la Puerta del Infierno es espectacular, con todos esos cuchillares.

    Un abrazo, e I+D (la D es más de descubrimiento que de desarrollo) montaraz forever!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Pues yo creo que si tiene continuidad. Llegar abajo llega, el único handicap que puede tener que la maleza se la haya comido. Yo la baje un poco y parecía limpia pero más adelante ya no sabría que decirte.
      La formula sería MS=I+D+C. No sé si serás capaz de desentrañarla, jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Toni...
    Gran aventura Serrana,la que os marcasteis y nos has relatado.La D de descubrimiento que comenta Dani,muy acertada,visto lo visto.
    Imágenes realmente de impresión,con esos cuchillos,que si en las fotos son una pasada,imagino que en directo,lo siguiente...
    Por cierto tu formula,me parece que la C se lo que es...¿algo ''relacionado'' con la cebada?...jajaja

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Tienes toda la razón, esos cuchillos suelen impactar mucho más en directo, y cuando vas por el río u orilla del río y te lo encuentras emergiendo tambien es una pasada.

      Jjajaja, eres buena mente deductora matemática, y has acertado, porque Coca Cola no es.

      Un abrazo.

      Eliminar