domingo, 4 de junio de 2017

HUÉLAMO Y EL VALLE DE VALDONARRE




Huélamo es uno de los pueblos serranos más bonitos de Cuenca. Actualmente tiene unos 105 habitantes, estando a 1316 metros de altitud. Su origen viene de la época árabe, siendo conocido como Walmu en la época del Califato y aunque tiene una fecunda historia llena de sucesos  y personajes históricos, nosotros nos vamos a centrar más en su ubicación natural y en las distintas vistas.

Sito en una pronunciada ladera que hace el valle del Júcar, como si el pueblo huyera del río. Es de imaginar que las crecidas del río antiguamente pudieran anegar el valle por lo que el pueblo se encaramó  150 metros más arriba.

En esa ladera sobresale una gran roca a modo de enorme menhir enclavado, donde antaño parece que hubo un pequeño castillo roquedo, siendo hoy un espectacular mirador.




Hasta ahora las vistas de Huélamo que conocía era las típicas desde la carretera pegada al Júcar, también desde las montañas de la Peña Rubia y Gamelloncillos, al otro lado del valle del río, y desde dentro del pueblo en el merendero del Pozuelo, teniendo de maravilloso fondo la sierra de Valdeminguete con la Mogorrita detrás. Pero en esta ruta de la cual saldremos del pueblo para salvar la loma montaña donde está el pueblo y visitar un valle trasero y escondido que atiende al nombre de Valdonarre. De allí rodearemos por la parte alta el pueblo para llegar a donde están las antenas y de ahí bajar para ver otro mirador en un precioso puntal rocoso donde tendremos unas vistas finales de Huélamo muy bonitas.


 Vamos con algunas vistas de Húelamo ya conocidas en este blog, como esta del pueblo nevado desde cerca del Gamellóncillos.


                                                    O esta desde cerca de la Peña Rubia.



                 O esta tomada a orilla del Júcar, cerca del cruce de Tragacete y Valdemeca.


                      Una última del pueblo desde la carretera viniendo de Cuenca.


 Comenzamos como tantas otras otras rutas desde el frondoso merendero del Pozuelo, al lado del pueblo.


 Nos llama la atención ese cerro rocoso, al que hoy despues de verlo cientos de veces, por fin vamos a subir.


 La visión del pueblo con las estribaciones de la Sierra de Tragacete con la Peña Rubia y el Cerro de la Tajada es fascinante.


       Pero como ya he dicho, vamos a subir a ese mirador en la parte alta de la gran roca.


                    Y a esos efectos, nos dirigimos por las tranquilas calles del pueblo.


 Subimos por una senda en la que se ven restos de viejas construcciones de cuando el castillo estaba aquí me imagino.


               Las vistas que se van tenienda mientras se sube del pueblo son muy chulas.


              Y los amplios horizontes serranos que se van desplegando ya ni os cuento....


 En la parte alta nos topamos con esto, aunque realmente no encuentro mucha información sobre el castillo roquedo que hubo aquí.


 Las vistas hacia la Sierra de Tragacete son siempre una pasada: el estrecho barranco por el que se pasa al Masegar de Huélamo y encima suyo el Cenajo de los Calatravos.


                                             Donde asoma rocosamente la Peña Rubia.


                                                El pueblo visto desde la roca del Castillo.


                                              El opio del pueblo: deporte, religión y toros.


 Vamos a salir del pueblo bordeando la loma donde está ubicado pasando por una zona de huertas y frutales.


                               Donde al dar la curva nos topamos con esta bonita fuente.


                               Que bonitas y frescas las muchas fuentes de Húelamo.


Ya podemos ver la entrada al valle de Valdonarre. Nosotros luego subiremos a la loma de enfrente.

       Huélamo y sus alrededores son parajes de cervidos a punta pala. Aquí el 1º que vimos.


                                             Los pastizales del Valdonarre se ven verdes.


 No obstante, allí hay un potente manantial que viene a echar agua al arroyo de Valdonarre, pequeño afluente del río de Valdemeca.


Nuestra idea era remontar todo el valle de Valdonarre hasta su cabecera, pero ante la ausencia de senda y la profusión de la aliaga muerdepiernas desechamos esa idea y nos subimos a la parte alta de la Loma de Valdonarre. La verdad que se echaba en falta una bonita senda por ese fondo del Valle, aparte que en ese momento se me ocurrió la idea que sería un buen sitio para un refugio de montaña, de esos que los gestiona el Ayuntamiento del pueblo. Lo suficientemente lejos del pueblo como para no molestar, y lo suficientemente cerca para tenerlo controlado. Na.....ni caso, yo y mis peregrinas ideas de una serranía más viva y activa.

 Según el mapa debieran existir alguna senda para subir, aunque nosotros lo que encontramos son sendas de bestias que nos ayudaron a ponernos en la parte alta más comodamente.


 Desde esta ladera vemos la del otro lado del valle, donde ya despunta el bello guillomo entre los pinos.


 Mas allá, en dirección Tragacete, tenemos en primer plano lo conocido como las Torcas de Huélamo y luego en lo más alto del todo el Pico Gamelloncillos con sus 1765 metros de altitudoVisto Aquí

 Ya estamos en la parte alta del Cerro Valdonarre, donde podemos ver el Gamelloncillos a la izquierda y al fondo en el centro derecha de la foto se ve nuestro querido San Felipe y sus 1836 metros.


 Aunque si miramos hacia el otro lado, dirección Valdemeca, quien asoma es otro conocido nuestro, ni más ni menos que el Peñalba.


 Esa zona alta del Cerro Valdonarre se ve muy virgen, cosa que hace que salga este bonito Tejo en medio del pinar. No suele ser muy usual verlos así, aparecer en mitad del pinar sin buscar la humedad de una zona rocosa o algun barranco.


 Toca volvernos y buscar una senda para bajar otra vez al valle, aunque en este caso la senda para volver a Húélamo la tenemos muy clara esperándonos en el otro lado.


 Mientras descendemos se nos abre una bonita vista del valle de Valdonarre cuando se abre y se junta con el valle del río Júcar y del río de Valdemeca.


 Esas fajas rocosas que van de la zona de Mogorrita hacia el Albergue de San Blas son muy llamativas y algún día las veremos.


 Cruzamos el valle y subimos por la vieja senda que se ve más usada por la gente del pueblo.


 Vamos hacia el Cerrillo Bisaltos que es ese puntal donde se ven algunas formas caprichosas.


 Un espejo puesto allí sobre una piedra me sirve para sacar a alguna foto chula como esta de Paco y yo contra el cielo.


 Pero lo que se ve desde aquí es otra vista maravillosa de esas no tan célebres de Húelamo, donde resalta su Iglesia de la Asunción donde se pueden ver cruces de la Orden de Santiago, ya que el antiguo castillo del pueblo perteneció a esta orden.


 Pero aún no vamos a bajar al pueblo sino por una pista iremos por lo alto de la loma bordeando el pueblo mientras tenemos estas maravillosas vistas.


            Estamos a unos 1500 metros cosa que hace que podamos ver aún el Peñalba.


                             Sin duda alguna de los pueblos más bonitos de Cuenca.


                     Ahora toca bajar al pueblo a trochemoche con cuidado en el descenso.


 A la derecha asoma nuestro coche pero aún nos acercaremos a ese otro mirador que hay en el centro de la foto en una roca.


          Va cayendo la tarde y veo que el en cuanto una nube grande deje de tapar el sol.


      Se me va a presentar una luz de atardecer muy interesante para fotografiar el pueblo.


                En Huélamo no es raro ver alguna vez ciervos por las calles del pueblo.


                                                                   Pinchen la imagen.



                                    Un zoom a las calles del pueblo asentado en la ladera.



                                   Este otro mirador es tambien un sitio privilegiado.


 Y nos despedimos con lo que empezamos, la roca del castillo, en este caso con la Mogorrita detras, el monte más alto de la provincia de Cuenca.


              Plano de la ruta realizada siendo el círculo el principio y final de la misma


HHasta la semana que viene!

13 comentarios:

  1. Un reportaje fantástico, yo he nacido en Huélamo, y voy bastante, me alegro que veas a Huélamo como el más bonito de la sierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo.

      Por lo menos uno de los más bonitos si que es, y como soy de Cuenca y me gusta mucho el monte, tengo la suerte de pasar mucho por él, y recorrer su fantástico término municipal.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. De fotos maravillosas de un pueblo que visitaré a mi viaje próximo en tragacete.

    claude Munoz Mondaray

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Claude.

      Ya verás como no te defrauda.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Toni.

    Sin tener que complicarse mucho salen preciosas rutas como ésta en parajes tan queridos y apreciados por nosotros, y Huélamo sin duda lo merece. Esa vista tan montañera de las Torcas, La Tajada y Gamelloncillos desde el pueblo fue precisamente lo que me hizo proyectar en su día una ruta por allí. Y el Peñalba nos vuelve recordar a ese Talayón de la semana pasada.
    Tu idea del refugio de montaña ahí queda, a ver si alguien recoge el guante. El sitio sería ideal, sin duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Si fue una ruta de tarde de cuando sales de currar, que antes de que se te haga de noche tienes unas tres o cuatro horas para andar, y busqué esta por Huelamo. Ya sabes que es un punto neurálgico de la Serranía. Lo del refugio es que gustan tanto este tipo de construcciones integradas en medio del monte que aunque no pernocte en ellas, me parecen de gran belleza. Y al igua que hay pueblos donde en sus términos hay refugios, Huélamo no tiene refugio, y puesto a ponerlo casi mejor al lado de la Peña Rubia, o en la salida del barranco de Valdosos, o en la cima del Peñalba, jajajaj, hay tantos sitios, pero si buscamos un sitio con agua, este escondido valle de Valdonarre es un sitio idóneo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    En la cuatro ocasiones que hemos ido a visitaros a la Serranía no sé cuantas veces hemos pasado junto a Huélamo camino de alguna ruta...y que corcho!!!, también entramos allí a hacernos unas cervecillas, verdad?. Bueno, que me encanta el pueblo, recogidito, coqueto, y con ese peñón, seña de identidad, que lo hace inconfundible y le da personalidad. De los pocos pueblos que conozco de la Serrania, el que más me ha gustado, sin desmerecer a los demás claro está.
    La ruta que montasteis alrededor, muy chula, con muy buenas vistas de algunos de los gigantes serranos.
    Muy bueno lo del opio del pueblo jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Si una vez entramos y nos tomamos las birras en un bar con posters de Led Zeppelin y algún grupo más, jaja. Siendo sincero no suele ser la Serranía un sitio de pueblos bonitos. Los hay pero no muchos y Huélamo es una de ellos por ser ademas centro neuralgico serrano.
      La ruta una de esas de salir de currar y aprovechar la tarde, sin demorarnos mucho pues la noche se nos echa pronto.
      Lo del opio del pueblo es que estaba a huevo, la cancha de basket, la iglesia de turno, y la plaza de toros allí escondida detrás del peñón .
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Toni...
    Otro ''rincón serrano'' realmente precioso.Desde luego que ese pueblo de Huelamo,invita a visitarlo.Solo con las panorámicas desde ese ''Peñón'' ya merece la pena,que por cierto,el castillo que se supone que hubo allí,quizá no fuera muy grande,pero como dominaría ese valle.
    Una ruta con todo el encanto serrano que nos sueles mostrar,sendas algo perdidas,monte a través y magnificas panorámicas(magnifica la faja rocosa)...
    Por cierto,me ha sorprendido,con tan pocos habitantes,esa plaza de toros y si me apuras,ese ''coqueto polideportivo'',porque iglesias hay en todos los pueblos por pequeños que sean...jejeje.
    Magnifica esa imagen del pueblo con el sol del atardecer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Si Huélamo al no estar en la carretera nacional que va de Cuenca a Tragacete y río Cuervo, no se suele ver, y es un pequeño erro pues un solo paseo por el pueblo con visita a los dos miradores y al merendero que tiene allí, con cuatro fuentes y una de ellas manando de las astas de un ciervo es un pasada y solo nos llevará un rato.
      Lo de la plaza de toros fija (hay en los pueblos pero suelen ser portátiles), el polideportivo y la iglesia juntas me pareció muy curioso, jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola Toni.

    Pues si, imagino que su construcción a 150 metros, por encima del río, se debió, para evitar las crecidas del río, que antes llovía y nevaba mucho más que ahora. Me ha gustado mucho, esa ubicación detrás de la peña, en la que parece que la construcción que hay arriba del todo, es un aljibe ..., me recordado un poco al que hay en la Peña San Miguel.

    En cuanto a los mapas, ya me ha pasado más de una vez, que te marca un sendero, y ahí no hay nada, es de imaginar, que lo usaran poco, y al final las aliagas muerdepiernas, y el resto de vegetación, lo acaban perdiendo.

    A ver la próxima entrada, que nos prometiste, que iba a ir sobre pájaros, que al final te va a pasar como a mí, que se nos juntan las vacaciones de un verano con otro, :)

    Salud y Montaña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Si en Cuenca al haber bastante ríos, se ven muchos pueblos que escapando de las crecidas, se encaramaban en las laderas. Eso tambíen haría que echaran buenas piernas serrana con para arriba para abajo, jeje.
      Lo de la vegetación invandiendo antiguas sendas es cada vez más y es una lástima, de todas formas no es lo mismo una senda comida por el Boj o el brezo, que por la aliaga, que muy bonita cuando echa su flor amarilla pero es muy jodida y es una tortura ir por media de ella.

      Uuffff calla que yo tengo entradas sin colgar de hace dos o tres años, pero no desesperéis que la de esta semana va sobre una cueva de aquí de la Sierra de Cuenca y ya empiezo con las golondrinas.....

      Salud, birra fría y montaña ;-)

      Eliminar