domingo, 29 de octubre de 2017

LA RESURGENCIA DE MATA ASNOS EN LA HOZ DE BETETA



Hace un tiempo os enseñé esa extraña curiosidad conocida como el Sumidero de Matasnos en tierras de Beteta y Carrascosa de la Sierra. En época de lluvias es un arroyo que tras un corto tramo por donde discurre entre pinares es engullido por un agujero que no solo se traga el agua sino el cauce entero con su barranco. Ya explico que luego discurre por dentro de la tierra por un tramo para espeleólogos, pero sobre todo para los intrépidos espeleobuceadores, aunque la mayoría de aquello sigue inexplorado debido a la dificultad y peligro de las galerías subterráneas.

Os voy a enseñar la 2ª parte de esa entrada, que trata de por donde vuelve a aflorar esa agua, lo conocido como la Resurgencia de Matasnos. El bello sitio donde lo hace es dentro de la Hoz de Beteta, muy cerca de cauce del río Guadiela, donde echa sus resurgentes y frías aguas.



 

Aconsejaría comenzar viendo la entrada del Sumidero -AQUÍ- para que os hagáis una idea del recorrido de las aguas que vais a ver en esta entrada. No solo me remitiré a la resurgencia de Mata Asnos, sino que veremos más cosas nuevas de la fascinante Hoz de Beteta, uno de esos sitios completamente mágicos de la Serranía y por ende de todo el país. Y digo nuevas, pues ya en su día os mostré en dos entradas, 1 y 2, la senda botánica que va pegado al río Guadiela por dentro  de la hoz, además de otra entrada por arriba, yendo por los bordes rocosos.
Vamos a ver cositas nuevas que no han salido en este blog de la Hoz de Beteta.

Vamos a recuperar una de aquella entrada del Sumidero de Mata Asnos para que veáis como el arroyo y su barranco es engullido por completo por un sima.


La siguiente noticia que se tiene de él, es dentro de la Hoz de Beteta han hecho un túnel por donde pasa por debajo de la carretera.


                     Lo que cae es un enorme y rugiente cascada de varios metros de caída.



Y después llevando sus aguas al Guadiela que es lo que se ve al fondo. Decir que hace uno o dos inviernos llovió tanto durante unos días que en este tramo el agua de Mata Asnos no cabía por ese túnel y desbordó la carretera teniendo que cortarse al tráfico con el consiguiente jaleo que eso supuso, ya que el rodeo que hay que dar por otra carretera es de muchos kilómetros.


Pero vamos a ver de donde vienen esas aguas, por lo que subimos la ladera por donde podemos y allí vemos una corriente de agua.


                        En efecto,  ahí tenemos el arroyo de Mata Asnos caudaloso y limpio.


Que bonito es este tramo donde viendo lo cerca que están las paredes de la Hoz, no debe de estar muy lejos el punto por donde afloran a la superficie.

Detrás de ese punto hay un extensa pedrera o canchal de piedras con musgos y mucha humedad que claramente nos indica que por allí debe salir, pero antes vemos un precioso Tilo no tan famoso como los de la ruta botánica.


                                 Ahí adelante, en esa maraña debe nacer el arroyo.


Y por allí, desde varios puntos afloran las aguas, como en este punto que cada dos o tres segundos hacía un ruido sordo la surgencia.


       Y en otras salen unos borbotones de agua que me dejan completamente hipnotizado.


Rápidamente todas las aguas que manan de los diversos puntos se juntan junto con una tubería puesta en su día para captar agua.


Es todo un espectáculo ver el arroyo nacer y crecer por toda la ladera canchal pedregosa en cuestión de momentos.


                   Desde allí es muy buen sitio para ver la Hoz y al fondo apreciar.....


La Cueva de la Ramera con su escalera armatoste de metal a la izquierda para poder subir.


Al acercarnos al borde y dejar la resurgencia, se nos presenta esta buena perspectiva de la Hoz.


            Ya que estamos hablando de la Cueva de la Ramera, vamos a verla más de cerca.


La senda botánica que va de la Fuente de los Tilos hacia la Cueva del Armentero pasa debajo de la escalera.


                Maru y mi madre en otra ocasión en la escalera por la que se sube a la cueva.


                       Después de la escalera hay que seguir subiendo hasta llegar a la boca.


Desde dentro de la cueva, que tiene dos modalidades, una turística con una visita corta donde se va a una gran sala, y otra más larga solo para espeleólogos, ya que exige reptar por gateras y pasos estrechos.

Dentro de la gran sala turística es muy famosa esta extraña y única formación conocida como la Milhoja, recordándonos a ese postre tan rico, y donde sólo se pueden hacer fotos sin flash.


Desde la boca de la Cueva colgados a mitad de la Hoz también se tiene muy buenas vistas.


Ahora bien, hemos visto que desde que el arroyo es engullido por el sumidero de Mata Asnos en término de Carrrascosa de la Sierra hasta la hoz de Beteta trascurren unos kilómetros por donde el agua va subterránea, pero hay que saber que en todo ese largo tramo en superficie se crea otro vallecete barranco (que es realmente el barranco de Mata Asnos) que va a ir a parar al Guadiela ya al final de la Hoz, casi en el pueblo de Vadillos. Vayamos a ver su final.


                   Por allí se ve un viejo camino que nos lleva a este asentamiento.


Aunque nosotros pasamos de largo pues lo que queremos ver es ese arroyo y sobre todo que lleve agua, pues solo suele hacerlo cuando llueve mucho, y Mata Asnos funciona.


                                Lo remontamos pues tiene tramos rocosos muy estéticos.



                        Que se aderezan con unos cuchillos y crestas muy espectaculares.


Este tramo esta completamente enmarañado y llegar a esa cascada que vemos al fondo es infernal.


Por esta cascada que ha creado esa toba viene a caer el nuevo arroyo de Mata Asnos y sus exiguas aguas.


No solo me embeleso con el arroyo y esa cascada, sino que levantar la mirada es siempre para ver extrañas y caprichosas formas.



              Vayamos allí cerca a ese arco rocoso que sirve de puerta de entrada a la Hoz.


                                       Ya que allí se ve una senda de nueva confección.


Que tras subir un buen rato nos lleva a una de las dos Vías Ferratas que hay en Cuenca, en este caso de carácter privado. Aquí.


          Desde esta altura se ven unas buenas paredes y puntales ideales para las ferratas.


                                  Por ahí se ve como suben las grapas hacia la parte alta.



              Nosotros volvemos a la carretera para ver desde abajo todos estos paredones.


En el río Guadiela se ven buenas pozas.
 
 
Que según qué tramo de río y la época del año cambiara el aspecto.
 
 
En época de lluvias y nieve irá así.
 
 
Tanta agua que la que viene de la Fuente de los Tilos (a la derecha) crea una cascada preciosa.
 
 
No fácil de fotografiar correctamente pero todo un espectáculo.



Y la Fuente de los Tilos así, echando agua con una fuerza inusitada.
 
 
Pongo otra en época veraniega para que os veáis la diferencia. Me cuenta Rafa Calle, un oriundo del Lugar, de Carrascosa, que en Beteta la conocen como Fuentes Corrientes desde que se construyó hace muchos años la pequeña Central Hidroeléctrica.
 
 
Aunque para eso, la Hoz deber de estar como en esta ocasión invernal que fui.
 
 
Si seguimos por la Hoz, pegada a la carretera está la Casa de la Toba. No es fácil de ver pues no hay sitio para dejar el coche, teniendo que hacerlo en el área de la Fuente de los Tilos.
 
 
La casa por dentro.
 
 
Completamente hueca y con vistas a la Hoz.
 
 
La Casa de la Toba vista desde el otro lado de la Hoz.
 
 
Pero sigo con mucho cuidado por la carretera , y dando un aviso aquí que sus cunetas son un nido de guarrería y suciedad tremendo. No entra en mi cabeza que alguien se beba una lata en el coche, baje la ventanilla y tire la lata. ¡¡Cuanta gente malnacida hay, copón!!
 
 
Desde la carretera y cambiando la época, podemos ver el Otoño en la Hoz, la Cueva de la Ramera a la derecha y en medio parece otra cascada de agua.
 
 
En efecto, de la conducción del canal que lleva agua por dentro de la roca en mucho tramos hacia la Central de Vadillos, tiene sitios por donde rebosa el agua.
 
 
Creando de manera artificial un rincón muy bonito.
 
 
Que arrambla toda el agua por la ladera hasta llegar al río.
 
Os pongo un par de fotos de cuando recorrimos parte de la Hoz por los bordes de la parte superior.
 
 
Y aquí el enlace de aquella magnífica excursión.
 
 
El pueblo de Vadillos (perteneciente a Cañizares) guarda la entrada a la Hoz de Beteta.
 
 
Con su Ermita muy cerca de la entrada de la Hoz despido esta entrada.
 
 
Decir que todas estas maravillas que os he enseñado están dentro del Monumento Natural de la Hoz de Beteta y Sumidero de Mata Asnos.
 
Hasta la semana que viene.
 

10 comentarios:

  1. Enhorabuena por la entrada. Magnífica como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi. Enseñando un poco más exhaustivamente sitios célebres.

      Eliminar
  2. Hola Toni.

    Magníficos secretos y rincones de ésta Sierra "antisierra", como tú describes en otras entradas. Una Hoz para disfrutarla sin prisas por sus aéreos caminos o entre sus paredones y el río. A ver si vuelven las ansiadas lluvias y vemos esas surgencias y fuentes descargando agua a mansalva.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés.

      Jejjeje, aquello de Sierra "Antisierra" lo leí en algún sitio, aunque la definición completa era eso y "Sierra hacia dentro".

      Yo ya no digo ná del tiempo. El frío sabemos todos que terminará llegando pero el agua....

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Agua que aparece, desaparece y vuelve a aparecer, magia...serrana!!

    Qué bonita y cuantas cosas interesantes, unas más accesibles, otras menos, tiene esta Hoz de Beteta, y que bien nos las has enseñado, mostrándosnolas en distintas épocas del año. Como nos gustó esa visita a la Cueva de la Ramera, y también ese paseo de los tilos. A ver si en nuestra próxima visita cae una ruta más aventurera por esta hoz ;-).
    Voy a ver si termino ya de una la crónica de la Peña Rubia, sino de aquí al domingo me pillará el toro jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Terminaría la frase con....agua que desaparece y ya no la volvemos a ver, jejeje.

      Si es que se nos echa el toro encima a la mínima. Ya te lo diré pero estoy pensando hacer a partir del año que viene la cadencia de las entradas quincenal. Es una idea...pero probablemente lo haga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Toni.

    Como siempre preciosa esta hoz de Beteta, y curioso el sumidero de Mata Asnos (no leí la primera entrada, pero me pica la curiosidad de donde le viene ese nombre), que me ha hecho recordar lo que pasa con las aguas del glaciar del aneto que desaparecen en el Forau d’Aigualluts y vuelven aparecer Es Uelhs deth Joeu.

    Cada vez que leo una entrada tuya o de Dani, me dan ganas de coger la furgoneta e ir para la Serranía, la verdad que me tiene encandilado y con ganas de conocerla. Me han gustado mucho esos senderos botánicos que la recorren, y por supuesto esas fajas, que permiten verla a vista de pájaro.

    Impresionante la fuente de los Tilos, menudo mangazo de agua que llevaba ese invierno, tiene hasta su propia ferrata, aunque he visto por ahí que son 15 €, me parece una burrada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      También había oído hablar de lo del Forau d´Aigualluts. Lo de Mata Asnos, una de las explicaciones puede ser que por aquí por la sierra de Cuenca cuando el sitio es una cuesta con mucha pendiente, mucha roca suelta, lleno de vegetación se suele decir que es una cuesta de matar asnos pero ya te digo que no lo sé bien la procedencia.

      Lo de la Ferrata no tenía ni idea del precio.

      Pues no te lo pienses mucho, Invierno y Primavera y otoño (aunque está muy seca esta vez) es idónea para visitarla, y si concordará, también tendríais guía ;-)

      Eliminar
  5. Hace unos años fuimos por esos parajes y como mi hijo era muy pequeño, decidimos que en la próxima ocasión ya haríamos senderismo. Muchas gracias por el blog, me está facilitando mucho el turismo que vamos a hacer este verano.
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que! Si tienes alguna duda, no dudes en preguntarme por si puedo resolvértela.

      Un saludo.

      Eliminar